Español

Nosotros, los abajo firmantes, ciudadanos del mundo entero, representantes parlamentarios y gubernamentales, víctimas y representantes de millones de víctimas de la esclavitud del siglo 21,

Convencidos de

Que las docenas de millones de personas que viven hoy en día como esclavos, privados de la oportunidad de determinar su propio camino - a través de la educación, trabajo, socialización, asociación y el ejercicio de sus derechos humanos fundamentales- sólo pueden recuperar su libertad con el apoyo deliberado de las comunidades internacionales;

Que no se puede permitir distinguir entre formas de esclavitud más modernas o más antiguas; que se trate del tráfico transfronterizo e internacional de seres humanos, o no; que se origine, o no, en una tradición, sostenida o no, por una referencia histórica, cultural o religiosa;

Que la ONU necesita afirmar de nuevo que el trabajo que no es ni consensual ni retribuido, en todos sus aspectos (que se trate de trabajo forzoso, esclavitud por endeudamiento, trabajo infantil, tráfico de seres humanos, servidumbre, explotación sexual u otros) es incompatible con la universalidad del principio de los derechos humanos;

Le Pedimos

A la Asamblea General de la ONU que adopte una resolución para prohibir de manera formal la esclavitud;
A todos los gobiernos, así como a la organizaciones internacionales y regionales, de hacer todo lo posible para soportar y promover la adopción y aplicación práctica de esta resolución, la cual podría liberar a millones de esclavos;

Invitamos

A todos los ciudadanos del mundo entero a que nos apoyen y firmen este llamamiento urgente para prohibir esta forma de explotación que ningún gobierno puede ignorar sin negar a su población sus derechos humanos.

    This is a required question
    This is a required question
    This is a required question