Docencia en Ambientes de Aprendizaje mediados por TIC

Propuesta de intervención

Versión Final

 

Claudia Patricia Moreno Arango

 

Análisis inicial / Justificación

 

Los grupos numerosos que se tienen en las instituciones de educación pública –entre 40 y 50 estudiantes -  y el tiempo destinado para la materia de Inglés -3 horas a la semana- dificulta la adquisición efectiva de elementos básicos de la lengua extranjera.

 

La I.E. Villa Flora, como institución educativa pública, sigue estas políticas. Además, solo cuenta con grabadora para las clases como recurso extra.  La sala de computadores de la institución sólo tiene catorce equipos funcionando, aunque sumamente desactualizados y desde rectoría no puede hacerse nada, ya que sólo el municipio puede entrar a mejorar los computadores y actualizar el software.

 

Una oportunidad para reducir la magnitud de este distanciamiento con el aprendizaje del inglés es el estudio con el apoyo  de páginas Web creadas para tal fin y los recursos de Internet en general. Este tipo de prácticas son comunes en otros contextos educativos, pero no en los colegios públicos de la ciudad de Medellín.

 

Una página web, creada con base en los contenidos propios de los grados 9º, 10º y 11º, sería todo un reto para los estudiantes y para el profesor. Se crea un nexo directo con la asignatura y se abre la puerta para avanzar de manera autónoma en temas de la materia que no pueden abordarse en la sesión presencial por el poco tiempo de las clases, lo numeroso de los grupos y las limitaciones en materia de recursos.

 

 

Propósito de la intervención

 

Crear una página web con temas del contenido del curso que permitan a los estudiantes un trabajo individual y colaborativo, incrementando las posibilidades de cada uno de ellos de avanzar a su propio ritmo y mejorar:

Con esta intervención, el aprendizaje deja de circunscribirse al espacio temporal y físico del aula, dando rienda suelta a la autonomía. Por lo tanto, se trata del desarrollo de un “nuevo” sentido del deber al cual mis estudiantes no están habituados: aprender por y para uno mismo: “El aprendizaje virtual, por tanto, no se entiende como una mera traslación o transposición del contenido externo a la mente del alumno, sino como un proceso de (re)construcción personal de ese contenido que se realiza en función, y a partir, de un amplio conjunto de elementos que conforman la estructura cognitiva del aprendiz: capacidades cognitivas básicas, conocimiento específico de dominio, estrategias de aprendizaje, capacidades metacognitivas y de autorregulación, factores afectivos, motivaciones y metas, representaciones mutuas y expectativas” (Onrubia, 2005, p. 3).

 

La página web se articula con la presencialidad de varias maneras:

1. Se constituye en el texto guía que no tiene la I.E. generando la posibilidad de que los estudiantes exploren la temática del grado en el momento que lo deseen.

2. Durante las clases presenciales se asignarán actividades de la página web para ser realizadas por fuera de la clase y ser presentadas, revisadas o corregidas en sesiones de clase específicas.

3. A través de los comentarios se hará seguimiento al sentir de los estudiantes en cuanto a motivación y aprendizaje desde su punto de vista.

Para mí, como docente, sería la oportunidad de crear un sitio para mis estudiantes,  dándome el espacio de observar el acercamiento de los jóvenes a la tecnología para procesos de aprendizaje específicos.

 

 

Componentes de intervención: Participación

 

Participar es enriquecer el propio proceso de aprendizaje y colaborar en el aprendizaje de otros a través de la comunicación, posibilitando oportunidades de compartir, preguntar y responder a los miembros de una clase, profesor o estudiantes. Wesch (2008) señala que “it might be best to start by getting students to ask better questions” (p. 5). La participación de los estudiantes se ve estimulada cuando sienten el deseo de saber y cuando el sentido de la responsabilidad, más allá de la acción de cumplir con una tarea, está ligado al querer hacer. Wesch (2008) dice que los profesores debemos prestar más atención al ambiente de aprendizaje que ayudamos a crear. El énfasis está en enriquecer este ambiente y no simplemente transmitir información.

Se pretende promover la participación de los estudiantes de los grados 9º, 10º y 11º en su aprendizaje del Inglés a través del desarrollo de actividades individuales y grupales –compartir videos[1], actividades escritas, preparación de presentaciones, comprensión de lectura- propuestas en una página web relacionada con el programa de Inglés respectivo. Esto permitirá trabajar las habilidades comunicativas y evidenciar sus avances.

 

Igualmente, se busca que el docente de Inglés potencie el uso de tecnología para el desarrollo de las habilidades comunicativas en la lengua extranjera, ya que no pueden aplicarse muchas estrategias efectivas en la clase presencial por las condiciones del curso. La utilización de recursos de Internet ya existentes y la creación de sitios específicos relacionados con el programa de Inglés curricular es una manera de participar en otras formas de aprender en el colegio.

