Un programa para recobrar la cordura

(incompleto)

Un programa para recobrar la cordura

Una ciencia sobre los valores

Un estudio sistematico del sentido comun

Una nueva metafisica sobre la realidad para liberar a la ciencia de su corsé positivista

Una Nueva fundamentación del derecho natural y de la política

Estudio evolucionista de la Religión

Estudio evolucionista de la Historia

¿Para qué vivimos? Ahora que se desmoronan las explicaciones transcendentes, es común decir que "para nada" o "para ser feliz". Ambas respuestas son hipócritas porque el que responde lo primero o está a punto de suicidarse o no cree en el fondo lo que dice, ya que al menos, vive para el siguiente gadget de Steve Jobs o para presenciar la final de la Champions o para el próximo salto en paracaídas. El que da la segunda respuesta conocerá la evidencia de que en la vida abunda la infelicidad y, si estamos hechos para ser felices, que muy mal hechos estamos entonces. No quiero ser exhaustivo aquí, solo quiero exponer la pregunta.

Ahora que se desvanecen las explicaciones transcendentes está en peligro nuestra continuidad como sociedad, puesto que una sociedad no soporta su supervivencia sin algún significado, o sin alguna meta común. Después de la crisis religiosa, las mismas sociedades nacionales están en crisis, dado que cualquier meta o identificación común es en principio arbitraria si no se acepta una tradición que, como dice Chesterton, es el voto de nuestros antepasados (en la urna de nuestras conciencias, quizá) . En esta época la que se rompe con el esfuerzo del pasado y todo es una desbandada de grupitos buscando salvaciones por su lado, es normal que las grandes sociedades occidentales estén experimentando tremendas tasas de suicidios individuales dentro de un suicidio colectivo -que es evidente en la tasa de natalidad, pero también en las ideologías que ponen, en nombre del Planeta, a la eliminación de seres humanos en lo más alto de sus prioridades.

Es evidente que estos son los síntomas de una enfermedad. Una civilización que ha llegado a la Luna, que por tanto tiene a su disposición y a la de su intelecto todo el espacio, todos los recursos y toda la energía del Universo para una expansión virtualmente infinita, está a punto de ser destruida por una coalición de sociedades cuasi tribales y por su propia elite, que se obsesiona por una supuesta escasez de recursos, un supuesto non-plus-ultra que existe desde que el hombre es hombre. A esa coalición hay que añadir las crecientes masas de clase media y obrera escasamente educadas, cuya experiencia de la vida apenas va mas allá del pezón del estado-matrona en que se han convertido las sociedades del bienestar y que, por tanto, son incapaces de comportase como individuos libres y responsables, y en consecuencia incapaces de comprender y sostener la maquinaria democrática, el estado de derecho y todas aquellas otras instituciones que nos han dado la libertad y la prosperidad hasta el presente.

Los  principios sostienen el andamiaje social necesario para establecer unas metas comunes y unas reglas para la acción y la convivencia. La destrucción de esos principios se ha realizado sin proporcionar un recambio viable. Ya me he extendido hasta la saciedad explicando cómo una mal entendida ciencia, que ha despreciado aspectos enteros de la realidad ,por no ser mensurables o reducibles a experimentos, ha intentado deslegitimar todo aquello que no se puede meter en un laboratorio, despachándolo con un par de teorías simplonas sobre el ser humano y la sociedad. El desprecio por la filosofia y las humanidades ha ocultado el hecho de que ese tipo de ciencia se basa en una metafísica viciada desde el origen. Pero toda ciencia se basa en una metafísica. El desprecio que algunos exhiben por el estudio de fenómenos enteros de la realidad solo muestra que, lejos de su pretensión científica, fundamentan su visión del mundo actual en creencias fanáticas que solo pueden conducir al desastre. Si una sociedad no admite, por ejemplo, que los hombres son distintos de las mujeres, entonces estará destinada al fracaso, porque destruirá las bases de su estabilidad de la misma manera que lo hacían las sociedades de la América precolombina al sacrificar a los jóvenes en el altar de sus dioses.

Ahora que la religión está en crisis, que se desprecia la sabiduría cristiana, y no ya eso sino la misma Filosofía griega, de la que los fanáticos de nuestra época fingen (ante los demás y ante sí mismos) ser los herederos, es necesario un nuevo Fundamento. Es necesario recuperar la cordura, lo que consiste, ni mas ni menos en ser capaces de recuperar la fe en nosotros mismos. En creer que no somos unos fantasmas, unos hologramas vacíos producto de otros fantasmas holográficos que son las culturas. Tampoco somos esa caricatura optimizadora de satisfacción de la teoría económica. Ese mundo fantasmagórico o de juguetes mecánicos es el torpemente trazado dibujo de la sociedad humana que nos han legado el positivismo y su hijo, el relativismo. Aquello que no se puede estudiar en un laboratorio no existe o son sesgos, productos culturales: en el mejor de los casos, fenómenos que se despachan con un par de teorías de econométras y, en el peor, con las de charlatanes bendecidos con cátedras de sociología, psicología etc. Por tanto nosotros o no existimos o somos no más que marionetas con un par de mecanismos sencillos,  a las que van a arreglar desde arriba.

Al menos a mediados del siglo XX, ese positivismo sufría la competencia de una metafísica, heredera de los Griegos, que hacía énfasis en el Ser, y corría paralela e independiente de la llamada Ciencia. Esas teorías del Ser en su aspecto social llevaron al Socialismo y al Nazismo y, en el aspecto individual, a la glorificación de personalidades psicopáticas, como Sartre, precisamente por su desanclaje con la tradición cristiana. ¿Qué tenemos ahora? En lugar de la filosofía, la nada  y, por otro lado, la continuidad triunfante de esa Ciencia incompleta y jibarizada de laboratorio. Por eso el hombre moderno no hace caso de otra cosa que no sea esa ciencia, que, al no decirle nada de conceptos elevados, le permite entregarse cada vez más a una ”experiencia” tras otra y a una emotividad desbocada y primitiva, sin sentido ni orden.  Y por eso un nuevo fundamento tiene que venir de la ciencia misma, una ciencia de más amplias miras que contemple todo el paisaje humano como fenómeno natural, que no se cierre en estudios-estanco por temor a la pérdida de posiciones de una determinada escuela "científica" o de los privilegios de los grupos de interés que viven de supuestos agravios.

