Curso- Taller: Estrategias de Animación a la lectura y la promoción de la Biblioteca.
Organiza: Asociación Bibliotecarios de Córdoba

Docente: Bibl. Julio Fabián Melian


FUNDAMENTACIÓN
Las bibliotecas ofrecen al usuario la construcción de un camino hacia un espacio de lectura, de préstamo, rápido acceso a la información, asesoramiento eficaz, ayuda para la autoformación, un ambiente agradable, un lugar de socialización y encuentro, un espacio abierto a la colaboración y sugerencias de todos y todas, una plataforma que activa y anima la vida cultural del municipio o centro educativo, siendo las actividades de animación lectora pilares en todos estos procesos.
Las bibliotecas deben cumplir con sus objetivos de informar, formar y entretener.

Para llegar a la definición de animación a la lectura, vamos a ir paso a paso, desgranando los conceptos de lectura, animación y promoción. Las definiciones y conceptos sobre lectura son innumerables. Entre ellas: “La lectura es la herramienta que permite apropiarse de la información en cualquier ámbito en el cual el individuo se desarrolle. La llave mágica del conocimiento es la lectura. Es la llave del conocimiento en la sociedad de la información” (Millán, 2000). “La lectura es un proceso interactivo en el cuál se establece una relación entre el texto y el lector y éste al incorporarlo y elaborarlo le da un significado que es propio de ese individuo y no de otro. Por eso la lectura es un proceso constructivo que hace el lector y en el que confluyen sus vivencias, conocimientos, intereses, motivaciones para obtener de ese texto un significado que es único para cada uno que lo lee”. (Margarita Gómez Palacios citada por Gutiérrez Valencia y Montes de Oca García, 2005).

Las lecturas pueden ser informativas, formativas y recreativas. Por otra parte, la lectura en la era digital en la que vivimos requiere, no sólo el dominio de lo escrito, sino y especialmente de lo visual. “Los textos y las imágenes pasan rápidamente delante de la pantalla y de los ojos del lector. El individuo debe estar preparado para hacer frente a esta nueva estructura de organización de la información y desarrollar competencias que le permitan seleccionar y evaluar lo que lee.

La lectura digital tiene sus propias particularidades, técnicas y competencias específicas. La evaluación de la calidad de los contenidos para su compresión y asi- se convierte en un elemento indispensable.

En este nuevo contexto cambian las técnicas y procedimientos tradicionales de animación y promoción de la lectura”. (Cuervas Cerveró y Marzal, 2007) “La llave mágica del conocimiento es la lectura. Será necesario repetirlo, porque estamos subyugados por la magnitud y las virtudes de los nuevos prodigios tecnológicos y al tiempo deberemos reaprender las potencialidades y las maravillas de algo que consideramos trivial, sólo porque lo poseemos ya y nos acompaña desde hace muchísimo tiempo”. …“LA LECTURA ES LA LLAVE DEL CONOCIMIENTO EN LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN.”…

“El desarrollo humano no avanza en zigzag ni a salto, sino que normalmente construye sobre lo anterior. La lucha por comprender y utilizar las nuevas tecnologías digitales exige muchas cosas nuevas, si: pero presupone las antiguas. Y la más importante de ellas es la lectura.” (Millán, 2000)
Una vez definido el concepto de lectura nos centraremos en definir animación a la lectura y su diferencia con promoción a la lectura. ¿Qué implica hablar de promoción de la lectura? Promover es un término de origen latino que tiene tres acepciones en la lengua española; dos de ellas son significativas a los fines de este trabajo: “Iniciar o impulsar una cosa o un proceso, procurando su logro” y “Tomar la iniciativa para la realización o el logro de algo” (Diccionario de la Real Academia Española, 2012).

Las acciones de promoción de la lectura engloban todo tipo de actividades que impulsen la aprehensión de la lectura y su importancia en la formación de todos los individuos y de la sociedad en su conjunto. La promoción es un hacer constante que se respalda en una actividad planificada que busca resultados a largo plazo. Desde el punto de vista terminológico y de contenido, no es lo mismo hablar de animación a la lectura que de promoción de la lectura. Es común la confusión de ambos conceptos y su utilización en forma indistinta, a veces hasta como sinónimos. Sin embargo, desde una visión teórica, que se sustenta en la comprobación práctica, se puede afirmar que son conceptos bien diferenciados y diferenciables Es más, la animación a la lectura contempla estrategias que ayudan a la promoción de la lectura. Veamos la diferencia de los conceptos. Animación se define como el “conjunto de acciones destinadas a impulsar la participación de las personas en una determinada actividad, y especialmente en el desarrollo sociocultural del grupo de que forman parte” (Diccionario de la Real Academia Española, 2012).

La animación a la lectura comprende estrategias y acciones dirigidas a crear un vínculo entre un material de lectura y un individuo o grupo (Yepes, 2001, citado por Cuevas Cerveró, 2007).

