PROPUESTA PEDAGÓGICA

EDUCACIÓN INFANTIL

  1. Adecuación de los objetivos generales de la etapa y del primer ciclo de la Educación Infantil al contexto socioeconómico y cultural del Centro y a las características del alumnado, teniendo en cuenta lo establecido en el Proyecto Educativo.

  1. Decisiones de carácter general sobre principios y aspectos didácticos y metodológicos, así como los criterios para el agrupamiento del alumnado y para la organización espacial y temporal de las actividades.

Los métodos de trabajo en esta etapa se basan en las experiencias, las actividades y el juego, y se aplican en un ambiente de afecto y confianza para potenciar la autoestima e integración social de los niños.

  1. Aprendizajes significativos
  2. Carácter integrador y globalizador del proceso de enseñanza-aprendizaje.
  3. Individualización de la enseñanza.
  4. Interacción entre iguales.
  5. Flexibilización de la organización de los espacios y de los tiempos.
  6. El juego como actividad fundamental para la adquisición de aprendizajes.

Agrupamos al alumnado en dos aulas según los siguientes criterios: fecha de nacimiento, sexo e informe de Atención Temprana, en su caso. De esta manera procuramos la mayor heterogeneidad en ambas aulas.

En relación a la organización espacial del aula organizamos los muebles y materiales por rincones de juego: casita, biblioteca, cocina, mesa de experimentación, alfombra para la asamblea y construcciones, etc. procurando dejar un espacio amplio de expansión y movimiento. El aseo está ubicado dentro del aula, lo que facilita la autonomía en los hábitos de higiene y limpieza.

A la entrada de las aulas hay un amplio pasillo donde se colocan los percheros y casilleros para depositar objetos personales e intercambio de información con las familias, y donde realizamos algunas actividades en grupos más reducidos.

Organización temporal:

El ingreso en la escuela pasa por un Período de Adaptación, el tiempo que tarda el niño o niña en familiarizarse con el nuevo medio: profesores, niños y niñas, espacios escolares, etc. La importancia de este periodo hace que deba ser cuidadosamente planificado. Para favorecer la superación de esta fase es preferible que la entrada sea escalonada, así el equipo docente podrán estar más cerca de cada uno y conocerles con más rapidez.

Una vez finalizado el Periodo de Adaptación las entradas y salidas continúan siendo escalonadas: entradas a las 9 o a las 10 horas, y salidas a las 12, 13 o 13:50 horas. Esto implica que solo contamos con dos horas para realizar algunas actividades de gran grupo.

Se concede mucha importancia a las rutinas, que proporcionan regularidad y les ayudan a interiorizar ritmos y secuencias temporales. Aunque un horario nos ayuda a organizar la práctica educativa no podemos olvidar que éste debe ser aproximado y flexible, nunca rígido, y debe ajustarse a las cambiantes necesidades de los niños y niñas de estas edades y respetar los ritmos individuales.

Los distintos espacios temporales se dividen atendiendo a las necesidades de los niños: recibimiento y acogida, juego libre, asamblea, psicomotricidad, control de esfínteres, tentempié, descanso, juegos al aire libre.

  1. Criterios generales sobre valoración del progreso del alumnado.

En el primer ciclo de la Educación Infantil se realiza un proceso continuo y global de valoración del progreso del alumnado, que tiene un carácter formativo. La observación directa y sistemática, junto con las conclusiones obtenidas de la colaboración de la familia, constituyen el procedimiento de valoración del progreso del alumnado.

  1. Criterios y procedimientos para la evaluación anual de la propuesta pedagógica.

  1. Adecuación de los objetivos del curso al momento evolutivo del alumnado (demasiado o poco ambiciosos)
  2. Adecuación de los contenidos como medio para lograr los objetivos pretendidos
  3. Adecuación de las actividades desarrolladas al ritmo y capacidades del alumnado
  4. Adecuación de los materiales empleados en las diferentes experiencias y juegos
  5. Adecuación de los criterios metodológicos utilizados
  6. La atención a la diversidad
  7. Puesta en práctica de los planes de Centro

  1. Criterios generales sobre el proceso de intercambio de información con las familias, tanto en lo referente a la información sobre el progreso de los niños como sobre la colaboración entre los padres, madres o tutores y el profesorado.

Previamente al comienzo del curso se cita a las familias a una reunión con el equipo directivo, otra con el equipo docente de las aulas de dos años y una entrevista particular con cada familia, en la que se recoge información importante del alumnado. Cada jueves se destina un tiempo para que el profesorado reciba a las familias que así lo soliciten así como a petición del profesorado con el fin de intercambiar información necesaria por el bien del proceso de enseñanza-aprendizaje y desarrollo del alumnado. Las entradas y salidas de la jornada lectiva son escalonadas, lo que propicia el intercambio de información entre profesorado y familias.

Además las familias pueden acceder a un blog de clase que se actualiza semanalmente con las fotos de las actividades que realizan sus niños.

Al final de cada trimestre se hace llegar a las familias un boletín con los criterios de valoración de su niño o niña.

Asimismo cada trimestre el equipo docente convoca a una reunión general en la que se tratan aspectos importantes de la marcha del curso.

El equipo docente propone a lo largo del curso actividades en las que voluntariamente participan las familias: acompañamiento en salidas, talleres, fiestas, cuentacuentos, etc.

  1. Materiales y recursos didácticos que se van a utilizar.

Criterios para la selección y uso de recursos materiales:

-Ser seguro, sin peligro, no tóxico, sin aristas cortantes o pérdida de piezas.

-Ser resistente y duradero.

-Ser higiénico y de fácil limpieza.

-Permitir un sencillo manejo y un utilización autónoma por parte del niño.

-Ser adecuado a la edad.

-Ser polivalente.

-Cubrir objetivos educativos.

-Ser atractivo para los niños.

-Ser de buena calidad, buena relación calidad-precio y con posibilidades de reparación.

También deben cumplir una serie de valores: Funcionalidad, experiencial, de estructuración y de relación

  1. Criterios para evaluar y, en su caso, revisar los procedimientos de enseñanza-aprendizaje y la práctica docente de los profesores y del resto de los profesionales del Centro.

  1. Logro de los objetivos por parte del alumnado.

  1. Adecuación de las actividades al contexto y al alumnado.

  1. Adecuada distribución de las actividades durante la jornada escolar.

  1. Respuesta de las familias a las demandas del profesorado.

  1. Funcionamiento de los rincones.

  1. Funcionamiento de las actividades colectivas de Centro.

  1. Respuesta a las necesidades del alumnado.

  1. Adecuación de los materiales, espacios y tiempos.

  1. Resolución de situaciones inesperadas.

  1. Proyectos y planes acordados y aprobados, relacionados con el proceso de enseñanza-aprendizaje.

En nuestras aulas vamos a trabajar los siguientes planes del centro: Plan Lector, Plan de Atención a la Diversidad y la Sostenibilidad. Estos proyectos los adaptamos al nivel evolutivo de nuestro alumnado, seleccionando los objetivos que estén a su alcance.

  1. Plan de Atención a la Diversidad.

La intervención educativa contempla como principio la diversidad del alumnado adaptando la práctica educativa a las características personales, necesidades, intereses y estilo cognitivo de los niños, dad la importancia que en estas edades adquieren el ritmo y el proceso de maduración. El Centro adopta las medidas oportunas dirigidas al alumnado que presente necesidad específica de apoyo educativo, así como necesidades educativas especiales, buscando la respuesta educativa que mejor se adapte a sus características y necesidades personales.