Una ciencia sobre los valores

En el núcleo de ese programa debe estar la continuación de una ciencia sobre los valores. La división entre el es y el deber ser, entre valores y hechos es una de las marcas de la concepción moderna de las cosas. Esa división ha llegado a ser así en gran medida como consecuencia de un hecho práctico, de una limitación fundamental: la ciencia dura es incapaz de establecer leyes sobre hechos conforme estos se van haciendo más complicados. Como consecuencia, La palabra “científico” va perdiendo su significado según pretendemos estudiar hechos de progresiva complejidad. La trayectoria de un proyectil o la medida de la estatura media de la población son legítimos objetos de estudio científicos de la física y la sociología o la demografía, por ejemplo,  pero el estudio de las razones de por qué la revolución Francesa acabó en un baño de sangre está supuestamente condicionado por las interpretaciones dependientes de los “valores” del que estudia el fenómeno en cuestión. Esto convierte este fenómeno y otros de similar complejidad en fenómenos que no son ni pueden ser legítimo objeto de estudio científico según la moderna concepción de “ciencia”. En consecuencia, el estudio de ese hecho de la realidad se desprecia. Al hacerlo se pasa por alto que, partiendo de hechos históricos se pueden refinar explicaciones que conduzcan a encontrar la causa o series de causas de los mismos (como se aprecia en ciencias históricas como la Geología o la Biología Evolutiva). Además, los avances cada vez mayores en el estudio de la naturaleza humana constituyen una nueva herramienta y una nueva óptica que nos ayuda poderosamente a la determinación cierta de dichas causas.

El desprecio de la realidad compleja es la razón por la cual los físicos se negaron a estudiar los fenómenos no lineales, inherentemente complejos, hasta que no les quedó otro remedio por las necesidades de la ingeniería. La dificultad explicativa se convierte, desde la perspectiva idealizada de la ciencia, en una diferencia ontológica. Casi de la misma forma por la que en la mitología la desobediencia a Zeus llevaba al dios Vulcano a los infiernos, el desafío a la ciencia de los hechos complejos lleva a dichos hechos complejos al infierno de lo arbitrario o de las “preferencias personales”, y a quien acomete el desafío al de los herejes de la ciencia o al de los locos.

Así, los valores, que antes del siglo XVIII eran un legítimo objeto de estudio de la ciencia, se convierten en preferencias personales por su carácter aparentemente inconmensurable, dada la obsesión por la mensurabilidad de la ciencia estándar. Se niega el estudio de éstos y, como su ausencia hace imposible el establecimiento de fines, tanto en ciencias políticas o en derecho o en sociología, economía política etc, se rechaza toda la tradición anterior y se admiten en su lugar unos valores arbitrarios y simplificados, que son aquellos que aportan los grupos de presión existentes y preponderantes en cada momento histórico: desde el nazismo y el comunismo, hasta el feminismo, panhomosexualismo, ecologismo etc. Para la ciencia política positivista, .lo mismo que para el derecho positivo o la economía moderna, lo que diferencia la organización de una matanza de Judios y la reoganización de un sistema de seguridad social es algo etéreo e intangible que está fuera del ámbito de estudio de su disciplina.

“The divorce of "facts" and "values" renders political science ineffective for answering some of the most important questions about politics [...] it cannot sort out the legitimacy of different ends and means adopted by governments [...] As far as secular social science is concerned, there is no difference between the Nazi Final Solution and the Clinton health-care reform plan, except in the scope of the undertaking”  (Barilleaux - The restoriation of Polotical Science).

El cínico de nuestra época podría considerar esta insuficiencia como válida. Pero como cualquier medio es en un momento dado un fin y viceversa, el resultado es que nada práctico es susceptible de ser estudiado sin valores, lo que hace a la ciencia positiva  “pura” inútil para la toma de decisiones. En definitiva, la matanza de judíos y la seguridad social son, respectivamente, un medio para la pureza racial  de la Gran Alemania y para un estado del bienestar universal. A su vez, la matanza de judíos es un fin para la fábrica cuyo gobierno tiene que decidir entre dedicarla a producir gas mostaza o insecticida para los cultivos. Por su lado, la seguridad social es un fin en sí para el  tecnócrata socialdemócrata, que prioriza los fines despreciando sus costes, sus consecuencias para el bienestar futuro y su sostenibilidad.  Medios y fines se entremezclan, por lo que el tecnócrata o el estudioso positivista, inscritos en el régimen al que sirven, se ven obligados a aplicar los valores correspondientes del mismo, de continuo. Los valores pasan a ser una herramienta arbitraria al servicio del ego del investigador en los países donde el individualismo sea admitido, o al servicio de la coordinación y el control en manos del gobierno totalitario de turno.

Lo cierto es que lo que en un nivel bajo de conocimiento por debajo del umbral de la ignorancia son valores, en otro de mayor de conocimiento son hechos. El tecnócrata socialdemócrata está aplicando sus valores cuando promociona un modelo de sanidad pública  gratuita, pero si se le muestra el hecho de su insostenibilidad a largo plazo (se le ilustra, se aumenta su conocimiento), tendrá que revisar dichos valores por el hecho de que la aplicación de esa política puede hacer imposible el obtener el fin deseado del bienestar. En última instancia hay un criterio factual objetivo en el que todos los valores se reducen a hechos y leyes. Ese criterio es la pervivencia del hombre y la sociedad en la que vive. Si existiera un conocimiento que permitiera establecer que un determinado valor se destruye a si mismo, ya sea porque lleva a sus portadores a la desaparición física o a su abandono, entonces ese llamado valor no es tal valor, sino una desviación  histórica, y esa calificación de desviación  no sería establecida por la pertenencia o no a un sistema de valores autodefinido como superior, sino por la misma naturaleza de las cosas, por sus propias leyes. Esa inclusiín de los valores como universales e inmutables y por tanto como leyes de la realidad es la de los filósofos clásicos y de sus continuadores cristianos. Pues bien, disponemos de las herramientas de base para continuar en ese conocimiento, de unas herramientas difícilmente objetables por parte de la “ciencia oficial”. Esas herramientas son la teoría de la evolución aplicada al ser humano y a su mente, la teoría de juegos, la psicología social y las ciencias de la computación, entre otras.

