ABCDEFGHIJKMNOPQRSTUVWXYZAAABACADAEAF
1
Olejnik
2
EditorialISBN-EANEjs.AutorAutor de:Titulo - Sub.tituloAñoEdicionPágs.Materia Derecho Sub. Materia
Encuadernación
Formato (cm)IdiomaReseñaLINK
3
Ediciones Olejnik9789563923445Abboud Castillo, Neylia L.NicaraguaCuidado compartido. Una propuesta viable20181era.206 3.090 Rústica23,00 x 16,00EspañolEl Derecho administrativo se ha descrito como «La prèmiere des sciences inexactes y la dèrniere des Beaus Arts» (Anónimo): por un lado debido a su especificidad y, consecuentemente, a la dificultad de su comprensión —«arduus iuris»—; y por el otro, al considerarse los refinamientos conceptuales y técnicos del Derecho administrativo que constituye el trabajo especulativo más acucioso y más fino de la ciencia jurídica a partir del Siglo XIX —«ars iuris»—.
Y es que como señala M. HAURIOU, la construcción técnica del Derecho administrativo resulta muy interesante para quien tenga la paciencia de estudiarlo, y el mecanismo es incluso fácil para quien quiera aprender su juego. Pero esto no quita que sea muy especial, muy diferente del Derecho común o general y que, al exigir un aprendizaje, suponga un esfuerzo complementario. En todo caso, concluye, si queremos salvar la esencia del Derecho administrativo, urge simplificarlo para reducir al mínimo lo que tiene de especial y para hacer su manejo aún más fácil.
En tal sentido, estimamos que la comprensión de una ciencia jurídica como el Derecho administrativo, por un lado, debe buscar unos postulados que en lo posible puedan ser compresivos y fundamentales de todas las materias basilares que lo componen; y, por el otro, no por buscar mayor claridad debe caer en la mera enumeración.
Por ello, el estudio teórico y crítico del Derecho administrativo contemporáneo ha de hacerse desde las que podríamos llamar junto con la doctrina, los dogmas, las ideas cardinales, las grandes líneas o bases estructurales, como indistintamente se los denomina —en cuanto ideas-fuerza, pensamientos o fundamentos científicos que vertebran la construcción jurídica del sistema de Derecho administrativo—, y ello exige con carácter inicial, la formulación de unas ideas ordenadoras o postulados con vocación explicativa coherente y plausible que determinan un marco conceptual mínimo de referencia en cuanto que son, de alguna forma, ideas imprescindibles para la comprensión de un Derecho administrativo que puede llegar a ser extenso, complejo y diverso.
4
Ediciones OlejnikAcosta Pizarro, GabrielaChileEstatus juridico de los animales. Los animales20211era.78 1.170 Rústica´23,00 x 16,00Español“Luis Arroyo Zapatero es un penalista comprometido con el Estado Social y Democrático de Derecho, que por sus ideas políticas ha conocido de persecuciones y encierros. Este vallisoletano devenido manchego, no sólo por vocación sino debido a la magna obra que llevó a cabo como primer rector democráticamente elegido de la Universidad de Castilla La Mancha, como buen conocedor de la obra cervantina y discípulo del gran Marino Barbero Santos, hoy nos regala este libro sobre los temas que ha trabajado en sus últimos años. La lucha contra la pena de muerte, la militancia a favor de la dulcificación de las penas, su obsesión por rescatar los nombres mayúsculos de la historia de las ciencias penales y su compromiso docente, son acá muestras de sus dotes para ser catalogado como hombre de las ciencias penales de ambos lados del Atlántico.”
Matías Bailone
5
Ediciones Olejnik9789563927023Adams, John ClarkeUSADerecho administrativo norteamericano20201era.94 1.410 Rústica23,00 x 16,00EspañolEl pensamiento jurídico moderno, al adentrarse en las ideas del llamado Derecho Público, no puede trascender a la interpretación iurispublicística, ya sea en clave liberal o en clave democrática, de la recepción de las instituciones, ideas y legislaciones que la determinan y expresan. Dentro de estas concepciones hay que destacar aquellas que sostienen, desde el romanismo, que entre los principios de una república democrática perfectible, está la participación ciudadana en la formación de la voluntad estatal. Esta obra monográfica se centra en la argumentación de una adecuada construcción teórica de la recepción de los principios del Derecho Público Romano en Cuba, para contribuir al perfeccionamiento jurídico de la participación política del ciudadano. Se asistía a un insuficiente abordaje científico que fundamentara la recepción del Derecho Público Romano, de hecho no existe hasta hoy un libro, sobre la materia en cuestión, en Cuba. Esto trajo como consecuencia un desconocimiento de las auténticas raíces cubanas y, por tanto, de los orígenes y los principios romanistas que ha recepcionado el republicanismo cubano en materia de participación política. Si se tiene en cuenta que uno de los retos fundamentales a enfrentar en los próximos años es el desarrollo de nuestro Nuevo Texto Constitucional, en dicho proceso deberán considerarse los principios del Derecho Público Romano, provenientes de lo más avanzado y universal de la teoría democrática y que están en las bases de la historia constitucional patria. Es por ello que no resulta disonante fundamentar, desde los inicios y los principios romanistas que ha recibido el actual diseño de la participación política del ciudadano, las principales líneas que son base del diseño democrático en Cuba.
6
Ediciones Olejnik9789563926057Adomeit, KlausAlemaniaIntroducción a la teoría del derecho20191era.122 1.830 Rústica23,00 x 16,00Español
7
Ediciones Olejnik9789563928037Agurto Gonzales, CarlosPerúDerecho privado y comparación jurídica20201era.248 3.720 Rústica23,00 x 16,00EspañolEl 4 de octubre de 1999, en un Congreso de penalistas alemanes, celebrado en Berlín, Günther Jakobs causó un gran revuelo al hacer mención de la existencia de un Derecho Penal del enemigo, contrapuesto a un Derecho Penal del ciudadano. Hizo referencia a que en determinados ámbitos de la criminalidad existe efectiva-mente un Derecho Penal del enemigo, por ejemplo, en relación con el tráfico de drogas, la delincuencia organizada, el terrorismo, la delincuencia económica y los delitos sexuales. Señaló la necesidad de delimitar el Derecho Penal del ciudadano y el Derecho Penal del enemigo. Con respecto al enemigo le negó el carácter de persona, indicando que quien pretende ser tratado como persona debe dar a cambio una cierta garantía cognitiva de que se va a comportar como persona, si no existe esa garantía o incluso es negada expresamente, el derecho penal pasa de ser una reacción de la sociedad ante el hecho de uno de sus miembros a ser una reacción contra el enemigo. En el Congreso la exposición de Jakobs provocó una fuerte reacción, ya que la mención del enemigo, fue relacionada por algunos con el pensamiento de Carl Schmitt y con el Derecho en el régimen nazi, a lo que se unió la crítica a Jakobs por no considerar al enemigo como persona. La discusión sobre el Derecho Penal del enemigo adquirió una gran importancia luego del 11 de septiembre de 2001, dando lugar a numerosas publicaciones. Mientras tanto, Günther Jakobs negó toda relación con el pensamiento de Carl Schmitt y cualquier ligamen con las arbitrariedades en que incurrió el régimen nazi. Sobre ello, en este libro se analiza el pensamiento de Günther Jakobs sobre el Derecho Penal del enemigo y el Derecho Penal del ciudadano, comparándolo con la dicotomía amigo-enemigo, realizada por Carl Schmitt y por el régimen nazi.
8
Ediciones Olejnik9789563927870Agurto Gonzales, CarlosPerúDaño a la persona en la experiencia jurídica italiana20201era.96 1.440 Rústica23,00 x 16,00EspañolEl libro que ahora se presenta es el resultado de mi tesis de Doctorado en Derecho y que fue defendida en la Pontificia Universidad Católica de São Paulo (PUC/SP). Mi formación científica lo he realizado dentro de la escue­la del Constructivismo lógico-semántico y por esta razón he buscado que mis libros (al igual que mis demás escritos) se respalden en las rigurosas catego­rías de la Teoría General del Derecho, Lógica Jurídica, Semiótica del Derecho y en la Filosofía del Lenguaje. Las personas que se deparen por primera vez con este libro se preguntarán, ¿y qué es constructivismo lógico-semántico? El constructivismo es un método de trabajo hermenéutico que ha dado buenos resultados, dado que otorga la rigurosidad científica a los términos del discurso del Derecho Positivo y de la Ciencia del Derecho porque reduce las ambigüedades y vaguedades que se encuentran en los textos jurídicos. Este método de trabajo fue desarrollado de forma pionera por Lourival Vilanova y actualmente es muy difundido por el profesor Paulo de Barros Carvalho en Brasil y en el extranjero.
En este trabajo analizo el hecho jurídico tributario denominado “mora”. Para que pueda cumplir con mi objetivo de pretensiones científicas considero que también se debe analizar el trayecto de la incidencia de la regla matriz de incidencia tributaria (de forma conjunta con las demás normas del sistema tributario, dado que entran en el cálculo normativo con la RMIT). Nuestro objeto de estudio no solo es el análisis de la regla matriz de incidencia tributaria, sino todas las normas que, de forma directa o indirecta, se vinculan con el sujeto pasivo o con el sujeto activo, tanto en la obligación tributaria en sentido estricto como en la obligación de restitución del pago indebido tributario.
Robson Maia Lins
9
Ediciones Olejnik9789563924978Agurto Gonzales, CarlosPerúDerecho privado, persona y responsabilidad civil20191era.180 2.700 Rústica23,00 x 16,00EspañolEn una sociedad los individuos para desarrollar mejor sus relaciones entre sí y solucionar conflictos –internos o externos–, buscan una tercera persona que ordene la misma a los efectos de lograr sus objetivos. En una tribu se elige un cacique, en una aldea un jefe, en el sistema feudalista al señor feudal, en una monarquía a un rey.
En un Estado o nación contemporáneamente, el tercero está constituido por un cuerpo orgánico y sistemático de normas. La aspiración de lograr la prevalencia del derecho por sobre el Estado, ha sido la finalidad perseguida por Occidente desde las postrimerías del Siglo XVIII, que eclosiona con la construcción germana del “Estado de Derecho”.
En las Revoluciones de EE. UU. -1776- y de Francia -1789-, nace la etapa constitucional, donde esa tercera persona no es un conglomerado de normas, sino, justamente, la “Constitución”. Dicha norma fundamental, además de ser un instrumento para Solucionar conflictos entre personas, establece derechos y garantías para todos los ciudadanos y la forma de gobierno, sus límites y facultades exclusivas.
En cuanto a su influencia en el sistema normativo, la Constitución sirve de base normativa, de superioridad y de guía para el dictado de las normas de inferior jerarquía.
El derecho constitucional es la rama del derecho público que tiene por objeto estudiar las normas constitucionales que se refieren a la estructura del Estado, a la organización y competencia de los poderes del gobierno y a los derechos, garantías y obligaciones individuales y colectivos, así como las instituciones que los garantizan, como también la jurisprudencia, doctrina, práctica, usos y costumbres Nacionales.
Patricio Maraniello
10
Ediciones Olejnik9789567799428Ajani-GraziadeiItaliaDerecho comparado y teoría jurídica20171era.128 1.920 Rústica23,00 x 16,00EspañolUna exposición del proceso civil romano suficiente para ofrecer un cuadro acabado de tan difícil materia no es posible en las pocas páginas de que aquí disponemos.
En el presente compendio aludiremos sólo a las cuestiones más importantes del proceso clásico. En cuanto a la época preclásica y a la del llamado procedimiento cognitorio, nos limitaremos a simples alusiones.
Los jueces eran de varias clases y podían actuar formando tribunales unipersonales o colegiados. El más antiguo y el que regularmente actuaba era el juez llamado unus iudex. Otra clase es el arbiter; se distingue del unus iudex solamente por el libre arbitrio de que gozaba para dictar la sentencia (arbitrium), y porque podía actuar en tribunal colegiado con otros arbiter. Como jueces de tribunales exclusivamente colegiados encontramos los recuperatores; en su origen estaban llamados a conocer de cuestiones internacionales, más tarde actúan en procesos entre ciudadanos romanos y son preferidos por la celeridad de su procedimiento. Por último, un tribunal muy peculiar fue el de los centunviros (centumviri). Actuaba desde el siglo II como Tribunal de superior rango en ciertos procesos (como eran los referentes a derechos reales, sucesiones y familia) a petición de las partes, en vez del juez único.
Leopold Wenger
11
Ediciones Olejnik9789563921342Alarcon Cabrera, CarlosEspañaCausalidad y normatividad20181era.168 2.520 FILOSOFÍARustica23,00 x 16,00EspañolLa cosificación de los animales no humanos posibilita que, en general, se les trate como meros objetos, que son utilizados para satisfacer diversos intereses del ser humano. Esta concepción antropocéntrica pretende justificar la dominación que los seres humanos ejercen sobre el resto de los animales, pretendiendo legitimar y naturalizar la violencia y la crueldad desplegada contra ellos.
El movimiento de defensa animal surgió en la década de los 70 del siglo XX, en los países de habla inglesa, y rápidamente se extendió al resto del mundo. Este movimiento tiene diversos antecedentes, que abarcan desde la compasión budista hacia todos los seres vivos, el vegetarianismo de Pitágoras, las protestas de Plutarco contra el circo romano, hasta la convicción de San Francisco de Asís de que los animales son nuestros hermanos menores. Se nutre también de la Ilustración, en las voces de Bentham, Hume, Voltaire o Rousseau, que también protestaron contra la crueldad hacia los animales.
Actualmente, algunos países con legislaciones más modernas han optado por darles a los animales no humanos un estatus jurídico intermedio entre cosa y persona, como seres dotados de sensibilidad, o mejor conocidos cual “seres sintientes”, como en el caso de Francia. Otros países han declarado en sus legislaciones que los animales no humanos “no son cosas” y que serán protegidos mediante leyes especiales, pero no les han otorgado un estatus jurídico definitivo, que sería el caso de Alemania y Suiza. No obstante, estas legislaciones no les otorgan reales derechos ni los consideran como sujetos de derechos. Este ensayo busca analizar las distintas posturas doctrinarias que avalan la existencia de los derechos de los animales y busca también criticar el actual estatus jurídico de los animales no humanos, proponiendo un estatus jurídico que sea conforme a su naturaleza.
12
Ediciones Olejnik9789563921762Alarcon Cabrera, CarlosEspañaEstudios de deóntica20181era.128 1.920 Rústica23,00 x 16,00EspañolEsta es una obra original sobre la denominada por su autor “Constitución administrativa”, que debe estudiarse en la ciencia del derecho dentro del fenómeno o proceso de su “consti-tucionalización” en general, y del derecho administrativo, en particular.
Considera José Araujo Juárez que la Constitución debe estimarse no sólo por su valor político de creación y organización del Estado Constitucional sino, también, como norma jurídica de aplicación directa e inmediata, sin necesidad de desarrollo legal, y prevaleciente sobre la propia ley, siendo el “marco constitucional” de todas las ciencias dogmáticas del derecho.
Es por ello que posee una incidencia especial en lo referente a la regulación de la organización y funcionamiento de la Administración pública, sus relaciones con las personas, así como las garantías jurídicas correspondientes, “signos” o “núcleo identificador” de la ciencia que estudia el derecho administrativo.
DEL PRÓLOGO
13
