COMENTARIO DE TEXTOS HISTÓRICOS

TEXTO 1:

“Observad los mandatos que salen de la boca del rey y guardad el juramento que le habéis prestado... La palabra del rey es poderosa y nadie puede decirle: ¿Por qué obráis así? (Eclesiastés, 8, 2-5). Sin esta autoridad absoluta el rey no podría ni hacer el bien ni reprimir el mal: es preciso que su poder sea tal que nadie pueda escapar a él; la única defensa de los particulares contra el poder público debe ser su inocencia.

Cuando el príncipe ha juzgado, ya no hay otro juicio. Los juicios soberanos se atribuyen a Dios mismo. Cuando Josafat estableció jueces para juzgar al publo dijo: No juzguéis en nombre de los hombres, sino en nombre de Dios (II Crónicas, 19, 6)... Es preciso obedecer a los príncipes como a la justicia misma. Ellos son dioses y participan de algún modo de la independencia divina. Sólo Dios puede juzgar sus juicios y sus personas. El príncipe puede corregirse a sí mismo si se da cuenta de que ha obrado mal; pero contra su autoridad sólo puede haber remedio en su autoridad.

Sólo al príncipe pertenece el mandato legítimo; por tanto, sólo a él pertenece la fuerza coactiva... En un Estado sólo el príncipe debe estar armado; de otro modo todo está en confusión y el Estado cae en la anarquía.

El príncipe es, por su cargo, el padre del pueblo; por su grandeza está por encima de los pequeños intereses; más aún, toda su grandeza e interés natural consiste en que el pueblo permanezca, pues si falta, él ya no será príncipe. Por tanto, no hay mejor que dejar todo el pode del Estado a aquél que tiene más interés en la conservación y en la grandeza del propio Estado.”

J.B. Bossuet, La política sacada de las propias palabras de la Sagrada Escritura, 1709 (publicación póstuma)

Corrección en clase (lectura de comentarios) el jueves 29 de septiembre


TEXTO 2:

Arrancando del corazón de aquella transformación tan profunda, iba y venía de día y de noche, igual que la sangre vital, una corriente interrumpida y palpitante. Muchedumbres de gentes y montañas de mercancías, que se marchaban y que llegaban, decenas y decenas de veces en el espacio de veinticuatro horas, daban lugar en aquel sitio a una fermentación que no se apaga nunca. Hasta las casas mismas parecían disponerse a empaquetar sus cosas y salir de viaje.

Miembros magníficos del Parlamento, que, poco más de veinte años antes, habían tomado a chacota, regocijándose con las disparatadas teorías del ferrocarril expuestas por los ingenieros, a los que habían hecho pasar muy malos momentos con sus divertidas preguntas en las comisiones, se encaminaban ahora, reloj en mano, hacia el Norte [...].

Las triunfantes locomotoras se alejaban noche y día con estruendo o avanzaban mansamente hasta el final de la jornada, arrastrándose igual que dragones amaestrados, hasta meterse en los lugares que tenían asignados y que estaban calculados con exactitud matemática para recibirlas y permanecían allí, estremeciéndose y borboteando, haciendo retemblar los muros, igual que si se despojasen con la convicción secreta de las grandes posibilidades encerradas en ellas, e insospechadas aún, y con los ambiciosos designios no acabados todavía de realizar. [...]

Charles DICKENS, Dombey e hijo, 1846-1848

Comentario de texto guiado. Elaborad una redacción independiente a partir de la respuesta a estas preguntas

Clasificación del texto

a) ¿Cuál es la naturaleza de este texto?

b) ¿Quién es su autor? ¿Conoces otras obras suyas? ¿Qué obras hacen referencia a la situación de la sociedad británica?

c) ¿De qué fecha es el texto? ¿En qué reinado y etapa histórico-económica puedes encuadrarla?

d) ¿Cuál es la finalidad del texto?

Definición de las ideas

a) ¿Cuál es la idea o ideas principales?

b) ¿Cuáles son las ideas secundarias?

Encuadre histórico

a) ¿Cuáles son los antecedentes del texto? Intenta centrarlos en los aspectos económicos y sociales de este momento, en particular en la revolución de los transportes.

b) ¿Cuáles son las causas que dan lugar a dicha revolución? ¿Cómo se reflejan en el texto?

c) ¿Cuáles fueron las consecuencias del proceso de la revolución de los transportes? ¿Qué influencia tendrá sobre el proceso de industrialización?

Comentario

a) ¿Cuál es la postura del autor frente a los inversores del ferrocarril? ¿En qué aspectos crees que es irónico o, incluso, cáustico? ¿Y frente al ferrocarril como instrumento de progreso?

b) ¿Cuál es la importancia que tiene, para ti, la revolución en los transportes? ¿Por qué crees que es imprescindible para el desarrollo de la Revolución Industrial?

c) ¿Por qué un elemento meramente económico como el ferrocarril se acaba convirtiendo en un elemento tan importante a nivel cultural, social o ideológico?

d) ¿Acabará teniendo importancia el ferrocarril como elemento estratégico? Señala los ejemplos que conozcas.

e) ¿Piensas que el tema tiene actualidad? ¿Existe hoy una revolución de los transportes? Razona la respuesta.

f) Y, refiriéndonos al otro matiz de la revolución de los transportes, ¿existe hoy una revolución de las comunicaciones? Señala en qué aspectos influye en la vida moderna.

g) ¿Es equiparable al efecto que tuvo el ferrocarril u otros medios de comunicación (el telégrafo, por ejemplo) en la sociedad de su tiempo?

h) Sintetiza las conclusiones a las que hayas llegado realizando este comentario de texto.


TEXTO 3:

"Una de las ideas que más me ocuparon había sido la reunión, la concentración de los mismos pueblos geográficos que las revoluciones y la política han disuelto y dividido; de manera que contándose en Europa más de treinta millones de franceses, quince de españoles, quince de italianos y treinta de alemanes, hubiera querido hacer de cada uno de estos pueblos un solo cuerpo de nación (...); !Yo me juzgaba digno de tamaña gloria!

(...) En tal estado de cosas podía haber más probabilidades de conseguir en todas partes la unidad de códigos, de principios, opiniones, sentimientos, ideas e intereses. Acaso entonces, con el apoyo de las luces universalmente extendidas, hubiera sido permitido soñar la gran familia europea (...).

Nadie podría negar que si, al entrar en España, Austria, en vez de declararme la guerra, me hubiese dejado cuatro meses de estancia en España, todo hubiese terminado allí y en tres o cuatro años se habría visto una paz profunda, una prosperidad brillante, y una nación compacta (...).

Como quiera que sea, esta reunión (la de Europa) se hará tarde o temprano (...) el impulso está ya dado, y no creo que después de mi caída y la aparición de mi sistema pueda haber en Europa otro gran equilibrio que la reunión y la confederación de los grandes pueblos."