En su interpretación fuerte, el Derecho Natural consistiría en un conjunto de leyes morales o legales que serían leyes de la naturaleza en el mismo sentido que lo son las leyes físicas, exactamente como lo es la ley de la gravedad (ver David S. Oderberg - The Metaphysical Foundations of Natural Law): El nuevo programa debe considerar los valores como objetos de estudio científico a cuya comprensión se puede llegar a través del conocimiento de la naturaleza humana y de la sociedad como entidades que requieren dichos valores para su supervivencia. Y, de forma inversa, por su carácter naturalista, esta ciencia debe estudiar los hechos humanos y los valores de las diversas tradiciones en su vertiente histórica, intentando explicar por qué son esos y no otros. Debe estudiarse el por qué de los cambios de valores, de los fenómenos de masas y de los sistemas totalitarios. Incluso las razones de la crisis actual, y el futuro que nos espera siguiendo por la senda abierta por esta universal y progresiva falta de referentes. La amplitud de ese programa no debe caer en la falacia positivista del desprecio de aquello que no se domina. El ataque debe abordarse a todos los niveles.simultáneamente.

Un estudio sistematico del sentido comun

Ese nuevo fundamento basado en una ciencia abierta al estudio de la naturaleza humana, no ha de limitarse pasivamente a la observación del desarrollo de los estudios evolucionistas del ser humano, siguiendo, por ejemplo, los avances en Psicología evolucionista, Psicología Social o teoría de juegos; no debe quedarse en la difusión de curiosidades sobre la relación entre la belleza y el ancho de caderas como una solución fisico-psicológica a presiones evolutivas al estilo positivista. Ese nuevo fundamento ha de adentrarse especulativamente en la realidad que se encuentra mas allá del laboratorio y de los experimentos, porque la crisis  no permite pérdidas de tiempo.

Como los Filósofos griegos y sus continuadores cristianos, debemos indagar sobre las fuentes del entendimiento, del sentido común, sobre la naturaleza misma de la realidad. Los filósofos griegos creían, como cualquier persona no influida por el fanatismo moderno, que el concepto de "razonable" incluía aquello que la propia intuición decidía que era razonable. Eso era porque creían en la existencia de si mismos; Creían en la existencia de la propia naturaleza humana como algo universal y por tanto sus conclusiones eran comunicables y discutibles, aunque brotaran de su propio interior. Al estudio de la naturaleza humana en sus mas altas manifestaciones le corresponde la labor de descubrir las respuestas fundamentales, continuando la labor interrumpida de los filósofos griegos y sus continuadores, los padres de la Iglesia. Y esa continuación no es ni debe ser un juego de artificio retórico. Si no intentamos estudiar lo que hay de universal en las apreciaciones de los que experimentaron por primera vez las honduras de la existencia y de la trascendencia (dos fenómenos de la psicología humana y por tanto, de la realidad, fundamentales para entender al Hombre y sus sociedades que han  existido y existen en la historia) no podremos avanzar. Si solo atendemos a las teorías viciadas y simplonas de posiivistas y relativistas que quieren reducir todo a gradientes hormonales o determinismos culturales, entonces seguiremos en el punto de partida, en el vacío de explicaciones convincentes, en la nada.

Los filósofos clásicos y los teólogos exploran entre otras cosas,  el Nous, la intuición o el sentido común. Su propósito era encontrar las causas últimas. Sin embargo, y sin querer decir que sea mas fundamental, el estudio evolucionista de la mente humana considera la intuición como un conjunto de procesos mentales que operan fuera del alcance de la consciencia. El resultado de esos procesos aparace a la consciencia como “intuiciones”.  Esos procesos han sido diseñados por medio de la selección natural y se transmiten genéticamente. Las causas últimas de esos procesos mentales, que producen intuiciones, son, como en todo diseño generado por selección natural, las presiones adaptativas que han sufrido los hombres en su lucha por la superviviencia y la reproducción en un medio natural y el medio social desde hace millones de años.  El sentido común incluye conocimientos universales acerca del comportamiento en sociedad y el como reaccionan los demás, que es lo que se esperan los demás de uno mismo, como reaccionar inmediatamente ante una situacion etc Son las estrategias que llevaron a nuestros antepasados a sobrevivir y reproducirse como individuos y como sociedad.....  (detallar y explicar)

Los filósofos y teólogos son los que han explorado mas sistemáticamente las profundidades de la mente buscando las causas últimas de todo. Pero en términos evolutivos, las causas últimas de las intuiciones de las personas, incuidas de los los filósofos y teólogos, son las presiones adaptativas de nuestros antepasados. Esos diseños se transmiten a través de los genes. Los procesos que mentales que forman la intuición no son rígidos, esos procesos dictan estrategias para actuar y pensar dependiendo del ambiente  Son flexibles pero esa flexibilidad está orientada a la supervivencia y la reproducción bajo distintas condiciones. No están orientados a la flexibilidad per se.  Un examen del cerebro de humano en comparación con otros primates muestra que además del gran desarrollo de la corteza cerebral, donde se realiza el procesamiento consciente, que está desarrollado diez veces más que en los demás primates, también la amigdala está asimismo 10 veces mas desarrollado.

 

A que funcionalidades mentales corresponde ese tamaño tan enorme de la amigdala?. Donald Symons en su libro “The evolution opf Human Sexuality pag. 45, atribuye al sistema límbico otras facultades mas sofisticadas: Unos seres social que son capaces de aprender y que sean infinitamente maleables culturalmente son incompatibles con la teoría de la selección natural, porque cualquier individuo mutante que aleccione a los demás para que trabajen en detrimento reproductivo de ellos mismos y a su favor acabararía monopolizando la descendencia y por tanto los individuos infinitamente maleables se extinguirían. Por tanto un indivíduo capaz de aprendijzaje e infinitamente maleable no es evolutivamente estable. El desarrollo al unisono de la corteza cerebral y el cerebro límbico muestra que el ser humano a medida que ha sido capaz de aprender y a relacionarse con los demás de formas mas complejas, se ha visto obligado a desarrollar la capacidad de rechazar los aprendizajes negativos y las conductas de los demás que van en contra directa de su propia supervivencia y reproducción.  Donald Symons dice que para que el aprendizaje sea evolutivamente estable tiene que desarrollarse una estructura cerebral que impulse a aprender cosas necesarias para la supevivencia y reproducción y que cuide de evitar aprender cosas que van contra la supervivencia y reproducción propia y situa esa funcion en la corteza límbica, una estructura cerebral que también es mucho mas grande en los humanos que en otros primates.