Ediciones Olejnik9789563922561Alarcon Cabrera, CarlosEspañaFenomenología, semiótica y derecho20181era.174 2.610 CONSTITUCIONALRustica23,00 x 16,00EspañolAun cuando me interesa mucho más desarrollar y defender una teoría acerca del significado de la Constitución que discutir lo que juristas y académicos han escrito acerca de dichos temas, debo decir algo sobre el argumento más importante de todos los que han tratado de negar mi hipótesis principal: que la Constitución tiene un significado independiente de lo que cualquiera en particular querría que tuviera. Si puedo demostrar que nadie puede negar eso con éxito, puedo continuar con la discusión de la Constitución en sí. Aquellos lectores cuya idea sobre estos asuntos se maneja más por un sentido común seguro que por doctrinas académicas o hábitos profesionales estarán de acuerdo de inmediato en que, de hecho, debemos presuponer, y así lo hacemos, un significado constitucional independiente y que las cuestiones más interesantes y difíciles conciernen al significado de la Constitución y cómo debería éste influir en las decisiones de aquellos que quieren seguirla. Sin embargo, los argumentos contra la posibilidad de un significado constitucional independiente continúan influyendo en los académicos.
Sotirios A. Barber
14
Ediciones Olejnik9789563921199Alarcon Cabrera, CarlosEspañaLecciones de lógica juridica20181era.208 3.120 Rústica23,00 x 16,00EspañolAnalizar el Derecho Internacional Tributario a la luz de las categorías del constructivismo lógico-semántico y de la Teoría de los Sistemas de Niklas Luhmann es el desafío que Jonathan Vita enfrenta al escribir este libro.
Ambas propuestas están fundamentadas en bases filosóficas definidas, muy distintas en sus concepciones, pero compatibles si la perspectiva del autor se atuviera, como de hecho se atiene, a determinados puntos que muestren, desde luego, el perfecto cuidado de los objetivos de cada una. El constructivismo es, en primer lugar, un método de trabajo, una forma de componer el discurso preservando la integridad sintáctica del texto, al mismo tiempo en que mejora su dimensión semántica mediante especificaciones de sentido exigidas en la progresión del mensaje. Y nada de esto se obtiene, claro está, sin la adecuada consideración de los efectos pragmáticos pretendidos por el emisor con la emisión del acto del habla. Por el contrario, Luhmann ofrece una visión grandiosa del tejido social como un todo, acentuando la relación entre los distintos subsistemas en un intercambio comunicacional dinámico y permanente.
Ahora bien, en el ámbito de los amplios horizontes de la autopoiesis, lo suficiente para comprender la magnitud del conjunto, no se esperaría que dichas teorías pudiesen quedar meramente yuxtapuestas, al punto de operar en función de complemento. Por consiguiente, aquí reside el mérito de Jonathan: reconoce, en el espacio de las dos proyecciones teoréticas, cuáles son los puntos que admiten la conjugación de las materias en un, por así decir, corredor de intersección en el curso del cual podría fluir el diálogo, establecerse la conversación. Dicha maniobra epistemológica ya viene siendo objeto de especulación, por ejemplo, en la consistente obra de Celso Campilongo, comprendiendo los pensamientos de Luhmann y de Kelsen, en un trabajo cuidadoso que requiere la insistente vigilancia del autor para evitar el castigo del sincretismo vulgar.
Paulo de Barros Carvalho
15
Ediciones Olejnik9789563921946Alarcon Cabrera, CarlosEspañaNormas y paradojas20181era.268 4.020 Rústica23,00 x 16,00EspañolEl Derecho ocupa una posición altamente significativa, pues cualquier sistema jurídico expresa de la manera más gráfica y real lo que representa una sociedad. Muestra tanto lo que se predica como lo que se practica. Dice lo que oficial y públicamente se considera justo y lo que se hace oficial y públicamente cuando las cosas van mal. Notemos, de paso, que lo que se considera y hace oficial y públicamente puede estar en contradicción con lo que se considera y hace extraoficial y secretamente, pero sin embargo sorprende lo mucho que podemos aprender, en las leyes, códigos y repertorios de casos soviéticos, así como en los extensos comentarios y críticas de los tratados y revistas jurídicas, acerca del funcionamiento actual del sistema.
El derecho soviético no es solamente un producto del socialismo marxista, y el conflicto entre socialismo y libre empresa no es en absoluto la única cuestión planteada en la presente pugna internacional. El derecho soviético es también un producto de la historia rusa, es derecho ruso de la misma manera que nuestro propio derecho no es “capitalista” o “democrático”, sino americano. Cada uno de los sistemas contiene una mezcla de características no solo socialistas y capitalistas, sino también de elementos precapitalistas arrancados de muy diferentes etapas de su historia pasada. Los derechos no pueden clasificarse limpiamente en términos de fuerzas socioeconómicas. Los sistemas jurídicos se han construido lentamente, a lo largo de los siglos, y en muchos aspectos resultan notablemente impermeables a los cataclismos sociales. Esto es tan verdadero del derecho soviético, construido sobre los cimientos del pasado ruso, como del derecho americano, con sus raíces en la historia inglesa y de la Europa occidental. Algunas de las diferencias básicas entre ambos tienen su origen en la polaridad existente entre la historia rusa y la historia occidental durante casi un millar de años. No solamente Marx y Calvino, sino también los reyes protestantes y los zares rusos, los papas católicos y los santos ortodoxos, han dejado sus huellas en la “competición entre sistemas”.
Harold J. Berman
16
Ediciones Olejnik9789563922936Alarcon Cabrera, CarlosEspañaValidez, lógica y derecho20181era.102 1.530 Rústica23,00 x 16,00Español¿Qué cosa es el «delito»? Es necesario advertir con presteza que el término delito es genérico, porque en nuestro ordenamiento el delito (reato) se escinde en el «delito» y en la «falta». Pero aunque existan bajo el aspecto político tendencias que quisieran confinar las contravenciones en el campo de los ilícitos administrativos y separarlas del Código penal, ontológicamente no subsiste diferencia alguna entre las dos formas de ilícito penal; solo hay un tratamiento penal menos severo en las contravenciones, dada su mínima carga de lesividad. El delito, bajo un aspecto formal, es la violación de una norma provista de sanción penal. No existe otra posibilidad de definir el delito cuando se quiera contemplar solo sus momentos o connotaciones externas. Será una tautología, pero es el único modo o la única forma a través de la cual puede ser definido el delito.
El delito no está solo en la tipicidad y antijuridicidad del hecho de un sujeto. Está también en la culpabilidad. No existe, en verdad, delito si el hecho del que se discute no es también un hecho culpable. Sobre la culpabilidad tendremos ocasión de volver pronto. Pero es desde ahora necesario clarificar la sustancia del concepto y su significado penal. Mientras que en la antijuridicidad se muestra el momento social del Derecho penal en cuanto se trata de calificar un hecho como lesivo de un interés de todos los asociados, en la culpabilidad viene a la luz el momento típicamente personalista de la imputación penal, en el sentido de que mediante este juicio se trata de ver si por la perpetración de un hecho típico o lesivo pueda ser dirigido un reproche a un determinado autor. Y es aquí cuando en realidad coinciden, al menos en el actual momento histórico, la ética y el Derecho penal, porque hacer a alguno responsable de un hecho significa expresar un juicio negativo sobre el acto de voluntad que está en la base de la acción delictiva.
Giuseppe Bettiol
17
Ediciones Olejnik9789563925036Albert, HansAlemaniaCiencia del derecho como ciencia real y otros20191era.108 1.620 Rústica23,00 x 16,00EspañolEn las últimas décadas, los sindicatos estadounidenses han alcanzado un poder y una responsabilidad sin precedentes. Al principio su desarrollo fue más lento que el de los sindicatos de muchos países europeos, a causa del carácter especial de la economía norteamericana. Tres grandes etapas, correspondientes a la evolución económica de los Estados Unidos, marcan el desarrollo de los sindicatos.
La primera, que abarca la mayor parte de la historia del país, fue una era especialmente agrícola y de pequeña industria, en que había muy poca diferencia entre el capital y el trabajo. Las amplias oportunidades que gozaban las pequeñas inversiones y el trabajo independiente se mantuvieron mediante la escasez de población y el proceso de expansión de las áreas no colonizadas.
Durante la segunda etapa, el trabajo se fue diferenciando progresivamente como un sector aparte. Un grupo de trabajadores cada vez más amplio y consciente, surgió en relación con el crecimiento de las grandes empresas. Sin embargo, las organizaciones sindicales continuaron teniendo una importancia relativamente pequeña, a causa de que muchos jornaleros no se consideraban como miembros de un grupo distinto, que necesitaba sindicatos que mantuviesen sus intereses, y porque los esfuerzos para organizarse tropezaban con serios obstáculos.
La tercera etapa, que se extiende hasta el presente, ha sido un período de organización de los trabajadores, cada vez más intenso y triunfante. Los jornaleros se han sindicado, no tanto por 'conciencia de clase' (en el sentido marxista) como por aceptación de los básicos principios y costumbres norteamericanos de libre asociación y ayuda colectiva. Estas tres fases de la historia del trabajo no tienen límites exactos en el tiempo ni en la geografía.
Witt Bowden
18
Ediciones Olejnik9789563925890Albiez Dohrman, Klaus JochenEspaña
Disposiciones patrimoniales en vida para después de la muerte
20191era.270 4.050 Rústica23,00 x 16,00EspañolEl juez domina a los hombres, escucha sus querellas y dirime sus culpas. Como en los vecinos Países Bajos los canales encauzan el agua de mil ríos y los diques contienen las obras del mar, así la justicia domina la turbulencia de las pasiones y pone cauce a las aguas desbordadas de la vehemencia.
Este libro será el compendio de toda esa labor. La fantasía no ayudó a corregir lo que la vida había escrito ya sobre la tablilla del pasado, como el más consumado escritor. Mi mano fue sólo la transcriptora de la fría prosa de las actas y de los legajos. Y si algunos jueces creen que es más el libro de un escritor que el de un colega, la culpa será sólo de la realidad de la vida, que modeló sus casos con la paciencia de un verdadero artista.
Este libro está también dirigido a Dios. El solo cierra el círculo formado por culpa y expiación y nosotros debemos de rogar en todo instante para que su gracia se nos acerque tanto como nosotros nos acerquemos a ella, alejándose a su vez cuando nosotros nos alejemos también. El péndulo de la humana vida oscila entre la sublimidad y la bajeza, entre el cielo y el abismo, la bondad y la maldad y la misericordia y la dureza. Los demonios se alojan en el corazón del hombre y quien permanece virtuoso triunfa en la batalla de la voluntad contra los espíritus de las tinieblas.
Erich Brautlacht
19
Ediciones Olejnik9789563921120Albiez Dohrman, Klaus JochenEspañaModerno derecho alemán de obligaciones20181era.144 2.160 CONSTITUCIONALRústica23,00 x 16,00EspañolEn el ejercicio de tales derechos políticos, individuales y colectivos, sin duda, pueden surgir situaciones de conflicto entre ellos, en cuyo caso, el intérprete y, específicamente, los órganos judiciales, como en todo caso de conflicto entre el ejercicio de derechos diferentes, deben establecer la debida ponderación entre los mismos y determinar cuál debe prevalecer sobre el otro en un momento y en una circunstancia determinadas.
Esa es la situación que se ha planteado, precisamente, y es de lo que trata este libro, entre el ejercicio del derecho político colectivo a la democracia y a la alternabilidad republicana, y el ejercicio del derecho político individual de una persona a ser reelecta, lo que ha exigido determinar si las restricciones impuestas en las Constituciones a la reelección presidencial son o no legítimas y aceptables en una sociedad democrática. El tema ha sido objeto de importantes y contradictorias decisiones por parte de Jueces Constitucionales latinoamericanos, todas las cuales se analizan en el libro, en el cual se recogen tres estudios sobre estos temas, elaborados en ocasiones distintas y por agregaciones sucesivas.
20
Ediciones Olejnik9789563926132Alcalá-Zamora y Castillo NicetoEspañaProceso, autocomposición y autodefensa20191era.236 3.540 Rústica23,00 x 16,00EspañolLa doctrina ética de Tomás de Aquino ha permanecido demasiado desconocida. Al poco de morir él, algunas tesis fundamentales suyas fueron condenadas por la Inquisición de París, y estas condenas se repitieron poco después en la Inquisición de Oxford. Lo rehabilitó el Papa Juan XXII, pero los siglos XIV y XV fueron dominio de los autores nominales, como Juan Duns Scoto y, algo más tarde, de Juan de Gerson, Conrado de Summenhart, Jacobo Almain o Gabriel Biel.
La corriente conocida como “Segunda Escolástica Española” siguió su pensamiento muy de lejos, aunque habría que hacer muchas matizaciones y excepciones. Baste ahora decir que, bien cayó en la metafísica exasperada de Gabriel Vázquez de Belmonte o de Luis de Molina, o bien en el nominalismo de Francisco Suárez. Como es frecuente ver en la Escolástica una línea continua que culmina en Suárez, la deformación de la doctrina tomista es grande. Además, los que se ocuparon de Tomás de Aquino en esta época, sólo tuvieron en cuenta, por la general, una sola de sus obras, la “Suma teológica” y, aún así, sectorialmente.
Es necesario el contraste de los textos tomistas con los de los otros escolásticos para entender contextualizadamente la aportación del de Aquino que, con su doctrina de los fines, al margen de órdenes o mandatos, resultaba demasiado complicada para la mayor parte de los estudiosos de entonces.
21
Ediciones Olejnik9789567799930Almanza, FrankPerúTécnicas de litigación oral y argumentación en juicio20171era.344 5.160 Rústica23,00 x 16,00EspañolEl presente volumen es fruto de un decenio de estudios y ha sido madurado en el contexto de las investigaciones marxistas italianas que en esta postguerra aportan —debe reconocerse— una importante contribución a la reconstrucción filológica y científica del pensamiento de Marx, aunque no tengan hasta hoy amplia notoriedad en escala internacional.
A pesar de que es difícil esquematizar en esta materia, conviene señalar al lector de lengua española que la dirección principal de tales investigaciones está representada por la crítica a la tradicional concepción que considera a Marx como discípulo de Hegel. De acuerdo con esta concepción, Marx se habría limitado a liberar la dialéctica hegeliana de la prisión del sistema idealista, para comprenderla en un sistema materialista. Los estudios italianos, en realidad, han apuntado a la integral independización de la misma dialéctica de Marx respecto de la prisión del “residuo hegeliano” que, en gran parte, le fue sobrepuesto por Engels y por otros comentaristas. Asimismo, han tratado de reconstruir la dialéctica marxista como un órgano de pensamiento que, rompiendo radicalmente con toda “prenoción” metafísica e idealista, ha descargado sin residuos la problemática de la filosofía en la problemática concreta de la ciencia, al tratar un tipo histórico-material de sociedad.
UMBERTO CERRONI
22
Ediciones Olejnik9789563920604Alpa, Guido et alItalia
Responsabilidad civil. Estudios italianos contemporáneos
20181era.328 4.920 Rústica23,00 x 16,00EspañolSaludamos la presencia de esta publicación que presentan José Sebastián Cornejo Aguiar y Medardo Luzuriaga Zurita con el título de: EL PROCEDIMIENTO ABREVIADO ¿Una expresión de garantismo o de punitivismo en el sistema penal?
Se trata de un libro condensado y desarrollado con gran despliegue doctrinario, que incluye jurisprudencia de la Corte IDH y del TSE, que pone en el tapete de la discusión la constitucionalidad de esta salida alternativa al proceso penal ordinario, a la que nos hemos referido en este prólogo cuyo honroso encargo académico estamos cumpliendo.
Sugiero leer el contenido de esta obra que enriquece la bibliografía sobre un tema cuya importancia no se agota, y que más allá del cuestionado eficientismo penal guarda relación con el principio de oportunidad, y con la justicia penal negociada a través de la cooperación eficaz del delincuente arrepentido que busca la premialidad violando el código del silencio de la delincuencia organizada, mediante la delación.
Dr. Alfonso Zambrano Pasquel, MSc
Profesor de Derecho Penal. Procesal Penal. Criminología
Y Política Criminal. MSc en Derecho Constitucional