Palabras de Napoleón el 11 de noviembre de 1816

J. Carpentier y F. Lebrun. Breve historia de Europa. Ed. Alianza.

Comentario de texto libre


TEXTO 4:

Nunca dejen de tener presente, ni el soberano ni la nación, que la tierra es la única fuente de riquezas, y que la agricultura es la que las multiplica. Pues el aumento de la riqueza afianza el de la población; los hombres y las riquezas hacen prosperar la agricultura, amplían el comercio, vivifican la industria, aumentan y perpetúan las riquezas. De esta fuente copiosa depende el buen éxito de todas las partes de la administración del reino.

Asegúrese a sus legítimos poseedores la propiedad de los bienes raíces y de las riquezas muebles, pues la seguridad de la propiedad es el fundamento esencial del orden económico de la sociedad. Sin la certidumbre de la propiedad, el territorio permanecería inculto. No habría propietarios ni arrendadores que hiciesen los gastos necesarios para darles valor y cultivarla si no se asegurase la conservación de los bienes y de los frutos a quienes hacen las inversiones necesarias para dichos gastos. La seguridad de la posesión permanente es la que estimula el trabajo y la inversión de riquezas en la mejora y cultivo de los terrenos y en las empresas industriales y comerciales. Únicamente la potestad soberana asegura la propiedad de los súbditos y posee un derecho originario a participar de los frutos de la tierra, fuente única de las riquezas.

La nación que tuviere un territorio grande que cultivar y facilidad para ejercer mucho comercio de productos de la tierra, no emplee demasiado dinero y hombres en las manufacturas y en el comercio de lujo, con detrimento de los trabajos y gastos de la agricultura, pues, ante todo y sobre todo, el reino debe estar muy poblado de agricultores ricos.

Manténgase intangible la libertad de comercio; pues la política de comercio externo e interno más exacta, más segura, más provechosa para la nación y el Estado consiste en la plena libertad de competencia.

No se haga tanto hincapié en el aumento de población cuanto en el incremento de los ingresos; pues la mayor holgura que traen consigo los ingresos cuantiosos es preferible a las apremiantes necesidades de manutención que exige una población excesiva con relación a los ingresos, y hallándose el pueblo en la holgura, hay más recursos para las necesidades del Estado y también más medios para hacer medrar la agricultura.

Evite el Estado los préstamos que forman rentas financieras, pues le cargan de deudas devoradoras y ocasionan un comercio o tráfico de capitales, mediante documentos negociables, cuyo descuento acrecienta cada vez más las fortunas pecuniarias estériles. Tales fortunas desvían de la agricultura a los capitalistas y privan al campo de las riquezas necesarias para la mejora de los bienes raíces y la explotación del cultivo de la tierra.

François QUESNAY, Fisiocracia o Gobierno de la Naturaleza, 1768

Comentario de texto guiado. Elaborad una redacción independiente a partir de la respuesta a estas preguntas

Clasificación del texto

a) Señala cuál es la naturaleza del texto. ¿Qué significa el título del libro?

b) ¿Quién es el autor? ¿Dentro de qué corriente intelectual se enmarca?

c) Encuadra la fecha (reinado, tipo de régimen político, etc.).

Definición de las ideas

a) ¿Cuál es la idea o ideas principales?

b) ¿Cuáles son las ideas secundarias? Explica brevemente el significado de estas ideas.

Encuadre histórico

a) ¿Cuáles son los antecedentes de esta teoría económica?

b) ¿Cuál es el objetivo último de la fisiocracia? ¿En qué aspectos es una teoría revolucionaria?

c) ¿Cuándo llegará al poder? ¿Qué transformaciones producirá?

Comentario

a) ¿A quiénes critica el autor? ¿Por qué?

b) ¿Con qué sistema político identificas esta teoría? ¿Por qué no evitará las revoluciones burguesas?

c) ¿Sobre qué corriente económica será muy influyente la fisiocracia?

d) Sintetiza las conclusiones a las que hayas llegado con este comentario de texto.


TEXTO 5

Podemos dividir las naciones del mundo, grosso modo, en vivas y moribundas. Por un lado, tenemos países cuyo enorme poder aumenta de año en año, aumentando su riqueza, aumentando su poder, aumentando la perfección de su organización. Los ferrocarriles les han dado el poder de concentrar en un solo punto la totalidad de la fuerza militar de su población y de reunir ejércitos de un tamaño y poder nunca soñados por las generaciones que han existido. La ciencia ha colocado en manos de esos ejércitos armamentos que aumentan el poder, terrible poder, de aquéllos que tienen la oportunidad de usarlos. Junto a estas espléndidas organizaciones, cuya fuerza nada parece capaz de disminuir y que sostienen ambiciones encontradas que únicamente el futuro podrá dirimir a través de un arbitraje sangriento, junto a éstas, existe un número de comunidades que sólo puedo describir como moribundas, aunque el epíteto indudablemente se les aplica en grado diferente y con diferente intensidad. Son principalmente comunidades no cristianas, aunque siento decir que no es éste exclusivamente el caso, y en esos Estados, la desorganización y la decadencia avanza casi con tanta rapidez como la concentración y aumento de poder en las naciones vivas que se encuentran junto a ellos. Década tras década, cada vez son más débiles, más pobres y poseen menos hombres destacados o instituciones en que poder confiar, aparentemente se aproximan cada vez más a su destino aunque todavía se agarren con extraña tenacidad a la vida que tienen. En ellas no sólo no se pone remedio a la mala administración sino que ésta aumenta constantemente. La sociedad, y la sociedad oficial, la Administración, es un nido de corrupción, por lo que no existe una base firme en la pudiera apoyarse una esperanza de reforma y de reconstrucción, y ante los ojos de la parte del mundo informada, muestran, en diverso grado, un panorama terrible, un panorama que desafortunadamente el incremento de nuestros medios de información y comunicación describen con los más oscuros y conspicuos tintes ante la vista de todas las naciones, apelando tanto a sus sentimientos como a sus intereses, pidiendo que les ofrezcan un remedio.

... Por una u otra razón, por necesidades políticas o bajo presiones filantrópicas, las naciones vivas se irán apropiando gradualmente de los territorios de las moribundas y surgirán rápidamente las semillas y las causas de conflicto entre las naciones civilizadas.... naturalmente no debemos suponer que a una sola de las naciones vivas se le permita tener el beneficioso monopolio de curar o desmenuzar a esos desafortunados pacientes (risas)... estas cuestiones pueden ocasionar diferencias fatales entre las grandes naciones cuyos poderosos ejércitos se encuentran frente a frente amenazándose.... indudablemente no vamos a permitir que Inglaterra quede en situación desventajosa en cualquier reajuste que pueda tener lugar (aplausos). Por otro lado, no sentiremos envidia si el engrandecimiento de un rival elimina la desolación y la esterilidad de regiones en las que nuestros brazos no pueden alargarse (...)

