Carta para la urgente aprobación de una buena ley contra la discriminación en Chile

Señores/as Gobierno de Chile
Señores/as Senadores/as y Diputados/as

La discriminación es uno de los más graves problemas que afectan a nuestra sociedad y aún así la mayoría de estos atropellos quedan impunes por falta de una ley que les haga frente. Por eso vemos con buenos ojos la urgencia que se ha dado a la tramitación del Proyecto de Ley que Establece Medidas contra la Discriminación, el que ya lleva siete años de discusión parlamentaria

Sin embargo, no queremos cualquier ley. La actual versión de la norma es muy distinta a la original y a la tramitada en el Congreso Nacional hasta el 2011, año cuando se limitó gravemente su efectividad, llegando incluso al extremo de contener incisos abiertamente discriminatorios.

Mediante la presente nos sumamos a la campaña “Por una buena ley antidiscriminación ahora” impulsada por el Movilh y les demandamos que apoyen y defiendan las diversas indicaciones propuestas por una red de organizaciones sociales para perfeccionar el proyecto.

Las indicaciones que abajo se exponen son el resultado de un trabajo conjunto de Amnistía Internacional, la Agrupación de Inmigrantes por la Integración Latinoamericana, la Agrupación de Familiares de Pacientes Psiquiátricos, Católicas por el Derechos a Decidir, Genera Ideas y Acciones Colectivas, Portal judío Anajnu, Círculo de Políticas Participativas, Fundación Ideas, Mapuche Times, Movilh y la Asociación Chilena de Ong´s, que agrupa a 80 fundaciones, corporaciones, movimientos y organizaciones sociales.

En concreto les demandamos lo siguiente:

a- Reincorporar el artículo donde se establecía que “corresponde al Estado elaborar las políticas públicas y arbitrar las acciones que sean necesaria para promover y garantizar el pleno, efectivo e igualitario goce y ejercicio de los derechos y libertades de las personas”.
b- Prevenir, y no sólo sancionar, la discriminación contra persona o grupos de personas.
c.- Eliminar el inciso que permite siempre la discriminación arbitraria en función de principios garantizados en el Carta Magna.
d.- Eliminar el discriminatorio inciso que asocia a la orientación sexual con delitos.
e.- Eliminar el artículo y los incisos que consideran inadmisibles las acciones legales para impugnar leyes discriminatorias y para objetar sentencias de los tribunales.
f.- Eliminar el inciso que sanciona con multa al denunciante de la discriminación si es que el tribunal resuelve que no hubo un acto de exclusión.
g.- Reincorporar el artículo que obligaba a los tribunales declarar indemnizaciones para reparar el daño moral y material.
h.- Incorporar las categorías de “situación socioeconómica, sindicación o participación en organizaciones gremiales, identidad de género y estado civil” en la modificación al Código Penal que considera agravante los delitos fundados en discriminación.

Estas indicaciones sirven para dotar a Chile de una norma que realmente combata toda forma de discriminación y contribuya a mejorar las condiciones de vida de quienes día a día ven vulnerados sus derechos en razón de su raza o etnia, nacionalidad, situación socioeconómica, idioma, ideología u opinión política, religión o creencia, participación en organizaciones gremiales, sexo, orientación sexual, identidad de género, estado civil, edad, filiación, apariencia personal y enfermedad o discapacidad, entre otros.

No olviden que lo aquí demandando es nada más, ni nada menos que recuperar los contenidos originales de este proyecto de ley que antes del 2011 habían sido incluido aprobados por la Cámara de Diputados y dos comisiones del Senado.

En especial, tampoco olviden que una ley de este tipo beneficia a la mayoría del país, una mayoría que espera de sus autoridades una señal clara y potente contra toda forma de discriminación.

http://www.movilh.cl/leyantidiscriminacion

    This is a required question
    This is a required question
    This is a required question