It can not be accidental that during the course of evolutionary history “higuer” and “lower” brain mechanisms espanded toether. No matter how plastic an organism´s mind or behaviour may be the function of mind and behavior remains the same, the perpetuatiuon of DNA molecules. Since mentalk plasticity increases the number of maladaptative, as well as adaptative, behaviors, that can be learned, it can only evolve along with concimitant mechanisms that evaluate stimuli and motivate the seeking of stimuli, therey making likely the development of adaptive behaviors. These mechanmisms of evaluation and motivation must be closer to the genes than are the behaviors they produce. Emotions might be considered to be the genes’ closets representaties in the mental processes of learning and decision making: they constitute evaluatiopns of stimuli, hether these stimuli originate outside the organism (sensation) or in the brain itself  (memory, fantasy). and motivate the seeking of particular stimuli.  Donald Symons The Evolution of Human Sexuality Pag 47

Humans are so much more complex and flexible than chimpanzees that there are no scales on which the intelligence of the two species can be usefuly compared(Wilson 1975). But intelligence is a two edged sword. while chimpanzee “cultural” behavior depends on learning, but not on teaching, humans actively teach each other. The more teachable an organism is, the more fully it can profit from the expertiences of its ancestors and associates. The more an animal “goes in for ethicizing” (Waddington 1960), the more it can acquire traditions of social wisdom that are too complex or subtle to be learned through social wisdom that are too complex or too subtle to be learned through individual experience, and the more it can acquire worthless and destructive superstitions... The more fulsome are the oppportunities for indivuduals to manipulate one another for their own ends.... As language becomes more sophisticated there is also more opportunity to pervert its use for selfish ends... In short, human variability and human vulnerability are inseparable. Donald Symons The Evolution of Human Sexuality Pag 48

Para evitar la manipulación, el ser humano nace con unos conceptos de base y de unos  impulsos y sentimiemtos  innatos de gusto y rechazo sin los cuales sería incapaz de aprender conocimientos y comportamientos positivos para la supervivencia propia y de la sociedad en la que vive. O peor aún, sin esos conceptos e impulsos podría aprender otros conceptos e impulsos que le llevarían a la esclavitud voluntaria. Es lo que llamamos sentido común.  Incluye que es bueno y bello y hay que buscar, que es malo  o desagradable y hay que evitar, como se comportan los objetos animados e inanimados. Que es una persona, un animal, una cosa.. Que debo hacer ante tal o cual situación. que sirnifica una expresión de la cara. como reconocer sentimientos en los demás y como reaccionar a ellos según la situación.  Quien es confiable y quiere mi bien (mis padres, mi tribu)  y quien no.

El filósofo socrático se coloca en la posición de preguntar a su interior por el contenido de esos conceptos , impulsos y sentimientos innatos y universalmente humanos por medio de la introspección.

Desandando el camino de lo expuesto, se pueden entender el por qué de la criiss del pensamiento moderno: Si la filosofia clásica habla de verdades eternas que se aprehenden desde el interior y el relativismo positivista niega tal sentido común, entonces la filosofia clásica es despreciada y sus verdades abandonadas.  Un programa evolucionista debe restaurar el sentido común y restaurar  entres otras, la filosofía clasica y ¿por que no? la teología, que no es algo innato sino que junto con la filosofía es una sofisticada elaboración a partir de las aspiraciones, conceptos, impulsos y sentimientos innatamente humanos.

Expropiación de las conciencias y del el sentido común

Una de las características del mundo actual es la expropiación de la intuición, el sentido común y de la conciencia por la ideologia dominante a través, sobretodo de ley y la enseñanza, mas allá del adoctrinamiento. Los mandatos morales apelan a la conciencia, que es mucho mas sensible a las circunstancias y puede hacer un juicio mas fino que lo que puede hacer el mejor tribunal externo. Las limitaciones del sistema legal y la legislación positiva convierten al aborto en un derecho al limite del plazo legal y un asesinato al día siguiente. La acusación de maltrato condena a un hombre por el mero testimonio de una mujer.  Esas aberraciones son consecuencia las limitaciones del sistema legal cuando se mete en ambitos donde ni tiene ni puede tener un conocimento pormenorizado de las infinitas circunstancias que pueden ser agravantes o atenuantes, sin que eso agote ni mucho menos las consideraciones que se podrían hacer acerca del ejemplo. La prohibición de fumar es otro ejemplo de expropiación de las conceincias y la estatalización de conflictos personales que lleva asimismo a la expropiación de la responsabiliidad personal.. En el fondo hay un programa totalitario, el de la agenda de la élite positivista-relativista.

Esa expropiación de la conciencia es una manifestación grave, pero no la única de ese desprecio de las facultades inatas del ser humano. Es decir, de su humanidad; En cuanto al aprendizaje, la mente se sirve de ejemplos  particulares que luego generaliza por medio de mecanismos inconscientes. Este instinto o grupo de instintos, de que la intuición es una parte, se vale de ejemplos y del “aprender haciendo”. Así es como enseñaban nuestros antepasados.

Pues bien,  todo esto ha sido sustituido por aburridísimos e inutiles métodos racionalistas como ocurre en la enseñanza de idiomas  a través de largas y aburridísimas clases de gramática o la enseñanza de la Música a través del largos y aburridísimas clases de solfeo. Estos atentados contra la mas elemental de las nociones pedagógicas se basa en la teoría de que una vez introducido el esquema racional en la cabeza, el cerebro utilizará ese esquema para hacer musica o hablar Inglés.

Nada más lejos de la realidad. Lo que necesita la mente son ejemplos, y buenos ejemplos para adaptar nuestra capcidad innata de extraer conocimento al contexto cultural en el que estemos. Los esquemas racionales deben estudiarse una vez se obtenido un conocimiento intuitivo y no al revés. El objetivo del esquema racional es afinar el conocimiento. Pero nunca puede ser la base de éste, porque la mente no aprende así.

Estas aberraciones educativas racionalistas no solo se reducen a estas facetas básicas de la educación, también se aplica a las ciencias y a las mátemáticas, donde se enseñan fórmulas sin preocuparse de comunicar un sentido intuitivo a las leyes o a los teoremas. El donde, por qué, cuando, para qué etc son fundamentales para aprender cualquier materia, porque la mente necesita ver una utilidad o un interés para molestarse en aprender algo. La mente o es un ordenador en el que se introducen programas. Lo que se aprende tiene una causa, una utilidad, se le ocurrió históricamente a alguien y siguió unos pasos hasta dar con la solución, unos pasos titubeantes, incluidos sus fallos que son interesantisimos porque son enseñanza en si para conocer como funcionan otras mentes y para mostrar al enseñado que la aventura del conocimiento se hizo por hombres tan falibles como ellos y por tanto ellos podrán también partir en su propio viaje. Esos pasos nunca coinciden con a versión aseptica y deslabazada,  con paso seguro pero sin sentido por carecer de contexto, de uin libro de fisica o un libro de matemáticas modernas, sin prosa y sin historia. En resumen ¡ Sin vida!.  