En general cuando se habla de animación a la lectura, se piensa desde un contexto que tiene relación con la escuela o la biblioteca y apunta a acercar al niño al texto, especialmente impreso, y con un objetivo sobre todo recreativo, buscando generar el gusto por la lectura, a través de los afectos y emociones. Las estrategias que se aplican son de diferente naturaleza y pueden ser tantas como la imaginación y la creatividad del animador a cargo de la actividad. El componente más importante generalmente es el contexto lúdico que envuelve este tipo de actividades que se focalizan en que el individuo pueda generar su gusto por leer sin sentir la presión de la obligación impuesta por el entorno curricular. Por su parte la promoción de la lectura, aborda un enfoque social, cultural, educativo y político que va dirigido a la sociedad en su conjunto, con la finalidad de dar a la lectura un lugar de relevancia en la formación de los individuos. No apunta sólo al texto impreso y recreativo, sino a la lectura y escritura en el sentido más amplio (Cuevas Cerveró, 2007).

Las acciones de promoción de la lectura se canalizan a través de una política pública de lectura. La promoción de la lectura requiere de la articulación de acciones que se deben realizar en coordinación con distintos actores sociales personales e institucionales. La animación a la lectura es una de las modalidades que pueden incluirse en las acciones de promoción de la lectura, pero no la única. En torno al concepto de animación lectora se han dado muchas definiciones, entre las que se encuentran las siguientes: “Apagar la luz y empezar a leer al resplandor de las linternas cuentos de miedo con los niños es animación a la lectura, organizar cursos de calceta para que entren en la biblioteca personas que de otra forma no lo harían es animación a la lectura, contar cuentos por la noche al calor de una quemada es animación a la lectura, convertir la biblioteca en restaurante y ofrecer a los usuarios manjares literarios es animación a la lectura. Presentar cada día a los alumnos un libro “encontrado” en cualquier sitio según se va al instituto, colegio o biblioteca es animación a la lectura, hacer ruedas de prensa con los personajes de los clásicos es animación a la lectura, jugar con los niños a cambiarles los finales a los cuentos es animación a la lectura, reservar tiempo lectivo para frecuentar la biblioteca es animación a la lectura. Contar cuentos a los hijos en la cama es animación a la lectura, meter libros en la maleta cuando se va de vacaciones es animación a la lectura, narrar el comienzo de una historia y provocar el deseo de seguirla en las páginas de un libro es animación a la lectura, regalar libros en las fiestas familiares es animación a la lectura. Animación a la lectura es todo eso y mucho más”. Blanca Calvo es Directora de la Biblioteca Pública de Guadalajara (España).
“Es un acto consciente realizado para producir un acercamiento afectivo e intelectual a un libro concreto, de forma que este contacto produzca una estimación genérica hacia la lectura”. (Carmen Olivares, Directora de la Librería Talentum de Madrid). Como muy bien dijo Ginés Martínez Cerón, en marzo de 2010, en el artículo titulado ¿Qué es la animación lectora? y ¿para qué sirve? En octubre de 1965 abrió sus puertas en la localidad francesa de Clamart la biblioteca “la joie pour les libres”, se trataba de una biblioteca concebida para los niños y los jóvenes. Esa biblioteca tenía un admirable antecedente en otra célebre biblioteca para los niños, la Hora Feliz, abierta en Paris en el 1924. Se trató de “generar el placer” de la lectura al usuario. Surge entonces la necesidad de idear, pensar actividades atractivas y cautivadoras que impulsen la lectura…, encaminadas a proporcionar el gusto por los libros y la lectura, pues si difícil es persuadir a los adultos de la importancia por leer, no menos difícil es hacerlo con los niños, aunque su disposición inicial sea mayor. Surgen ideas como: hacer narraciones de cuentos en voz alta, conversaciones sobre libros leídos por los adultos, lecturas poéticas, guías bibliográficas, exposiciones temáticas de libros, representaciones teatrales de libros, lecturas en voz alta de novelas, de álbumes ilustrados..., juegos para captar la atención de los futuros lectores... etc. “Y todo esto se tradujo en Francia como animación a la lectura”. Como resumen de todo lo expuesto, podemos llegar a siguiente definición del concepto animación a la lectura: engloba un conjunto de actividades, estrategias y técnicas tendentes a favorecer, potenciar y estimular el acercamiento del usuario a los libros, mejorar los hábitos lectores, asegurar su crecimiento lector, pasar del saber leer al querer leer y a fomentar el aspecto lúdico de la lectura. No es sólo leer un libro. Abarca un amplio abanico de acciones, todas ideadas, diseñadas, organizadas y propuestas desde la Biblioteca

Actividades

-. Capacitación sobre Animación de la Lectura.
-. Talleres de Cuentos.
-. Narraciones
-. Talleres de pintura y collage sobre los cuentos leídos.

Exposición de los trabajos en la Biblioteca del I.E.S .Simón Bolívar.

Fecha: Jueves 17 de agosto de 2017

Horario: de 9 a 14 hs.

Lugar: Biblioteca Instituto de Educación Superior Simón Bolivar. Agustín Garzón 1200. Barrio San Vicente.

Se entregarán certificados de asistencia.

Apellido y Nombre
Your answer
DNI
Your answer
Correo Electrónico
Your answer
Institución en la que trabaja
Your answer
Realiza animación a la lectura en su biblioteca
Submit
Never submit passwords through Google Forms.
This content is neither created nor endorsed by Google. Report Abuse - Terms of Service