Diagnóstico humorístico en los libros álbum de Anthony Browne

Escrito por Ivonne Lonna Olvera
Publicado el 
1 abril, 2011 por Comité editorial

A pesar de que se pueden estudiar diferentes aspectos sobre el trabajo de Anthony Browne en su producción de libros-álbum, este ensayo pretende analizar las partes que conformarán un diagnóstico sobre el manejo del humor en el trabajo de este autor, el que logra transmitir a los lectores entre otras cosas, a través de la conceptualización y la materialización de sus personajes. Los simios, en especial los chimpancés y los gorilas son los personajes que ilustran una buena parte de su obra y cuando éstos no son utilizados, los “humanos” con rasgos antropoides son los que continúan homogeneizando su línea de trabajo.

¿Por qué Browne ilustra simios y sus historias giran en torno a ellos? ¿por qué usar la analogía entre el ser humano y un simio? ¿de que manera logra este autor poner en evidencia las debilidades humanas, los defectos o exhibir incluso el comportamiento de los hombres? ¿qué provoca el uso de una representación gráfica frente a un texto disonante? ¿el humor significará un medio para que el lector encuentre reflejo de su condición humana?

Con estas preguntas desarrollaré mi ensayo, ya que hablaré del autor empírico y de sus ideas que son como la estructura ósea de los cuerpos, y posteriormente desarrollaré el tópico de la superficie de Anthony Browne, esto es, la producción de sus libros-álbum, epidermis que encontramos en la sección infantil de las librerías.

El paciente

Bien, la estructura ósea, es decir la primera cuestión sobre la que gira este ensayo es descubrir quién es el autor y descifrar si tiene alguna razón al realizar analogías entre los simios y los humanos. Anthony Browne es de nacionalidad inglesa, estudió diseño gráfico en el Leeds Collage of Arts, y rechazando toda la parte comercial que implica esta profesión se apartó, decidiendo desarrollar su habilidad como ilustrador al experimentar diversas técnicas como la acuarela, los lápices de color, la crayola, el gouche, las tintas, etc., sin tener en cuenta aún que la ilustración tiene su propia comercialización y es la que lo impulsaría a un carrera sin igual (Garralón).

En sus inicios, Browne se dedicó a ilustrar el cuerpo humano para libros de texto médicos, posteriormente ilustró tarjetas y al realizarlas descubrió que podía contar cosas de diferente manera a como lo estaba haciendo, así que en 1976 consolidó esta noción e ilustró su primer cuento infantil, Through the Magic Mirror, este momento significó el inicio de su carrera en la que logró establecer un canal de comunicación con su público potencial: los niños. Ana Garralón1 señala que Browne en este cuento descubrió el significado de contar una historia con textos e imágenes, ya que en el momento en que lo realizó, sólo pensó en las ilustraciones y en la historia, pero no pensó que tanto las palabras como las imágenes deben realizarse al mismo tiempo —cabe aclarar que Anthony Browne es autor de los libros-álbum que él mismo ilustra y escribe, a diferencia de otros que sólo escriben y buscan a un ilustrador que desarrolle gráficamente su texto; esta característica lo ha llevado a ser uno de los máximos representantes de libros-álbum, y a merecerse el premio Hans Christian Andersen otorgado por el IBBY (Internacional Board on Books for Young People) en el 2000 en la categoría de ilustrador por toda su obra, además es un autor cuyas obras han sido traducidas a más de quince idiomas—
(Sotelo).

Los órganos vitales

Hasta inicios de los ochentas, Browne siguió experimentando y realizando cuentos cuyos personajes eran personas u ositos, pero en éstos no encontró lo que realmente quería transmitir: fuerza dentro del contenido de la historia y personajes que transmitieran el significado de esta fuerza a sus lectores. Así, en 1983 realiza Gorila, a través de este texto descubrió una manera original de lograr un libro-álbum y significó el inicio de lo que habría de ser su línea de trabajo perfectamente bien trazada (Garralón).
En Gorila, Browne descubrió un estilo propio que se haría evidente y constante en las obras posteriores: el uso de marcos; recursos visuales que permiten crear atmósferas que chocan con la realidad, retomando de esta manera principios del Surrealismo2 al representar escenas extrañas y a veces apelando a los sueños los cuales agradan a este autor; ilustraciones bien realizadas, con detalles inmersos en éstas que no sólo adornan al texto sino que le brindan a los lectores referentes, textos breves, humorísticos y disonantes con las imágenes que permiten enfatizar una situación o una acción de sus personajes cautivando al lector y produciendo en él una reacción. A través de este tipo de recursos gráficos y lingüísticos, Browne logra de manera peculiar —al estilo inglés— generar humor en sus lectores con la intención de transmitir una historia que no evade su compromiso satírico dirigido a la sociedad, ya que la producción editorial de este autor no pretende solamente que el lector alcance el goce estético a través de cada historia y de las combinaciones texto-imagen, sino que existe un fin, esta visión crítica del ser humano.

