Nota de apoyo al Dr. Villalba y a su accionar como ex Director del IANIGLA-CONICET y del Inventario Nacional de Glaciares

El 27 de noviembre de 2017 el Juez Federal Sebastián Casanello procesó al Dr. Ricardo Villalba (Investigador Superior de CONICET(1), ex Director del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (IANIGLA) y del Inventario Nacional de Glaciares (ING)), por el delito de “abuso de autoridad” dentro de la causa 16156/16 iniciada por los abogados de la Asamblea “Jáchal no se toca” de la provincia de San Juan. Esta causa se origina por una denuncia de contaminación por parte del proyecto minero Veladero (operado por Barrick Gold), que produjo entre 2015 y 2016 derrames de solución cianurada hacia un tributario del río Jáchal. Según el razonamiento utilizado por el Juez y por los abogados denunciantes, si el IANIGLA hubiera incluido en el ING los cuerpos de hielo menores a una hectárea, los derrames de solución cianurada se hubieran evitado porque esta empresa minera no hubiera podido operar en esta zona. Además, los denunciantes y el Juez lo acusan de implementar un documento titulado “Inventario Nacional de Glaciares y Ambiente Periglacial: Fundamentos y Cronograma de Ejecución” (el “Cronograma”) en contradicción con el espíritu de la Ley Nacional 26.639 de Presupuestos Mínimos para la Preservación de los Glaciares y del Ambiente Periglacial.

Ante la evidente incongruencia de esta causa, que acusa al Director de un Instituto de investigaciones científicas (que no tiene poder de policía ni es la autoridad de aplicación de la Ley) en vez de buscar entre los directivos de la empresa contaminante a los responsables de estos graves incidentes, y teniendo en cuenta la extensa documentación de índole técnica que demuestra que la metodología propuesta por el IANIGLA para la confección del ING es avalada y utilizada a nivel mundial ya que sigue los lineamientos científicos internacionales(2), los abajo firmantes queremos expresar nuestro apoyo al citado Investigador, resaltamos su incansable compromiso con su trabajo y su intachable trayectoria como científico de excelencia internacional, y solicitamos al Directorio del CONICET, al Ministerio de Ciencia, Técnica e Innovación Productiva, y a los gremios correspondientes, a que de una vez por todas brinden al Dr. Villalba un completo apoyo legal, económico y mediático en este desafortunado proceso.

Nuestro pedido se focaliza en la falta evidente de apoyo institucional que el Dr. Villalba ha recibido durante todo este injusto proceso (que por otra parte lo obliga a afrontar personalmente todos los gastos judiciales del mismo), simplemente por el hecho de haber cumplido con su trabajo como Director de una Unidad Ejecutora de CONICET, cargo que ejerció entre 2005 y 2015 y al que accedió por concurso de antecedentes. También consideramos sumamente importante la participación de las instituciones involucradas ya que si bien la citada acusación hoy recae sobre el Dr. Villalba como ex Director del IANIGLA, la misma se basa en haber utilizado una metodología para la elaboración del ING (el “Cronograma”) que en su momento fue aprobada y avalada no sólo por la Presidencia del CONICET, sino también por el Ministerio de Ciencia, Técnica e Innovación Productiva, por la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, y por el Jefe de Gabinete de Ministros de la Nación.

Por otra parte, solicitamos al Juez Casanello que reconsidere su fallo del 27 de noviembre pasado y que evalúe nuevamente la evidencia aportada no sólo por el Dr. Villalba durante su declaración indagatoria(3), sino también por la totalidad de los profesionales e investigadores del IANIGLA que dieron su testimonio durante el proceso judicial. Entre otras cosas, en el fallo llama la atención la escasa mención a la evidencia presentada por el IANIGLA (institución nacional de referencia en glaciología) y la alta preponderancia que se le da a los testimonios de estudiantes de doctorado, profesionales contratados por la provincia de San Juan, y legisladores nacionales (quienes en su mayoría tienen escasa o nula experiencia en estudios glaciológicos) para definir conceptos glaciológicos básicos y/o cuestionar las metodologías propuestas por el IANIGLA para la realización del ING. También llama la atención que el Juez continúe mencionando a varias de estas personas como colaboradores del IANIGLA en la realización del ING, a pesar de haber sido aclarado por el Dr. Villalba en su declaración indagatoria que las mismas nunca estuvieron vinculadas laboralmente ni colaboraron con el IANIGLA en esta tarea. Cabe destacar que todo lo actuado por el IANIGLA en relación al ING ha sido auditado por la Auditoría General de la Nación con dictamen favorable a esta institución del CONICET (Resolución AGN 019/17).