Discurso pronunciado por Lord Salisbury (Primer ministro de Gran Bretaña)

“Discurso pronunciado el 4 de mayo de 1898 en el Albert Hall”, The Times, 5 de Mayo de 1898

Texto comentado como ejemplo en el libro de Oxford. Podéis adaptar el comentario al método explicado

TEXTO 6

Dos son los motivos que me han impulsado a ofreceros mi apoyo: mi afecto hacia Usted y el que tengo hacia un proyecto tan rentable y genial. He pensado que vuestra máquina, para producir del modo más ventajoso posible, requeriría dinero, una adecuada realización y una amplia publicidad, y que el mejor modo de que vuestro invento sea tenido en la debida consideración y para que se haga justicia, sería el de sustraer la parte ejecutiva del proyecto de las manos de esta multitud de ingenieros empíricos que, por ignorancia, falta de experiencia y de los necesarios incentivos, serían responsables de un trabajo malo y descuidado: y todos ellos son fallos que afectarían a la reputación del invento.

Para obviarlo y obtener el máximo beneficio, mi idea es la de instalar una manufactura cerca de la mía, a orillas de nuestro canal, en donde podría poner todo lo necesario para la realización de las máquinas. Con esta fábrica podremos suministrar a todo el mundo máquinas de cualquier tamaño. Con estos medios y con vuestra asistencia podremos contratar y enseñar a algún buen obrero (dándole instrumentos mucho mejores que los que cualquier otro, para producir una sola máquina, le entregaría) y podremos poner a punto vuestro invento con un coste inferior en un veinte por ciento al de cualquier otro sistema y con una diferencia en cuanto a la precisión similar a la que existe entre el producto de un herrero y el de un constructor de instrumentos matemáticos. Y así las cosas, no tendría sentido producir solo para tres condados, sino que sería mucho más conveniente producir para todo el mundo.

Carta de Boulton a Watt, 7 de febrero de 1769

Comentario de texto guiado. Elaborad una redacción independiente a partir de la respuesta a estas preguntas

Clasificación del texto

a) ¿Cuál es la naturaleza del texto?

b) ¿Quién es el autor del texto?

c) ¿Quién es el destinatario?

d) Sitúa la fecha en relación a la Revolución Industrial.

e) ¿Cuál es la finalidad del texto?

Definición de las ideas

a) ¿Cuál es la idea o ideas principales del texto?

b) ¿Cuáles son las ideas secundarias?

Encuadre histórico

a) ¿Cuáles son los antecedentes del texto? ¿Cómo se producía con anterioridad a la máquina de vapor?

b) ¿Cuáles son las causas que dan lugar al texto?

c) ¿Qué consecuencias va a tener la construcción de la máquina de vapor? ¿Qué aplicaciones va a tener?

d) ¿Qué consecuencias derivarán del desarrollo de la Revolución Industrial británica?

Comentario

a) ¿Qué busca el autor de su colaboración con Watt?

b) ¿Qué relación crees que existe entre el desarrollo de las revoluciones burguesas británicas del siglo XVII y el temprano desarrollo de la Revolución Industrial?

c) Valora la importancia histórica de este texto. ¿Piensas que se podría considerar este texto como punto de partida de la Revolución Industrial? Razona la respuesta.

d) Resume brevemente las conclusiones a las que hayas llegado realizando este comentario de texto.


TEXTO 7

Art. 11º. La religión Católica, Apostólica, Romana, es la del Estado. La Nación se obliga a mantener el culto y sus ministros. Nadie será molestado en territorio español por sus opiniones religiosas, ni por el ejercicio de su respectivo culto, salvo el respeto debido a la moral cristiana. No se permitirán, sin embargo, otras ceremonias ni manifestaciones públicas que las de la religión del Estado.(...)

Art. 13º. Todo español tiene derecho: De emitir libremente sus ideas y opiniones, ya de palabra, ya por escrito, valiéndose de la imprenta o de otro procedimiento semejante, sin sujeción a la censura previa. De reunirse pacíficamente. De asociarse para los fines de la vida humana. De dirigir peticiones individual o colectivamente al Rey, a las Cortes y a las autoridades. El derecho de petición no podrá ejercerse por ninguna clase de fuerza armada.

Art. 18º. La potestad de hacer las leyes reside en las Cortes con el Rey.

Art. 19º. Las Cortes se componen de dos Cuerpos Colegisladores, iguales en facultades: el Senado y el Congreso de los Diputados.

Art. 28º. Los Diputados se elegirán y podrán ser elegidos indefinidamente por el método que determine la ley. (...)

Art. 50º. La potestad de hacer ejecutar las leyes reside en el Rey, y su autoridad se extiende a todo cuanto conduce a la conservación del orden público en el interior y a la seguridad del Estado en la exterior, conforme a la Constitución y a las leyes.

Art. 51º. El Rey sanciona y promulga las leyes. (...)

Art. 75º. Unos mismos Códigos regirán en toda la Monarquía, sin perjuicio de las variaciones que por particulares circunstancias determinen las leyes. En ellos no se establecerá más que un solo fuero para todos los españoles en los juicios civiles y criminales (...) "

Art. 76. A los Tribunales y Juzgados pertenece exclusivamente la potestad de aplicar las leyes en los juicios civiles y criminales, sin que puedan ejercer otras funciones que las de juzgar y hacer que se ejecute lo juzgado.

Madrid, 30 de junio de 1876.

Extracto de la Constitución de 1876

Comentario de texto libre


TEXTO 8

La moderna sociedad burguesa, que se alza sobre las ruinas de la sociedad feudal, no ha abolido los antagonismos de clase. Lo que ha hecho ha sido crear nuevas clases, nuevas condiciones de opresión, nuevas modalidades de lucha, que vienen a sustituir a las antiguas. […] Hoy, toda la sociedad tiende a dividirse, cada vez más, en dos grandes campos enemigos, en dos grandes clases antagónicas: la burguesía y el proletariado. […]

En la medida en que se desarrolla la burguesía, es decir, el capital, desarróllase también el proletariado, esa clase obrera moderna que solo puede vivir encontrando trabajo, y que solo encuentra trabajo en la medida en que este nutre e incrementa el capital. […] La existencia y la dominación de la clase burguesa tienen por condición esencial la concentración de la riqueza en manos de unos cuantos individuos, la formación e incremento constante del capital, y este, a su vez, no puede existir sin el trabajo asalariado. […]

Como resultado de la creciente competencia de los burgueses entre sí y de las crisis comerciales que ella ocasiona, los salarios son cada vez más fluctuantes; […] las colisiones individuales entre el obrero y el burgués adquieren más y más el carácter de colisiones entre dos clases. Los obreros empiezan a formar coaliciones contra los burgueses y actúan en común para la defensa de sus salarios. Llegan hasta formar asociaciones permanentes para asegurarse los medios necesarios. Aquí y allá la lucha estalla en sublevación.