Gorila no sólo significa el inicio de su producción de libros-álbum, sino que además es el origen del uso de simios, en especial de los chimpancés y de los gorilas como personajes principales de su obra. En 1984 Browne creó a Willy, su personaje favorito y con el que habría de realizar toda una serie de libros-álbum, el primero de esta serie fue Willy el tímido.

Willy encara gorilas que representan la fuerza bruta y a veces desconsiderada a la que nos enfrentamos en la vida diaria las personas y significan también paradójicamente, un
reflejo de nuestra parte humana irascible. Browne con esta serie envía un doble mensaje a sus lectores: un gorila de fuerza muscular notable, grande, de mirada intensa y fuerte es capaz de transmitir estas características, y a la vez ayudado con los textos contradictorios y con sus propias acciones, es también capaz de ser lo suficientemente noble e inteligente, así con esta ambivalencia se evidencia la condición humana.

Muchos han creído que Anthony Browne vivió una niñez hostil y se ha pensado que existe una relación estrecha entre Willy y el autor en su forma de ser, sin embargo, lejos de ser un niño maltratado, la infancia de este autor discrepa de las historias de sus libros-álbum, ya que éste no fue una persona que sufriera de maltratos o descuidos así que de ninguna manera sus personajes o sus historias son reflejos de sus tormentos, por el contrario:

[…] reconoce que la figura del gorila le recuerda a su papá, quien murió cuando él tenía 17 años. De él recuerda «el contraste entre su masculinidad, fuerza y su delicadeza, y cómo nos animaba a
esforzarnos con el dibujo y la escritura poética». (Garralón, en línea)

Simplemente Anthony Browne realiza una analogía entre su padre y un gorila, y es a través de este animal que encuentra la manera de dar un significado de fuerza y de nobleza al mismo tiempo; este autor descubre que con los chimpancés y los gorilas contrasta y logra efectos en sus historias, así que con el uso de figuras retóricas tanto lingüísticas como visuales narra historias que evidencian la condición humana, defectos, sentimientos, pensamientos o actitudes. Así arguyo de manera analógica, que los órganos vitales en la producción de libros-álbum de Anthony Browne son tanto la forma en la que se cuenta una historia, con sus propias técnicas ilustración y su estilo peculiar de usar el lenguaje en la construcción de textos usando oposiciones binarias humorísticas, lo gordo y lo delgado, lo fuerte y lo débil, lo grande y lo pequeño y apelando al uso constante de figuras retóricas que se ven y leen, como el uso de personajes antropoides o con este tipo de rasgos.

El sistema nervioso

El sistema nervioso es el que permite que nos relacionemos con el medio externo, así que a través de éste tanto los animales como los seres humanos podemos sensibilizarnos ante el mundo que nos rodea, se compone de una médula espinal, del hipotálamo, tálamo y encéfalo, pero para el caso de la analogía que estoy realizando en este ensayo, me detendré en el hipotálamo que es el que se encarga de regular las emociones y los efectos que producimos, uno de ellos, la risa.

Joan Manuel3 dice que al reír logramos combatir la tensión del estrés cotidiano, acercarnos y entablar una complicidad con otros, y es la risa una expresión de alegría o felicidad, sin embargo reconoce un reír secundario que no se relacionada con ésta, sino con las experiencias decepcionantes o desagradables que no las tomamos en serio, y menciona que Freud designó este reír secundario como humor.

El humor considera Joan Manuel, es la capacidad de percibir algo como gracioso, y es precisamente éste lo que caracteriza a las historias de Anthony Browne, y a pesar de que el humor es universal, existen diferencias de uno a otro según la latitud donde se genere, así que para este ensayo resulta importante tener en cuenta la nacionalidad del autor, ya que el humor inglés se caracteriza por ser verbal, paradójico o bien epigramático (Giardinelli, 97). Por lo tanto, en la producción editorial de este autor se puede observar notoriamente el uso de simios, recuadros, tipografía grande, textos e imágenes que recurren o a la aliteración, a la metáfora, metonimia, sinécdoque u otras figuras retóricas, que provocan que los receptores capten lo cómico del contenido lingüístico y gráfico en
las diferentes páginas para lograr el fin pedagógico y el estético que persigue transmitir Browne.