Por otra parte queremos dejar claro que, si bien por razones técnicas y operativas el ING incluye a los cuerpos de hielo mayores de una hectárea, no significa que los cuerpos más pequeños no estén protegidos por la Ley, porque el espíritu de la misma es proteger a todos los cuerpos de hielo independientemente de su tamaño. El ING, como todo inventario de recursos naturales técnicamente correcto, requiere establecer dimensiones de referencia de las entidades a inventariar. En un inventario forestal, por ejemplo, ¿un árbol es un bosque? Si un árbol no es un bosque, ¿entonces dos árboles forman un bosque? Probablemente no. ¿Cuál es la superficie mínima de un conjunto de árboles necesaria para definir un bosque? Claramente es necesario acordar una dimensión a priori. Una vez establecida esta dimensión, se puede realizar el inventario, pero no se puede hacer un inventario de recursos naturales (sean bosques, humedales o glaciares), si no se establece la unidad base de ese inventario. Además, más allá de estas cuestiones puramente técnicas, la Ley establece que las actividades proyectadas en los glaciares y en el ambiente periglacial deben estar sujetas a evaluaciones de impacto ambiental y evaluaciones ambientales estratégicas que deberían incluir la identificación de todos los cuerpos de hielo potencialmente afectados. Por ello, es correcto considerar al ING como la herramienta básica para la protección de los cuerpos de hielo, pero debemos rescatar que el Inventario no es la única herramienta de protección en el contexto de la Ley 26.639.

Esta injusta acusación ha tenido el efecto inmediato de desacreditar ante la sociedad el trabajo realizado por el IANIGLA, institución de CONICET abocada desde hace más de 40 años al estudio y conservación de los recursos naturales de nuestra Cordillera de los Andes. Esto se ha visto agravado por el hecho sin precedentes de procesar penalmente a su ex Director, el Dr. Ricardo Villalba, quien fuera el principal científico promotor de una "Ley de Protección de Glaciares" en Argentina, y quien ha tenido durante su prolífica carrera científica(1) un compromiso permanente con la divulgación de la importancia de la Cordillera como reserva hídrica y como recurso natural de invaluable importancia científica y socio-económica. Entre muchas otras distinciones, esta tarea le ha valido al Dr. Villalba ser co-recipiente del premio Nobel de la Paz en 2007, no sólo por su extraordinaria contribución al conocimiento científico, sino, fundamentalmente, por su compromiso de acercar estos conocimientos a los tomadores de decisiones y al público en general a través de los informes del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC).

Finalmente, es importante resaltar otro aspecto preocupante que emerge de esta desafortunada acusación hacia el IANIGLA. Una de las demandas históricas que la sociedad reclama al sistema científico es una mayor interacción y aplicación de sus actividades en la sociedad fuera del ámbito científico-académico. El ING constituye justamente un ejemplo concreto de la interacción entre la ciencia y la política pública en respuesta a una importante problemática socio-ambiental del país como es la disponibilidad de recursos hídricos en un contexto de cambio climático. Como resultado de este aporte científico sin precedentes en Latinoamérica, podremos conocer por primera vez cuántos glaciares hay realmente en el país, cuál es su superficie actual y qué características tienen, además de entender cómo han fluctuado recientemente en respuesta al cambio climático. Lamentablemente, hoy vemos que este arduo y minucioso trabajo no ha sido debidamente reconocido. Peor aún, el aporte del IANIGLA ha resultado en un proceso legal que pone en duda la capacidad, honestidad e integridad del Dr. Villalba, del cuerpo de técnicos e investigadores que colaboran con la realización del ING, y en definitiva del CONICET como principal institución científica del país. Queda preguntarse qué repercusiones tendrá todo este proceso judicial en la predisposición futura de nuestros científicos para participar y aportar sus conocimientos en proyectos o políticas públicas que pueden ser sumamente necesarios para la sociedad, pero que por intereses políticos, diferencias de interpretación, mala intención o muchos otros motivos, pueden terminar en causas penales para los especialistas involucrados.

(1) Investigador Superior del CONICET con lugar de trabajo en el Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (IANIGLA), Mendoza. Ingeniero Forestal, Universidad Nacional de La Plata. Master en Fotointerpretación Forestal, CIAF, Colombia. Doctor en Geografía, Universidad de Colorado, Boulder, Colorado, USA. Estudios posdoctorales en el Observatorio de la Tierra, Universidad de Columbia en Nueva York, USA.

Durante su carrera científica el Dr. Villalba ha publicado más de 200 artículos científicos en revistas y libros con referato que abarcan un amplio rango de disciplinas desde la climatología, dendrocronología, geomorfología, hidrología, ecología, glaciología y ciencias ambientales. También ha realizado más de 200 presentaciones científicas en Argentina, Estados Unidos, Canadá, Brasil, Italia, Suiza, Chile, China, Ecuador, Venezuela, Perú, Bolivia, Uruguay, Australia y Nueva Zelanda. Son además muy numerosas sus charlas de divulgación y apariciones en los medios de comunicación, donde siempre ha tratado de transmitir sus amplios conocimientos científicos al público no especializado. El Dr. Villalba también ha tenido un gran impacto en la formación de recursos humanos como director, mentor y consejero de estudiantes de Argentina, Chile, Bolivia, Estados Unidos, Alemania, Francia y Suiza. Durante su carrera en el IANIGLA ha dirigido o co-dirigido 42 becarios de CONICET y 15 tesis de doctorado, las cuales en su mayoría fueron defendidas con calificaciones excelentes o sobresalientes.

