ACTIVIDADES PARA PENSAR

Lee el texto y responde a las preguntas:

“De cranta, un brosqui pidró las grascas y una murolla nascró filotudamente. No lo ligaron ligamente, pero no la sarretaron tan plam. Cuando el brosqui manijó las grascas, la murolla drinó priscamente.”

1.- ¿Qué pidró el brosqui?

2.- ¿Cómo nascró la murolla?

3.- ¿Cómo la sarretaron?

4.- ¿Quién drinó?

5.- Señala un verbo del texto. ¿Cómo sabes que es un verbo?

6.- Indica un sustantivo del texto.

7.- Busca un adverbio en el texto.

8.- Explica con tus palabras qué tiene de particular este texto.

9.- Ponle un título al texto. ¿Te resulta fácil ponerle un título? ¿Por qué?

                                                Actividad tomada de Serra, R. y Caballer, M.J. (1997)

Copia en el espacio en blanco el siguiente texto. Has de separar las palabras y poner los signos de puntuación que sean necesarios:

“ENELPRINCIPIODELAESCRITURATODASLASPALABRASSEPONIANJUNTASSINESPACIOSENBLANCOENTREELLASYCONFRECUENCIAENMAYUSCULASPORSUPUESTOTAMPOCOHABIAACENTOSLASFRASESADEMASEMPEZABANYTERMINABANSINNINGUNAINDICACIONYLOMISMOLOSPARRAFOSLAESCRITURAERAUNCHORRODELETRASQUELLENABATODOSLOSESPACIOSDISPONIBLESYELTEXTOUNOCEANOESPESODEPALABRASHABIAQUELEERLOSSIGNOSENVOZALTAPARAEXTRAERELSENTIDOPEROHACERLOEXIGIAUNNOTABLECONJUNTODECONOCIMIENTOSENUNMOMENTODADOSEEMPEZARONASEPARALASPALABRASYLASFRASESAPARECIERONUNANUBEDEPEQUEÑOSSIGNOSQUESEÑALABANQAQUIYALLADONDEHABIAQUEHACERLASPAUSASMENORESDONDETERMINABANLOSFRAGMENTOSCONSENTIDOCOMPLETOYDONDESECERRABAUNARGUMENTOLOSLECTORESINCLOUSOLOSMENOSAVEZADOSPUDIERONDEESTAMANERAACCEDERALOSTEXTOS.”

Primera clase de lengua swahili:

Fíjate bien en las frases siguientes, que se te presentan en lengua swahili acompañadas de su traducción al castellano. Responde después a las preguntas:

mtoto amefika = el chico ha llegado

mtoto atafika = el chico llegará

watoto watafika = los chicos llegarán

mtu amelala = el hombre ha dormido

mtu atalala = el hombre dormirá

watu watalla = los hombres dormirán

watoto wamefika = los chicos han llegado

watu wamelala = los hombres han dormido

1) ¿Cómo se indica en esta lengua el plural de los sustantivos?

2) ¿Y el plural de los verbos?

3) En castellano y en catalán no hay un indicador de singular, sólo va marcado el de plural, ¿ocurre lo mismo en swahili?

4) ¿Cómo se indica en swahili el tiempo futuro?

5) Sabiendo que en swahili se indica “está +gerundio” con “ana”, ¿cómo se escribiría “los chicos están llegando”?

Lee el siguiente microrrelato de Julio Cortázar. Seguro que consigues entender su sentido, aunque las oraciones están desordenadas. Reorganiza tú las frases, recolocando los elementos que aparecen entre los diferentes puntos. ¡No se vale añadir nada!

" Con lo que pasa es nosotras exaltante. Rápidamente del posesionado mundo hemos nos, ¡hurra! Era un inofensivo aparentemente cohete lanzado Cañaveral americanos Cabo por los desde. Razones se desconocidas por órbita de la desvió, y probablemente algo al rozar invisible la tierra devolvió a. Cresta nos cayó en la ¡paf!, y mutación golpe entramos de. Rápidamente la multiplicar aprendiendo de tabla estamos, dotadas muy literatura para la somos de historia, química menos un poco, desastre ahora hasta deportes, no importa pero: de será gallinas cosmos el, carajo qué"

Julio Cortázar, La vuelta al día en ochenta mundos

Pequeño cuento extraído del libro Último Round"de Julio Cortázar. Éste es un texto muy peculiar ya que casi todas las palabras son inventadas. No obstante, es fácil inferir su significado y determinar su categoría morfológica. Ese es el trabajo que te corresponde.

“Como no le melga nada que la contradigan, la señora Fifa se acerca a la Tota y ahí nomás le flamenca la cara de un rotundo mofo. Pero la Tota no es inane y de vuelta le arremulga tal acario en pleno tripolio que se lo ladea hasta el copo.

– ¡Asquerosa! – brama la señora Fifa, tratando de sonsonarse el ayelmado tripolio que ademenos es de satén rosa. Revoleando una mazoca más bien prolapsa, contracarga a la crimea y consigue marivorearle un suño a la Tota que se desporrona en diagonía y por un momento horadra el raire con sus abrocojantes bocinomias. Por segunda vez se le arrumba un mofo sin merma a flamencarle las mecochas, pero nadie le ha desmunido el encuadre a la Tota sin tener que alanchufarse su contragofia, y así pasa que la señora Fifa contrae una plica de miercolamas a media resma y cuatro peticuras de esas que no te dan tiempo al vocifugio, y en eso están arremulgándose de ida y de vuelta cuando se ve precivenir al doctor Feta que se inmoluye inclótumo entre las gladiofantas.

– ¡Payahás, payahás! – crona el elegantiorum, sujetirando de las desmecrenzas empebufantes. No ha terminado de halar cuando ya le están manocrujiendo el fano, las colotas, el rijo enjuto y las nalcunias, mofo que arriba y suño al medio y dos miercolanas que para qué.

– ¿Te das cuenta? – sinterrunge la señora Fifa.

– ¡El muy cornaputo! – vociflama la Tota.

Y ahí nomás se recompalmean y fraternulian como si no se hubieran estado polichantando más de cuatro cafotos en plena tetamancia; son así las tofitas y las fitotas, mejor es no terruptarlas porque te desmunen el persiglotio y se quedan tan plopas.”