Pocas cosas son tan satisfactorias en la vida de un Académico, como ser honrado con el pedido de escribir unas líneas para una obra tan brillante como la que tengo la suerte de prologar: “EL PROCEDIMIENTO ABREVIADO ¿Una expresión de garantismo o de punitivismo en el sistema penal?”; y, la satisfacción es doble, cuando los Autores de la misma son dos aquilatados escritores de la Doctrina Jurídico - Penal, los Juristas José Sebastián Cornejo Aguiar y Medardo Luzuriaga Zurita, quienes han escogido la senda de comunicar y enseñar el Derecho a través de la producción del saber doctrinario, bien hecho, pensado y condensado en la obra que se presenta.
Prof. Dr. Wilson Merino Sánchez
23
Ediciones Olejnik9789563922189Alpa-Fusaro-GrondonaItaliaInstituciones de derecho privado20181era.152 2.280 CONSTITUCIONALRústica23,00 x 16,00EspañolLa política es la manera de conducirse una comunidad humana constituida en democracia. En una sociedad democrática, los conflictos entre opiniones acerca de los actos y políticas del gobierno se resuelven regularmente sin recurrir a la guerra civil. Mediante la política, el pueblo proporciona los elementos de juicio y elige a los funcionarios del gobierno que deben aplicarlos para llegar a un resultado que no sea intolerable para ninguna parte importante de la comunidad.
La política norteamericana, buena o mala, es expresión del carácter mixto del pueblo norteamericano y de la época histórica en que tomaron forma no solo las instituciones sino también los hábitos políticos. La forma norteamericana de gobierno es, en parte, herencia del sistema colonial británico del setecientos, y en parte una invención nueva ideada para acomodarse a las circunstancias peculiares de la historia norteamericana.
David Cushman Coyle
24
Ediciones Olejnik9789563921700Alsina, HugoArgentinaCuestiones prejudiciales en el proceso civil, las20181era.64 960 CONSTITUCIONALRústica23,00 x 16,00EspañolHe indicado ya que el tema general de estas lecciones será el estudio de los conceptos políticos y sociales en Francia a partir de 1789. Esta fórmula exige algunas explicaciones.
Mas importa advertir, desde luego, que al anunciar mi propósito de hablar de los conceptos políticos y sociales de Francia no debe creerse que mi intención sea de hablar únicamente de Francia. No creáis tampoco que vengo aquí para hacer algo como una apología de las doctrinas y de las instituciones francesas. Amo apasionadamente a mi país, y no soy de los que dicen que el sabio no tiene patria. Pienso, por el contrario, que el hombre se siente tanto más ligado a la idea de patria cuanto mejor comprende su origen y su fundamento social, psicológico y moral. Pero creo también que quien estudia las cosas sociales debe desprenderse de todo exclusivismo y considerar lo que constituye la materia de su estudio de una manera puramente objetiva, no ver más que los hechos y estudiarlos y observarlos sin idea preconcebida o tendenciosa.
Esto es lo que yo habré de esforzarme por hacer. A ello parezco obligado, por lo demás, ya que en varias ocasiones se me ha hecho el honor de decir que yo podía ser considerado como el jefe de la escuela jurídica realista en Francia. Acaso sería más exacto decir que el realismo es un método, y no una doctrina o una escuela. En todo caso, son desde luego estudios puramente realistas los que yo trato de explicar aquí.
Si he indicado que me proponía estudiar los conceptos políticos y sociales de Francia posteriores a 1789 es porque ello me permite, de una parte, fijar un punto céntrico, del que habrán de irradiar mis razonamientos; condición indispensable para poder presentarlos con el método y la claridad debidas. Por otra parte, habiéndose producido en Francia, a fines del siglo XVIII y comienzos del XIX, sucesos de considerable importancia, que, quiérase o no, han ejercido una influencia preponderante en la formación de los actuales conceptos, preciso es tener en cuenta este punto de partida para relacionar estos mismos conceptos con aquel grandioso movimiento inaugurado en 1789, toda vez que no pueden ser debidamente comprendidos si se les separa y aísla.
LÉON DUGUIT
25
Ediciones Olejnik9789563923605Alsina, HugoArgentinaDefensas y excepciones20181era.84 1.260 Rústica23,00 x 16,00EspañolLa problemática del crimen organizado ha conmovido profundamente al cuerpo de conocimientos y prácticas consolidadas que ha sido la herencia del viejo derecho penal liberal y sobre el cual giran, encendidas por diferentes y sucesivas revoluciones internas, las crisis que constituyen (y justifican) la historia de la disciplina. La presencia de estos fenómenos, que no podríamos considerar nuevos a no ser por el impacto de las nuevas tecnologías y por la globalización de numerosos procesos en el área de la economía y de sus implicaciones culturales, representa la exigencia de nuevas respuestas en el seno de las prácticas coercitivas y de control social, agudizada en este caso por la particular urgencia en la demanda de seguridad que se expresa y se amplifica por diversos canales de comunicación política y social.
Estos reclamos asumen la forma y la gravedad de la emergencia, y apuran la adopción de medidas procesales y penales y de formas sancionatorias que representan, cada vez más, nuevos recortes en la esfera de libertades de los ciudadanos y una mayor degradación del conjunto de las garantías democráticas del cual el derecho penal y las disciplinas que lo rodean forman parte esencial.
La organización de este volumen dedicado al crimen organiza-do impuso la elección de un título que, más allá del propio de su género —muchas veces, sometido a una excesiva rigidez pretendidamente académica—, sintetizara conceptualmente, de un solo trazo, una materia que fusiona ilicitud con negocios, violencia con economía. No costó cederle paso a una frase casi característica de la manera peculiar de hacer negocios que tiene, quizás estereotipadamente, el crimen organizado.
26
Ediciones Olejnik9789563920499Alsina, HugoArgentina
Nulidades en el proceso civil. Concepto y funciones de las formas procesales
20181era.96 1.440 Rústica23,00 x 16,00EspañolEn el presente trabajo me voy a ocupar, por una parte, de la causalidad en la omisión impropia, para tratar de determinar si en esa forma de realización típica existe entre la inactividad y el resultado una relación de causalidad, o de (cuasi)causalidad, o, más bien, algo que no tiene nada que ver, ni de lejos, con cualquier concepto en el que aparezca la expresión “causalidad”.
Una vez resuelto ese problema, pasaré a abordar lo que se ha dado en llamar la “omisión por comisión”, que recibe ese nombre porque, según una extendida opinión, ahí estaríamos ante supuestos en los que un hacer positivo cumple el tipo de una omisión, propia o impropia según los casos. Como el tratamiento científico de esa supuesta “omisión por comisión” exige tener una idea clara sobre la causalidad, tanto en el delito de acción como en el de omisión, de ahí que los conocimientos adquiridos en la primera parte de este trabajo tengan una decisiva importancia para solucionar los problemas que se plantean en la segunda. Es por ello por lo que me he decidido por agrupar en una única investigación científica el estudio de la causalidad en la omisión impropia y el de la llamada “omisión por comisión”.
ENRIQUE GIMBERNAT ORDEIG
27
Ediciones Olejnik9789567799404Amodio-CostantiniItaliaNuevas tendencias del derecho comparado20171era.128 1.920 Rústica23,00 x 16,00EspañolLa definición usual del proceso penal se contenta con calificarlo de «procedimiento que tiene por objeto la declaración del delito y la imposición de la pena». Una definición que se refiere especialmente al derecho positivo español ha de añadir como objetos del proceso penal la adopción de las pertinentes medidas de seguridad y el conocimiento de la acción civil proveniente del delito. Últimamente, si se atribuye, como me parece justo, la ejecución de la sentencia a la jurisdicción, la definición ha de completarse con la mención de esta actividad como objeto del proceso penal.
28
Ediciones Olejnik9789563925463Andreoli, MarcelloItaliaCesión del contrato, la20191era.150 2.250 Rústica23,00 x 16,00EspañolEsta obra, que escribió Heck para la divulgación en los medios universitarios de sus ideas sobre el método jurídico, va dirigida fundamentalmente a mostrar el contraste entre la jurisprudencia conceptual y la jurisprudencia de intereses, en orden a tres problemas capitales: relación causal de los elementos del Derecho, actividad del juez en sus decisiones y construcción de la ciencia jurídica.
En el primer aspecto muestra cómo la jurisprudencia conceptual consideraba los conceptos científicos generales como conceptos causales fundamentales del Derecho, es decir, como causa de las normas jurídicas, y, por tanto, indirectamente, de su eficacia vital. Así, por ejemplo, del concepto de la obligación como vínculo personal se derivó la ilicitud de su cesión, y de la concepción del nacimiento de la obligación en los documentos a la orden y al portador, como contrato o como promesa unilateral, se deduce la situación del adquirente.
Para la jurisprudencia de intereses, en cambio, los preceptos jurídicos son históricamente anteriores a su ordenación en los conceptos generales, la que los preceptos tienen su origen en las necesidades vitales. No es el concepto quien crea el Derecho, sino el interés, el fin.
29
Ediciones Olejnik9789563926859Aponte Arcila, Jonás EduardoVenezuelaActividad de policía en el derecho tributario20211ra.206 3.090 Rústica23,00 x 16,00EspañolParece razonable que la Jurisprudencia se principie a tratar por el fin para que haya sido establecida y por el objeto en que se versa. Así pues, instituida para gozar de la justicia, y ejercitándose esta en la interpretación y aplicación del derecho; Justiniano adecuadamente antepuso el tratado de la justicia, como fin próximo de nuestro arte, y también el del Derecho, su origen y especies.
Dando la justicia a cada uno lo que es suyo, y perteneciendo unos derechos a la facultad y otros a la capacidad.
Por esto no es necesaria aquella división vulgar de la justicia en universal y particular, de las cuales se dice consistir la primera en el ejercicio de todas las virtudes hacia los demás; y la segunda en la abstinencia de un desmedido deseo de lucro. De la fuente de la justicia emana el derecho.
Los antiguos consideraron este derecho de dos maneras, uno establecido por la razón natural, y de aquí observado por todos igualmente, y otro introducido por el uso y las necesidades humanas. De donde los Doctores llaman primario aquel, y secundario al último.
Johann Gottlieb Heineccius
30
Ediciones Olejnik9789563928075Aquino Britos, ArmandoArgentinaDerecho penal constitucional. Las garantías20201era.396 5.940 Rústica23,00 x 16,00EspañolLa historia del Derecho civil soviético está lo bastante bien estudiada en manuales y trabajos monográficos como para que sea menester una nueva investigación sobre el tema. Podría intentarse, a lo sumo, completar las fuentes ya publicadas con un esbozo de los principios fundamentales que caracterizan el desarrollo de la legislación civil en la etapa actual; pero incluso esto podrían hacerlo con mejores títulos y más provecho, los autores que han consagrado a los problemas del Derecho civil soviético la monografía especial, utilizada por nosotros para redactar el presente trabajo.
La tarea que nos proponemos es más modesta: caracterizar las tendencias principales del desarrollo de las instituciones fundamentales del Derecho civil soviético, la personalidad jurídica civil, la propiedad y el contrato. Pero ni siquiera podemos estudiar estas instituciones con todos los detalles que requiere una investigación exhaustiva de la historia del Derecho; lo que, por lo demás, no es necesario desde el punto de vista de los problemas que se abordan en el presente ensayo y, en consecuencia, nos limitaremos, en lo sucesivo, preferentemente, a las disposiciones legales más importantes para el esclarecimiento de las cuestiones respectivas. Aparte de esto y ya sólo con objeto de completar las fuentes bibliográficas existentes, parece conveniente esclarecer también, simultánea y paralelamente con el estudio del desarrollo de la legislación civil, los principios más importantes que caracterizan el desarrollo de la ciencia del Derecho civil soviético.
Olimpiad S. Ioffe
31
Ediciones Olejnik9789563928020Aquino Britos, ArmandoArgentinaDerecho a la información, fake news20201era.184 2.760 Rústica23,00 x 16,00Español“El apoderamiento se erige, pues es la vara mágica que admite la posibilidad de la válida actuación de un tercero en la esfera jurídica propia. Mientras el apoderamiento se mueve con exclusividad en el ámbito de la autonomía privada, como manifestación concreta de ésta, la representación es ese megaconcepto que incluye no solo la de naturaleza voluntaria, sino también la imperativa o legal y la orgánica, expresión de la naturaleza fisiológica que tienen los órganos de representación en las personas jurídicas, tentáculos a través de los cuales actúan estas. Todo apoderamiento tiene por finalidad una ulterior representación. No toda representación tiene por fuente el negocio de apoderamiento.
“En el orden instrumental el apoderamiento se documenta por escritura pública clasificando esta como una escritura preparatoria que se dirige a un fin concreto, a saber: la instrumentación ulterior de la escritura principal en la que se contiene el negocio representativo, o sea, el negocio en el que una o ambas partes actúan a nombre y en representación de quien en su día otorgó el apoderamiento. Su naturaleza de escritura pública preparatoria no supone, eso sí, que inexorablemente se instrumente el negocio representativo, el apoderado no siempre actúa frente a terceros como representante; en ocasiones, solo está legitimado para ello, pero no se concreta el ejercicio mismo de las facultades de representación contenidas en la escritura pública de apoderamiento”.
Leonardo B. PÉREZ GALLARDO
“Introito”
32
Ediciones Olejnik9789563924527Aquino Britos, ArmandoArgentina4ta. Generación de derechos fundamentales20191era.242 3.630 Rústica23,00 x 16,00EspañolEl Derecho es pues la armonía y la ciencia de las relaciones obligatorias de los hombres entre sí; ha nacido del comercio del hombre con el hombre y del contacto del hombre con las cosas; es hijo de la vida humana, de la sociedad, o más bien es la sociedad misma: nada hay más real ni positivo. El hombre no puede tocar al hombre, ejercer la menor influencia, modificar, enseñorearse, poseer las cosas, sin echar de ver al instante la intervención del Derecho que arregla su conducta para con sus semejantes y su dictadura sobre el universo. El Derecho es el que reúne a los hombres, el que forma el vínculo social, señalando a cada uno su parte, guardando como un tesoro la propiedad de todos y de cada uno, arreglando los sacrificios necesarios, protegiendo las opiniones, las doctrinas, las sectas, las religiones, en cuanto no salen del círculo que les ha sido trazado; cerniéndose sobre ellas, dispuesto a castigar los extravíos temerarios, las violaciones de la libertad, de la que es en cierta manera, la religión. En cuanto a nosotros no acertaríamos a hallar abstracción ni ficción en la esencia y en la naturaleza del Derecho; antes bien es a nuestros ojos la razón humana revestida de las formas más sensibles.
JEAN-LOUIS-EUGÈNE LERMINIER
33
Ediciones Olejnik9789563925845Aquino Britos, ArmandoArgentinaDerecho penal de la traición a la patria20191era.242 3.630 Rústica23,00 x 16,00EspañolEn materia jurídica la belleza ha sido menospreciada como si se tratara de algo secundario, y cuando no ha sido desdeñada, tampoco ha sido considerada en su justo centro sino gravemente deformada. Los hombres han creído que el Derecho es un problema de palabras y que el arte literario es, por ello, el más adecuado para juzgarlo, a pesar de que el resultado es tan miserable cuando “el arte”, en materia de Derecho, es visto o es buscado en una imagen o en el giro de una frase más o menos arbitraria.
Esta manera de pensar es corriente entre quiénes han meditado sobre el Derecho como si sólo fuera una cuestión de palabras: un pariente lejano y mal aplicado de las belles lettres, demasiado torpe, además, para sentir la necesidad de perfeccionarse.
El detestable resultado que ello ha producido, incluso después de haber enseñado Holmes a los modernos americanos lo que puede ser el estilo en los escritos jurídicos, se ha manifestado precisamente en la tenaz confusión de que han sido objeto los aforismos de Holmes al ser tomados por simples frases: piezas sueltas, que en todo caso debían mejorar, al quedar separa-das de un contexto de puro “Derecho”.
Karl N. Llewellyn
34
Ediciones Olejnik9789563927436Aquino, Santo Tomás deItaliaLey, La20191era.172 2.580 Rústica23,00 x 16,00EspañolEste libro se dirige tanto a quien no ha oído nunca hablar de Derecho, pero desea acercarse a él, como a quien tiene nociones de Derecho, pero desea integrarlas y coordinarlas. El carácter elemental del trabajo se pone de manifiesto en las definiciones puramente operativas de los términos jurídicos corrientes que se dan en los primeros epígrafes y en el constante esfuerzo por afrontar cada tema sólo después de haber aclarado sus presupuestos. Quien no tiene nociones jurídicas entra así en contacto con los principales problemas jurídicos y la bibliografía al final de cada capítulo le indica un primer itinerario para pasar de estos tratamientos generales a trabajos más técnicos y profundizados. Quien, en cambio, tiene ya alguna noción jurídica debería encontrar en estas páginas el tejido que une las distintas nociones ya adquiridas o la integración de cuanto conoce sobre el Derecho europeo con informaciones sobre otros sistemas jurídicos, cada vez más cercanos por la evolución de los transportes y por la compenetración mundial entre las economías.
MARIO G. LOSANO
35
Ediciones Olejnik9789563920079Arancibia Collao, FernandoChile
Religion en el espacio publico. Un estudio desde la filosofia de John Finnis
20171era.102 1.530 Rústica23,00 x 16,00EspañolEste es un ensayo de filosofía política. En una guerra donde se juega la suerte de la civilización y en la paz que habrá que ganar después de haber ganado la guerra, importa mucho tener una filosofía justa y bien fundada. Las reflexiones que propongo aquí tienen por objeto incitar a quienes lean estas páginas a poner en punto sus ideas sobre una cuestión fundamental de filosofía política: la que concierne a las relaciones de la persona y la sociedad, y los derechos de la persona humana.
La personalidad humana es un gran misterio que reside en cada uno de nosotros. Sabemos que un rasgo esencial de una civilización que merezca llamarse tal es el sentido y el respeto hacia la dignidad de la persona humana; sabemos que, para defender los derechos de la persona humana, como para defender la libertad, hay que estar pronto a dar la vida. ¿Cuál es, pues, para merecer tal sacrificio, el valor involucrado en la personalidad del hombre? ¿Qué designamos con exactitud cuando hablamos de la persona humana?
JACQUES MARITAIN
36
Ediciones OlejnikAraujo-Juarez, JoséVenezuelaConstitución administrativa20211era.520 7.800 Rústica23,00 x 16,00EspañolEl derecho de obligaciones español es una forma muy antigua del derecho de obligaciones germánico. El intento, de introducir en él los perfilamientos romanos, se logró en la ley de los visigodos tan escasamente como hubo de lograrse con respecto a otras materias. La pronta y violenta invasión árabe, hizo arraigar durante muchos siglos en los territorios del Norte que permanecieron libres, las primitivas instituciones góticas tal y como ellas regían antes de la conquista; por eso el derecho español de los siglos XII y XIII, supera en el mantenimiento de la primitiva originalidad a los otros derechos germánicos de este tiempo —incluso al escandinavo, con el cual, sin embargo, aparece emparentado estrechamente.
Las fuentes cuyo examen es necesario apurar, proceden, en lo esencial, del Norte de España y de Portugal. El hecho de que ellas solo hayan sido editadas hasta hoy de manera insuficiente, dificulta la investigación, pero no puede detener su comienzo. La falta de espacio impide dar aquí una ojeada sobre los distintos fueros y sus relaciones.
Ernesto Mayer
37
Ediciones Olejnik9789563929041Araujo-Juarez, JoséVenezuelaJusticia administrativa y el contencioso de anulación20201era.284 4.260 Rústica23,00 x 16,00EspañolEl derecho penal en amplio sentido comprende aquellas prescripciones del Derecho del Estado que tienen por objeto las acciones punibles - los delitos en s u amplia acepción- y el castigo
de ellas. Divídese en derecho penal en sentido estricto, o derecho penal sustantivo, y en derecho procesal penal, o derecho penal adjetivo, formal. El primero resuelve las cuestiones relativas a saber qué acciones han de ser consideradas punibles y qué consecuencias deben producir ellas desde el punto de vista de su punición; el segundo determina las personas a quienes corresponde aplicar el derecho penal sustantivo a los casos concretos y la manera como esta aplicación ha de llevarse a cabo.
En este libro se trata del derecho penal en sentido estricto, pero sólo tal y como rige en el Imperio alemán, o sea del derecho penal común alemán.
ADOLF MERKEL
38
Ediciones Olejnik9789563928884Araujo-Juarez, JoséVenezuelaNulidad del acto administrativo, La20201era.188 2.820 CONSTITUCIONALRústica23,00 x 16,00EspañolLa presente obra gira en torno a la médula de la concepción del Estado constitucional, montado sobre el principio esencial de la supremacía de la Constitución; principio que, aun siendo elemental, no hay que olvidar que, en tiempos recientes, y en nombre de un supuesto y falso “nuevo constitucionalismo”, se lo ha querido ignorar.
Se refiere, además, a otro tema aún más importante, que es sobre el significado de dicha supremacía para la vigencia de la propia Constitución como fuente primaria del derecho constitucional, y de sus principios fundamentales, tanto orgánicos como dogmáticos, y, entre ellos, el de la separación de poderes y el de la garantía de los derechos humanos.
Y por supuesto, no podía ser de otra forma, al explicarnos el concepto de Constitución, y sus definiciones, la profesora Nikken, con razón, recurrentemente acude a Hans Kelsen, quien definió la Constitución como “la regla de creación de las normas jurídicas esenciales del Estado, de la determinación de los órganos y del procedimiento de legislación” y, por supuesto, de “la limitación del ejercicio del poder”, todo, en su teoría siempre válida de la formación del derecho por grados; en un proceso en el cual las normas de la Constitución, como lo dijo su discípulo Charles Eisenmann, citado también por la autora “gozan de una suerte de supremacía sobre las otras normas, las normas llamadas de fondo, pues formulan la ley de creación” .
39
Ediciones Olejnik9789563927726Araujo-Juarez, JoséVenezuelaDerecho administrativo constitucional20201era.316 4.740 Rústica23,00 x 16,00Español“Se trata de humanizar la discapacidad, de verla tal cual es: una capacidad diferente, pero la justicia está en esa diferencia. Tal diferencia, no ha de interpretarse como vejamen, discrimen, trato peyorativo. No puede interpretarse el artículo 12 con tremendismos jurídicos. La diferencia existe, y su sola existencia no puede convertir a la persona en objeto de derecho. La diferencia la marca la discapacidad. El hecho de que existan personas con discapacidad, sustenta la idea de una sociedad plural, no de una sociedad perfecta, clonada sobre la base de personas con una dotación genética idéntica que las haga superiores. Es precisamente lo contrario: se trata de una sociedad donde tienen cabida todos, con plenas posibilidades para ejercitar los derechos humanos”.
(…)
“La autora -en su también condición de notaria-, ofrece desde este perfil del Derecho, -olvidado en ocasiones incluso por grandes juristas-, las pilastras para construir un Derecho de autoprotección que se centra en la persona humana, punto de mira trascendental del Derecho, pues es la persona la razón misma de ser de cualquier ordenamiento jurídico. Invisibilizarlo, supondría asumir posiciones totalitaristas ajenas a cualquier espíritu democrático y constitucional del Derecho”.

