Nos acercamos (con cuidado)

a la POESÍA

Seguimos nuestro viaje de imágenes y palabras. Vamos a aprovechar la “fiebre poética” de San Valentín, el 14 de febrero, para acercarnos (tímidamente, que no se nos asuste) a la poesía.

¿Qué es la poesía? Buena pregunta, pero difícil de responder. No habría dos personas, ni siquiera dos poetas, que respondieran lo mismo: “palabra con voluntad estética”, “palabra esencial en el tiempo” (Antonio Machado) o, como dice la Real Academia Española:

poesía.

(Del lat. poēsis, y este del gr. ποίησις).

1. f. Manifestación de la belleza o del sentimiento estético por medio de la palabra, en verso o en prosa.

2. f. Cada uno de los géneros en que se dividen las obras literarias. Poesía épica, lírica, dramática.

3. f. por antonom. poesía lírica.

4. f. Poema, composición en verso.

5. f. Poema lírico en verso.

6. f. Idealidad, lirismo, cualidad que suscita un sentimiento hondo de belleza, manifiesta o no por medio del lenguaje.

7. f. Arte de componer obras poéticas en verso o en prosa.

Antes de pasar a mayores, vamos a leer este artículo de El mundo Today (¿lo dicen en serio? ¿de qué va esta gente?). Se titula, nada más y nada menos que “Una huelga de poetas deja a los españoles sin metáforas”. Y -muy oportuno- el mismo “diario digital” publica “Un poema en mal estado intoxica a 13 personas de melancolía”.

Vídeo recomendado: Cámara café, siglo de oro

-Seguro que ya lo tenemos todo mucho más claro...

-¡Oh, no! ni mucho menos... ¿qué demonios será eso de la poesía?

-Bueno, llamaremos poesía a lo que se nos presenta en forma de poema (centrado  el texto en la página, no llena toda la línea,... rima -¿qué será rimar?-), y ¡sí, sí, por favor! llamaremos poesía a ese momento mágico en que algo material se presenta de manera inmaterial, en el reino de las ideas: la palabra produce belleza y se nos pone la carne de gallina (¿cómo podríamos decir mejor que Miguel Hernández :”tengo estos huesos hechos a las penas”?).

-Enlace a una presentación sobre los recursos estilísticos o expresivos. Si os fijáis, la publicidad los usa también.

En fin, vamos a meternos en harina: ¿Quién sabe de donde proviene el nombre de nuestro instituto? Tres, dos, uno, cero... (???)

Echémosle un vistazo a esto:

Konstantínos Kaváfis.

ÍTACA.

 

Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca

debes rogar que el viaje sea largo,

lleno de peripecias, lleno de experiencias.

No has de temer ni a los lestrigones ni a los cíclopes,

ni la cólera del airado Poseidón.

Nunca tales monstruos hallarás en tu ruta

si tu pensamiento es elevado, si una exquisita

emoción penetra en tu alma y en tu cuerpo.

Los lestrigones y los cíclopes

y el feroz Poseidón no podrán encontrarte

si tú no los llevas ya dentro, en tu alma,

si tu alma no los conjura ante ti.

Debes rogar que el viaje sea largo,

que sean muchos los días de verano;

que te vean arribar con gozo, alegremente,

a puertos que tú antes ignorabas.

Que puedas detenerte en los mercados de Fenicia,

y comprar unas bellas mercancías:

madreperlas, coral, ébano, y ámbar,

y perfumes placenteros de mil clases.

Acude a muchas ciudades del Egipto

para aprender, y aprender de quienes saben.

Conserva siempre en tu alma la idea de Ítaca:

llegar allí, he aquí tu destino.

Mas no hagas con prisas tu camino;

mejor será que dure muchos años,

y que llegues, ya viejo, a la pequeña isla,

rico de cuanto habrás ganado en el camino.

No has de esperar que Ítaca te enriquezca:

Ítaca te ha concedido ya un hermoso viaje.

Sin ellas, jamás habrías partido;

mas no tiene otra cosa que ofrecerte.

Y si la encuentras pobre, Ítaca no te ha engañado.

Y siendo ya tan viejo, con tanta experiencia,

sin duda sabrás ya qué significan las Ítacas.