Las capacidades intelectuales y su compromiso y responsabilidad con su trabajo llevaron al Dr. Villalba a ser elegido miembro del Comité Directivo de PAGES (Past Global Changes) del Programa Internacional de la Geósfera y la Biósfera (IGBP de UNESCO). El Dr. Villalba ha recibido además la Mención de Honor al Mérito Científico, otorgado por el Honorable Consejo Deliberante de San Rafael (diciembre 2007), la Distinción Legislativa del Honorable Senado de la Provincia de Mendoza (octubre 2007), el Reconocimiento por la Labor Científica Realizada otorgado por la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Mendoza (abril 2008), y fue designado Personalidad Destacada de la Provincia de Mendoza en abril de 2008. En abril de 2016 recibió el premio “Harold C. Fritts Award” de la Tree-Ring Society por los logros alcanzados durante toda su carrera.

(2) Los lineamientos para elaborar inventarios de glaciares han sido estipulados por organismos científicos internacionales dedicados al mapeo y monitoreo de cuerpos de hielo. Uno de los requerimientos básicos de las metodologías de inventario de glaciares con sensores remotos (imágenes satelitales) responde a cuestiones prácticas y operativas y consiste en establecer un área mínima de mapeo. De esta manera, los inventarios de glaciares realizados en diversas partes del mundo establecen un tamaño mínimo de unidad mapeable que varía, en la mayoría de los trabajos recientes, entre 0,1 y 0,01 km2 (entre 10 y 1 hectáreas). En el caso del Inventario Nacional de Glaciares, este límite mínimo fue fijado en 0,01 km2 (una hectárea) siguiendo estos estándares científicos internacionales. Dada la enorme extensión a inventariar en el país, a las características específicas de las imágenes satelitales que se utilizan para realizar inventarios de esta envergadura, y a la importancia relativa que tienen los distintos cuerpos de hielo como reservas hídricas en la Cordillera, este área mínima aseguraba que prácticamente la totalidad de las reservas de agua en estado sólido del país sean incluidos dentro del inventario.

(3) Link a los documentos presentados por el Dr. Villalba en su declaración indagatoria.

Declaración Indagatoria Villalba
https://drive.google.com/open?id=1HLOslTYS7HAYrV2JKYPADPDCC5JZOUXK

Anexo 1a – Paul et al. 2010
https://drive.google.com/open?id=1SKDr8gTlVlqwwyBN0fJdqO202Da2VVXA

Anexo 1b – UNESCO 1970
https://drive.google.com/open?id=1VN4UCTOzTGNhO1XC9glCOAPUIMoW8kIj

Anexo 2 – Nota WGMS
https://drive.google.com/open?id=1nZ1mDvqPhIRN0txIm_r8ICE6D6rjfIwk

Anexo 3 – Nota GLIMS
https://drive.google.com/open?id=1BoVQ2MkZSdZt_uIaOrGL4m8C3NZv3BEA

Anexo 4 – Noticia derrame de cianuro en Catamarca
https://drive.google.com/open?id=1eKsmJQtjDVujdYHK805FRuiQTD6oQUTV

Anexo 5 – Primer borrador ley glaciares Mafei
https://drive.google.com/open?id=1dJONFdFlUCJAcI0miADzUnhSHHSvBB7u

Anexo 6 – Solicitud áreas prioritárias SAyDS
https://drive.google.com/open?id=1tuc0jwJSFP3h8UecKzLn1vUt97DqabR3

Anexo 7 – Glaciar Toro 1
https://drive.google.com/open?id=1Sc3NGqxl_4SYth3gz07yNG-XmVa0YXS5

Anexo 8 – Solicitud apoyo institucional a Villalba – Setiembre 2017
https://drive.google.com/open?id=1AEBTU622OsBqZEXb_qlJOddHpdeF9PJV

Ampliación declaración indagatoria
https://drive.google.com/open?id=197va-y4sP85YtDKU7DoqMENoYZIoBkwk

Anexo 1 ampliación
https://drive.google.com/open?id=1eDhpL37hJSpznNUglwlrGpjNF1b2AKjc

Nombre *
Your answer
Documento / email *
Your answer
Profesión / Institución (opcional)
Your answer
Submit
Never submit passwords through Google Forms.
This content is neither created nor endorsed by Google. Report Abuse - Terms of Service - Additional Terms