Para Feyerabend, el filosofo de la ciencia genial que reverenciaremos cuando esta locura desapareza, era fundamental el mostrar la ciencia a través de su historia, no como un corpus de supuestos conocimientos consolidados finales, desprovistos de contexto.  Es fundamental para comprender lo que la ciencia es un proceso imperfecto e inconcluso, como todo lo humano.  Esa limpieza de cara  con la que nos administran la Ciencia es el escudo protector que tiene el positivismo y su núcle, el cientifismo, contra cualqueir indagación sobre las limitaciones de su propio método, cualquiera que sean sus variantes. Ese lavado de errores y esa ahistoricidad del conocimiento,  está en el nucleo que la ideología moderna, el positivismo cientifista, que oculta su falibilidad como cualquier sacerdote oculta las contradicciones y fallos de su libro sagrado.

Es por esa ideologización de la Ciencia a través del positivismo-relativismo por lo que Feyerabend demandaba una separación entre Ciencia y Estado:

The separation of state and church must be complemented by the separation of state and science, that most recent, most aggressive, and most dogmatic religious institution.

— Paul K. Feyerabend

Against Method: Outline of an Anarchistic Theory of Knowledge (1975), 295.

De acuerdo con Popper, el conocimento y en particular, la ciencia nunca está segura de llevar a la verdad, pero si se asegura una aproximación progresiva a ésta gracias a teorías que cada vez se acomodan más a un numero mayor de hechos. Pues bien., la ciencia y el conocimiento puede avanzar en unos campos y desavanzar en otros, como ha ocurrido con el conocimiento de lo humano a raiz paradógicamente de los avances en las ciencias duras, por un proceso de imitación y adaptación de ideas y métodos al estudio de lo humano que son buenos para las ciencias duras, pero desastrosos para la psicología o la sociologia, la antropología etc. Entre los errores está la idea de partida de que la mente es un fenomeno complejo el producto de leyes sencillas, como el estimulo respuesta, o de procesos y algoritmos sencillos como el conexionismo o es un receptor vacio que admite contenidos culturales. Todos ellos son productos del reduccionismo de las ciencias duras y de la envidia de la fisica, que con principios relativamente simples resuelve problemas complejos. La regresión en conocimientos como resultado del desprecio de toda la tradición occidental sobre las ciencias humanas ha sido ablismal. Ese nuevo ataque se suma al ya realizado por el Marxismo, que supuso un retroceso en los conocimientos de ciencias sociales y economía. Este nuevo ataque de desaprendizaje corroe  parcelas del conocimiento sobre lo mas básico del ser humano que el marxismo habia dejado relativamente indemne.

Una nueva metafisica sobre la realidad para liberar a la ciencia de su corsé positivista

 La evolución por selección natural no es acerca de la realidad observables sino también acerca del observador acerca de cómo evolucionó la mente del observador y cómo llegó a ser lo que es incluidos sus sistemas de percepción, razonamiento, metas,  medios y relaciones sociale, porque la evolución es también acerca de la evolución de la sociedad. Por tanto afecta a las  mismas definiciones de Existencia, Bien, Mal, de los llamados valores y de la misma naturaleza de la realidad. Es por eso que el positivismo no se puede englobar dentro del darwinismo sino al revés darwinismo plantea una metafísica distinta.

Sobre lo expuesto anteriormente, ¿Que tienen que ver Aristóteles con la evolución y la Psicología evolucionista o la teoría de juegos con la Filosofía?  ¿Y que tiene que ver la religión con las ideologías? Mucho, Todo. En primer lugar no hay nada que no se asiente en unos fundamentos metafísicos, que pongan en relación la mente con los objetos de la realidad. El hecho de que no se explicite esa metafísica no significa que no exista. Al contrario, significa que esa metafísica ambiente se acepta de forma fanática, sin ningún tipo de duda,  como los medievales no educados aceptaban una metafisica basada en la existencia de Dios. La diferencia entre la metafísica hábilmente ocultada de hoy y la del medievo y otros tiempos históricos pretéritos, es que nunca como ahora se han despreciado nociones esenciales como la existencia, el ser, la realidad, la naturaleza de la mente etc. Se discute la existencia de Dios, pero no se discute la noción de existencia. La noción de existencia positivista condena a la no-existencia a conceptos que utilizamos todos los días, o los prostituye al rango de arbitrariedades y preferencias personales,  como justicia, deber etc. Conceptos importantísimos que utilizamos todos los días. Está claro para el que lo analice, que despreciar estos conceptos es una receta para el desastre.

Voy a expresar en una frase la relación entre todos estos conceptos: El ser humano vive en una consciencia compartida con los demás miembros de su sociedad. Esto quiere decir que la mente humana acepta símbolos innatos y culturales  comunes. En esa consciencia compartida está la base del orden social y su continuidad. El lugar donde vive la mente  no es la realidad física, sino que en el espacio virtual en el que se desarrolla esa consciencia compartida. Los símbolos comunes que aparecen en esa consciencia compartida son datos de la realidad y, si no se consideran como tales, nada tiene sentido, como veremos.

Esa consciencia compartida no es arbitraria sino que es la manifestación de la actividad de nuestras mentes, las cuales son a su vez manifestaciones de la actividad fisiológica de nuestros cerebros que , estos si, viven en la  otra realidad espacio-temporal estudiada por la fisica. Esta realidad física entra en la realidad mental de la consciencia compartida porque la consciencia compartida tiene símbolos que se corresponden uno a uno con elementos y relaciones de dicha realidad fisica, pero no son esa realidad física. Lo que nosotros percibimos son nuestros propios símbolos, nunca la realidad física.  Manejamos el símbolo electrón, con sus propias relaciones con otros simbolos, pero nuestra mente no maneja ni ve ni percibe los electrones de la realidad física externa. La relación entre los símbolos y la realidad física externa se establece por el hecho de que nuestra actividad mental, que es la que maneja esos símbolos, a través de las correspondientes reglas que la guían, está orientada a favorecer la supervivencia y la reproducción de nuestros cuerpos físicos en la realidad física externa. Ese fin teleológico está asegurado por el hecho de que nuestras mentes son un producto de la selección natural y su fin por tanto es necesariamente ese,  no puede ser otro.  Pero en sí, la mente humana crea su propia realidad paralela: una realidad paralela creada por la consciencia compartida con los demás miembros de la sociedad que comparten a su vez los mismos símbolos.