 

 

Componentes de intervención: Evaluación

 

La evaluación es un proceso importante, dado que es pertinente analizar qué se hizo, cómo se logró y qué metas se alcanzaron. Basándose en el marco de referencia europeo (2001) la evaluación debe realizarse en relación con el ser, hacer, el saber hacer y el saber aprender. El proceso con las actividades propuestas en relación con la evaluación corresponde a un seguimiento, fortalecimiento, observación y acompañamiento del grupo de trabajo, incluido el profesor. No se trata de tener en cuenta un resultado final sino de seguir un proceso que permita propuestas para continuar en el camino de construcción de conocimiento. Andrés Peláez (2010) menciona que la evaluación formativa, una de las etapas de la evaluación en la propuesta evaluativa descrita en el Monográfico de la Maestría en Educación de la UPB, tiene como uno de sus conceptos rectores la evaluación interactiva. Dicha evaluación es un proceso liderado por los mismos estudiantes cuando comentan, formulan preguntas basados en lo que han escritos los compañeros, regulando y construyendo así nuevo conocimiento.  

En ese orden de ideas, se realizará la evaluación así:

a) En relación con el ser:

 Se hará seguimiento al empeño en hacer las actividades, se tendrá en cuenta el interés en participar y cumplir con los ejercicios gramaticales, de lectura, de producción escrita y oral. Igualmente, el docente debe observar con atención los niveles de colaboración que se generan a partir de lo que se trabaja. Para ello, cada quince días, se hará una socialización de 10 minutos en la cual se explorará la motivación y el interés que se tuvo. Un secretario redactará un informe escrito de las conclusiones.

b) En relación con el hacer:

Se hará seguimiento en lo relacionado con el cumplimiento de las actividades propuestas, revisión semanal del trabajo realizado.

c) En relación con el saber hacer:

Cada semana se corregirán las actividades planteadas en la página web a partir de los trabajos realizados por los estudiantes y se responderá a sus inquietudes, ya sea por el profesor o los mismos compañeros de clase. El profesor dará una calificación numérica por estas sesiones de clase.

d) En relación con el saber aprender:

Cada estudiante analizará después de esta sesión qué tanto aprendió y expresará su opinión a través de un comentario en la página web. La idea es que ponga en la balanza sus claridades, dudas, esfuerzo e interés y el grado de interacción en los espacios de aprendizaje que se dan entre los estudiantes (cuando entre sí se explican asuntos del Inglés o del acceso a las actividades). También debe expresar cómo cree que puede mejorar desde sus propias posibilidades. El mismo debe calificar de manera numérica esta etapa de la evaluación.

En este sentido, la evaluación buscará valorar, apreciar y determinar las cualidades y méritos de las actividades de aprendizaje que realicen los estudiantes (Peláez, 2010). Cada estudiante determinará hasta dónde llegó en su proceso (autoevaluación). Los procesos de evaluación en las instituciones educativas siempre exigen una calificación que represente ese proceso evaluativo –evaluación sumativa-. Por lo tanto, se asignará una calificación que responda a las actividades desarrolladas en y a partir de la página Web.

 

 

Componentes de intervención: Moderación

 

De acuerdo con los autores del manual de e-learning del proyecto Comenius, el papel de los docentes ha cambiado enormemente y muchos de los profesores han adoptado esos cambios: “el trabajo del profesor es cada vez menos suplir información y más crear un ambiente, en el cual los alumnos puedan aprender por sí mismos. La responsabilidad clave del profesor es la de proveer y administrar oportunidades de aprendizaje, facilitando así el proceso de aprendizaje. Una de las metas de la enseñanza es ayudar a los alumnos a ser aprendices autónomos capaces de tomar la responsabilidad de organizar su propio aprendizaje” (p. 52).

 

Es necesario crear un sitio llamativo, dinámico, que permita la interacción tanto de manera virtual como en la clase presencial, pues será un apoyo a las actividades del programa. Es indispensable también dar respuesta a todas y cada una de las participaciones de los estudiantes con el fin de estimular su participación y avance.

 

Se sigue transmitiendo información, en  la medida en que en la clase presencial tendrán que explicarse de manera magistral temas y contenidos, pero hay una mediación diferente a través del uso de la tecnología, ya que será un apoyo y un medio distinto al tablero, el cuaderno y la grabadora.

 

Se corre el riesgo de que esta estrategia se convierta en lo mismo de siempre, que no estimule la creatividad, o el aprendizaje autónomo. Todo depende de la manera en que se oriente la presentación de actividades y cómo se lleve a cabo la participación de los estudiantes y el profesor.

 

REFERENCIAS:

 

Consejo de Europa (2001). Marco de Referencia Europeo para el Aprendizaje, la Enseñanza y la Evaluación de Lenguas.

Onrubia, J. (2005). Aprender y Enseñar en Entornos Virtuales: actividad conjunta, ayuda pedagógica y construcción del conocimiento. RED. Revista de Educación a Distancia. Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación. Universidad de Barcelona. Extraído el 5 de marzo de 2010 de: http://www.um.es/ead/red/M2/

Peláez, A. (2010). Monográfico Maestría en Educación U.P.B. Medellín: editorial Universidad Pontificia Bolivariana.

Proyecto Multilateral Comenius (2009). TACCLE: recursos didácticos para la creación de contenidos para entornos de aprendizaje. Manual de aula e-learning para docentes. Bruselas.

Wesch, M (2008). Anti-teaching: confronting the crisis of significance. Canadian Education Association. 48, (2), 5-7.

 


[1]TACCLE. Texto compartido en la red de docentes de América Latina y el Caribe REDOLAC  En este manual se señalan conceptos y aspectos claves en e-learning.