Leonardo B. PÉREZ GALLARDO
“Introito”
40
Ediciones OlejnikAraujo-Juárez, JoséVenezuelaDerecho administrativo20211era.522 7.830 Rústica23,00 x 16,00EspañolNuestro propósito, con este compendio, es el de llamar la atención de la juventud estudiosa de las Universidades sobre las investigaciones históricas de nuestro derecho nacional.
El modesto ensayo que publicamos hoy no tiene la pretensión de llenar esta laguna, que otros sin duda podrán colmar; pero por muy imperfecto que sea, servirá quizá para probar, que ni los materiales ni el interés faltarán a los que tengan el valor de abordar la noble tarea de escribir al fin la historia del Derecho de Francia y para demostrar que nuestra historia general es totalmente la de nuestro derecho y que lo es de una manera mucho más completa que la que resulta de las crónicas históricas.
Y, en efecto, debe ser así, pues el derecho que no se forma en las costumbres y en las ideas comunes de un pueblo, se expresa siempre por los precedentes judiciales y las disertaciones teóricas de los doctores. El todopoderoso poder legislativo se limita a constatar los diferentes estados, algunas veces a prevenir sus progresos y a modificar sus tendencias, pero siempre fracasa al querer imponer un derecho diferente del que está en las costumbres o es conforme a los hábitos del pueblo.
Para Códigos como los nuestros el mejor comentario es, por tanto, la historia de su larga y lenta generación. Este es el comentario que tratamos de ofrecerles.
François F. Poncelet
El objeto de esta obra es el de proporcionar un resumen claro y sucinto de los puntos más sobresalientes de la legislación inglesa, cuyo conocimiento debe interesar a los extranjeros que residen en Inglaterra o que tienen rela­ciones con este país. El autor ha querido dar a su obra el menor volumen posible, poniendo la mayor atención en evitar los términos técnicos, o, si no podía evitarlo, volverlos inteligibles a los lectores franceses y belgas. Su objeto principal ha sido popularizar el conocimiento del derecho inglés, cien­cia muy poco estudiada por los pueblos del continente, y señalar los grandes principios motores del derecho antes que descender a minuciosos detalles.
Las relaciones íntimas que existen entre el continente europeo y la Gran Bretaña, resultado del intercambio diario de productos agrícolas, de los de la industria y de los descubrimientos científicos, dan al autor la esperanza de ver su obra lograda; por otro lado, la imperfección de todos los libros fran­ceses publicados hasta hoy sobre el derecho inglés parece ser una garantía suficiente de éxito para una obra más completa.
William A.S. Westoby
41
Ediciones Olejnik9789563928990Araujo-Juárez, JoséVenezuelaTeoría de la cláusula exorbitante. El tránsito de la20201era.132 1.980 Rústica23,00 x 16,00EspañolEn este nuevo libro, su autor, Alejandro J. Rodríguez Morales, aborda los tópicos de mayor relevancia en lo que se refiere al denominado Criminal Compliance, tema que se encuentra en el centro de los actuales estudios sobre Derecho penal económico y de la empresa, y que ha cobrado gran importancia en la mayoría de los países de Iberoamérica. Precisamente, esta obra se caracteriza por analizar los aspectos fundamentales del Compliance desde un enfoque iberoamericano, por lo que el autor hace múltiples referencias a la doctrina y legislación de España, Chile, México, Argentina, Perú, Colombia, República Dominicana y Venezuela, entre otros. Desde tal enfoque se analizan en este libro aspectos como la definición del Compliance, la noción de Derecho penal económico y de delito económico, la responsabilidad penal de las personas jurídicas, la imputación de responsabilidad en estructuras empresariales, la figura del Compliance Officer, el concepto y contenidos de los programas de Compliance, así como el llamado “Public Compliance”. Cabe destacar, finalmente, que el autor hace también numerosas referencias a la reciente Norma ISO 37301:2021, la cual constituye el actual estándar internacional en materia de cumplimiento normativo.
Contando la presente obra, Alejandro J. Rodríguez Morales ha publicado 17 libros sobre diversos temas jurídico-penales, entre los cuales se destacan “Síntesis de Derecho Penal. Parte General” (2006) y “Definición de los crímenes internacionales y responsabilidad penal internacional del individuo” (2020). Es profesor de Derecho penal económico y Derecho penal internacional en el postgrado de la Universidad Católica Andrés Bello (Caracas y Guayana) así como de la Escuela Nacional de Fiscales (Caracas). Entre 2003 y 2017 fue profesor de Derecho Penal Internacional en la Universidad Católica Andrés Bello (Caracas) y también ha sido profesor en la Universidad Central de Venezuela, Universidad Católica del Táchira, entre otras. Obtuvo una Maestría en Derecho Penal Internacional por la Universidad de Granada, España. Realizó estudios en Ciencias Criminales y Dogmática Penal Alemana en la Georg-August Universität Göttingen, Alemania, y cuenta además con una Especialización en Responsabilidad de la Empresa y Compliance por la Universidad de Salamanca, España.
42
Ediciones Olejnik9789563923483Arencibia Fleitas, YairisCubaEjercicio de los derechos sexuales y reproductivos20201era.202 3.030 Rústica23,00 x 16,00EspañolLa presente obra, responde a una compilación de seminarios y exposiciones que el profesor Alejandro Romero Miranda dictó entre el año 2014 y 2020, las cuales, permite a los lectores obtener una panorámica general de su línea de trabajo, en especial, el abordaje de la delincuencia juvenil, los elementos centrales de su teoría (la edad sociológica), y el fenómeno de la prisionización.
Los once escritos que conforman este libro, fueron ordenados en razón de su afinidad temática y no por su fecha de escritura o presentación, a efecto, de facilitar la hilatura de ideas y conceptos transversales presentes en ellos.
Con la recopilación de estos escritos, Alejandro Romero nos ratifica que estamos en presencia de uno de los autores más innovadores e interesantes del actual escenario sociológico y criminológico latinoamericano, cuyas ideas y reflexiones, han refrescado y propuesto nuevas lecturas a fenómenos, que, hasta hace poco, aparecían soterradas.
43
Ediciones Olejnik9789563928167Argerich Figueroa, LuisArgentinaExcepción de cosa juzgada, La20201era.98 1.470 Rústica23,00 x 16,00Español“La publicidad registral inmobiliaria es la base de la seguridad jurídica del tráfico de bienes inmuebles, siendo el Registro de la Propiedad la garantía de esa seguridad. Esta seguridad jurídica se traduce en certeza y confianza en la riqueza patrimonial inmobiliaria. Si de publicidad jurídica se habla, los registros de la propiedad inmobiliaria resultan de protección máxima. Los sistemas registrales han ido evolucionando y han ido dotando al Derecho de mecanismos más eficientes en correspondencia con la dinámica social.
(…)
“La obra es fruto de los desvelos investigativos del autor (…). Su amor a la materia registral se trasluce en cada letra y en su devoción por su función de dador de fe pública registral, en el ejercicio práctico de la profesión. Su pasión por el Derecho registral inmobiliario y los empeños por hacerlo emerger de la sombra, germinarán al entender que ella sin un Derecho sustantivo profundo, es una concha sin perla en el mar”.
Marta FERNÁNDEZ MARTÍNEZ
“Prólogo”
44
Ediciones Olejnik9789563927139Arroyo Amayuelas, EstherEspañaArmonización europea y derecho contractual20191era.388 5.820 Rústica23,00 x 16,00EspañolLos sistemas normativos deben contener elementos de excepciones, que permitan dar coherencia y lógica como un conjunto integrado. Estas excepciones son la válvula de escape que permite validar y legitimar el paradigma legal, y al mismo tiempo, no atente contra su propia naturaleza, cayendo en absolutos o absurdos. Por lo que las excepciones brindan una oportunidad de generar decisiones ante casos difíciles, concluyendo con una sentencia más apegada a la justicia.
Las excepciones provienen de diferentes locaciones, como son las contenidas en la misma norma, las que se crean de los precedentes judiciales, y las que exponen y materializan los operadores jurídicos en su labor cotidiana. También se pudiera hablar de una fuente alterna, como sucede en la ponderación de derechos, que en el supuesto de colisión de derechos se deba preferir tutelar el de interés público.
De esta forma, la presente obra expone diversos escenarios en que las excepciones demuestran la importancia y validez de su existencia, y ofrecen una alternativa para la resolución de un conflicto, pero, sobre todo, que el sistema de justicia se renueve con esta clase de problemas jurídicos. Con ambos lados de la balanza, se analiza el deber del cumplimiento de la norma y, por otro lado, las excepciones que permiten proteger un bien jurídicamente tutelado (que lógicamente es superior a la ejecución estricta de un reglamento o de alguna ley).
El objetivo es encontrar un espacio para la filosofía y la justicia, en el que la normatividad aplicada y entendida de manera estricta podría producir injusticias, y demostrar que hay casos en los que la excepción es la mejor forma de finalizar la razonabilidad de ésta, dependiendo del contexto y las circunstancias.
Esta obra académica muestra un trabajo que se basa en el ejercicio práctico de las leyes, que es donde se ejercen las acciones y excepciones que van permitiendo mejorar la norma y adecuarla no solo al contexto legal, sino más bien, a las necesidades sociales y de los justiciables.
45
Ediciones OlejnikArroyo Zapatero, LuisEspañaPor una política criminal humanista. Ensayos escogidos20211era.384 5.760 Rústica23,00 x 16,00EspañolEl derecho del trabajo se distingue de las otras disciplinas jurídicas y se rebela incluso a la división del Derecho en las dos ramas del derecho público y privado—división que está lejos de ser clara—, por una razón que constituye también el principio de unificación de sus tres partes, aparentemente heterogéneas: dos de las cuales pertenecen fundamentalmente al derecho privado (la disciplina de la autonomía colectiva y la de la autonomía individual) y una al derecho público, la disciplina de la previsión y asistencia social. La razón está en la implicación de la persona del trabajador en el trabajo prestado a otros. La disciplina de la previsión y asistencia social tiende aún a separarse del derecho del trabajo, por su progresiva extensión a la generalidad de los sujetos.
La persona del trabajador está implicada en la actividad prestada a otros, tanto por la subordinación del trabajador al empresario y su entrada en la empresa, como por la dependencia de la vida del trabajador y de su familia de la retribución, que es su único medio de sustento.
Todo el derecho del trabajo está característicamente ordenado a este fin, a la tutela de la libertad, o más bien de la misma personalidad humana del trabajador, ligado por un vínculo que, entre todos los vínculos de contenido patrimonial, es el único que coloca, aunque sólo sea por necesidad institucional, a un sujeto bajo la dependencia de otro sujeto. Esa tutela marca el límite del respeto al interés del empresario.
Para realizarla no bastan los auxilios comunes del derecho privado, informados por el concepto de la igualdad de los particulares, que aquí no encuentra correspondencia en la realidad económica y social, sino que ayudan instituciones peculiares, sin aplicación ni oportunidad para ninguna de las otras relaciones patrimoniales, siendo necesarios también los auxilios del derecho público.
FRANCESCO SANTORO-PASSARELL
46
Ediciones Olejnik9789563927559Ascarelli, TullioItaliaPrincipios y problemas de las sociedades anónimas20201era.70 1.050 Rústica23,00 x 16,00EspañolEn cuanto al contenido de esta original obra que tiene el lector en sus manos que ha sido concebida, cavilada y desarrollada con esmero y profundidad por el autor, es sin lugar a dudas ni reservas el primer intento serio que se hace en Venezuela de sistematización de las diversas situaciones jurídicas administrativas de los agentes públicos en sus variadas posiciones y modalidades en la relación de servicio dentro de la Administración Pública, con la profundidad y el mérito académico exigidas para un trabajo de ascenso dentro de la carrera universitaria, pero que además constituye un verdadero aporte científico a la comunidad jurídica en general por su minuciosa rigurosidad, ya que los libros de textos previamente escritos relacionados con la materia apenas hacían alguna referencia exigua o superficial sobre el tema.
Del Prólogo
47
Ediciones Olejnik9789563927511Ascarelli, TullioItaliaTeoría general de los títulos de crédito20201era.450 6.750 Rústica23,00 x 16,00EspañolLos procedimientos por delitos económicos chocan frecuentemente con obstáculos que a menudo se acumulan y llevan consigo directamente la paralización de la administración de justicia. En definitiva: gran complejidad de los hechos, dificultades económicas y jurídicas de la materia, ausencia de expertos apropiados, insuficiencia de asistencia judicial en las relaciones internacionales.
El enjuiciamiento de los delitos económicos se rige por el Derecho procesal común. Se ha rechazado la introducción de procedimientos especiales, pero sí se han introducido algunas particularidades normativas que se aplican según la duración de la vista principal o según el poder discrecional del fiscal o del tribunal. De esta manera los grandes procesos, no únicamente los económicos, han sido motivo de gran número de reformas procesales penales cuyas características materiales pueden ser diseñadas como sigue: restricción del principio de legalidad en la persecución penal para limitar el inmenso material fáctico a través de la concentración en una parte de los hechos; aumento de las competencias de la fiscalía en las diligencias previas; prolongación de los plazos, por ejemplo, para la suspensión del juicio oral así como para la prescripción general de la persecución; restricción del principio de inmediatez en el juicio oral para la prueba documental, que ya no requiere una lectura completa.
Klaus Tiedemann
48
Ediciones Olejnik9789563926491Ascoli, MaxUSAConcepción del derecho. A proposito de20191era.62 930 Rústica23,00 x 16,00EspañolLa problemática del crimen organizado ha conmovido profundamente al cuerpo de conocimientos y prácticas consolidadas que ha sido la herencia del viejo derecho penal liberal y sobre el cual giran, encendidas por diferentes y sucesivas revoluciones internas, las crisis que constituyen (y justifican) la historia de la disciplina. La presencia de estos fenómenos, que no podríamos considerar nuevos a no ser por el impacto de las nuevas tecnologías y por la globalización de numerosos procesos en el área de la economía y de sus implicaciones culturales, representa la exigencia de nuevas respuestas en el seno de las prácticas coercitivas y de control social, agudizada en este caso por la particular urgencia en la demanda de seguridad que se expresa y se amplifica por diversos canales de comunicación política y social.
Estos reclamos asumen la forma y la gravedad de la emergencia, y apuran la adopción de medidas procesales y penales y de formas sancionatorias que representan, cada vez más, nuevos recortes en la esfera de libertades de los ciudadanos y una mayor degradación del conjunto de las garantías democráticas del cual el derecho penal y las disciplinas que lo rodean forman parte esencial.
La organización de este volumen dedicado al crimen organizado impuso la elección de un título que, más allá del propio de su género —muchas veces, sometido a una excesiva rigidez pretendidamente académica—, sintetizara conceptualmente, de un solo trazo, una materia que fusiona ilicitud con negocios, violencia con economía. No costó cederle paso a una frase casi característica de la manera peculiar de hacer negocios que tiene, quizás estereotipadamente, el crimen organizado.
49
Ediciones Olejnik9789563921748Ascoli, MaxUSAInterpretación de las leyes 20181era.104 1.560 Rústica23,00 x 16,00EspañolEs un incuestionable mérito de Hellmuth von Weber la concepción del tipo complejo. Existe una continuidad en sus trabajos al respecto. El lector puede por sí mismo observarla claramente entre Zum Aufbau de 1935 y la obra general de 1946/1948. No obstante, su estructura estaba casi por completo bosquejada en su Grundriss de derecho penal checoslovaco de 1929.
Esa obra es prácticamente una guía de estudio de solo ciento diez páginas de texto, de las que sesenta y seis están dedicadas a la parte general. Tal como lo señala el autor es un instrumento de enseñanza escrito para llenar un vacío bibliográfico en su tarea docente en la Universidad Alemana de Praga, en la que desarrollaba su actividad. Pese a la modestia con que la presenta, puede verse en su esquema una renovación profunda de la teoría del delito de su época que en líneas generales es la misma que desarrollará en las dos décadas posteriores.
En esta obra se percibe su construcción compleja del tipo desde la perspectiva neokantiana, o sea, en base a la idea de que hay tipos de resultado y de actividad. Si bien esto es incuestionable, la teoría del conocimiento del neokantismo fue lo que impidió a von Weber admitir que en ambos casos hay un resultado en el plano de la realidad y, por ende, que en ambos casos el desvalor recae sobre una conducta y que nunca, el tipo puede prescindir de ninguno de ambos aspectos.
Hellmuth von Weber
50
Ediciones Olejnik9789563929744Atias, ChristianFranciaContra arbitrariedad, teoría20211era.190 2.850 CONSTITUCIONALRústica23,00x16,00InglesThis book on The Civil Rights Injunction for the protection of Funda-mental Rights. The Latin American «Amparo» Proceeding, is the original version of the text I wrote for the Couse of Lectures I gave, as Adjunct Professor of Law, on a Seminar on Judicial Protection of Fundamental Rights in Latin America: the Amparo Proceeding, at the Columbia Law School in New York, University of Columbia, during the years 2006-2008.
The Seminar was intended to examine the most recent trends in the constitutional and legal regulations in all Latin American countries regarding the “amparo” suit, action or recourse– including the old habeas corpus writ and the new habeas data actions or recourses. By means of a comparative constitutional law approach, also with reference to the United States civil rights injunctions, the Course analyzed this Latin American institution departing from the regulation of the “amparo” guarantee established in Article 25 of the 1969 American Convention of Human Rights which entered into force in 1978 after being ratified by all Latin American States.
The amparo suit or proceeding is not only an effective judicial means for the restoration of the injured constitutional rights that has been harmed, similar to the reparative or restorative civil rights injunctions in the United States, but it is also the effective judicial means for the protection of such rights and guaranties when threatened to be violated or harmed. This latter amparo suit is then similar to the preventive civil rights injunctions in the United States; “preventive” in the sense of avoiding harm; which, in this case, “seeks to prohibit some discrete act or series of acts from occurring in the future”, and is designed “to avoid future harm to a party by prohibiting or mandating certain behavior to another party”.
From this point of view, thus, in a constitutional comparative law approach, the Latin American amparo action or proceeding, is a judicial remedy similar to the civil rights injunctions (restorative or preventive) in the United States.
ALLAN R. BREWER–CARÍAS
51
Ediciones Olejnik9789563923100Aubert, VilhelmNoruegaSociologia del derecho20181era.308 4.620 CONSTITUCIONALRústica23,00x16,00ÍnglésAll over the world, in all democratic States, independently of having a legal system based on the common law or on the civil law principles, the courts – special constitutional courts, supreme courts or ordinary courts – have the power to decide and declare the unconstitutionality of legislation or of other State acts when a particular statute violates the text of the Constitution or of its constitutional principles.
This power of the courts is the consequence of the consolidation in contem-porary constitutionalism of three fundamental principles of law: first, the existence of a written or unwritten constitution or of a fundamental law, conceived as a superior law with clear supremacy over all other statutes; second, the “rigid” character of such constitution or fundamental law, which implies that the amendments or reforms that may be introduced can only be put into practice by means of a particular and special constituent or legislative process, preventing the ordinary legislator from doing so; and third, the establishment in that same written or unwritten and rigid constitution or fundamental law, of the judicial means for guaranteeing its supremacy, over all other state acts, including legislative acts.
Accordingly, in democratic systems subjected to such principles, the courts have the power to refuse to enforce a statute when deemed to be contrary to the Constitu-tion, considering it null or void, through what is known as the diffuse system of judicial review; and in many cases, they even have the power to annul the said unconstitutional law, through what is known as the concentrated system of judicial review.
The former, is the system created more than two hundred years ago by the Supreme Court of the United States, and that so deeply characterizes the North American Constitutional system. The latter system, has been adopted in consti-tutional systems in which the judicial power of judicial review has been generally assigned to the Supreme Court or to one special Constitutional Court, as is the case, for example, of many countries in Europe and in Latin America. This concentrated system of judicial review, although established in many Latin American countries since the 19th century, was only effectively developed particularly in the world after World War II following the studies of Hans Kelsen.
Of course, during the past thirty years many changes have occurred in the world on these matters of Judicial Review, in particularly in Europe and specifically in the United Kingdom, where these Lectures were delivered. Nonetheless, I have decided to publish them hereto in its integrality, as they were: the written work of a law professor made as a consequence of his research for the preparation of his lectures, not pretending to be anything else, but the academic testimony of the state of the subject of judicial review in the world in 1985-1986.
Allan R. Brewer–Carías
52
Ediciones Olejnik9789563921298Austin, JohnInglaterraSobre la utilidad del estudio de la jurisprudencia20181era.80 1.200 CONSTITUCIONALRústica23,00x16,00FrancésDans la plupart des Etats contemporains, la justice constitutionnelle, autrement dit le pouvoir de contrôler la constitutionnalité des lois et de protéger les droits fondamentaux, est constitutionnellement conférée aux organes qui exercent le pouvoir judiciaire. Dans ces pays, le juge constitutionnel est le pouvoir judiciaire.
Dans d'autres, pays notamment en Europe continentale, la justice cons-titutionnelle n'est pas totalement exercée par les autorités judiciaires, mais confiée à des organes différents et indépendants du pouvoir judiciaire spécialement créés pour ces tâches, notamment à des cours, des tribunaux ou des conseils constitutionnels. Dans ces pays, par conséquent, le juge constitutionnel n'est pas toujours une autorité judiciaire mais un organe qui ne relève pas du pouvoir judiciaire.
Bien sûr, dans les deux systèmes, le juge constitutionnel, au sein de l'Etat, exerce une fonction juridictionnelle en qualité d'organe indépendant des organes des pouvoirs législatif et exécutif. Dans les deux systèmes, la justice constitutionnelle est la manifestation la plus éloquente de la supréma-tie de la Constitution et de sa garantie juridictionnelle. La différence réside dans le fait que, dans le premier système, c'est à dire celui où le pouvoir judiciaire est juge constitutionnel, la garantie juridictionnelle de la supré-matie de la Constitution est une garantie judiciaire, alors que, dans l'autre, il s'agit seulement d'une garantie juridictionnelle mais non judiciaire.
Le but de cet livre du professeur Allan R. Brewer-Carías, Carías, est d’étudier ces systèmes de contrôle de constitutionnalité en droit comparé, en suivant le texte qu'il a écrit en 1992 pour une série de conférences, preparés à l'occasion de l'invitation qu’íl avait reçue du Professeur Louis Favoreu, alors directeur du Groupe d’études et de recherches sur la justice constitu-tionnelle de l’Université de Droit, d’Economie et des Sciences d’Aix-Marseille (qui porte actuellement son nom), pour sa participation au IVème Séminaire sur La justice constitutionnelle et le pouvoir judiciaire dand le cadre du IVème Cours international de justice constitutionnelle, qu'il avait organisé, et qui a eu lieu à Aix-en-Provence, du 14 au 19 septembre 1992.
53
Ediciones Olejnik9789563929867Aveledo, Ramón GuillermoVenezuelaJuicio político en sede parlamentario20211era.72 1.080 PENALRustica23,00x16,00EspañolEl objeto de estudio de este trabajo sobre los homicidios y lesiones imprudentes consiste en los requisitos que siempre deben estar presentes en cualquier homicidio culposo o cualquier lesión culposa y los límites inherentes a estas figuras delictivas. Doctrina y Jurisprudencia han intentado limitar con diversos principios y criterios la responsabilidad penal por imprudencia para evitar que cualquiera pueda ser casualmente autor de un homicidio o lesión por el mero hecho de ser padre, conducir un automóvil, intentar ganar dinero con una industria o realizar una operación quirúrgica. Todos corremos el peligro de poder ser hechos responsables de una muerte o una lesión por imprudencia. Por ello tan importante como sentar los requisitos de imputación objetiva y subjetiva con respecto a estos delitos es establecer ciertos límites que mantengan la responsabilidad penal en este ámbito dentro de un ámbito dogmática y político-criminalmente satisfactorio o, al menos, socialmente tolerable.

