Carta del Agricultor Sobre Soluciones para el Cambio Climático en la Agricultura
Una coalición de organizaciones agrícolas y sus aliados en todo el país están circulando la declaración de los agricultores sobre la crisis climática, a continuación.

Por favor considere agregar su nombre. La declaración se hará pública y se enviará a los líderes del Congreso y del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA). Si tiene alguna pregunta, haga contacto con la organización que se comunicó con usted acerca de esta declaración. Su nombre y detalles de contacto no se compartirán más allá de incluir su nombre, granja, ciudad y estado en la carta, que se compartirá públicamente.

Gracias.

English version here / En Inglés >> http://bit.ly/farmerclimateletter
Declaración
Nosotros, los abajo firmantes, agricultores y ganaderos, escribimos para expresar nuestras profundas preocupaciones sobre los impactos del cambio climático en la agricultura en los Estados Unidos y para pedir soluciones que inviertan en nuestras comunidades rurales y agrícolas.

La agricultura está posicionada en la frontera de un clima cambiante. Comparado con la generación pasada, somos sujetos a mayores condiciones climáticas extremas, desde graves inundaciones recurrentes y sequías severas y prolongadas hasta mayores olas de calor que amenazan a los trabajadores, los cultivos y el ganado. A medida que las temperaturas continúan aumentando, las nuevas presiones de plagas y enfermedades están afectando los rendimientos y la calidad de los cultivos. Como agricultores y ganaderos, estamos acostumbrados a adaptarnos al cambio, pero los extremos más grandes que estamos viendo hoy no tienen precedentes. Nuestras comunidades rurales carecen de los recursos y la infraestructura, lo que las hace especialmente vulnerables a los impactos del cambio climático. Reconocemos que estos desafíos no se distribuyen por igual, ya que afectan desproporcionadamente a las comunidades socialmente desfavorecidas, especialmente a los agricultores y ganaderos de color.

El cambio climático presenta una amenaza fundamental para nuestra capacidad de seguir siendo viables en los años venideros. Debemos actuar ahora para evitar los peores impactos del cambio climático, reducir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero, cambiar a un sistema de energía renovable y avanzar en una multitud de soluciones, incluidas las soluciones climáticas únicas e importantes que ofrece la agricultura. También necesitamos inversiones en prácticas de conservación y programas agrícolas que hagan que nuestras operaciones y comunidades rurales sean más resistentes a los fenómenos meteorológicos extremos.

Estamos comprometidos a ser parte de la solución. Al mejorar la salud del suelo y aumentar la materia orgánica del suelo en nuestras granjas y ranchos, tenemos el poder de reducir los niveles de carbono atmosférico en la raíz del cambio climático. Este enfoque es reconocido por los agricultores y científicos de todo el mundo como una estrategia climática crítica. Mediante el uso de prácticas de salud del suelo como cultivos de cobertura, rotación de cultivos, mejor manejo del pastoreo y labranza reducida, nuestras granjas y ranchos pueden convertirse en reductores netos de carbono. Estas mismas prácticas son necesarias para la adaptación a los desastres climáticos; la materia orgánica del suelo aumenta la capacidad de retención de agua y reduce la erosión, lo que puede ayudar a nuestras operaciones a soportar algunos climas extremos. Podemos y debemos reducir las potentes emisiones de gases de efecto invernadero, como óxido nitroso y metano, a través de una diversidad de estrategias.

También debemos proteger nuestras tierras agrícolas de la pérdida continua al desarrollo urbano. Cuando las tierras agrícolas se convierten para usos urbanos, las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas con esa tierra aumentan significativamente. Un estudio encontró que un acre de tierra urbana emite 70 veces más emisiones de gases de efecto invernadero que un acre de tierras de cultivo irrigadas y 100 veces más que un acre de pastizales1. La protección de nuestras granjas y ranchos asegurará que esta vasta e importante tierra esté disponible tanto para la producción de alimentos como para el almacenamiento de carbono para las futuras generaciones.

Nuestras granjas y ranchos también pueden producir energía renovable de maneras únicas e importantes. Más agricultores que nunca están tomando medidas para reducir su dependencia de los combustibles fósiles, así como para producir energía renovable en la granja, incluida la energía solar y eólica, con la oportunidad de continuar convirtiéndola en una fuente aún mayor de energía rural renovable2.

Muchas de las soluciones climáticas que ofrece la agricultura brindan múltiples beneficios a nuestras granjas, nuestras comunidades y nuestro medio ambiente. Entre ellos se encuentran el aumento de los rendimientos de los cultivos, una mayor resistencia al clima extremo, una mejor calidad del aire y del agua y un hábitat de vida silvestre mejorado. Debemos buscar soluciones climáticas avanzadas que brinden estos múltiples beneficios.

Pero la agricultura no puede convertirse en parte de la solución climática sin una inversión significativa. Debemos reducir el riesgo para los productores implementando nuevas prácticas agrícolas que son contribuyentes al mejoramiento del clima. Con el mismo reto en mente, necesitamos invertir en asistencia técnica relevante, incentivos financieros e investigación, especialmente para agricultores y ganaderos socialmente desfavorecidos. Ninguna política climática a nivel nacional será completa o efectiva sin reconocer el papel que debe jugar la agricultura para evitar los peores impactos del cambio climático, reducir nuestras emisiones de gases de efecto invernadero, mejorar nuestros sumideros de carbono y nuestra capacidad de recuperación. Nuestra seguridad alimentaria depende de adoptar soluciones agrícolas para un clima cambiante.

Estas soluciones al cambio climático promoverán una economía agrícola basada en la equidad y las oportunidades para las granjas familiares y las comunidades rurales.

No podemos darnos el lujo de esperar. Se necesita acción ahora para abordar nuestro clima cambiante. La agricultura puede y debe ser parte de la solución.

Sinceramente,
Nombre *
Your answer
Negocio Agrícola *
Your answer
Ciudad *
Your answer
Estado *
Zip Code *
Your answer
Información opcional
Organización afiliada (opcional, si es aplicable)
Your answer
Email (Opcional - su correo electrónico se actualizara en el lanzamiento de la declaración. Las direcciones de correo electrónico no serán compartidas ni vendidas.)
Your answer
Referrer (No editar: solo para uso interno)
Your answer
Submit
Never submit passwords through Google Forms.
This form was created inside of National Sustainable Agriculture Coalition. Report Abuse