Bueno, la verdad es que Constantino Kavafis compuso este poema en griego, inspirándose en la Odisea  de Homero, y sería demasiado pedirle a quien lo haya traducido que mantuviera la rima, pero -si la traducción es decente- sí que debería conseguir transmitirnos el espíritu del poema. Por cierto, ¿cuál sería el tema? ¿de qué te parece que va? ¿Quieres conocer la versión cantada  por Lluís Llach, con la traducción que Carles Riba hizo  de este poema?

Quizá sepas que hace poco tiempo  murió Wislawa Szymborska (1923-2012), una gran poeta nacida en Polonia, podemos ver aquí, en su aparente sencillez, su poema “Alabanza a mi hermana”:

Mi hermana no escribe poemas

y es improbable que de pronto comience a escribir poemas.

Le viene de su madre, que no escribía poemas,

y de su padre, que tampoco escribía poemas.

Bajo el techo de mi hermana me siento a salvo:

nada impulsaría al marido de mi hermana a escribir poemas.

Y aunque suene como un poema de Adam Macedonski,

ninguno de mis parientes se ocupa de escribir poemas.

En el escritorio de mi hermana no hay poemas viejos

ni nuevos en su bolso.

Y cuando mi hermana me invita a cenar,

sé que no tiene intenciones de leerme poemas.

Hace magníficas sopas sin esfuerzo,

y su café no se derrama sobre manuscritos.

En muchas familias nadie escribe poemas,

pero cuando lo hacen, rara vez es sólo una persona.

Algunas veces la poesía fluye en cascadas de generaciones

que ocasionan temibles corrientes en las relaciones familiares.

Mi hermana cultiva una prosa hablada decente,

toda su producción literaria está en tarjetas postales veraniegas

que prometen la misma cosa cada año:

que cuando vuelva

nos contará todo,

todo,

todo.

Seguimos: Vamos a ver las canciones con más éxito en 2011. La primera en castellano es Sale el sol, de Shakira. Veamos su letra... ¡Socorro! Si es un poema... ¡rima! Veámoslo con calma.

Bien, avanzamos en el “top ten”,

2) Ven, de El sueño de Morfeo

3) Fito y los Fitipaldis, Me acordé de ti.

Ni que decir tiene que si nos detuviéramos a escuchar rap, encontraríamos lo mismo: poesía, y más poesía. ¿Quién nos presenta alguna de esas canciones/poesía?

¿Conocéis algún poema de Gloria Fuertes? Creo que os gustará este, sencillo y encantador, de tema amoroso:

En el árbol de mi pecho...

En el árbol de mi pecho

hay un pájaro encarnado.

Cuando te veo se asusta,

aletea, lanza saltos.

En el árbol de mi pecho

hay un pájaro encarnado.

Cuando te veo se asusta,

¡eres un espantapájaros!

Y aquí un documento con muchas sugerencias de poesía amorosa. Creo que os gustará mucho.

Y ahora viene vuestra pequeña contribución: poesía y san Valentín.  Vamos a sumarnos a la propuesta realizada por la profesora Lourdes Doménech, jugar con un poema original de Pablo Neruda (su poema XV), y con la modificación que de él hace Luis Alberto de Cuenca, “El desayuno”. ¡A ver qué te parecen!

         

XV

ME gustas cuando callas porque estás como ausente,

y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.

Parece que los ojos se te hubieran volado

y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma

emerges de las cosas, llena del alma mía.

Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,

y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y estás como distante.

Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.

Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:

déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio

claro como una lámpara, simple como un anillo.

Eres como la noche, callada y constelada.

Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.

Distante y dolorosa como si hubieras muerto.

Una palabra entonces, una sonrisa bastan.

Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

EL DESAYUNO (Luis Alberto de Cuenca, El hacha y la rosa)

Me gustas cuando dices tonterías,

cuando metes la pata, cuando mientes,

cuando te vas de compras con tu madre

y llego tarde al cine por tu culpa.

Me gustas más cuando es mi cumpleaños

y me cubres de besos y de tartas,

o cuando eres feliz y se te nota,

o cuando eres genial con una frase

que lo resume todo, o cuando ríes

(tu risa es una ducha en el infierno),

o cuando me perdonas un olvido.

Pero aún me gustas más, tanto que casi

no puedo resistir lo que me gustas,

cuando, llena de vida, te despiertas

y lo primero que haces es decirme:

«Tengo un hambre feroz esta mañana.

                                   Voy a empezar contigo el desayuno».

Otras actividades sobre el mismo tema, aquí. Lista en Youtube del blog La bitácora de la lengua. Vídeos de música y recursos literarios.