BERNARDO JOSÉ FEIJOO SÁNCHEZ
54
Ediciones Olejnik9789567799459Avila Arias, Maria Soledad N.Chile
Desigualdad y discriminación de genero en la constitución y código civil chileno
20181era.112 1.680 CIVILRústica23,00x16,00ItalianoGli studi qui raccolti, già pubblicati in Italia, risalgono ad un periodo anteriore all'anno 2000 del secolo scorso e si riferiscono all'ambito di applicazione del diritto italiano - e per alcuni aspetti del diritto comparato - in materia di contratti.
La casa editrice Olejnik mi ha chiesto di ripubblicarli e io ho accettato come segno di un rapporto editoriale che si è consolidato nel tempo.
ENRICO GABRIELLI
55
Ediciones Olejnik9789563923964Ayres Barreto, PauloBrasilContribuciones: Régimen jur´dico20201era.224 3.360 FILOSOFÍARústica23,00x16,00EspañolEn cada sociedad se manifiesta un determinado derecho (derecho puesto = derecho positivo), que es diverso y diferente de otros derechos (derechos puestos = derechos positivos) que se manifiestan en otras sociedades.

Por eso no debemos referirnos, concretamente, al “derecho”, sino a los “derechos”. El derecho, producto de una determinada cultura, no puede ser pensado como universal e intemporal. A cada sociedad corresponde un derecho, integrado por determinados reglas y determinados principios.

Sin embargo, podemos, en un plan abstracto, hablar de ciertos modelos de derecho.

Por esta razón, decimos por un lado que el modelo de derecho conocido y practicado en el tiempo en el que vivimos es el derecho formal (modelo de derecho formal). Desde otra perspectiva, podemos decir que ese modelo, conocido y practicado en nuestro tiempo, es el derecho moderno.

“Derecho”, por lo tanto, en el texto que sigue, significa sistema de principios (normas) coercitivamente impuestos a determinado grupo social, por cualquier organización social dotada de poderes para eso.

Eros Grau
56
Ediciones Olejnik9789563926262Bachof, OttoAlemaniaJueces y constitución. Nuevas refllexiones20191era.104 1.560 CIVILRústica23,00x16,00EspañolSe ha escrito tanto en estos últimos años sobre los orígenes de la familia y de la propiedad, que toda obra nueva sólo tiene razón de ser si arroja alguna luz nueva sobre cuestiones tan debatidas. Esta luz puede brotar de datos etnográficos, históricos o jurídicos todavía no estudiados, o de una crítica más estricta de las teorías que están en predicamento. Esto último es lo que el autor ha tenido principalmente en consideración. Se trataba para él de sintetizar los resultados ya adquiridos por la ciencia etnográfica más que de analizar los hechos. Los estudios especiales que ha hecho del mundo eslavo y de las tribus autóctonas del Cáucaso, le han permitido fundamentar en datos nuevos las hipótesis emitidas por sus predecesores. La cuestión que ante todo se ha tratado de poner en claro, es la referente a la existencia del matriarcado en los pueblos de origen ario. En este punto, el conocimiento del mundo eslavo y de las tribus arias del Cáucaso ha sido de gran utilidad.

Rechazando la hipótesis de una promiscuidad ilimitada en la primera época de la historia, el autor se ha esforzado en poner en claro que las familias matriarcal, patriarcal o individual eran tres fases distintas de un mismo desarrollo. Esta evolución se ha realizado o tiende a realizarse en los pueblos que no tienen de común ni la raza ni la religión. Se equivocaría, por tanto, quien la eliminara de nuestra raza. El matriarcado ha existido entre las tribus arias y ha dejado supervivencias en sus leyes antiguas y en sus costumbres usos todavía hoy en predicamento. La autoridad marital y paternal sólo ha evolucionado lentamente en el seno de una sociedad matriarcal. Su advenimiento significó el establecimiento de la familia

patriarcal, que, como lo atestigua el mundo eslavo, sólo cede lentamente su puesto a la familia individual.

Maksim M. Kovalevskiĭ
57
Ediciones Olejnik9789563923421Bachofen, Johann J.AlemaniaDerecho natural y el derecho histórico, el20191era.64 960 FILOSOFÍARústica23,00x16,00ItalianoEn cada sociedad se manifiesta un determinado derecho (derecho puesto = derecho positivo), que es diverso y diferente de otros derechos (derechos puestos = derechos positivos) que se manifiestan en otras sociedades.
Por eso no debemos referirnos, concretamente, al “derecho”, sino a los “derechos”. El derecho, producto de una determinada cultura, no puede ser pensado como universal e intemporal. A cada sociedad corresponde un derecho, integrado por determinados reglas y determinados principios.
Sin embargo, podemos, en un plan abstracto, hablar de ciertos modelos de derecho.
Por esta razón, decimos por un lado que el modelo de derecho conocido y practicado en el tiempo en el que vivimos es el derecho formal (modelo de derecho formal). Desde otra perspectiva, podemos decir que ese modelo, conocido y practicado en nuestro tiempo, es el derecho moderno.
“Derecho”, por lo tanto, en el texto que sigue, significa sistema de principios (normas) coercitivamente impuestos a determinado grupo social, por cualquier organización social dotada de poderes para eso.
Eros Grau
58
Ediciones Olejnik9789567799831Bagni, SilviaItaliaJusticia constitucional y procesos constituyentes20171era.160 2.400 CIVILSUCESIONESRústica23,00x16,00Español¿Por qué un libro entero sobre la sucesión?
La sucesión mortis causa regula la atribución de bienes después de la muerte. La disciplina de sucesión satisface así dos intereses complementarios:
 el interés privado del difunto en cuanto a disponer de sus bienes por el tiempo que deja de vivir, y
 el interés público del Estado de que, tras la muerte del sujeto, los activos no se conviertan en res nullius.
Desde que el mundo es mundo, el hombre ha tenido la aspiración ilusoria de dejar algo de sí mismo más allá de la muerte, deshacerse de los bienes y dictar disposiciones, como si todo esto sirviera para dejar un profundo rastro en las generaciones venideras.
Por otro lado, el Estado tiene interés en evitar que los ciudadanos ad arma ruant tomen posesión de bienes relictos, creando así conflictos y desorden social.
Para el estado, la regulación de la sucesión es una cuestión de orden público.
Para el particular, la satisfacción de un interés personal y material.
Y el derecho de sucesiones satisface y protege un tercer interés: el interés de la familia.
La disciplina de sucesiones, como veremos, sanciona el reconocimiento de la familia como organización social y económica-
Se puede afirmar que en el derecho cubano la mera existencia de una relación de parentesco con el fallecido (matrimonio, descendencia, ascendencia) no es suficiente para la atribución de la cualidad de legitimario o, más precisamente, de heredero especialmente protegido. De hecho, además de la relación familiar con el causante, se necesitan dos requisitos importantes: que la persona no esté apta para trabajar y que sea económicamente dependiente del causante. No es casualidad que en el derecho cubano se prefiera a la expresión legitimarios la de herederos especialmente protegidos, con la que se pretende resaltar que el ordenamiento jurídico no se limita a proteger a los sujetos sólo por su vínculo familiar, sino cuando existen circunstancias que justifican la especial protección que el ordenamiento jurídico les reserva.
59
Ediciones Olejnik9789563926934Bagolini, LuigiItaliaNormas, paradigmas y relaciones jurídicas20191era.74 1.110 CONSTITUCIONALRústica23,00x16,00EspañolEl título de esta obra indica que, tanto el editor como los colaboradores individuales (quienes, dicho sea de paso, son estrictamente colaboradores INDIVIDUALES, en ningún sentido responsables de los puntos de vista de los demás), están convencidos de que la Monarquía es una forma política deseable. El hecho de plantear la cuestión acerca de si una institución es o no perfecta es, indudablemente, hacerle un gran cumplido. Solo aquellos que, por principio, objetan cualquier discusión sobre la Monarquía, pueden ofenderse ante el contenido y propósito fundamental de esta recopilación.
Estoy más interesado en la nueva y revolucionaria función de la Reina como Cabeza de la Commonwealth, que en su tradicional actividad de Soberana Nacional.
Hay mucho que admirar en la Familia Real, tal como la vemos hoy, y ciertamente es muy admirada. Pero sería un error desastroso sentir algo parecido a la complacencia, al considerar su influencia sobre la fidelidad de las masas, especialmente en aquellas partes de la Commonwealth que no son inglesas.

John E. P. Grigg
Lord Altrincham
60
Ediciones Olejnik9789563928914Bailey, Francis LeeUsaComo se ganan los juicios. El abogado litigante2020 1era228 3.420 CONSTITUCIONALRústica23,00x16,00EspañolLos hombres no aceptan ni se someten a la soberanía: aceptan y se someten a la autoridad o al poder. La autoridad y el poder son hechos tan viejos y omnipresentes como la sociedad misma, pero no en todas partes ni en todas las épocas han disfrutado del apoyo o sufrido las limitaciones que la soberanía, una teoría o concepción del poder político, tratan de edificar para aquéllos.

Aunque libremente hablemos de ello como de algo concreto que puede perderse o ganarse, menguar o incrementarse, la soberanía no es un hecho. Es un concepto que en determinadas circunstancias el hombre ha aplicado, una cualidad que ha atribuido o una reivindicación que ha contrapuesto al poder político que él o los demás ejercen.

¿Cuál es la función de este concepto? ¿Qué le distingue de los demás estilos de pensamiento sobre el poder político? Sea lo que fuere lo que se opine de él en las sociedades avanzadas, el término soberanía originariamente y durante mucho tiempo expresó la idea de que hay una autoridad final y absoluta en la comunidad política. Esta idea habrá sido expresada con mayor o menor énfasis. A unos les habrá parecido, por ejemplo, necesaria; a otros, superflua, opinando que no existe una autoridad final y absoluta fuera de la comunidad. En realidad, estas glosas no añaden nada esencial a la noción. Si deseamos explicarnos por qué el hombre

ha pensado el poder en forma de soberanía sólo debemos indagar por qué ha supuesto que había una autoridad final y absoluta en su sociedad y por qué no siempre lo supuso así.

Francis H. Hinsley
61
Ediciones Olejnik9789563925975Bailey, Francis LeeUsaDefensa nunca descansa,, la20191era.244 3.660 CIVILRústica23,00x16,00EspañolLa “responsabilidad del productor” constituye un caso emblemático en la responsabilidad civil de la necesaria adecuación del derecho a los cambios socio-económicos que se producen en una determinada sociedad.
Parafraseando a Esmein “la logique du droit est la logique de la vie ...”, así la evolución que ha tenido y tiene el tratamiento de los daños derivados del proceso de producción y distribución de bienes, se halla marcado por las etapas definidas por el desarrollo económico que experimenta una sociedad con el paso de una fase pre-industrial a una industrial, con el consiguiente cambio en el proceso de circulación de los bienes.
En efecto, la producción y distribución masiva de bienes, trae consigo la producción de daños derivados de productos defectuosos. En este contexto se pone el problema del resarcimiento de los daños generados a las personas y bienes de las víctimas de dichos productos.
La respuesta inicial del Derecho ante los nuevos acontecimientos no podía sino revelarse insuficiente, en la medida que venía formulada desde una perspectiva contractual. En efecto, era claro, que en la nueva sociedad los daños que generan los productos no sólo tienen lugar al interno de una relación contractual, sino que, más bien como consecuencia de la intervención de nuevos sujetos en la cadena productivo-distributiva, es decir, de los inermediarios, la víctima del daño no se halla más en relación formal directa con el productor.