A veces los obreros triunfan; pero es un triunfo efímero. El verdadero resultado de sus luchas no es el éxito inmediato, sino la unión cada vez más extensa de los obreros. […] En los países más avanzados podrán ser puestas en práctica casi en todas partes las siguientes medidas:

1. Expropiación de la propiedad territorial y empleo de sus rentas para los gastos del Estado.

2. Fuerte impuesto progresivo.

3. Abolición del derecho de herencia. […]

7. Multiplicación de las empresas fabriles pertenecientes al Estado y de los instrumentos de producción, roturación de los terrenos incultos y mejoramiento de las tierras, según un plan general. […]

10. Educación pública y gratuita de todos los niños; abolición del trabajo de estos en las fábricas tal como se practica hoy; régimen de educación combinado con la producción material, etc. […]

Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos solo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una revolución comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas.

Tienen, en cambio, un mundo que ganar.

¡PROLETARIOS DE TODOS LOS PAÍSES, UNÍOS!

K. MARX y F. ENGELS , Manifiesto Comunista, 1848

Comentario de texto guiado. Elaborad una redacción independiente a partir de la respuesta a estas preguntas

Clasificación del texto

a) ¿Cuál es la naturaleza del texto? ¿Quiénes son sus autores? ¿Cuál es su ideología?

b) ¿Cuál es la fecha del texto? Contextualízala respecto al movimiento obrero.

c) ¿Cuál es su finalidad?

Definición de las ideas

a) ¿Cuál es la idea o ideas principales del texto?

b) ¿Cuáles son las ideas secundarias?

Encuadre histórico

a) ¿Cuáles son los antecedentes que expone el autor?

b) ¿Qué es lo que pretenden los autores? ¿Qué relación tiene con la fecha?

c) ¿Qué movimientos revolucionarios se producirán con posterioridad al texto?

Comentario

a) ¿Es correcto el análisis de los autores? ¿Crees que deduce o induce a sacar conclusiones?

b) ¿Qué importancia tiene esta ideología en el movimiento obrero? ¿Y en la historia?

c) Resume brevemente las conclusiones a las que hayas llegado al hacer este comentario.


TEXTO 9

Al ministro del Interior. Servicio de Seguridad General.

A partir del 22, la situación de Viena comienza a ser muy crítica. Ya se experimenta la carestía de los víveres, no se dispone de aprovisionamiento de harina más que para ocho días a lo sumo. Las tres comidas gratuitas concedidas a los proletarios armados tuvieron que reducirse a una sola. Las fuerzas imponentes de Windischgraetz, Auersberg y Jellacich cercaban la capital por casi todos los puntos; las comunicaciones con el Norte habían sido completamente interceptadas; desde hacía cuatro días no se tenían noticias directas de Berlín. El Parlamento vienés carecía de toda autoridad; delibera y realiza informes en lugar de actuar. Messenhauser, el nuevo comandante de la Guardia Nacional, estaba, se dice, a punto de presentar su dimisión; el Comité central democrático apenas ejerce una débil influencia. Todo descansa en el cuerpo de estudiantes y las únicas órdenes que eran ejecutadas parten de este Comité académico. Pero parece imposible que este estado de cosas se prolongue. Al menor incidente imprevisto, la causa popular está perdida en Viena. La depuración del Consejo municipal no ha sido aceptada por el emperador. El ministro Messenberg la ha remitido al príncipe de Windischgraetz, comandante en jefe del Ejército de asedio, apostado desde hace algunos días en Arisdorff. Hungría comienza también a estar amenazada por todos los puntos por los cuerpos del Ejército. […] El cuerpo de ejército apostado en Moravia amenaza los comitats del Oeste; los serbios invaden el sur de Hungría. Las amenazas de una eventual intervención de Rusia parecen no carecer de fundamento. Todas estas circunstancias explican suficientemente cómo el Ejército húngaro no ha podido ir en socorro de Viena. Kossuth, en una declaración hecha a este respecto en la Dieta de Pest, se ha escudado tras unas formalidades pueriles, sin tener el coraje de confesar la verdadera situación. En Insprück [sic], los ánimos estaban por el momento tan exaltados contra el orden de cosas actual que se pensaba ponerse directamente bajo las órdenes del Parlamento de Francfort. […] Es incontestable que, tras los acontecimientos de Viena, el poder central de Francfort se ha fortalecido; ha conseguido ganar en adhesiones formales todo lo que había perdido en Viena el partido de la libertad a causa de su debilidad o de la convivencia momentánea de este último con el partido de la anarquía.

Informe de un agente francés de información en Alemania,

27 de octubre de 1848

Comentario breve; sólo tienes que responder a la pregunta final:

“Localiza y sitúa el texto, su naturaleza y fecha. Comenta las principales ideas del mismo”


La Primera Guerra Mundial

Texto 10

En la situación presente el mayor peligro que yo percibo es que Alemania pueda asociar su destino al bolchevismo (...). Este peligro, actualmente, no tiene nada de quimérico. El actual gobierno es débil, no tiene prestigio y su autoridad es contestada; si aun se mantiene es simplemente porque no hay otra alternativa que los espartaquistas y porque Alemania no está aún madura para el espartaquismo.

Si somos prudentes, ofreceremos a Alemania una paz que, además de ser justa, sea para toda persona sensata una alternativa preferible al bolchevismo. Yo quisiera pues, colocar en el frontispicio de la paz la idea siguiente: desde el momento en que Alemania acepte nuestras condiciones, especialmente la de las reparaciones, nosotros le abriremos el acceso a las materias primas y a los mercados de todo el mundo en plano de igualdad con nosotros y haremos todo lo que esté en nuestra mano para que el pueblo alemán pueda ser capaz de ponerse de nuevo en pie. Lo que no podemos hacer es destruirlo y esperar encima que nos pague. A fin de cuentas hemos de proponer unas condiciones tales que un gobierno alemán consciente de sus responsabilidades pueda considerarse capaz de ejecutarlas. Si nosotros presentamos a Alemania unas condiciones injustas o excesivamente onerosas, ningún gobierno consciente de sus responsabilidades querrá firmarlas (...).

Creo finalmente, que hasta que la autoridad y eficacia de la Sociedad de Naciones hayan sido demostradas, el imperio británico y los Estados Unidos deberían dar a Francia una garantía contra la posibilidad de una nueva agresión alemana. Francia tiene razones particulares para pedir esta garantía: en medio siglo ha sido dos veces atacada e invadida por Alemania. Y ha sido atacada porque era la principal defensora de la civilización liberal y democrática en el continente europeo, frente a la Europa central autocrática. Es pues, justo, que las restantes grandes democracias occidentales se pongan de acuerdo para darle la seguridad de que estarán a su lado, cuando ella quiera, para protegerla de la invasión en caso de que Alemania la amenazase de nuevo y hasta que la Sociedad de Naciones no haya demostrado ser capaz de preservar la paz y la libertad en el mundo.