Al revisar los libros-álbum de este autor uno se da cuenta de las siguientes características respecto del humor:

  1. No existen variables espaciotemporales, por ello ni sus personajes ni sus historias son para una sociedad específica, o una época determinada, ni tampoco están inmersos en una etapa histórica, ni filosófica, ni artística. Así que en toda la serie de Willy, como en Gorila, en Zoológico, Cambios, Me gustan los libros, Mi papá, Mi mamá, El juego de las formas, etc., se evidencia que estos libros-álbum están lejos de representar un espacio y un tiempo específicos.
  2. Existe incongruencia, ésta se da porque sale del orden general de las cosas, por ello se ocasiona la risa porque se percibe de inmediato lo absurdo. La incongruencia se puede reconocer tanto por lo visual como por lo conceptual y en lo lingüístico.

“¡Ay… Willy!”, dijo Millie.
“¿Qué, Millie?”, dijo Willy.
“Tú eres mi héroe, Willy”, dijo Millie.
“Oh… Millie”, dijo Willy…
(Browne, Willy el tímido)

  1. Otra característica es la que señala Bergson cuando se produce la risa al transgredir la rigidez, el automatismo y la mecanización. Un ejemplo sobre rigidez es la manera en la que se aborda el tema del libro-álbum El juego de las formas, aquí Browne transgrede la solemnidad del museo, del Tate Gallery en concreto, ya que los personajes interrelacionan con las obras de tal suerte que en una página se presentan las imágenes originales de algunas obras de arte y en la página contigua aparecen imágenes donde los personajes que visitan el museo transgreden la obra al formar
    ellos parte de la misma.
  2. Existen también en algunos libros-álbum como en el caso de Zoológico donde aparecen chistes, éstos son expresiones frecuentes del ingenio, es decir el efecto sorpresa que transgrede la lógica a través de la asociación verbal imprevisible o bien del absurdo (Joan Manuel, 129). Por ejemplo en esta historia, el papá hace chistes a sus hijos, éstos rompen la monotonía de la narración, así que de manera sorpresiva, mientras que las imágenes reflejan el tedio y el texto lo acentúa aparecen ideas como esta:

—¿En qué botella caben cien autos y mil camiones? —preguntó papá.
—No sé —dijo Quique.
—¡En un embotellamiento! —se
carcajeó papá. (Browne, Zoológico)

Joan Manuel señala también algunos recursos del humor como:

  1. La ironía que sugiere lo contrario de lo que se dice con palabras para aclarar lo que realmente sentimos o pensamos. Su ingrediente principal es la ambigüedad, esto es, se alude que no se dice aquello que se dice. Se genera la ironía cuando se yuxtaponen ideas, argumentos, acciones, palabras o situaciones que son incompatibles entre sí pero con disimulo, sin añadir comentario a la pura evidencia que ha de captar el lector. Así pues en Gorila, la niña que sufre la indiferencia de su
    padre aparece en una de las páginas sentada en un rincón de su cuarto triste, y su sombra exagera su
    condición animal, evidenciándose con su sombra reflejada en la pared con silueta de gorila.
  2. El sarcasmo es la ironía llevada al extremo donde existe una dureza o cinismo amargos. En Willy el tímido, este personaje decide levantar pesas para hacerse fuerte aunque nunca lo logra, en contraste con las imágenes que complementan al texto cuando dice que con el paso del tiempo Willy se fue haciendo más grande y más grande, pues en la secuencia de imágenes se va incrementando
    el peso de las barras y el tamaño de Willy pero en las páginas siguientes el lector se da cuenta de que sigue siendo el mismo chimpancé.
  3. La parodia consiste en burlarse de los personajes, de las conductas sociales o bien, de los textos literarios. Se da un contraste entre el texto irónico y lo imitado y devaluado de manera cómica, a través de exagerar, repetir y del mecanismo de la degradación, así lo noble se convierte en vulgar, el respeto en irreverencia, el tono serio en burla, etc. En Las pinturas de Willy se parodian las obras de arte de algunos pintores famosos, al presentarlas como una ilustración donde Willy ireverentemente es el personaje central de cada una de éstas, pero como si fuera poco, Browne exagera las escenas de los cuadros donde hay más de un personaje porque los gorilas y los chimpancés son quienes asumen ese papel para complementar las escenas, y para sustituir la presencia de un animal es el humano el que ocupa ese lugar, por ejemplo en el cuadro Domingo por la tarde de Georges Seurat.
  4. La caricatura que viene de la palabra italiana caricare, significa transformar o cambiar y consiste en retratar un personaje deformando su aspecto al exagerar sus rasgos físicos, o bien, su manera de ser al exagerar y ridiculizar sus defectos psicológicos o morales. En el libro-álbum Cambios, el personaje principal es un niño que se llama José y que está solo en casa buscando los cambios que su papá le advirtió que habrían después de que recogiera a su mamá; el niño busca en toda la casa a qué
    podría haberse referido su papá y cuando entra al baño, el lavabo ha cambiado, el tubo por donde sale el agua es una nariz, la coladera es una boca, las llaves tienen ojos y el soporte del lavabo es una pierna de su papá.
  5. La sátira consiste en demostrar la invectiva y el ataque personal, con ésta se denuncia, se expone o se ridiculiza el vicio, la estupidez, la injusticia u otras cosas, pero va dirigida a alguien en concreto, que no se necesariamente se menciona pero resulta sencillo adivinar de quien se trata. Aparece un anuncio en las historietas que Willy leía:

¡NO SEAS UN DEBILUCHO!
Yo era un pobre flaco huesudo y
debilucho,
con un tórax sumido, AHORA…
puedo dar órdenes a otros…
MIRARLOS de arriba a abajo…
imponerme a todos…
Lonna 12
HABLARLES FUERTE…
Levantar objetos pesados…
hacerme R-E-S-P-E-T-A-R
¿QUIERES TENER…
brazos con músculos fuertes…
piernas que nunca se cansan…
un tórax enorme…
un extenso guardarropa…
una personalidad magnética?
ENVÍA ESTE ANUNCIO POR CORREO.
AHORA MISMO (Browne, Willy el tímido)

  1. El humor negro intenta equilibrar lo risible y lo trágico, a veces une la risa y el llanto y otras provoca repulsión o temor unidos a una leve sonrisa. Este ejemplo es totalmente humor negro:

—¿Qué animal te puede comer en el zoológico? —preguntó papá.
—No sé —refunfuñé.
—¡Un perro caliente! —dijo papá casi gritando, mientras se apretaba la barriga y se reía tanto que las lágrimas le rodaban por las mejillas.
—Vengan muchachos, vamos a comer algo —dijo mamá. (Browne, Zoológico)

A través del análisis realizado encuentro tres elementos que relacionados entre sí caracterizan la producción humorística de los libros-álbum de Anthony Browne, por un lado está el tipo de humor epigramático que desarrolla este autor en donde no exime su nacionalidad inglesa; por otro lado, existe una relación estrecha entre el Surrealismo que aporta Browne para crear escenas extrañas apelando a los sueños y Bergson4, quien señala que lo cómico nace de la ruptura de la lógica, de una lógica de la imaginación que se opone a la lógica de la razón; por último, se debe tener en cuenta que las personas en la medida en que vamos creciendo, vamos perdiendo risas y es a través de lo rígido y lo estático que podemos encontrar lo cómico, por ello, el ilustrador capta estas características, las materializa y las exagera, así que lo que hace Browne en sus libros-álbum, es evidenciar la condición humana de sus lectores a través de la analogía de los simios y el hombre, haciendo visibles las actitudes, gestos y movimientos de nuestro cuerpo que provocarán risas en la medida en que estas representaciones nos remitan a algo mecánico (Bergson 32).

La epidermis

La producción de libros-álbum de Anthony Browne la comparo con la epidermis —que es la parte más superficial de la piel—, porque cuando un nuevo lector se acerca a los anaqueles de libros de la sección infantil, se encuentra con una infinidad de cuentos y de libros-álbum y no sabe exactamente por qué este autor ocupa una buena área. Percibimos libros cuya calidad de impresión y armado es buena; libros cuyo diseño interior es limpio al tener poco elementos en cada página; ilustraciones bien hechas y textos que aunque son cortos están estructurados de una manera poco convencional; el nombre de un autor es extranjero, sin embargo, se trata solamente de percepciones de lo que estamos viendo, y cuando me detuve a analizar el trabajo de Browne, no sólo descubrí quien era el autor, y qué características tiene su obra, sino que identifiqué cuáles son los elementos que hacen que al ver uno de sus libros-álbum desde la primera vez que se hojean, aparezcan risas.