OLENKA WOOLCOTTO OYAGUE
62
Ediciones Olejnik9789563926897Bailone, MatíasArgentinaAntiterrorismo. Respuestas penales y20201era.138 2.070 Rústica23,00x16,00Español..."Finalmente, la senda abierta se cierra con un tema concreto para la polémica, y es el relacionado con la decisión del Juez Constitucional en materia probatoria; pues si bien existen distintas formas de motivar una decisión judicial, cuando se trata de sentencias colegiadas las características son muy particulares. Este estudio se hará bajo la óptica del principio “Estado social de derecho” consagrado en la Carta Política de Colombia de 1991, en la pretensión de articular dicho principio con los aspectos procesales y probatorios antes referenciados. Es inevitable que cada magistrado que vota o interpreta una norma, lo haga desde su óptica filosófica-política; pues la misma norma con idéntico texto tiene diferente lectura, según la ideología política que profese el lector. La voz popular indaga: ¿Por qué la Corte Constitucional “tumba” leyes?, ¿Cogobierna la Corte? La discusión lleva entonces a concluir si está bien o está mal que la interpretación de la Constitución se haga de acuerdo con la ideología de cada Magistrado; ya que, aunque la motivación es una garantía constitucional, siempre hay un riesgo que correr cuando se quiere hacer justicia"...
63
Ediciones Olejnik9789563927702Bailone, MatíasArgentinaTomar partido. La anticriminología a debate20201era.146 2.190 Rústica23,00x16,00EspañolNos parece razonable pensar que cada parte en la relación contractual médico-paciente, debe demostrar, convencer al juez, acerca de aquellas cuestiones que afirma y que le resulta más fácil probar, sea porque las ha cumplido o las ha padecido. Así el paciente deberá aportar los elementos acerca del acuerdo celebrado y del perjuicio que dice haber sufrido; y el médico aportará lo suyo en orden el tratamiento clínico recomendado o a la intervención quirúrgica efectuada. Estamos convencidos acerca de que en estas cuestiones de especial relevancia se ha producido en nuestros países, de treinta años a esta parte, una modificación notable; hasta los años setenta el profesional demandado por mala praxis se limitaba en su contestación y a lo largo del proceso, a exteriorizar una total y completa negativa, escudado en el principio de inocencia; sin la menor colaboración en el esclarecimiento de la verdad. Poco a poco, avanzadas las décadas del ochenta y noventa, cambió en su actitud, atento a la evolución de la doctrina autoral y judicial. Frente a la pretensión del paciente opuso o desplegó toda la riqueza de los medios probatorios a su alcance, para convencer al juez que sus actos médicos eran de aquellos aconsejados por la ciencia médica, la mejor, la más moderna o actualizada. Este “activismo médico” es, en nuestra opinión, el único que se compadece con la buena fe procesal y da una respuesta adecuada a la aplicación de las denominadas “cargas dinámicas” o al juego de las presunciones, o a la elocuencia de los hechos.
64
Ediciones Olejnik9789563924435Bajo Fernández, MiguelEspañaParentesco en el derecho penal20191era.216 3.240 Rústica23,00x16,00EspañolEste libro es una obra de ciencia jurídica pura.
Trata de un estudio exento completamente de crítica o apreciación desde el punto de vista de la justicia o de la moral. No es tampoco un trabajo de Derecho natural ni de Filosofía, en el sentido que suele darse a esta palabra. Menos aún es una obra de la Historia del Derecho; no nos ocupamos de relacionar dos instituciones jurídicas con sus causas, ni tampoco señalar sus efectos. Por último, no nos ocupamos del derecho comparado.
Nuestra obra tiene por objeto analizar las reglas jurídicas que han existido o pueden existir y señalar la diferencia que separa la regla jurídica de las demás clases de reglas, deduciendo de ello los elementos permanentes. Después, desarrollaremos en algunos puntos especiales las consecuencias de este análisis, y, por último, sistematizaremos las relaciones del Derecho privado.
Vamos a estudiar el Derecho desde el punto de vista analítico y sintético, a la manera como el químico estudia los cuerpos, descomponiéndolos y clasificándolos, si bien teniendo en cuenta la diferencia natural, motivada por el carácter moral de las relaciones jurídicas, y, por consiguiente, comprendemos en nuestro examen cosas que carecen de existencia material, que son simples supuestos. Pero no por ello, y salvo error, dejarán de ser nuestras conclusiones menos rigurosas que las de la ciencia de los cuerpos físicos.
Aun cuando deliberadamente hemos prescindido de trabajos de legislación positiva y de crítica, tenemos la creencia de haber intentado una buena obra, y esperamos se nos perdonen sus defectos en gracia a que por su naturaleza especial y por su fin podemos considerarla única en su clase en la ciencia jurídica.
ERNEST ROGUIN
65
Ediciones Olejnik9789563924770Bajo Fernández, MiguelEspañaRealización arbitraria del propio derecho, la20191era.76 1.140 CIVILRústica23,00x16,00EspañolTodos los pueblos regidos por leyes y por costumbres practican un Derecho que en parte les es propio, en parte les es común con los otros.
El primero, que un pueblo se ha dado a sí mismo, le es particular. Se le llama el derecho civil (o de los ciudadanos), como si se dijera: el Derecho propio de la ciudad.
El segundo, que la razón natural ha extendido entre todos los hombres, es observado uniformemente por todos los pueblos. Se le llama el derecho de gentes (o derecho de los pueblos), como si se dijera: el Derecho de que se sirven todos los pueblos.
¿Podemos formarnos una idea aproximada de uno y otro? ¿Podemos discernir el derecho civil del Derecho de todas las gentes? ¿Se puede determinar, en la masa de leyes y de costumbres que civilizan al mundo, la parte del Derecho particular y la del derecho universal? Esto es lo que quiero intentar.
Incluso dentro de los límites del derecho privado, no seguiré a los pueblos hasta la última fase de su desarrollo. Me detendré en el momento en que su derecho privado alcanza su forma más terminada: la codificación.
El campo de mi trabajo se inserta, pues, entre la etnología y el “derecho comparado” en sentido restringido. No basta con esto.
Para tener una visión de conjunto es preciso podar. Es imposible decirlo todo, y, por otra parte, no interesa. Me limito, por tanto, a proporcionar los datos esenciales siguientes de cada pueblo: las grandes etapas de su historia; las fuentes de su Derecho; los rasgos característicos de ese Derecho.
René Dekkers
66
Ediciones Olejnik9789567799978Bajo Fernández, MiguelEspañaDerecho penal,persona jurídica y delito de blanqueo20181era.220 3.300 PENALRústica23,00x16,00Español¿Qué quiere decir "característica normativa de la culpabilidad"? ¿Es reprochabilidad, contrariedad al deber o exigibilidad, y encuentra su fundamento en la totalidad del supuesto de hecho psíquico o en la "motivación normal", o en el "dominio sobre el hecho", vale decir, imputabilidad más "motivación normal"?
La característica "normativa" de la culpabilidad debe ser siempre una vinculación normativa del hecho psíquico.
Más bien se debe decir que la característica normativa de la culpabilidad es el sentido de este juicio de desvalor, esto es, la "relación modal" en la que el estado anímico, o sea la motivación, está frente a la escala de valores aplicada; y ella (la relación modal) llega a ser, por la admisión del carácter absoluto de esta escala, una calidad de la motivación, precisamente de su censurabilidad.
JAMES GOLDSCHMIDT
67
Ediciones Olejnik9789567799145Barba, VincenzoItaliaPerfiles del derecho sucesorio cubano20211era.300 4.500 FILOSOFÍARústica23,00x16,00EspañolEl punto de partida de toda moderna especulación jusfilosófica, lo constituye la determinación conceptual de que el Derecho es la regulación exterior de la conducta humana para la consecución de una situación valiosa para su contenido. Sobre este fundamento común se ha producido una doble posibilidad para la inordinación del Derecho dentro de las conexiones de valor.
El Derecho, en lo que concierne a su posición empírica, pertenece indudablemente al reino de las instituciones “sociales”. Únicamente si existe un tipo de valor específicamente “social”, junto al “ético-individual”, la indiscutida significación empírico-social del Derecho puede obtener, también, un correlato en la esfera del valor absoluto. Solo en este caso, no estaría el Derecho simple-mente en una relación instrumental con un tipo de valor individual-ético, extraño a su propia estructura social. Recién, entonces, se puede comprender fundamentalmente que el Derecho como fenómeno “social” mismo, puede encontrarse dentro de la esfera de lo valioso. Por lo tanto, si existen fines sociales últimos, cuyo medio es el Derecho, únicamente entonces, podrá ser él, no solo simple medio, sino al mismo tiempo miembro o elemento integrante de una construcción ordenada del “espíritu objetivo”.
EMIL LASK
68
Ediciones Olejnik9789563929515Barba, VincenzoItaliaDesafíos contemporáneos de la legítima hereditaria20211era.344 5.160 PENALRústica23,00x16,00EspañolLas personas morales no son ya ficciones, sino seres reales, independientes de los individuos que las componen, vivas y activas. Esta idea arroja una luz inesperada sobre las teorías, demasiado obscuras hasta ahora, relativas a los problemas de la personalidad jurídica, y, sobre todo, permite obtener al fin una visión clara de la naturaleza y origen de la persona moral. Repudia las teorías de Savigny relativas a su creación por el Estado y suministra ideas claras sobre su capacidad de querer, de obrar y, por consiguiente, de delinquir.
La escuela germánica adopta la teoría diametralmente opuesta. Según ella, la persona moral es un ser vivo y real, lo mismo que la persona física; obra como el individuo, aunque mediante procedimientos diferentes, y puede, por consiguiente, obrar mal, delinquir y ser castigada. La ciencia francesa había acogido con agrado las ideas de Savigny, que daban una explicación jurídica a hechos realizados durante nuestra Revolución, y la cuestión de las personas sociales siguió siendo mucho tiempo una de aquellas que los jurisconsultos no examinan a fondo, conformándose con fórmulas vagas, poco satisfactorias para el espíritu y consistentes en una reproducción más o menos exacta de las ideas de Savigny.
Se adaptaban demasiado bien al ambiente francés para que deja-sen de dominar largo tiempo en él. La doctrina francesa no se inquietó, pues, de la reacción que se producía, incluso en Alemania, contra las ideas de Savigny, y toda la atención de nuestros jurisconsultos parecía atraída hacia las cuestiones en que sólo los derechos individuales entraban en juego. Pero en estos últimos años, se inicia en la ciencia francesa un movimiento muy señalado, comprendiéndose al fin la extraordinaria importancia teórica y práctica de las cuestiones relativas a la personalidad jurídica.
AQUILES MESTRE
69
Ediciones OlejnikBarber, Sotirios A.USA
Sobre el significado de la Constitudción de los Estados Unidos
20211era.198 2.970 CIVILPERSONA FÍSICARústica23,00x16,00EspañolLa idea de persona tiene gran fuerza definitoria, en términos generales, ya que implica un conjunto de atributos que resultan insoslayables a la hora de precisar los alcances de la noción y de comparar a la persona con otros entes. Pero, precisamente, en torno a esos rasgos se configura la aporía que plantea el concepto si ahondamos un poco más allá del uso común no especializado. Una de las bases de la problematización de la idea de persona se halla en la funcionalidad y características del cuerpo, pero esa instancia somática no agota el debate, ya que muchos seres, además de los humanos, poseen entidad corporal pero su adscripción al sentido de persona es discutible o, al menos, lo ha sido ya que durante mucho tiempo se ha analogado a la persona con el ser humano: ¿seres con alma, conjunto psicosomático, autor de la acción, animales no humanos, inteligencia artificial, personajes literarios, estereotipos antropológicos son personas?
La pregunta sobre qué es una persona resulta un interrogante que no tiene contestación o, mejor aún, que tiene tantas respuestas como situaciones, perspectivas, objetivos y contextos en los que pueda ser formulada existan. Por ello, Persona, cuerpo y discursos. Aportes interdisciplinarios sobre un concepto variable procura reconocer en distintas formulaciones discursivas y ejemplos de la praxis colectiva que vinculan el cuerpo con el campo social los elementos que intervienen en la representación de la persona para establecer sus alcances semánticos y las proyecciones e impactos que estos puedan tener en la fisonomía de las instituciones y de los mismos campos epistémicos.
En pocas palabras, determinar qué constituye una persona es un problema aún abierto, que los estudiosos enrolados en distintos campos epistemológicos han considerado con desigual atención. No es, por lo tanto, nuestra intención con este libro clausurar la polémica porque no estamos en condiciones de hacerlo, pese a que desde hace varios años nos hemos dedicado al estudio del tema. Por el contrario, el objetivo de este volumen es poner en evidencia el carácter funcional, polisémico y polimórfico que la noción de persona posee y avivar la discusión a través de la indagación en prácticas y textos diversos, anclados en disciplinas heterogéneas pero que se unifican en el hecho de concebir a la persona tanto como un objeto de estudio como un destinatario de sus reflexiones y propuestas.
70
Ediciones Olejnik9789563926071Barcellona, PietroItaliaEstado y los juristas, el20191era.186 2.790 FILOSOFÍARústica23,00x16,00EspañolSe exponen, se analizan y se intentan rebatir en este libro las principales críticas lanzadas contra la doctrina de los derechos humanos desde sus orígenes hasta nuestros días. Quizá la principal conclusión a la que se llega es que ni los ataques teóricos de todo tipo, ni las incomparablemente más trágicas violaciones prácticas de los derechos humanos, que a diario se producen en los más diversos lugares del mundo, pueden prevalecer sobre las justas demandas de libertad, igualdad y solidaridad, que son los valores nucleares y universalmente válidos implícitos en la idea de aquellos derechos. Aunque inevitablemente estamos condenados a que las amenazas y las agresiones resurjan una y otra vez, esos valores y derechos no dejarán de brillar con luz tanto más fuerte cuanto mayor sea la injusticia. No podemos prever el futuro, pero podemos tener la certeza de que los derechos que ratifican la dignidad del ser humano y que deben garantizar también la igualdad de todos los pueblos, son esencialmente invencibles y siempre terminarán prevaleciendo sobre su negación, así como sobre la violencia y la injusticia, precisamente porque son portadores de los valores morales más radicales de la humanidad. No es de extrañar, por tanto, que los derechos humanos se contemplen todavía hoy como nuestra última gran utopía.
71
Ediciones Olejnik9789563925746Barker, Robert S.UsaConstitución de los Estados Unidos y su20201era.196 2.940 PENALRústica23,00x16,00EspañolEn estos “Temas centrales del Derecho Penal”, su autor, Alejandro J. Rodríguez Morales, aborda cuestiones que han sido, y siguen siendo, objeto central de estudio en el ámbito del Derecho Penal y que conforman la base de todo el sistema de pensamiento en lo que respecta a esta materia. Así, se presentan reflexiones e indagaciones en esta obra sobre temas tan relevantes como la finalidad de las penas, la noción de bien jurídico, la teoría de la imputación objetiva, el llamado “Derecho penal del enemigo”, la distinción entre autoría y participación, el dolo eventual, la delimitación entre preparación y tentativa, la interpretación de la ley penal y el concurso de delitos. Adicionalmente, el autor incluye en esta obra dos estudios sobre temas más novedosos pero que plantean cuestiones de especial interés y trascendencia, como es el caso del denominado Criminal Compliance (tema sobre el que autor ha publicado ya una completa monografía), así como del vínculo que el autor considera posible y necesario establecer entre los crímenes de guerra, los conflictos armados y un tipo de terapia sistémica conocida como constelaciones familiares, con lo que el autor muestra que su comprensión del Derecho Penal, y en general de los temas jurídicos, se nutre también de otras disciplinas que, en tal sentido, enriquecen su comprensión. Se trata, entonces, de una obra que sin duda puede suscitar el interés de todo estudioso de la materia penal dados los temas que se estudian en ella.
Contando la presente obra, Alejandro J. Rodríguez Morales ha publicado 16 libros sobre diversos temas jurídico-penales, entre los cuales se destacan “Síntesis de Derecho Penal. Parte General” (2006) y “Criminal Compliance (Cumplimiento normativo penal y Derecho penal económico)” (2019). Es profesor de Derecho penal económico y Derecho penal internacional en el postgrado de la Universidad Católica Andrés Bello (Caracas y Guayana) así como de la Escuela Nacional de Fiscales (Caracas). Entre 2003 y 2017 fue profesor de Derecho Penal Internacional en la Universidad Católica Andrés Bello (Caracas) y también ha sido profesor en la Universidad Central de Venezuela, Universidad Católica del Táchira, entre otras. Obtuvo una Maestría en Derecho Penal Internacional por la Universidad de Granada, España. Realizó estudios en Ciencias Criminales y Dogmática Penal Alemana en la Georg-August Universität Göttingen, Alemania, y cuenta además con una Especialización en Responsabilidad de la Empresa y Compliance por la Universidad de Salamanca, España.
72
Ediciones Olejnik9789563920734Barker, Robert S.UsaConstitucionalismo en los Estados Unidos20181era.88 1.320 CIVILRústica23,00x16,00EspañolEl libro que tengo el honor de presentar al amable lector, bajo la rúbrica genérica del Derecho de Daños en la era digital, se corresponde con el estudio, desde una perspectiva múltiple del derecho de daños, de algunas de las cuestiones de mayor relevancia práctica y actualidad en el ámbito del Derecho y las nuevas Tecnologías en la era digital a cargo de muy prestigiosos especialistas de la materia pertenecientes a diversas Universidades españolas comenzando, aparte por quien suscribe el prólogo, de la Universidad de La Coruña, por La responsabilidad civil de los derechos fundamentales de la persona en Internet, para continuar con otros estudios procedentes de diversos países americanos y europeos que enriquecen el análisis de una cuestión que, desde luego, tiene alcance mundial y verdadera dimensión transnacional.
En estos momentos, se hace necesario mirar hacia delante, hacia el siglo XXI; y cualquiera que así lo haga, se tropezará necesaria-mente con Internet. La red de redes se hace cada vez más útil. Las Ad-ministraciones comenzaron a renovarse con métodos tecnológicos, pero las dudas se acumulan. Debemos cuestionarnos, por ejemplo, si es suficiente con una notificación por correo electrónico, o cómo garantizar la intimidad de los datos en medios electrónicos. Reflexionar y abrir un debate sobre estas cuestiones constituyen los principales objetivos de la obra.
Domingo Bello Janeiro
Catedrático de Derecho Civil en la Universidad de La Coruña
(España)
73
Ediciones Olejnik9789563921434Barker, Robert S.USA
Precedente y su significado en el derecho constitucional de los EEUU
20181era.80 1.200 ADMINISTRATIVORústica23,00x16,00EspañolEl presente Tratado intenta reducir a sus líneas jurídicas fundamentales los fenómenos del Derecho administrativo, en gran copia acumulados por el Derecho positivo y por la práctica de los Tribunales. De año en año las leyes y la jurisprudencia han ido haciéndose más complicadas. De aquí el interés que tiene para el Profesor ofrecer a sus discípulos una exposición útil, sencilla y clara de esta importante rama del Derecho.
La moderna transformación del Derecho constitucional ha influido muy profundamente en el Derecho administrativo. Viejas instituciones jurídicas han adquirido un sentido diverso, y han surgido nuevos problemas que precisan una singular elaboración científica.
En la presente edición de esta obra se ha intentado, por eso, enlazar orgánicamente los elementos nuevos con los principios tradicionales y consolidados del Derecho administrativo.
FRITZ FLEINER
74
Ediciones Olejnik9789563922981Barquin Sanz, JesúsEspañaRetos de la justicia penal y otros estudios20191era.226 3.390 PROCESALRústica23,00x16,00EspañolLa prueba legal admite ser examinada no solo con relación a sus reglas generales, sino además a las varias fuentes de donde se deriva, sino también con referencia a sus materias y a los asuntos distintos que se investigan, y las formas de acción que se emplean. Pero algunas de las distinciones que pueden descubrirse en este último capítulo son de una naturaleza más general, y otras de clase más particular y técnica, y las de la primera solamente pueden considerarse en un tratado concerniente a la prueba con separación de las reglas y sistemas de Derecho. A proporción también que el sistema de algún país particular ha establecido una clasificación más especial y minuciosa de las acciones legales, y mayor exactitud en la forma o método de litigar, hay por un lado mayor precisión manifiesta en la aplicación de la prueba, y por el otro mayor desvía de las reglas generales en las clases separadas de acciones legales respectivamente, bajo las cuales se ha procurado que los derechos se defiendan.
James Glassford
75
Ediciones Olejnik9789563925937Barrere Unzueta, MariaEspañaFeminismo y derecho. Fragmentos para un20191era.358 5.370 PROCESALABOGACÍARústica23,00x16,00EspañolLa ley, en su aspecto represivo, define los crímenes y los delitos, y fija el mínimo y el máximo de pena para los criminales y los delincuentes. El conjunto de los textos forma un volumen muy grueso, impreso en letras muy pequeñas, que se llama el «Código Penal». Es el libro de la acusación, por decirlo así. Pero al final del «Libro Tercero» hay un artículo que lleva el número 463 y posee por sí solo tanta importancia como el resto del código. En el platillo de la balanza pesa tanto como el otro, cargado abrumadoramente. Dice, en tres líneas, que: «Las penas previstas por la ley contra el acusado hallado culpable, si se declaran circunstancias atenuantes en su favor podrán ser reducidas...». Es el artículo de la defensa.