Memorandum de D. Lloyd George (25 de marzo de 1919)

 

Análisis del texto y cuestiones

1. Clasificación del texto: tipo de texto, importancia del autor y cronología.

2. Análisis de las ideas principales.

3. Cuestiones:

a. Posturas divergentes de los vencedores de la I Guerra Mundial

b. Tratados de paz en la I Guerra Mundial.

c. Búsqueda de la seguridad colectiva en los años “20

“Localiza y sitúa el texto, su naturaleza y fecha. Comenta las principales ideas del mismo”


Texto 11

Inmediatamente después de la guerra de 1870-1871 se hizo evidente que una guerra simultánea contra Francia y Rusia sería la prueba más peligrosa para la estabilidad del nuevo Imperio alemá. En consecuencia, Moltke emprendió sus preparativos; continuarlos fue la tarea fundamental de sus sucesores.

En una guerra así, nosostros nos encontraríamos en la línea interior. Raramente, en ese caso, se es lo bastante fuerte para atacar a los dos adversarios a la vez. La conducta a seguir es idéntica en todos los manuales: se atiende primero a un adversario y después al otro, al cual se ha contenido hasta ese momento. Así actuó ya Federico el Grande durante la Guerra de los Siete Años contra los austriacos, los rusos y los franceses; así actuó Napoleón en su primera campaña de 1796 contra los austriacos y los piamosteses; así quiso actuar en su última campaña contra Bücher y Wellington, en 1815. Entonces era necesario conseguir, mediante la rapidez de las marchas y la conservación del secreto de las operaciones, lo que hoy nos proporcionan los ferrocarriles. La maniobra parece simple, pero su ejecución es extremadamente difícil. ¿Contra qué adversario volverse primero? ¿Hasta qué punto llevar esta operación? ¿cuándo abandonarla? ¿Cómo contener al otro adversario hasta que llegue el momento? El principio es desembarazarse primero del enemigo más fuerte y más peligroso; pero esto no basta...

Moltke senior quería atacar a Rusia y defenderse de Francia... Pero el conde Schlieffen se percató en seguida de que los franceses eran el enemigo más poderoso, el más amenazador, al que había que atacar con tanta superioridad numérica como fuera posible... Fue entre 1894 y 1895 cuando se  formó una opinión sobre la forma de dirigir el ataque contra los franceses. Las dificultades del ataque frontal debían llevarnos al envolvimiento, aunque en un principio la maniobra envolvente debía ir todavía combinada con un ataque frontal.

En los años siguientes, el conde Schlieffen fue acentuando progresivamente la idea de envolvimiento. El ataque de frente fue abandonado. El ala izquierda, en Lorena, recibió una misión defensiva. La práctica totalidad de las fuerzas debía ejecutar el gran movimiento de envolvimiento y de convergencia, apoyándose a la izquierda en Metz; atravesando Bélgica y el norte de Francia como un poderoso rodillo, desobrdaríamos toda posición francesa que nos encontráramos. El teatro de operaciones se extendía, crando espacio para un ejército inmenso (...). Era preciso aniquilar el ejército francés. La condición esencial para la ejecución de toda la capmpaña era constituir un ala derecha potente: por medio de ese ala se ganarían las batallas, se perseguiría al enemigo sin descanso y se le obligaría a sucesivos retrocesos.

(General Von Kuhl: El Alto Estado Mayor Alemán antes y durante la Guerra Mundial, 1920) 

“Localiza y sitúa el texto, su naturaleza y fecha. Comenta las principales ideas del mismo”


Por lo tanto, la nación entró vacilante al segundo invierno de la depresión y el desempleo comenzó a volverse una forma de vida. [...] Pero el frío era terrible en las viviendas sin calefacción, en las posadas que olían a sudor y desinfectantes, en los parques, en los furgones vacíos y a lo largo de los muelles. Sin dinero para el alquiler, los hombres sin trabajo y todas sus familias comenzaron a levantar barracas donde encontraban tierra desocupada. A lo largo de los terraplenes de los ferrocarriles, al lado de los incineradores de desperdicios, en los basureros de las ciudades, aparecieron poblados de cartón embreado y hojalata, cajas viejas de empaque y carrocerías de automóvil inservibles. Algunas barracas eran ordenadas y limpias: por lo menos la limpieza era gratuita; pero otras eran de una sordidez que desafiaba toda descripción, con los olores de la pobreza y de la rendición. Símbolos de la Nueva Era, esas comunidades recibieron muy pronto un nombre sardónico: se las llamó Villas Hoover, y de hecho en muchos casos solo los afortunados podían encontrar refugio en ellas. Los desafortunados pasaban las noches amontonados ante las puertas, en cajas de empaque vacías o en furgones. En las filas de pan y en las cocinas populares, muchas horas de espera traían una escudilla de papilla a menudo sin leche o sin azúcar y una taza de hojalata con café. [...] Ese segundo invierno vio a los habitantes de Chicago que escarbaban con palos y con las manos los montones de basura cuando se alejaban los camiones del servicio de limpieza.

Arthur M. SCHLESINGER, Jr., La crisis del orden antiguo, 1919-1933, 1957

1. Naturaleza del texto.

Se trata de un texto de carácter socioeconómico sacado de la obra de Arthur M. Schlesinger, La crisis del orden antiguo, 1919-1933, escrito en 1957. El autor recrea y describe, con un lenguaje ágil y comprometido, la situación de 1931. Como historiador, narra los estragos de la Gran Depresión y sus efectos. Impacta en el lector la descripción cruda y descarnada y, posiblemente, el autor retenga aún recuerdos de su adolescencia.

2. Idea principal.

La idea principal que transmite el texto es la miserable situación en que vive buena parte de la sociedad estadounidense en el «segundo invierno de la depresión», esto es, en 1931, cuando las consecuencias de la crisis bursátil de 1929 han ido creciendo más y más, afectando a todos los sectores económicos y sociales. El autor circunscribe su acción a Chicago como podría haberlo hecho a cualquier otro lugar. Tan real es su relato que bien se podría titular «el desahucio de la dignidad humana».

3. Análisis.

El texto describe la dura vida de quienes más directamente sufrieron las consecuencias de la crisis, viéndose sin empleo, hasta tal punto que lo que consideraron algo pasajero «comenzó a volverse una forma de vida [...]», dice el autor. El cierre de las empresas formó legiones de desempleados, condición desesperada por sus consecuencias, falta de dinero para vivir, comer, alquilar o mantener una vivienda con sus necesidades básicas, como la calefacción en invierno Quienes carecían de vivienda debían buscar acomodo en vagones de tren, en los parques o levantando barracas con los materiales disponibles. Era el espejo mismo de la miseria, pero sobre todo, lo dice el autor, «de la rendición», esto es, de la impotencia moral para superar una situación tan difícil, en la que incluso conseguir un bocado de pan, tras largas horas de espera, parecía misión imposible. Otros, más desafortunados todavía, rebuscaban entre la basura. Schlesinger critica a la administración Hoover por no haber tomado medidas correctoras ante la crisis, esperando que ella misma se resolviese. Lejos de eso y como una macabra ironía, el presidente solo dio nombre a los poblados de barracas que se levantaban por doquier sin orden ni concierto, Hoovervilles. Todo quedaba muy lejos de aquellos «felices años veinte».