La realidad de la mente es la realidad en la que vivinos. y sus simbolos existen en la medida en que influyen en la vida. Declarar que unos simbolos existen y otros no es arbitrario, Las mismas nociones básicas como la noción de causalidad, la noción de tiempo, la de inicio y fin etc no tienen un sentido claro en la física. La evolución selecciona  las correlaciones  adecuadas entre presiones adaptativas y el desencadenamiento de reacciones fisico quimicas o conductales que consiguen la homeóstais. Esas respuestas se dice que son “causadas” por tales presiones.  Un electrón es un simbolo con relaciones precisas con otros simbolos del tipo “particula”, pero ahora con la teoría de supercuerdas sabemos que son aproximaciones a lo que hay en la realidad material.  Ésta a su vez puede ser otra paroxomación. La realdiad material es imposible de aprehender directamente, si no es a través de analogias simbolicas, con conceptos y relaciones matemáticas o no.

Para resumirlo: vivimos en una existencia virtual similar a la de la película Matrix, con la diferencia de que los átomos de nuestro cuerpo no están en una vasija llena de liquido y nuestros cerebros no están conectados a una máquina que nos proporciona dicha realidad virtual, sino que es nuestra misma actividad cerebral la que nos proporciona la realidad virtual, y nuestro mundo virtual. Este mundo virtual está sincronizado con el mundo virtual de los otros, no gracias a una máquina matriz, sino  a través de las sensaciones de la  realidad física espacio-temporal  que compartimos  y que, al contrario que en Matrix, existen, aunque sean inalcanzables sin el interfaz proporcionado por los símbolos de nuestra mente. También está sincronizado nuestro mundo con el de los otros individuos gracias a nuestra similar percepción, debido a nuestra arquitectura cerebral común y a nuestra experiencia cultural común.

Debido a que nuestros cerebros son un producto de la Selección Natural (que cada uno ponga o no un Creador en un  nivel superior), debido a que nuestra arquitectura cerebral es similar por ser producto de similares programas de desarrollo cerebral, codificados a su vez en genes que heredamos de antepasados comunes y debido a experiencias culturales similares, compartimos los mismos símbolos. La vista de una mujer evoca el símbolo innato mujer. La vista de un coche evoca el símbolo adquirido de un coche, pero la realidad externa en la que viven nuestros cuerpos materiales solo incluye amasijos de partículas elementales que cada ser percibe de la manera mas adecuada para su propia aventura de supervivencia. Para una gallina, una mujer es un animal de un tamaño dado, posiblemente amenazante según a donde se mueva en relación con ella. Incluso las partículas elementales mismas son simbolos.  Por tanto todas las especulaciones de los filósofos acerca de la existencia tienen predicamento aquí.

¿Y todo este despliege de realidad virtual para que? Desde este punto de partida, y teniendo en cuenta la teoría de la selección natural, se puede entender que, al mas alto nivel, la mente procesa símbolos. Ese procesamiento y esos símbolos están diseñados para la supervivencia en sociedad y para la supervivencia de esa sociedad en la que nuestros antepasados han vivido y a la cual han ayudado a mantener y en la que nuestros descendientes vivirán y lucharán por mantener. La consciencia compartida de los seres humanos es una nueva realidad. Una realidad creada por el mecanismo de la selección natural, para permitir la supervivencia de nuestros cuerpos físicos  en una realidad física externa que no forma parte de la realidad percibida si no es a través de los símbolos de nuestra mente. No existe en la fisica un concepto de tiempo como el que tenemos intuitivamente. De manera que hasta las ideas fisicas maselementales son en realidad conceptos coloreados por nuestras necesidades de supervivencia y reproduccion. La correspondencia entre simbolo y realidad fisica ...

La realidad externa tiene ciertas regularidades o leyes, tiene una serie de propiedades sin las cuales la selección natural no hubiera podido operar. De esas regularidades en las leyes físicas y de la misma selección natural, se derivan leyes y regularidades en los símbolos que utilizamos para resolver los problemas de supervivencia. Esas leyes se pueden estudiar y forman o formarán un cuerpo de conocimiento sobre  la realidad en la que viven nuestras mentes: Un mundo que está poblado por coches, partículas elementales y personas, sí, pero también por valores, alternativas, sentimientos, Dioses, conceptos, teorías, ídolos, creencias etc. Y todo ello independientemente de que el símbolo tenga una manifestación sensorial inmediata (visual, "tactil"..) es decir, independientemente de su existencia exterior o no, porque , en definitiva, los mismos sentidos son procesados por la mente.

Una Nueva fundamentación del derecho natural y de la política

Las leyes sociales son leyes  de la naturaleza, que el hombre no puede hacer otra cosas que obedecer o luchar contra ella en la seguridad de fracasar. De la misma forma que existe una ley según la cual las cosas caen hacia abajo exiten leyes del Derecho Natural.  Dichas leyes se basan en óptimos sociales a largo plazo resultantes del conflicto entre intereses contrapuestos.  Los equilibrios óptimos de estos conflictos se consolidan como costumbres o normas consuetudinarias,  la optimidad de esas normas se asegura por el hecho de que los grupos humanos colaboran y compiten entre si, y los grupos con normas internas que permiten mejor capacidad para la colaboración y la competencia son los mas exitosos. El resto son absorbidos y sus normas, desechadas. Estas normas consuetudinarias se formalizan en el Derecho Natural, a través de la observación de casos parecidos y de las mejores prácticas. Cualquier intento de ingeniería social a través del derecho positivo a partir de razonamientos abstractos llevará a no óptimos y por tanto al empobrecimiento o a la desaparición de la sociedad.