Las circunstancias explican, devuelven a los hechos su imagen secreta, y atenúan. He aquí los dominios del abogado. Sí; el abogado sabe que su defendido es culpable, pero la sentencia que va a ser pronunciada podrá reducirse, si halla y consigue hacer comprender las circunstancias que favorecen al acusado, si ha relacionado la caída con la vida que puede excusarla, en lugar de separar una de otra ara aislarlas en el esquema de las sanciones.
Jacques Isorni
76
Ediciones Olejnik9789563921472Barrere Unzueta, MariaEspaña
Escuela de Bobbio. Reglas y normas en la filosofía jurídica de
20181era.376 5.640 FILOSOFÍARústica23,00x16,00EspañolHe vivido la Teoría pura del Derecho, he seguido de cerca su desarrollo, su evolución paso por paso. Fui uno de los primeros en escribir científicamente sobre esta teoría, no solamente en alemán, sino en francés y en inglés. Conozco toda la literatura escrita sobre la obra kelseniana en muchos países y en muchas lenguas.
Para comprender la Teoría pura del Derecho, es necesario tener en cuenta que su autor es austríaco. No solamente austríaco de nacimiento, sino también política, histórica y culturalmente. Aunque Kelsen haya escrito mucho en francés y haya sido profe-sor conferencista en Ginebra y en la Academia de Derecho Internacional en La Haya, y en inglés en la Universidad de Harvard, y ahora en la Universidad de California, sus obras principales están escritas en alemán. Su doctrina se ha originado en la Universidad de Viena y es conocida en el mundo entero con el nombre de la “escuela vienesa”. Y aunque Kelsen sea hoy ciudadano estadounidense, los estadounidenses siempre se refieren a él como “el sabio austriaco” (the Austrian Scholar), y los autores del mundo hispánico le llaman “el maestro de Viena”.
La Teoría pura del Derecho es un análisis estructural del derecho positivo. La ciencia debe describir su material tal como es y no prescribir cómo debería ser. La ciencia estudia la realidad; los pro-blemas acerca de cómo debería ser el derecho positivo, no son problemas científicos, sino cuestiones políticas o filosóficas.
Josef L. Kunz
77
Ediciones Olejnik9789563929225Barrio Andrés, MoisésEspañaFormación y evolución de los derechos digitales20211era.136 2.040 CIVILRústica23,00x16,00EspañolLos escritores del fin de la República y del Imperio nos presentan el testamento como uno de los productos más antiguos de la civilización romana. Según ellos, habla encontrado su consagración a mediados del siglo V, antes de nuestra era, en la legislación decenviral. La ley de las XII Tablas había contenido una disposición, cuyo texto no nos es referido por los autores latinos sino con numerosas variantes que ha asegurado al jefe de familia una libertad de testar tan ilimitada como la que goza en la época presente el testador inglés. Las afirmaciones de los clásicos presentan sobre este punto (debo reconocerlo) verdadera concordancia; pero, ¿son estas verosímiles?
Mi atención ha sido llamada sobre lo extraño de esta parte de la tradición romana, por un corto pasaje de una hermosa obra, en la que Ettore Pais, avanzando más en el camino abierto por su maestro Mommsen, y en otro tiempo por Niebuhr, ha sometido a una nueva y penetrante crítica todo aquello de la historiografía romana que concierne a los tiempos anteriores al fin de las guerras Púnicas. Las investigaciones tan interesantes, a pesar de su carácter frecuentemente hipotético, a las que él ha llegado, procurando reconstituir los métodos de elaboración, los procedimientos de fabricación y de falsificación de lo que él llama la historia cuasi-canónica de Roma, le han llevado a confrontar dos de los capítulos de esta historia sagrada, que ofrecen el mayor interés para el jurista: la narración de la redacción de las XII Tablas por los decenviros, a mediados del siglo V antes de Jesucristo, y la de la divulgación de las fórmulas de legis actiones por el escriba de Appius Claudius, Gn. Slavino, al fin del siglo IV.
Edouard Lambert
78
Ediciones Olejnik9789567799794Barrón Arniches, Paloma deEspañaObligaciones de hacer en el derecho privado europeo20181era.220 3.300 DERECHO DE LA ENERGÍARústica23,00x16,00EspañolCuando durante los días 6 y 9 de agosto de 1945 se lanzaron sobre Hiroshima y Nagasaki (Japón) las bombas atómicas que pusieron fin a la II Guerra Mundial, se mostró a la humanidad el enorme potencial de la energía nuclear, a la vez que su enorme capacidad destructiva.
Esta carrera por la utilización de la energía nuclear para fines militares, antes que civiles, ha originado una importante y recurrente oposición a este tipo de energía, la cual perdura en la actualidad.
Además, el uso de la energía nuclear ha vuelto a ser cuestionado a nivel mundial con motivo del seísmo ocurrido el pasado día 18 de marzo de 2011 en Japón, con una intensidad de 8.9 grados en la escala de Richter, el cual produjo un tsunami que originó grandes daños en la central nuclear japonesa de Fukushima Dai-ichi.
A nivel español, el debate nuclear se ha intensificado con la actuación del gobierno español acordando el cese definitivo de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) y con la ubicación en Villar de Cañas (Cuenca) el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares de alta actividad; además, la oposición al funcionamiento de las centrales nucleares se ha concretado con la aprobación del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), el cual contempla el cierre del parque nuclear español entre los años 2027 a 2035.
Y una situación semejante de oposición se está viviendo en relación con el proyecto CAREM-25 en Argentina, o en la renovación de la autorización de los reactores de la central nuclear de Laguna Verde en México.
Toda una oposición al uso civil de la energía nuclear apoyada en argumentos ideológicos, ambientales e, incluso, pacifistas, que entienden que este tipo de energía puede resultar riesgosa para la vida de las personas y la propia naturaleza.
No obstante, ello, en esta obra se pretende desmitificar el uso de este tipo de energía, necesaria en un panorama global de lucha contra el cambio climático, con la necesidad inexcusable de utilización racional de las energías limpias y descarbonificadas, que pretenden alcanzar una necesaria sostenibilidad energética, en el plano económico, ambiental y de garantía de suministro. Llegando a la conclusión, en esta obra, que sin energía nuclear no cabe una transición segura a un panorama energético sostenible. En este escenario global e interrelacionado, no se puede prescindir de la energía nuclear en el corto y el medio plazo.
En definitiva, en este intenso debate social y político, esta obra tiene vocación de constituir una herramienta útil, y no sólo jurídica, para el acercamiento y comprensión de las claves fundamentales del uso civil de la energía nuclear en España e Hispanoamérica.
79
Ediciones OlejnikBarros Vita, JonathanBrasil
Teoría general del derecho: Derecho internacional y derecho
20211era.302 4.530 COMERCIALRústica23,00x16,00EspañolUn certificado de depósito («certificate of deposit», designado frecuentemente con la sigla CD) es un recibo entregado por un banco como contrapartida de una suma de dinero depositada durante un determinado período de tiempo a un determinado tipo de interés.
En los Estados Unidos de América los certificados de depósito, con la forma y características actuales, comenzaron a ser emitidos por los bancos comerciales a partir de 1961. La iniciativa, que partió del «First National City Bank» de Nueva York y que fue inmediatamente seguida por las restantes grandes entidades de crédito, tuvo como fin principal atraer los fondos líquidos de las grandes sociedades. Efectivamente, a partir de la segunda posguerra, los bancos que operaban en los más importantes centros financieros (Nueva York y Chicago fundamentalmente) habían visto como se reducía la importancia relativa de los medios por ellos obtenidos debido a dos circunstancias: la mayor pericia adquirida por las sociedades en la inversión de las sumas líquidas temporalmente disponibles; pericia estimulada además, por el mayor rendimiento de los títulos del mercado financiero, y la creciente agresividad de los intermediarios financieros no bancarios, competidores en la captación del ahorro.
En realidad, no son ninguna novedad en la historia bancaria de los Estados Unidos, pues ya con anterioridad a los años «sesenta» habían sido emitidos en diferentes formas. La característica que permite diferenciar netamente a los «nuevos» certificados de los «viejos» y que ha sido causa del éxito alcanzado por los primeros es la existencia de un mercado activo. Los «nuevos» certificados, negociables al igual que algunos tipos de los «viejos», difieren de estos completamente, pues el requisito de negociabilidad se ha convertido en una realidad gracias a la creación de un mercado adecuado por parte de los mayores «dealers» de Nueva York. De este modo, el «nuevo» certificado de depósito, al que se refiere la presente monografía, se ha convertido en uno de los más importantes medios financieros a corto plazo, inmediatamente detrás de los Bonos del Tesoro.
Sergio Bortolani
80
Ediciones Olejnik9789563924442Batiffol, HenriFranciaUna crisis del estatuto personal20191era.60 900 CIVILDERECHO CONTRACTUALRústica23,00x16,00EspañolTodo hecho que produce la violación de un deber, ya tenga su razón de ser en la voluntad, ya en la ley, es un hecho ilícito, y el agente debe responder por vía de relación especial cuando al elemento objetivo, que es el acto injustamente cometido (non jure), va unido el subjetivo, esto es, el estado particular de su ánimo con relación a una determinada injuria. El acto entonces es, no sola-mente injusto, sino culposo, y de él se deriva, para el ofendido, un remedio a fin de obtener el resarcimiento del perjuicio sufrido, y que ejercitará contra aquel que de él deba responder: por donde lo ilícito contiene el concepto de la responsabilidad.
Pero respecto al acto ilícito, la conducta del agente puede cambiar de carácter al efecto de originar, según sus varias manifestaciones, diversas instituciones jurídicas, o se ha dado vida al hecho con la directa intención de dañar, o bien esta intención no existe; en la primera hipótesis, se tiene lo que se llama dolo; en la segunda, se tendrá la culpa.
Considerada bajo tal aspecto, es como la palabra culpa tiene un significado especial, técnico, en el derecho; no significa «cualquier violación de un deber jurídico» o «cualquier acción producida injustamente», sino que expresa un estado particular del ánimo en relación con un hecho injurioso. Cuando el acto, en cuanto injurioso, y por serlo, no fuere querido por el agente, o bien, si fuere querido el acto, no injurioso por sí, y no se quisieran las consecuencias, ya por no previstas, o bien, aunque previstas, pareciese imposible determinarlas, se dirá que el agente cae en culpa, que la acción es culposa.
GIAN PIETRO CHIRONI
81
Ediciones Olejnik9789563921304Batiffol, HenriFranciaFilosofía del derecho 20181era.112 1.680 FILOSOFÍARústica23,00x16,00EspañolEntre las ideas que el progreso incesante del pensamiento humano obliga hoy a reformarse para no perecer, la del Derecho ocupa uno de los primeros puestos. Desde luego, es inseparable de las nociones de libertad y de deber. El antiguo espiritualismo no puede sostenerse más a nuestro juicio. Las entidades metafísicas, a que habitualmente apelaba, son tan impotentes en la cuestión del derecho como en la de la libertad moral. ¿Se debe, por lo tanto, rechazar enteramente, hasta como puro ideal, la concepción de los derechos del hombre? ¿Es necesario reducir todo el orden civil y político a una mera combinación de fuerzas y de intereses, y oponer el principio de la desigualdad aristocrática al de la igualdad democrática? Tal vez llegaremos a reconocer que, en esta cuestión, cada uno de los puntos de vista principales en que se ha colocado el espíritu humano encierra su verdad relativa; tal vez es posible elaborar una teoría nueva del derecho, naturalista e idealista a la vez, y bastante comprensiva para reconciliar los sistemas adversos, en lo que tienen de científicos. Lo que nos proponemos realizar no es una elección más o menos arbitraria entre los sistemas, ni una especie de eclecticismo: es una síntesis racional en que todos los elementos positivos de cada sistema tendrán su lugar, y en que serán enlazados por una teoría lo más comprensiva posible. Limitando a su justo valor y a su legítimo dominio las verdades relativas de los sistemas, se les despoja de su carácter exclusivo y negativo, y al mismo tiempo se las vuelve armónicas y conciliables.
Las cuestiones de que vamos a tratar ofrecen, ante todo, un interés especulativo: emprendemos una investigación principalmente científica. Sin embargo, no debemos descuidar el aspecto histórico y político de estos estudios. La manera cómo se representa un pueblo el orden social depende del fondo mismo de su carácter: tiene sus tradiciones, tiene su historia, y esta señala su dirección presente y puede revelar su porvenir. En nuestra época, en la cual los grandes pueblos de Europa luchan por la preeminencia intelectual y política, bajo las leyes de una selección superior, es necesario que nuestro país se dé cuenta de la idea directriz, más que nacional y verdaderamente humana, que ha constituido hasta ahora su fuerza, y que, ampliándose y completándose con las nociones más familiares a los demás pueblos, podría asegurar aún su grandeza futura; aludo a la concepción del derecho ideal, de la justicia, de la igualdad ideal de las libertades.
Alfredo Fouillée
82
Ediciones Olejnik9789563927054Batigne, JacquesFranciaUn juez confiesa20191era.312 4.680 FILOSOFÍAABOGACÍARústica23,00x16,00EspañolEl abogado carece de todo poder decisorio. Dice, pide, alega, suplica, insta, solicita, impetra, propugna, pretende, promueve, propone, reclama, recurre, aduce, tacha, afirma, niega, admite, reconoce, arguye, argumenta, sostiene, invoca, estima, suscita, defiende, postula, formula, proclama, etc. Es esta una posición en algún sentido humilde, porque el abogado no impone, ni condena, ni absuelve, ni dicta, ni ordena, ni decide, ni resuelve, ni confiere, ni otorga, ni concede; pero en otro sentido, y quizás por lo mismo es una actitud noble, porque el abogado en sí ostenta la autoridad más incruenta que es el peso de sus razones.
En la profesión de abogado se dan cita la especulación discursiva y el sentido práctico. El consagrado al tratamiento teórico del Derecho piensa que el campo de la abogacía está dominado por la experiencia, y, si acaso, por una utilización hábil y oportunista de la ley. No es así o, al menos, no es siempre y necesaria-mente así. Cierto que la profesión se despliega en muy distintos niveles y otras facetas diversas.
La actividad intelectual del abogado se canaliza a través de la palabra y del razonamiento articulado mediante ella. Palabra, lengua, lenguaje…y Derecho. He aquí un tema predilecto, sin duda la preocupación predominante, unas veces a flor de la superficie y siempre subyacente, en mi condición de jurista.
Antonio Hernández Gil
83
Ediciones Olejnik9789563929911Battaglia, FeliceItaliaEstudios de teoría del estado20211era.184 2.760 CIVILRústica23,00x16,00EspañolLa mayor parte de la historia de nuestra civilización se encuentra dentro de este gesto que ha establecido el derecho de propiedad como condición de la posesión. Desde entonces, el disfrute de todos los bienes codiciados, el ejercicio del poder que estos bienes proporcionan, es decir, la satisfacción de las mayores pasiones del hombre, se someterían a la organización del derecho de propiedad. En las sociedades primitivas, e incluso en la Antigüedad, la acción —«la toma de posesión»— acompañaba y ratificaba la afirmación. La multiplicación y la complejidad de los intercambios, y por tanto de sus recíprocas apropiaciones, vendrían a suprimir la exigencia de esa acción que se sustituyó por símbolos o presunciones —el contrato, la letra de cambio, la regla «possession vaut titre» («posesión equivale a título»), etc.
Curiosamente, cuando las teorías acerca del concepto de propiedad y sobre su fundamento fueron muy numerosas, los sistemas que regulan el Derecho, es decir, que aseguran su garantía y su protección, han sido mucho menos caprichosos. Naturalmente, las reglas de detalle, y particularmente las de procedimiento, han variado de un sistema jurídico a otro dentro del mundo occidental, que también era el mundo de la cristiandad. Pero el fondo mismo de la reglamentación, los principios reguladores de la posesión, y que definían la propiedad, han permanecido considerablemente estables. Ello no nos debe sorprender si recordamos el carácter instintivo y básico de la inclinación hacia la apropiación.
Las páginas que siguen responden a esta inquietud, y no poseen otra ambición que la de ayudar a una toma de conciencia. Todo coincide en demostrar su urgencia. La renovación del derecho de propiedad es algo que no deja indiferente a la buena salud de Francia, ni a la felicidad de los franceses. Vale la pena meditarlo.
JACQUES DE LANVERSIN
84
Ediciones Olejnik9789563929577Bauer, AntonAlemaniaTeoría de la advertencia y una exposición y evaluacion20211ra.184 2.760 PENALRústica23,00x16,00EspañolLos ojos del universum jurídico están mirando al sur, no sólo por su tradición sino también por la rebeldía con que se desafían y desmontan a los esquemas del eurocentrismo. Y es ahí donde precisamente emerge esta obra del profesor y jurista David Mangiafico. En Prisión eludible (ensayos sobre el delito, la pena y su ejecución) subsiste el puente que conecta al Derecho penal con la Criminología. Una tarea nada fácil, pues demanda de la ruptura epistemológica de dos metodologías que al final enfocan un mismo fenómeno, pero que hablan desde discursos diferentes. Así, al igual que Mariátegui, el autor de esta obra articula una tesis alrededor de siete ensayos constelados a modo de capítulos, pero que conectados entre sí dan lugar y forma a una particular reflexión jurídica. Existe por lo tanto un potente hilo conductor, un mensaje que hoy más que nunca se vuelve imprescindible. El profesor Mangiafico parte de un interesante punto de vista sobre el panorama global del encarcelamiento. Respaldado desde las bases más sólidas de la crítica criminológica, desnuda a la prisión no sólo como institución burocrática, sino también como práctica social. Como lo había descrito Nils Christie –retomando a Greshsam Sykes–, la prisión como el locus del castigo es un lugar destinado a infligir dolor; el padecimiento individual y colectivo deliberado estatalmente tanto en el tiempo como en el espacio. El reconocimiento de la pena como dolor implica en consecuencia la configuración de un nuevo marco jurídico, pues más allá del falaz implante naturalista de la “rehabilitación”, reproducido en instrumentos internacionales de Derechos Humanos como las Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos de 1955 (“Reglas Nelson Mandela”), a la cárcel se va simplemente a ser castigado. Fue así entonces que, para el recientemente desaparecido Roger Matthews, la mirada pragmática y jurídica de la pena debe evitar que el dolor se desborde. Se invita en estas páginas a realizar una excursión por el delito y la pena, aquella simbiosis beccariana que marcó el destino de nuestra ciencia es la base en la que descansan todas las corrientes y teorías de la dogmática penal. Bajo esa perspectiva, las reflexiones que aquí se esbozan, aparecen en un momento crucial, dada la necesidad de reeditar un llamado a la razón jurídica. Prisión eludible es, en definitiva, un manual contra la violencia.
85
Ediciones Olejnik9789563929133Baumann, JurgenAlemaniaCasos penales y soluciones. Parte general20201era.210 3.150 CONSTITUCIONALRústica23,00x16,00EspañolEn esta obra colectiva, que recoge algunos de los más importantes textos de su trayectoria, los autores ofrecen al lector una visión integral de lo que se ha denominado nuevo constitucionalismo latinoamericano, explicando sus fundamentos, su desarrollo y las relaciones con otras corrientes jurídicas como el neoconstitucionalismo. Se detiene en particular en tres de las cuestiones que han caracterizado el nuevo constitucionalismo latinoamericano: el diseño constitucional del sistema de garantías de los derechos, lamentablemente muy erosionado en la práctica por la injerencia del poder ejecutivo en el poder judicial y el control de constitucionalidad; el pluralismo jurídico, con énfasis en las innovaciones constitucionales ecuatoriana y boliviana; y el reconocimiento de los derechos de la naturaleza que surgió en la Constitución de Ecuador, y que ha supuesto un antes y un después en la concepción constitucional de los derechos.
86
Ediciones Olejnik9789563923001Baumann, JurgenAlemaniaDerecho procesal penal20191era.142 2.130 TRIBUTARIORústica23,00x16,00EspañolEl autor eligió como tema de esta obra las relaciones de jerarquía presentes en el sistema tributario brasileño. Para la investigación del tema propuesto adoptó el método pragmático de Charles Sanders Peirce, coordinado con el Constructivismo Lógico-Semántico de Lourival Vilanova. A causa de la metodología acreditada, el texto, dividido en ocho capítulos, no trata solamente del derecho tributario, sino se sirve también de nociones de la Teoría del Len-guaje y de la Teoría General del Derecho, temas que esta pequeña presentación busca enfatizar. La destreza y la habilidad de Charles en la aplicación de tales modelos teóricos al fenómeno normativo se reflejan, inclusive, en las categorías de investigación desarrolladas por el mismo autor, como la “lengua del Derecho” y el “Derecho enunciado”. Estas construcciones, conforme tendrá la interesante oportunidad de observar el lector, están muy bien estructuradas y evidencian correlaciones con los aspectos estático y dinámico que la teoría general del derecho, en una acepción de la dogmática jurídica, atribuye a los sistemas normativos.
El autor al adoptar la semiótica de matriz peirceana también relaciona la “lengua del Derecho” a un conjunto de legisignos, los cuales poseen, en el ámbito del “Derecho enunciado” la instancia de sus réplicas.
Clarice von Oertzen de Araújo
Abogada Magister y Doctor en Derecho por la PUC/SP