Vemos en este relato las consecuencias del crack de la bolsa de Nueva York en octubre de 1929, tras años de alza continuada de sus acciones. Era el mejor negocio posible y hacia ella se dirigió la mayor parte de las inversiones de carácter especulativo, relegando los sectores productivos. Desde principios de octubre empezó a bajar el valor de las acciones, pero el día 24, el jueves negro, el descenso fue alarmante. Siguieron días de leve recuperación, pero las jornadas del 29 y siguientes precipitaron la quiebra. La reacción fue inmediata, y cundió la desconfianza en el sistema por parte de inversores y ahorradores. Los efectos se percibieron pronto en todos los sectores: era el principio de la Gran Depresión. Los ahorradores retiraron el dinero de los bancos, lo que provocó su hundimiento; la industria se colapsó y muchas empresas cerraron; los precios agrícolas bajaron y los agricultores se arruinaron. En contrapartida, aumentó el paro, que en 1933 llegó a 12 millones. Fueron estos los que sufrieron directamente los efectos de la crisis que relata el texto. Las primeras consecuencias tuvieron lugar en Estados Unidos, pero, debido a su hegemonía económica, se propagó al resto del mundo, adquiriendo un carácter global con graves repercusiones comerciales y financieras para todos.

Respecto al comercio, los Estados aplicaron medidas proteccionistas para salvar su situación interna, pero las relaciones comerciales se colapsaron, lo que afectó especialmente a los países exportadores de materias primas. La repercusión financiera fue distinta en cada Estado, según su dependencia crediticia. La crisis aumentó al reclamar Estados Unidos la devolución de los capitales invertidos anteriormente. Medida que impactó sobre todo en Alemania, donde se disparó la inflación y creció el paro (seis millones), una situación que propició el ascenso del nazismo. El sistema económico internacional se había quebrado. Cada país adoptó las medidas que consideró más convenientes (Estados Unidos, el New Deal; Gran Bretaña, devaluación de la libra esterlina; Francia tendió a una política de salarios, y Alemania e Italia hacia la autarquía), pero todos coincidieron en aumentar la intervención y el control del Estado en la economía para superar la crisis.

La ausencia de políticas coordinadas tuvo un efecto negativo. Ni siquiera la Conferencia de Londres de 1933 sirvió para aunar esfuerzos que aliviasen la situación. En fin, el capitalismo liberal del libre mercado no intervencionista había fracasado y sufría una severa rectificación con nuevas teorías, como las de Keynes.


Somos un partido antiparlamentario, que rechazamos con buenos fundamentos la Constitución de Weimar y las instituciones republicanas por ella creadas; somos enemigos de una democracia falsificada, que incluye en la misma lista a los inteligentes y a los tontos, los aplicados y los perezosos; vemos en el actual sistema de mayoría de votos y en la organizada irresponsabilidad la causa principal de nuestra creciente ruina. ¿Qué vamos a hacer, por tanto, en el Reichstag? Vamos al Reichstag para procurarnos armas en el mismo arsenal de la democracia. Nos hacemos diputados para debilitar y eliminar el credo de Weimar con su propio apoyo. Si la democracia es tan estúpida que para este menester nos facilita dietas y pases de libre circulación, es asunto suyo [...]. También Mussolini fue al Parlamento. Y a pesar de ello, no tardó en marchar con sus  camisas negras sobre Roma.

J. GOEBBELS, artículo en Der Angriff, 30 de abril de 1928

Clasificación del texto

a) Señala cuál es la naturaleza del texto. ¿Qué es Der Angriff?

b) ¿Quién es el autor del texto? ¿Qué puesto ocupa dentro del partido nazi?

c) ¿Cuál es la fecha del texto? ¿Cuál es su contexto histórico?

d) ¿Qué es Weimar?

e) ¿Cuál es la finalidad del texto?

f) ¿Quiénes son los destinatarios?

Definición de las ideas

a) Señala cuál es la idea o ideas principales del texto.

b) ¿Cuáles son las ideas secundarias?

c) Explica el modo de exposición de las ideas. ¿Qué busca con ello?

Encuadre histórico

a) ¿Cuáles son los antecedentes políticos e ideológicos del nazismo? ¿Cuál había sido la evolución del nazismo en los años precedentes a que se escriba el texto?

b) ¿Por qué necesita Goebbels explicar su participación democrática? ¿Dónde se inserta el partido nazi en el contexto electoral alemán?

c) ¿Cuáles serán las consecuencias de la participación del partido nazi en el sistema político de la Alemania de Weimar?

d) ¿Qué pasará cuando los nazis alcancen el poder?

Comentario

a) ¿Cuál es la postura del autor respecto a la democracia? ¿Por qué adopta un punto de vista tan radical? ¿Qué piensas acerca de esta postura? ¿Cómo justifica el autor la participación de un partido antiparlamentario en el sistema político?

b) ¿Qué papel asume la prensa nazi en la Alemania de Weimar? ¿Cómo emplea el nazismo los medios de comunicación?

c) ¿Qué relación tiene este texto con los conceptos de élite y masa expuestos por el fascismo?

d) ¿Por qué crees que el nazismo considera el fascismo de Mussolini como modelo a imitar?

e) Viendo la equiparación al modelo italiano, ¿crees que Alemania e Italia siguen modelos más o menos paralelos en su desarrollo histórico? ¿Piensas que es casual que ambas naciones se unificaran en el siglo XIX de forma casi simultánea y que tuvieran una similar relación colonial? Razona la respuesta.

f) ¿Existen partidos políticos que participan hoy en día en el sistema político para derribarlo? ¿Qué piensas sobre esta cuestión?

g) Resume brevemente las conclusiones a las que hayas llegado.

EL ASCENSO DE LOS TOTALITARISMOS FASCISTA Y NAZI

 

 

 

Elabora un comentario conjunto de estos textos teniendo en cuenta la pregunta que utilizamos como patrón:

“Localiza y sitúa el texto, su naturaleza y fecha. Comenta las principales ideas del mismo”

c


Se presenta ahora una oportunidad clara y brillante para nuestros países respectivos. Negarse a admitirla, o dejarla marchitarse, nos haría incurrir durante mucho tiempo en los reproches de la posteridad (...) la edad de piedra puede presentarse bajo las alas deslumbrantes de la ciencia (...) Tened cuidado, os digo, es posible que apenas quede tiempo (...)