Es importante en esta epidermis señalar, que no toda la producción de Anthony Browne ha sido traducida al español, han sido editados dos títulos por Everest y veintidós por el Fondo de Cultura Económica de los cuales, Carmen Esteva realizó la traducción de 1991 a 2000, después de ese año, cada libro-álbum ha sido traducido por personas diferentes; todos los libros editados por el Fondo de Cultura Económica forman parte de la colección “Los especiales de A la orilla del viento” (Sotelo).

Notas

1 Ana Garralón es ensayista y crítica de literatura infantil y juvenil. Tradujo al español el libro La poesía en la escuela. Hacia una escuela de la poesía, de Georges Jean (Madrid, Ediciones de la Torre, 1996) y, junto con Verónica Uribe, realizó la selección de poemas Oda a la bella desnuda y otros escritos de amor, de Pablo Neruda (Caracas, Ediciones Ekaré, 1998).
2 El Surrealismo es un movimiento artístico que se originó en Francia en la primera mitad del siglo XX, Apollinaire acuñó el término en 1917 y el líder de este movimiento fue André Breton. Este movimiento se distingue porque lo irracional y lo inconsciente son los elementos esenciales del arte, el pensamiento es libre de cualquier control de la razón, donde no cabe el rigor estético ni moral, por ello se recurre a los sueños, porque en éstos no existe la conciencia.
3 Joan Manuel es profesor del Departamento de Filología Catalana de la Universidad de
Barcelona.
4 Henri Louis Bergson (1859-1941) filósofo francés que influenció en pensamiento de la primera mitad del siglo XX. Su filosofía se inscribe en el contexto de la crítica al positivismo, a la psicología asociacionista y al neokantismo, y aparece como continuadora de un cierto espiritualismo, pero destaca especialmente su enfoque vitalista y su interés por el evolucionismo.

Bibliografía

“Anthony Browne”. Walker Books. (Artículo publicado en 2005). Fecha de consulta: 1 de diciembre de 2006 [http://www.walkerbooks.co.uk/Anthony-Browne]
Berger, Meter. Risa redentora. La dimensión cómica de la experiencia humana. Barcelona: Editorial Cairos, 1999.
Bergson, Henri. La risa. México: Austral, 1995.
Browne, Anthony. Gorila. Trad. Carmen Esteva. México: Fondo de Cultura Económica, 1991.
—. Willy el tímido. Trad. Carmen Esteva. México: Fondo de Cultura Económica, 1991.
—. Me gustan los libros. Trad. Carmen Esteva. México: Fondo de Cultura Económica, 1992.
—. Cambios. Trad. Carmen Esteva. México: Fondo de Cultura Económica, 1993.
—. Willy y Hugo. Trad. Carmen Esteva. México: Fondo de Cultura Económica, 1993.
—. Zoológico. Trad. Carmen Esteva. México: Fondo de Cultura Económica, 1993.
—. Las pinturas de Willy. Trad. Carmen Esteva. México: Fondo de Cultura Económica, 2000.
—. El juego de las formas. Trad. Ernestina Loyo. México: Fondo de Cultura Económica, 2004.
Garralón, Ana. Anthony Browne: el planeta de los simios de peluche. Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes. Fecha de consulta: 1 de diciembre de 2006. [
http://www.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/02582752190247373089079/p0000001.htm#I_2_]
Joan Manuel. “La fuerza del humor”. Enseñar literatura en secundaria. La formación de lectores críticos, motivadores y cultos. G. Bordons y A. Díaz-Plaja (coords.). 1ª. ed. Barcelona: Editorial GRAÓ de IRIF, 2006.
Sotelo, Roberto. “Anthony Browne”. Imaginaria. Revista quincenal sobre literatura infantil y juvenil. Número 2, última actualización 10 de mayo de 2006. (Artículo publicado en Buenos Aires el 30 de junio de 1999). Fecha de consulta: 1 de diciembre de 2006 [http://www.educared.org.ar/imaginaria/00/2/browne.htm]
The guardian. “Portrait of the artist as a gorilla. Anthony Browne explains his surrealist children’s style to Julia Eccleshare”. Guardian Unlimited. (Artículo publicado el 29 de julio de 2000). Fecha de consulta: 1 de diciembre de 2006 [
http://books.guardian.co.uk/departments/childrenandteens/story/0,6000,348137,00.html]

Deja un comentario