Libre-docente en Filosofía del Derecho por la USP
Profesora de la PUC/SP y del IBET
87
Ediciones Olejnik9789563922493Baumann, JurgenAlemaniaDerecho penal. Conceptos fundamentales20181era.214 3.210 FILOSOFÍARústica23,00x16,00EspañolJuzgo en todo momento válida la conclusión del libro que aquí se presenta; es decir, que "la mejor descripción del Derecho natural consiste en que este provee un nombre para el punto de intersección entre Derecho y moral". Tal definición permite entender efectivamente que el Derecho natural constituye, por una parte, un criterio de valoración moral del Derecho y, por otro lado, una traducción en términos jurídicos de los valores morales.
La definición propuesta me parece que encierra, además, en relación con algunas discusiones recientes, cierto mérito, positivo y negativo a la vez: positivo, en cuanto reafirma la imposibilidad de separar el Derecho de la moral; negativo, en cuanto, aun suponiendo la no aceptación de la tesis fundamental del positivismo jurídico contemporáneo, permite tomar en cuenta la aportación indudable de esa doctrina al progreso de nuestros estudios.
Por lo que se refiere al jurista, no creo que pueda haber duda de que su punto de vista se halla determinado y condicionado por el hecho de que su misión consiste en exponer lo que es el Derecho (positivo), no lo que debiera ser conforme a las exigencias morales. En el campo de la ciencia jurídica, por tanto, las pretensiones del positivismo jurídico me parecen plenamente justificadas, y no vacilaría en aceptarlas, dejando a los defensores del mismo la tarea nada fácil de determinar en qué medida tal ciencia puede constituirse y ser efectivamente wertfrei.
Alessandro Passerin d'Entrèves
88
Ediciones Olejnik9789563922158Beccaria, CesareItaliaDe los delitos y de las penas20181era.112 1.680 FILOSOFÍARústica23,00x16,00EspañolUna teoría científica cualquiera puede parecer mejor que otra cuando explica de una manera más exacta y más completa los fenómenos que estudia. Ahora bien; creo que mi teoría sociológica de la adaptación explica mejor que todas las demás los hechos sociales humanos. Si esto no fuera así, debería reconocer que he perdido inútilmente mi tiempo al hacer su exposición.
Pero para que este aserto no parezca presuntuoso y gratuito, me esforzaré en comparar mi teoría con todas las demás que se han desenvuelto hasta ahora. Con el fin de no extenderme demasiado y de no extraviarme en detalles inútiles, voy a examinar en su conjunto estas teorías, dividiéndolas, según los principios en que descansan, en cuatro grupos, A saber: 1.º, las teorías darwinistas puras; 2.º, las teorías spencerianas; 3.º, las teorías comtistas; 4.º, las teorías analógico-orgánicas.
La ciencia es progresiva por naturaleza. Todos los días se hacen nuevas investigaciones y nuevos descubrimientos que corrigen antiguos errores y aumentan el número de los conocimientos humanos. Este trabajo continuo durará tanto como el mundo.
La verdad de toda teoría científica está siempre, por consiguiente, en correlación con los conocimientos que se posean en el momento de formularla.
Nadie, sin embargo, creo que pueda negar que la adaptación no sea una de las leyes más ciertas y mejor demostradas, y que la manera como yo la entiendo, tanto en biología como en sociología, no sea la más comprensiva y la más armónica con los hechos y los conocimientos científicos de nuestro tiempo.
Eso es únicamente lo que se puede exigir del espíritu humano: lo que personalmente intenté producir, empleando en ello todas mis fuerzas. Si lo conseguí o no, lo dirán mis lectores.
Pero yo no podía ciertamente pretender hacer un tratado de filosofía del Derecho, como han supuesto ciertos observadores superficiales, sino solo sus bases y sus líneas más generales de modo que pudieran servir a aquellos que más tarde ejecutaran este trabajo. Y digo más tarde, porque hoy no puede emprender esta tarea ningún positivista serio con la esperanza de triunfar; ya porque no existe todavía una clasificación exacta de las ciencias sociales particulares, ya porque un gran número da materiales etnológicos e históricos no están todavía bien escogidos y no son muy sólidos.
Michelangelo Vaccaro
89
Ediciones Olejnik9789563928242Beling, Ernst vonAlemaniaDoctrina del delitotipo20201era.84 1.260 civilRústica23,00x16,00EspañolEl Derecho Mercantil es la parte del Derecho Privado que tiene principalmente por objeto regular las relaciones jurídicas que surjan del ejercicio del comercio entre las personas, y entre éstas y las cosas. Comprende también algunas instituciones procesales y penales que son esencialmente de Derecho Público, como la quiebra y la bancarrota, y que encuentran sitio en el Código de Comercio porque constituyen las sanciones consideradas necesarias para mantener el ejercicio del comercio en las vías legales.
Hasta ahora, ni la ciencia, ni las leyes han acertado a distinguir con un corte limpio las relaciones jurídicas que deben regularse con las leyes mercantiles, de aquellas que soportan la disciplina de las leyes civiles.
Dijérase que la unidad esencial de la vida económica se rebela a esta separación artificiosa. El Código de Comercio regula las más lozanas creaciones del Derecho moderno, llenas de vigorosa frescura; pero para saber hasta dónde extiende su autoridad, es preciso hacer en cada caso una delicada investigación, tormento de la escuela y de la curia: ¿estamos en el campo del Derecho Civil, o en el del Derecho Mercantil? ¿Se trata de un acto civil, o de un acto mercantil? Y este problema, como todas las cuestiones de límites, está frecuentemente lleno de dudas y de inconvenientes.
CESARE VIVANTE
90
Ediciones Olejnik9789563921953Beling, Ernst vonAlemaniaDerecho procesal penal20181era.550 8.250 FILOSOFÍARústica23,00x16,00EspañolEl objetivo primordial e inmediato de Maquiavelo es la unificación nacional de Italia. Pero, asimismo, tenía otros objetivos prácticos, algunos de orden más general, que examinaré a su debido tiempo. Empero, la idea que nunca lo abandonó fue la de hacer de Italia una nación, un estado unificado.
Según Maquiavelo, la unificación de Italia solo podría llevarse a efecto cuando, respondiendo a la iniciativa de un príncipe, los distintos estados del país se unieran para formar una nación. Aquellos que al abocarse a problemas políticos piensan sentimentalmente en lugar de hacerlo científicamente, con seguridad interpretarán equivocadamente a Maquiavelo. Éste no se inclinó hacia la monarquía o hacia el gobierno absolutista porque prefiere esas formas de gobierno.
Maquiavelo divorció la política de la ética en el mismo sentido que todas las ciencias se divorcian de la ética. Su método es la aplicación de la ciencia a la política.
James Burnham
91
Ediciones Olejnik9789563921540Beling, Ernst vonAlemaniaEsquema de derecho penal20181era.188 2.820 PENALRústica23,00 x 16,00EspañolEste libro nace con la idea de facilitar a la academia del derecho penal reflexiones que contribuyan no solo en el aprendizaje de la asignatura, sino ante todo que el foro discuta sobre temas de actualidad en el ámbito jurídico penal, como una contribución al desarrollo de esta ciencia, una sociedad que no investigue, cuestione, no tiene futuro, sin embargo, el esfuerzo de los autores hace renacer esa esperanza de un colectivo que a través de estos procesos construye una sociedad científica que trata temas vigentes y contribuyen a la edificación de una sociedad democrática sustentada en la plena vigencia del derecho.
Las presentes orientaciones que se tiene en el libro son muy específicas al abordar la génesis del derecho penal moderno a fin de introducirnos en ese proceso evolutivo que ha logrado transformar conforme los procesos dialécticos de la comunidad avances y retrocesos de la humanidad hasta desembocar en las actuales condiciones más exigentes dado el desarrollo en las diferentes áreas de convivir que determinan la presencia de un derecho penal que responda a las necesidades actuales.
En esta línea investigativa se avanza por determinar los elementos de la culpabilidad a través un análisis académico que permite una lectura ágil, amena y de discusión en el ámbito doctrinario, culminando por la inculpabilidad.
Puedo señalar que se aborda cuestiones actuales y de mucha significación en el mundo jurídico, reiterando que el lector tendrá la posibilidad de reflexión y en la propuesta académica que se propone en la obra resaltando la destreza en este sentido de los autores. Finalmente, el reconocimiento por este esfuerzo y contribución a la ciencia jurídica.
Prof. Dr. Medardo Luzuriaga
92
Ediciones Olejnik9789563924114Beling-Ambos-GuerreroAlemaniaProhibiciones probatorias, las20191era.232 3.480 PENALRústica23,00x16,00EspañolEn mi ya larga vida profesional nunca he emitido un Dictamen en cuyo contenido y conclusiones no creyera, habiendo rechazado suscribir cualquier opinión jurídica en el caso de que ésta no estuviera de acuerdo con lo que, según mi leal saber y entender, era aquello que regía conforme a Derecho.
Mis dos Dictámenes que se contienen en este libro deben ser entendidos, por tanto, como si se trataran de las tomas de posición que, aplicando la metodología jurídica, adopto en mis libros y artículos de carácter estrictamente científico, después de haberme informado de los textos jurídicos aplicables y de las fuentes jurisprudenciales y doctrinales.
Enrique Gimbernat Ordeig
93
Ediciones Olejnik9789563928136Bello Janeiro, DomingoEspañaDerecho de daños en la era digital20211era.338 5.070 COMERCIALRústica23,00x16,00EspañolCon sincera complacencia cumplo el deber de presentar a los amables lectores la presente monografía del profesor OSMIDA INNOCENTI.
El tema elegido por él es de gran interés teórico-práctico, tanto que con frecuencia ha dado lugar a controversias doctrinales y forenses; hasta aquí no ha sido tratado extensamente a la luz de los códigos actualmente vigentes.
En definitiva, este amplio trabajo ha de ser juzgado más que como una buena promesa como una válida afirmación y deja fundadamente la esperanza de que su autor con armas cada vez más templadas y firmes, ofrecerá posterior e importante contribución a la ciencia jurídica.
GIORGIO DE SEMO
Profesor Ordinario de la Universidad de Florencia
94
Ediciones Olejnik9789563927931Bello Janeiro, DomingoEspañaSistema matrimonial en el derecho español20201era.668 10.020 FILOSOFÍARústica23,00x16,00EspañolA lo largo del período que vamos a estudiar el mundo ha cambiado extraordinariamente, y en la actualidad se transforma con toda rapidez. Parece ser que la atención prestada a las ideas es tanto menor cuanto menos importante es el papel que desempeñaron y desempeñan en la transformación, y que su importancia crece al aumentar su influencia en ella.
Sobre la naturaleza del papel desempeñado por las ideas, y sobre su influencia, se han expresado, a lo largo del período que vamos a tomar en consideración, las opiniones más dispares. Me ha parecido conveniente mencionar aquí esa amplia controversia; sin embargo, no es posible hacer otra cosa que llamar la atención sobre ella.
Me ha parecido, en efecto, que la controversia no carece de una cierta ambigüedad ya que es absolutamente necesario tomar siempre en el mismo sentido la palabra «ideas».
Me pareció necesario también dirigir la atención del lector hacia lo que se entiende comúnmente por «ideas», y hacerlo desarrollando sucesivamente tres proposiciones que son casi un lugar común, a saber:
1.º Las palabras que utilizamos al comunicarnos carecen de sentido preciso.
2.º Comprendemos a través de las ideas, y según las ideas que forman nuestro bagaje.
3.º Convencemos a los demás (y los demás nos convencen) por medio de razonamientos, en los que entran ideas diferentes.
Bertrand de Jouvenel
95
Ediciones Olejnik9789563925869Bello Janeiro, DomingoEspañaTutela de la persona y responsabilidad médica20191era.316 4.740 COMERCIALRústica23,00x16,00EspañolEl Derecho mercantil, nacido en pleno esplendor de las repúblicas italianas, eleva y propaga por el mundo el Derecho de la persona y el Derecho de la libertad. Abrió paso franco a toda idónea actividad personal contra el feudalismo, a toda osada forma de trabajo encaminada al bien común. En las corporaciones y en las ciudades, la forma más elevada de la economía común es la del artesano y la del comerciante. Esta se halla favorecida y respetada, ya que el genio y el poder de los hombres hacen vivir noblemente a los pueblos, con las empresas comerciales y marineras, que dan riqueza y fama a los jefes y a las masas.
Un Derecho personal a la profesión y a la libre ordenación de las relaciones que se organizan en torno a las corporaciones y a las empresas de artesanos y mercaderes se va afirmando frente al Derecho común, cerrado a toda innovación, al Derecho de casta y al feudal. Las corporaciones son la fusión espontánea de unos hombres libres que regulan el papel que a cada uno de ellos le corresponde representar en la vida social.
No se trata de un Derecho de privilegio, no es el derecho de una clase que se sobrepone a las demás, sino que, por el contrario, es un Derecho que se convierte, gracias a la armoniosa creación, en Derecho estatutario y ciudadano. Toda la vida de las ciudades se rige ya según el Derecho mercantil, y el Derecho común no regula sino lo referente a la familia y a la tierra.
La armonía de clases, que concurren y compiten en la armonía ciudadana es la característica del Derecho mercantil. El bien común es el ideal de todas aquellas clases que tienen un puesto en la organización de la economía, ya que esta se funda totalmente en el trabajo, en la capacidad y en la inteligencia del hombre.
LORENZO MOSSA
96
Ediciones Olejnik9789563929942Bello Paredes, Santiago A.EspañaSituación nuclear en España e Hispanoamérica20211era.214 3.210 FILOSOFÍARústica23,00 x 16,00EspañolEn la literatura, las investigaciones sobre la teoría de la legislación son todavía relativamente escasas. Se trata de un campo muy amplio, orientado a la construcción de parámetros sobre cómo legislar mejor. En un Estado Constitucional de Derecho, más que nunca, es necesario volver los ojos a las prácticas legislativas y examinar cómo argumentan los legisladores.
La autora presenta aquí las principales piezas que debería considerar una teoría normativa y comprensiva de la legislación, sensible al funcionamiento de la política, a las influencias, motivaciones y factores intuitivos de los actores políticos, a las relaciones entre los Poderes y orientada a la promoción de una mayor racionalidad, especialmente en su concepción procedimental, justificando la importancia de que los legisladores motiven sus decisiones.
"(...) la circunstancia de que Roberta Simões Nascimento cuente con una amplia experiencia profesional como asesora jurídica en el Senado brasileño se hace notar, yo diría, en cada una de las páginas del trabajo, en las que el lector atento se da cuenta del esfuerzo constante de la autora por dirigir todos sus análisis teóricos y prácticos a un mismo fin: la mejora del Derecho –o de esa parcela de la práctica jurídica: la legislativa- siendo siempre consciente de las dificultades y de los límites que existen para ello"
(Del Prólogo de Manuel Atienza)
97
Ediciones Olejnik9789563927290Bello, AndrésVenezuelaDerecho romano20201era.418 6.270 CONSTITUCIONALRústica23,00x16,00EspañolDurante 1951 y 1952 tuve el privilegio de dar algunas conferencias, principalmente sobre el gobierno americano, en las Universidades de Oxford, Birmingham, Manchester y Liverpool, así como en el Colegio Universitario de Swansea.
El interés general hacia el gobierno americano era grande, pero al mismo tiempo estaban muy extendidas las opiniones y conceptos erróneos sobre el mismo. Este hecho ha sido el que me ha animado a escribir el presente libro, que constituye una descripción o análisis del gobierno americano, dirigido expresamente a quienes tienen mayores conocimientos de gobiernos de otro tipo, principalmente del sistema parlamentario inglés. Por ello, a lo largo de la obra se hacen constantes referencias a paralelismos y contrastes entre ambos sistemas. Esto puede hacerlo más interesante para los mismos americanos, pues las conclusiones a deducir de la comparación no son posibles si los conocimientos personales se limitan a la descripción del propio Gobierno.
El tema central está constituido por el hecho de que el americano es un gobierno de «restricciones innatas». Estas restricciones obligan a llevar un sistema de administración que convenza y persuada, antes de que el poder sea ejercitado por el Ejecutivo o el Congreso. También dificultan e incluso impiden cambios importantes de política u orientación si no se hace evidente un fuerte apoyo por parte de todos y cada uno de los grupos y regiones económicas principales que constituyen nuestra compleja nación.
Ernest S. Griffith
98
Ediciones Olejnik9789567799718Bellú, PetreRumaniaDefensor tiene la palabra20171era.166 2.490 PROCESALJUEZJUDICATURARústica23,00 x 16,00EspañolLos tribunales estadounidenses no constituyen una sola estructura judicial o gubernamental. De hecho, no existe u n sistema judicial estadounidense único. Hay, en cambio, múltiples sistemas, cada uno independiente de los demás. También existen múltiples fuentes del Derecho estadounidense. Los tribunales de un sistema con frecuencia deben aplicar e interpretar la jurisprudencia generada en otro sistema. Además, frecuentemente en un mismo caso hay jurisdicción concurrente de dos o más sistemas judiciales. Estas y otras circunstancias se combinan de modo tal que el orden jurídico de los Estados Unidos es extraordinariamente complicado.
La gran línea divisoria en el sistema judicial de los Estados Unidos es la línea que divide lo estatal de lo federal. Esta división deriva de la Constitución de los Estados Unidos, conforme la cual el gobierno federal fue creado en 1789 con el fin de “formar una Unión más perfecta” entre los Estados existentes.
El gobierno federal y los gobiernos estatales coexisten, con una amplia gama de facultades delegadas al primero y todas las demás reservadas para los segundos. Cada uno de estos niveles de gobierno tiene su propio sistema de tribunales, autónomo y autosuficiente.
Dos características distinguen a los tribunales estadounidenses de los de Inglaterra y de los demás países: la división de poderes y la doctrina de la revisión judicial.
El concepto estadounidense de la división de poderes establece que toda la autoridad gubernamental debe estar dividida en tres poderes: el poder legislativo, el ejecutivo y el judicial.
Daniel J. Meador
99
Ediciones Olejnik9789563925166Benavente Chorres, Hesbert Perú
Principio de imputación penalñ y su control jurisdiccional
20211ra.196 2.940 FILOSOFÍARústica23,00x16,00EspañolLa nueva naturaleza social del Estado, fruto de la revolución socialista, y la instauración de la auténtica democracia cambiaron de raíz el carácter del orden legal estatal y los métodos para protegerlo. Por primera vez en la historia, el método decisivo y fundamental en la función del Estado no es la coerción, sino la persuasión, la educación y organización de las masas.
El que los ciudadanos soviéticos se subordinan a la ley de la mayoría se debe a que comprenden conscientemente que la misma es justa' y necesaria y están de acuerdo con ella. El modo de vida de la sociedad soviética se asienta en que, antes de imponer a la minoría el cumplimiento de las leyes, se realiza un trabajo de persuasión, se explica la esencia de la ley y su necesidad, partiendo de los intereses de la sociedad en su conjunto.
En todas las etapas históricas, el recrudecimiento de la política represiva contra la delictuosidad ha provocado y provoca siempre protestas activas de las personas progresistas, quienes consideraban y consideran que la vía para combatir la delincuencia es la de prevenirla.
Los principios del humanismo y democratismo de la legislación soviética, formulados por V. I. Lenin, atestiguan que, desde los primeros días del Poder soviético, las leyes del país estuvieron enfiladas a prevenir los delitos, a educar al pueblo en el espíritu de la legalidad socialista.
Yuri Naúmkin
100
Ediciones Olejnik9789563920000Bendezu Barnuevo, RocciPerú
Delito de feminicidio. Análisis de violencia contra la mujer desde perspectiva jurídicopenal
20171era.246 3.690 FILOSOFÍARústica23,00x16,00EspañolLa filosofía, en cualquier etapa de lo que podríamos denominar la evolución del Derecho, ha sido una eficaz servidora, pero en algunas de ellas ha resultado una fámula tiránica, cuando no se ha erigido en dueña y señora. Se la ha usado para derribar la autoridad de gastadas tradiciones, para doblegar autoritariamente reglas establecidas que no admitían cambio e implantar nuevos usos que transformaban profundamente sus efectos prácticos, para aportar al derecho nuevos elementos de fuera y construir juveniles sistemas jurídicos con aquellos materiales viejos, organizar y sistematizar elementos jurídicos existentes y vigorizar instituciones y reglas establecidas cuando a los períodos de crecimiento sucedían paréntesis de estabilidad y de reconstrucción meramente formal: tales fueron sus verdaderas realizaciones. Pero en todo momento sus objetivos declarados aspiraron a metas mucho más altas: ha tratado de suministrarnos una visión completa y decisiva del predominio social, ha aspirado a la formulación de una constitución moral, legal y política válida para todos los tiempos, se ha ilusionado con que podría descubrir la permanente e inmutable realidad jurídica sobre la cual descansar y establecer un derecho perfecto según el cual las relaciones humanas se ordenaran para siempre con certeza y sin necesidad ya de nuevos cambios. No debemos mofarnos de tan ambiciosos objetivos ni de una fe tan presuntuosa: no han sido ellos los factores menos decisivos dentro del poder de la filosofía jurídica para cumplir con metas que, si bien no tan progresistas en su conjunto, constituyen hoy las realizaciones vivas del Derecho.
La persecución de más altos objetivos ha conducido a la filosofía del Derecho a realizar incidentalmente grandes conquistas que eran útiles, inmediata y prácticamente, y al hacerlo así, como actuaba sub specie aeternitatis, dio méritos duraderos a lo que no parecían sino meros subproductos de la investigación filosófica.
ROSCOE POUND