PRINCIPIO DE CAUSALIDAD>> CAUSA-EFECTO

Hume, filósofo mayormente conocido por su crítica a las filosofías y metafísicas tradicionales, pretendía establecer una nueva ciencia que fuera capaz de responder a la pregunta qué es el hombre, a la cual denomina Ciencia del hombre. Además de ello, propone un nuevo modo de filosofar basándose en la experiencia y en cuestionar todo lo afirmado anteriormente: el empirismo. Para ello, Hume ha de realizar un estudio detallado de la capacidad de conocer, para determinar lo que verdaderamente es y cómo ocurre.

Para Hume, conocer es alcanzar nuevos descubrimientos, que además sean verdaderos, a partir de la combinación de ideas que, sea cual sea su origen, están depositadas en la mente a partir de los sentimientos percibidos. Hume considera que la mente es la sede del pensar y que es la que nos lleva a unas ideas a otras, casi de forma inconsciente. De forma que se producen mecanismos de asociación de ideas (como la contigüidad del espacio-tiempo, la semejanza y la relación de causa-efecto) que producen nuevas ideas, entre las que destaca la relación de ideas, que se divide en relaciones naturales y las relaciones filosóficas, que a su vez se encuentran divididas en las relaciones de ideas (basadas en la razón) y las cuestiones de hecho (basadas en la experiencia).

 

Con ello, y con el mecanismo de causa-efecto, llegamos a la crítica de la metafísica tradicional en ella, Hume propone una táctica para un ataque drástico a la metafísica, que se basa en las siguientes consideraciones: si de una idea se puede encontrar su impresión correspondiente, esta idea tiene significado y la podemos considerar como válida y verdadera. No obstante, si de una idea no se puede encontrar su impresión correspondiente, ésta carecerá de significado y no podrá considerarse como verdadera. Hume ejemplifica ésta última consideración con la fantasía, que nos lleva a producir nuevas ideas y conocimientos que no se basan en la experiencia, por lo que no tienen una impresión previa correspondiente.

Sin embargo, la verdadera crítica que Hume realiza a la metafísica se basa en la crítica del principio de causalidad, que es la relación que la mente humana establece entre dos ideas o dos acontecimientos. Esta relación es llamada como relación de causa-efecto, llamada así porque cuando se produce un acontecimiento previo (causa), suele ocurrir otros acontecimientos (efecto), que es consecuencia de la causa. De este modo, los racionalistas establecen que existe un vínculo de necesidad entre la causa y el efecto, que lo que hace es que cuando ocurre el primero, necesariamente, debe ocurrir el segundo.