Desde Stettin, en el Báltico, a Trieste, en el Adriático, ha caído sobre el continente un telón de acero. Tras él se encuentran todas las capitales de los antiguos Estados de Europa central y oriental (...), todas (…) se encuentran en lo que debo llamar la esfera soviética, y todos están sometidos, de una manera u otra, no sólo a la influencia soviética, sino a una altísima y, en muchos casos, creciente medida de control por parte de Moscú (...) Por cuanto he visto de nuestros amigos los rusos durante la guerra, estoy convencido de que nada admiran más que la fuerza y nada respetan menos que la debilidad (...)  

Westminster College, Fulton, Missouri

5 de marzo de 1946

Busca información sobre Churchill y haz una breve reseña sobre su figura histórica. ¿En qué momento de su carrera política se hallaba cuando pronunció ese discurso?

Busca información gráfica y escrita en Internet sobre las circunstancias del discurso en Fulton

¿A qué se podía referir Churchill al afirmar que “la edad de piedra puede presentarse bajo las alas deslumbrantes de la ciencia”?

¿Qué significa la expresión de Churchill “la esfera soviética”?

En marzo de 1946, la ruptura definitiva que llevó a la guerra fría todavía no se había producido. Busca alguna expresión del discurso que corrobore esta idea.

Análisis del documento

El autor del documento:

Wiston Churchill había sido Primer Ministro Británico entre los años 1940 y 1945. Le correspondió dirigir a su país en el momento más crítico de la Segunda Guerra Mundial. En ese período logró organizar un gobierno de coalición que tocó su fin al momento en que la victoria de las fuerzas Aliadas se hacía evidente. En 1945 se realizaron elecciones generales en Gran Bretaña, en las que su partido, el Conservador, fue derrotado por los laboristas. Bajo estas circunstancias, en 1946 Wiston Churchill era el líder de la oposición del gobierno británico.

Destinatarios, lugar y fecha:

El discurso en cuestión, “Las Pilares de la Paz” o “el telón de acero”, fue pronunciado en el Westminster College, Fulton, Missouri el 5 de marzo de 1946. La razón por la que se encuentra en ese lugar, es porque allí iba a ser investido con el título de Doctor Honoris Causa junto al presidente Harry Truman.

Contenido del documento:

Wiston Chuchill comienza su discurso agradeciendo la investidura de doctor ofrecida por el Westminster College, pero de inmediato procede a referirse a las tareas que deben asumir los norteamericanos y los británicos. La Gran Guerra ha terminado, pero la paz no se observa como un fruto fácil de conseguir, al contrario, las dificultades para conseguirla parecen ser múltiples y es ahí donde la unión de los pueblos de “habla inglesa” debe demostrar su compromiso y fortaleza.

Las decisiones deben ser tomadas en el marco estructurante de la Organización de las Naciones Unidas. La propuesta de Churchill apunta a subrayar la necesidad de fortalecer la organización mundial dotándola de un instrumento militar factible de desempeñar su tarea pacificadora. En este punto comienza a quedar en evidencia su percepción respecto de las diferencias que separan a los pueblos de habla inglesa de la Rusia Soviética. Bajo ninguna circunstancia deberá confiarse los conocimientos acerca de la bomba atómica a la Organización internacional, ello principalmente porque reconoce que las cualidades de naciones pacíficas sólo se restringen a los países occidentales, mientras que coloca a la Unión Soviética y a los países fascistas en la misma categoría de naciones belicosas: “Nadie de ningún país ha dormido peor en su cama porque estos conocimientos, estos métodos y las materias primas que hay que utilizar, en su mayoría se encuentren hoy en manos de los americanos. No creo que todos nosotros hubiéramos dormido con tanta placidez si la situación hubiese sido la opuesta o si algún estado comunista o neofascista hubiese monopolizado hasta hoy estos temibles recursos”.

A continuación el discurso de Churchill se orienta a denunciar el segundo peligro que amenaza la paz, este es la Tiranía, caracterizada por la subyugación de las libertades personales a un indiscriminado poder del estado que regula y controla a la gente con diferentes tipos de gobiernos policiales que lo abarcan todo. Respecto de este punto destaca que su denuncia no implica un llamado a hacer la guerra para eliminar la tiranía: “Hoy, cuando las dificultades son tantas, no es obligación nuestra intervenir a la fuerza en los asuntos internos de los países que no hemos conquistado en la guerra”. Si no que está cumpliendo con su deber y derecho de proclamar los principios de la libertad y los derechos del hombre, los cuales están ampliamente protegidos en las diversas legislaciones estipuladas por los pueblos de habla inglesa. En efecto, según Churchill este es el mensaje que los pueblos americano y británico dirigen a la humanidad. El discurso pone énfasis en las virtudes y valores que caracterizan a los pueblos de habla inglesa y sobre todo enfatiza las tareas que deben asumir frente a la construcción y mantenimiento de la paz.

Hasta aquí podemos decir que Churchill ha elaborado un preámbulo o introducción a su análisis de los principales problemas que afectan el mantenimiento de la paz. En los párrafos siguientes, elabora un análisis acerca de los problemas concretos que han surgido tras la victoria de las fuerzas aliadas: “Una sombra se cierne sobre los escenarios que hasta hoy alumbraba la luz de la victoria de los aliados. Nadie sabe que pretende hacer la Rusia Soviética y su organización Comunista Internacional en el futuro inmediato, ni cuales son los límites, si existe alguno, a su tendencia expansiva y proselitista”. No obstante, en forma seguida dedica un párrafo completo a destacar las bondades y potencialidades de una relación amistosa con Rusia Soviética y su líder, Stalin. Relación que había demostrado su máximo esplendor durante la guerra, pero que tras la victoria comenzaba a evidenciar los desencuentros entre la sociedad soviética y los países occidentales.

En este punto comienza la denuncia de los hechos que afectan a Europa: “Desde Stettin, en el Báltico, a Trieste, en el Adriático, ha caído sobre el continente un telón de hierro. Tras él se encuentran todas las capitales de los antiguos Estados de Europa central y Oriental. Varsovia, Berlín, Praga, Viena, Budapest, Belgrado, Bucarest y Sofía, todas estas famosas ciudades y sus poblaciones y los países en torno a ellas se encuentran en lo que debo llamar la esfera soviética, y todos están sometidos, de una manera u otra, no sólo a la influencia soviética, sino a una altísima y, en muchos casos, creciente medida de control por parte de Moscú, muy fuertes, y en algunos casos, cada vez más estrictas”. Con estas palabras Churchill pone en evidencia toda la realidad que afecta a la Europa Oriental, la que ha sido liberada de los nazis por el Ejército Rojo. La liberación prontamente pasó a significar ocupación, pues la influencia soviética se extendió en Europa al mismo ritmo que el avance del ejército Rojo.[1] Así pues, la línea que delimita el área ocupada por las tropas soviéticas del área ocupada por los países occidentales, pasará a conocerse de ahora en adelante como Telón de Hierro o Telón de acero, dependiendo de la traducción.[2]