Al mismo tiempo, esas leyes han venido a ser las que son y se han consolidado y universalizado en función de un proceso histórico. Conceptos como igualdad y jerarquia son ubícuos en todos los grupos humanos en el espacio y el tiempo. Cierta combinación de igualdad y jerarquía garantizan la unidad y la coordinación respectivamente. Pero no todas las condiciones ambientales admiten todos los tipos de igualdad y jerarquia.

ahora existe aqui mismo unas forma de igualdad basada en la igualdad de oportunidades y una jerarquía basada en votaciones del tipo un hombre-un voto, hasta el punto de sacralizar dichas formas en los llamados derechos fundamentales. AL mismo tiempo, existen otros valores como la igualdad ante la ley y el derehco de propiedad. Todos estos valores existen aqui y ahora solo en función de que en su evolución histórica esas particulares formas han dado lugar a sociedades que han colaborado y competido con las demás con éxito y han absorbido, al menos hasta ahora,. a las que tenían otras formas alternativas.  Evidentemente, para un delincuente amoral, no existe ningun respeto a la Ley. Pero es la unión de los que ven legítima la jerarquía  de valores y sus normas la que obliga por la fuerza al delincuente a atenerse a la ley. Igualmente ocurre con otros amenazas externas a la sociedad, otras sociedades con distintos valores. Esta sociedad no es moralmente o normativamente superior por definición, sino porque su moralidad y sus normas le permiten tener mas éxito.  Si hubiera triunfado el nazismo, lo que sería sagrada sería el símbolo del Fhürer y sus decisiones y no los Derechos Humanos.

Todo ello podría llevar a un relativismo basado e la fuerza bruta, al darwinismo social tal como se caricaturiza por parte de los moralistas positivistas, si no fuera porque una dictadura no tiene nada que hacer ante un sistema donde se permite la libertad, la creatividad y la movilidad social, aun a costa de ciertas incomodidades e inseguridades, porque eso produce innovación y adaptabilidad, Siempre que la mismo tiempo exista la cohesión social suficiente como para que sus ciudadanos la defiendan. Para elllo tiene que tener unos símbolos que representen su unidad, además de sacralizar sus propios valores.

La investigación acerca de cual es el programa para el Derecho Natural y para la Política, existen un conjunto de normas superiores no por definición, sino porque son evolutivamente estables, es decir la sociedad con esas normas no puede ser invadidas por otras normas, ya sea por invasión o por corrupción dada la naturaleza humana. Otra definición alternativa más debil podría ser, en el ecaso de que se demuestre que la versión fuerte no se da, es la definida por aquel conjunto de normas valores, creencias etc que permiten el grado máximo de bienestar, entendido este por la situación que preferirían (o a la cual  emigrarían)  el mayor número de personas.

Las sociedades que complen la primera condicion tienen que cumplir la segunda y viceversa porque las sociedades estables lo son porque sus habitantes las prefieren a otras y las sociedades en las que los ciudadanos están mas satisfechos están mas dispuestos a defender su sociedad de amenazas internas y externas. Una sociedad en la que los individuos preferirian no vivir es una sociedad que no puede ser estable.

Como se deduce de la filosofía de este ensayo, la determinación es imposible de determinar. Lo que si sabemos es que si hay alguna sociedad que está mas cerca es la Occidental. En el estudio evolucioniista de los por qués de los fallos y de los éxitos se puede aprender al mismo tiempo sobre la naturaleza humana, afinar en algunas cosas, desechar ideas nocivas y delimitar otras. Respecto al  estudio evolucionista al que me refiero más adelante.

Provisionalmente consideraré que  un sistema de libertades, que dan lugar a fenómenos de selección  en la forma de los mercados económicos, la selección de líderes políticos, en la investigación cientifica etc, son parte de los elementos innovadores que dan a la sociedad su adaptabilidad y mejora. Pero son necesarios tambien mecanismos estabilizadores que consolidan lo mejor de lo conseguido y esos elementos, las instituciones tradicionales, y las creencias que forman una cosmovisión en la que ciertos elementos simbolos están sacralizados es fundamental para la estabilidad de la sociedad, marcando unos límites al proceso innovadores pero potencialmente desestabilizadores anteriores.  La letra escrita de la constitucion y las leyes de un Estado de Derecho no son más que normas que, como dije al principio, no tienen aplicabilidad práctica si no se interpretan dentro de un espiritu común . Y , por otro lado, tampoco agotan ni regulan, afortunadamente, todo el conjunto de relaciones humanas.

Estudio evolucionista de la Religión

Algo que añadir acerca de la sacralización de símbolos. En una sociedad los valores se sacralizan dentro de una religión o ideología. Una ideología es una forma de religión donde se pueden observar, paradógicamente los rasgos mas primitivos no alterados del instinto religioso, que no tiene o no tiene por que implicar la noción de transcendencia o un ser transcendente. Estos últimos son rasgos relativamente modernos (2000 años) . Tampoco la noción de dios o dioses implica transcendencia. Los dioses pueden ser de este mundo terrenal. El sentido religioso es un instinto o grupo de institnos inherente a la naturaleza humana y es fundamental para la existencia de la sociedad. Por la existencia de ese instinto, el Ser Humano siempre es religioso y profesa por tanto una religión de la misma forma que siempre utiliza un lenguaje, excepto casos extraordinarios.

El culto a la personalidad es un ejemplo muy interesante de religión. En los paises del Este, la vida giraba alrededor de los líderes comunistas. La ideología no era suficiente, era el líder el que tenia que dictarla. Según Voegelin, El culto a la personalidad tenía una estructira sdelImperio Mongol. Gengis Khan  era hijo recibía ordenes del su dios. Así comenzaban sus decretos:

Por orden del Dios vivo

Genghis Khan, el Hijo dulce y venerable de Dios, dice:

Dios está por encima de todo, Él-mismo, el Dios inmortal,

Y en la tierra, Genghis Khan es el único Señor

                 Voegelin- The new Science of Politics

La inveción de esas frases no es probablemente de Genghis Khan, sino de sus sacerdotes.

Los líderes soviéticos recibían el comando de la leyes inexorábles de la  Dialéctica operando en la Historia. Esa no era una terminología que usaran los líderes, sino sus ideólogos politicos o mejor, sus sacerdotes.  Nótese que los marxistas, a pesar de que su teoría no plantea un líder supremo, en seguida se organzaron de esa manera con el Leninismo. En cuanto el marxismo sale del libro y se organiza para la accion, surge la religión. Con posterioridad a su muerte, Lenin pasó a ser una personalidad idealizada y venerada.,

Aunque tanto Gengis Khan como el régimen soviético eran religiones primitivas. El culto egipcio a los Faraones es en esencia similar. Pero no son cultos primigenios, los tìpicos de las sociedades tribales pequeñas. Para ello quizá el análogo mas príximo sean las sectas minoritarias. Ëstas rinden culto a su fundador además de alguna deidad. Si el imperio Mongol  hubeira perdurado Gengis Khan hubiera sido venerado como un dios o semidios, De la misma forma que lo fue Alejandro Magno.

