Esta nota fue publicada en ElSalvador.Com en el siguiente enlace:

http://www.elsalvador.com/mwedh/nota/nota_completa.asp?idCat=47673&idArt=6304274


El clima mejora pero persiste el peligro en zonas vulnerables.

10 mil personas se encuentran instaladas en albergues no oficiales, según Protección Civil

Compartir:|

REGINA MIRANDA NACIONAL@ELDIARIODEHOY.COMMartes, 18 de Octubre de 2011

Cielos despejados y el asomo de los rayos del sol en varios puntos del país no deben generar falsas expectativas. Esa fue la advertencia de Protección Civil ayer. El estado de emergencia a nivel nacional sigue vigente, pues los suelos están saturados de agua, lo que hace que estos sean susceptibles de deslizamientos.

La humedad continúa ingresando al territorio salvadoreño desde el Pacífico, como producto del sistema de baja presión que se mantiene al suroeste de Guatemala.

Esto significa que las precipitaciones se mantendrán, aunque de una manera aislada y, sobre todo, en la costa y en la cadena volcánica, donde puede haber actividad eléctrica.

"Durante la mañana vamos a tener, en algunos lugares, cielos despejados; pero en la tarde tendríamos tormenta y (esto) podría provocar derrumbes y deslaves. Es muy importante que la población no se confíe y que atienda las instrucciones de Protección Civil", explicó Hernán Rosa Chávez, ministro de Medio Ambiente.

Por lo mismo, el Ministerio de Educación mantiene la suspensión de clases en escuelas públicas y privadas a nivel nacional.

Señalamientos

El procurador de los Derechos Humanos, Óscar Luna, ha expresado que Protección Civil no ha proporcionado la ayuda necesaria a las personas afectadas. Ante este señalamiento, Jorge Meléndez solicitó "un plazo" para cumplir. "Tenemos la total voluntad de cumplir", aseguró.

El secretario aceptó que en lugares como el municipio de Tecoluca, en San Vicente, y en el albergue cantón el Ángel, de Jiquilisco, en Usulután, no se ha entregado ayuda, alegando "dificultad para trasladarse" hasta ahí.

"Eso es verdad , pero el ancho que tiene el río es un problema que no tiene que ver con nuestra voluntad. En Jiquilisco están aislados, el nivel de agua subió 2.5 metros. A estas personas se les pidió que evacuaran desde hace cuatro días, pero igual aceptamos el señalamiento", explicó.

Además confirmó que 10, 676 personas evacuadas de diferentes zonas no han podido ser reubicadas. Por lo que se han instalado en albergues "no oficiales".

"Esta gente está con familiares, amigos o casas particulares. Vamos a tener que hacer una reubicación. Algunos de estos lugares que se han habilitado como albergues no tienen las dimensiones suficientes", expresó.

El representante gubernamental insistió en que, a través de la comisión sectorial de albergues, mantienen un monitoreo para que la ayuda estatal llegue "a la brevedad" donde aún no ha llegado.