Enseguida, Churchill subraya la irregularidad de la extensión de la frontera polaca a expensas de territorio alemán: “El gobierno polaco, dominado por Rusia, ha sido empujado a hacer incursiones enormes e injustas en Alemania, y hoy se está produciendo la expulsión en masa de millones de alemanes a una escala inimaginable y de extrema gravedad”. Debemos recordar que tal situación significó extensos debates en la Conferencia de Yalta, donde la cuestión polaca era uno de los temas principales en discusión. Los problemas en disputa pasaban, esencialmente, por el gobierno polaco que sería reconocido y por los límites que se establecerían como frontera de Polonia. En ambos casos, la posición de Stalin terminó prevaleciendo, ya que el Gobierno que se instaló finalmente fue el que había auspiciado Stalin y no el que se había cobijado en Gran Bretaña durante la guerra. Mientras que la frontera polaca terminó extendiéndose en el oeste sobre territorio Alemán. Lo anterior entrañaba dos posibilidades, millones de alemanes quedarían sometidos a un gobierno polaco o bien, se produciría el desplazamiento de la población alemana. Finalmente, según indica Charles Zorgbibe, los occidentales terminaron cansándose ante la obstinada posición de Stalin y cedieron respecto de la extensión de la frontera polaca sobre territorio alemán. Además, los territorios en cuestión formaban parte de la ocupación atribuida a la URSS.[3] Esto último llevó al presidente Truman a sostener que la ocupación de Alemania estaba a cargo de 5 países: Gran Bretaña, Francia, Estados Unidos, la Unión Soviética y Polonia. En el mapa que se presenta a continuación vemos claramente la extensión de la frontera polaca sobre territorio alemán, mientras que en la fotografía se puede apreciar el traslado de la población alemana hacia territorios del oeste.

Otro de los aspectos que pone en evidencia en su discurso es el rápido asenso de los Partidos Comunistas en todos los países ubicados al este del “Telón de Hierro”: “Los partidos Comunistas que eran muy reducidos en los Estados Orientales de Europa, han sido situados en lugares preeminentes, se les ha otorgado un poder muy superior a lo que representan y procuran hacerse con un control totalitario en todas partes”. En efecto, la Unión Soviética convirtió su avance militar contra las tropas nazis como el primer paso hacia la creación de una esfera de influencias, a partir de la cual Stalin pensaba defender sus intereses territoriales, organizando una glacis territorial y política de seguridad, ello implicó el asenso progresivo de los partidos comunistas locales bajo el control de Moscú. Dicho asenso constó esencialmente de dos etapas. En primer lugar, la estrategia implementada se basaba en la constitución de gobiernos de coalición en los que se encontraban representadas las diversas tendencias políticas, éstos fueron los llamados “frentes populares”. La excepción se produjo en Yugoslavia y Albania, donde los comunistas se impusieron directamente en el poder. La segunda etapa estuvo marcada por lo que ha venido a denominarse como “democracias populares”, donde los gobiernos ya estaban presididos por un sólo partido, el comunista. En estos tipos de gobierno, las elecciones se siguieron realizando, no obstante, sólo venían a significar un voto de aprobación al gobierno.

Frente a esta situación, Churchill realiza un llamado de atención, primero a los dos principales países de habla inglesa y luego a toda Europa, ya que según su apreciación “la seguridad del mundo exige una nueva unidad de Europa de la que ninguna nación esté excluida de forma permanente”. En este punto podemos visualizar la idea de Churchill acerca de la necesidad de no excluir en forma permanente a Alemania del concierto internacional.

Para Churchill, el verdadero peligro que debe preocupar a las naciones pacíficas es la expansión del comunismo, y no sólo aquel que avanzó junto a las botas del ejercito rojo sino que también aquella expansión que se produce por todo el mundo a través de los partidos comunistas, los cuales según su apreciación constituyen “un creciente reto y peligro para la civilización cristiana”.

El énfasis que Churchill pone en la certeza de sus análisis, queda subrayado al recordar sus propuestas de la década del 30,cuando según él aún era posible poner atajo a la Guerra que se desencadenó en 1939. En el párrafo final del discurso pronunciado en Fulton, afirma: “La última vez vi que se aproximaba todo esto y lo proclamé a mis paisanos y al mundo, pero nadie prestó atención. Hasta 1933 e incluso 1935 se hubiera podido salvar a Alemania del terrible destino en que ha caído y todos nos podríamos haber evitado todas las calamidades que Hitler permitió que cayeran sobre la Humanidad. Nunca en la historia hubo una guerra tan fácil de prevenir mediante una acción oportuna como la guerra que acaba de asolar grandes zonas del globo… pero nadie quiso escuchar, y el terrible torbellino nos engulló a uno después de otro”. Frente a esto, se debe recordar que Churchill era un férreo opositor de la política de apaciguamiento aplicada por los países occidentales y especialmente por Gran Bretaña frente a Hitler, pero como señala Henry Kissinger, la principal característica de Churchil fue haber tenido cualidades de profeta respecto del devenir de las Relaciones Internacionales, no obstante, los profetas son reconocidos como tales, sólo cuando sus visiones han pasado a ser experiencia, es decir, cuando poco o nada se puede hacer para revertir la situación. En efecto, “el destino de Churchill fue ser rechazado por sus conciudadanos, salvo durante un breve período de tiempo, cuando la supervivencia misma de éstos estaba en juego. Durante los años treinta había pedido a su país que se armara mientras que sus contemporáneos intentaban negociar; En los años cuarenta y cincuenta pidió un encuentro diplomático, mientras sus contemporáneos estaban más interesados en reforzarse”. Cuando en la década del treinta, Churchill hacía notar la imperiosa necesidad de armarse para hacer frente al peligro nazi, fue acusado de belicoso y sus advertencias fueron desatendidas, y por el contrario, fueron llevados a cabo los acuerdos de Munich en 1938, los que en términos generales, vinieron a ratificar que las Democracias Occidentales se cruzaban de brazos ante el comienzo de la expansión nazi. En 1946 estaba advirtiendo acerca de todos los peligros que significaba para las democracias occidentales cerrar los ojos ante la amenaza soviética. Pero en 1946 su propuesta no contemplaba el enfrentamiento directo con el enemigo: “no es obligación nuestra intervenir a la fuerza en los asuntos internos de los países que no hemos conquistado en la guerra”, sino que su propuesta apuntaba a la necesidad de alcanzar un acuerdo razonable con la Unión Soviética. No obstante, esta vez tampoco sus advertencias fueron atendidas, pues cada uno de los bandos se encaminó hacia la intransigencia haciéndose cada vez más imposible llegar a un acuerdo. A este hecho hay que agregar que el mismo discurso de Churchill fue considerado por Stalin como una amenaza de guerra, la cual inmediatamente fue replicada.