Uno de los misterios mas interesantes del fenómeno social es el proceso de deificación, mitificación o idealización como se quiera llamar de la figura fundacional de la sociedad. Se da un proceso de progresiva idealización por parte de personas concretas. Éstas van modificando la historia general y limando las asperezas, los que reciben esas historias modificadas las aceptan o no dependiendo del ajuste no a la verdad sino al efecto que tienen esas modificaciones en su percepción del orden social que crean, que en definitiva es lo mas importante para su supervivencia y la de sus descendientes. Un ejemplo claro y extremo ocurren en la mitificación histórica, sobretodo en los episodios en los que se tratan los sucesos con enemigos seculares. Pero este proceso mitificador se puede observar en vivo con poco esfuerzo mental si se piensa en un estado de guerra;. En la guerra, la primera victima es la Verdad, se dice. Y es cierto. Cada bando recompone lo que está sucediendo y la población lo acepta sin cuestionarselo. Cualquier noticia negativa afecta a la moral interna de la sociedad y puede ser letal para el esfuerzo de guerra. Lo mismo ocurre en periodo de paz con un gobernador benévolo que ha traido la prosperidad o con un gobernante conquistador que ha engrandecido el impero o ha asegurado las fronteras. Los sacerdotes hace al emperador hijo de los dioses y la población lo acepta porque eso refuerza la cohesión de la sociedad. El proceso de supresión del cuestionamiento y la aceptación ocurre inconscientemente. El mismo proceso fabulador de poeta-sacerdote que elabora las historias puede ser inconsciente o puede ser fruto de una visión . La neuroteología estudia estados de activación sobretodo de la amigdala, una zona del cerebro, donde se altera la percepción de la realidad y se filtra ésta en función de estados emocionales. La hipótesis que planteo es que la amigdala interviene en el proceso de fabulación y aceptación de dichas fabulaciones y uno de los elementos reguladores mas importantes que afectan a la creación y aceptación de los mitos es la percepción de capital social que el creador o el oyente perciben con la historia.

Como la amigdala la tienen tanto los llamados “creyentes” como los “no creyentes” el la fabulación mítica interviene igualmente en cualqueir excusa o idea que crea un grupo humano. Esa fabulación seá lógicamente mayor cuanto mayor sea la importancia del grupo para las personas. Un ejemplo flagrante, por reciente, de mitificación es la de la figura histórica de Darwin por parte de la nueva ola Ateos, que han tomado a éste como el ídolo principal.

Es urgente el estudio evolucionista de los resultados de la neuroteología.

Apliquemos ese proceso de idealización al mundo actual. Para la indagación noética de los filósofos as virtudes eran dioses. así era en la elaboración mítica de platon. Excepto restos del pasado, como la Diosa Razón y la Diosa Libertad, inmortalizada en la famosa estátua, Ahora mismo el camino de la hipostasización de las virtudes está cortado por el positivismo moderno. El camino de sacralización que los símbolos favorecidos por los regímenes modernos es en forma de derechos. El concepto de Derecho es está lo mas cercano de la divinidad que el tabu postivista permite. La Ecología, el simbolo contemporáneo por antonomasia, está divinizado en orma de derecho al entorno natural y el derecho de la tierra a su preservación, aunque la Ecología disfruta de su propio camino hacia lasacralización. No faltan bromas acerca de la Madre Tierra, que se toma como una diosa.  Por otro lado, la divinización de figuras históricas se ….

Estudio evolucionista de la Historia

La mayoría de los países están poblados por gente sin formación en economía, que son analfabetos funcionales, pero en su memoria reverberan una serie de errores que sus antepasados cometieron y que no van a permitir que vuelvan a ocurrir de ninguna manera y también una lista de éxitos a los que se aferran. Las racionalizaciones vienen después: Ni Locke ni Smith inventaron el sistema parlamentario ni el capitalismo. Fueron los analfabetos ingleses que después de despedazarse en guerras civiles llegaron unos equilibrios.  Aquellos intelectuales solo tomaron nota. La forma en la que se llegaron a esos equilibrios que cristalizaron en instituciones es un fenómeno evolutivo guiado por selección natural en un sentido estricto.

Si es cierto esto, cualquier intento de reescribir la historia y la identidad de la gente o es la marca de nacimiento de todos los totalitarismos.

 La gente antes era mucho mas ignorante, Pero si pensamos en  el conocimiento como algo subordinado a la libertad y la estabilidad social en lugar de como un fin en si mismo, que es de lo que estamos hablando, la cosas cambia.

La gente de antes hasta la era moderna conocía bastante bien dos cosas prácticas:  la historia sagrada y la histora de su pequeña comunidad. Con eso tenían una guia de buenas prácticas, de derechos, deberes, incluido lo que se debería esperar de cada uno y todos, el emperador incluido sabían a que atenerse.

Ahora tenemos un gran conocimiento teórico  y de curiosidades dispersas que no tienen nada aprovechable para vivir en comunidad.  La sociedad está desestruturada, atomizada y la unica relación de por vida  de cada individuo es con el Estado. Todo lo demás es provisional. Está claro que así no puede haber libertad.  La élite en el Estado ha hecho lo posible de separar padres de hijos, mujeres de hombres, trabajadores de empresarios, fieles de las iglesias.  Subvenciona y domina asociaciones y las pone a su servicio. Y la gente no tiene nada para contrarestar esta marea, porque no conoce la historia y su concepto de libertad como "ausencia de imposiciones" es decir, una especie de irresponsabilidad, garantizada por el Estado. Cualquier buena causa que pueda surgir y que pueda suponer una rebelión es capturada y monopolizada por la clase politica y la elite.

El mismo proceso de las privatizaciones "neoliberales" de los años 80 fueron cooptados por sus propios enemigos naturales, los gerifaltes de la Unión Europea y sus funcionarios que se dedicaron a hacer directivas sobre privatizaciones. Después pasaron al modo Europa casa común y el Nuevo Orden Mundial Globalizado, absorbiendo paises del Este.  luego pasaron a la agente feministo-homosexualista-abortista-eutanasista-ecologista -multicultural.   La progresión es hacia algo cada vez mas totalitario y esclerotizado para perpetuarse en el poder segun la gente va tragando mas y mas.