Paciencia

El tiempo de Dios es diferente al tiempo de terrestre

A veces nos encontramos esperando que algo suceda, como un cambio para salir de esta o aquella situación, ese sueño hecho realidad, que se consolide un proyecto, etc. Cualquier cosa que estemos esperando que se de, nos genera ansiedad, angustia o impaciencia y nos repetimos una y otra vez…

“pero es que llevo tanto tiempo esperando”

 “¿Qué es lo que pasa? ¿Se olvidó Dios de mi?”

Dios no se olvidó de ti

Dios no se olvidó de ti por que Dios no es un señor de barba sentado en una oficina respondiendo miles de millones de requerimientos de millones de seres humanos, no es un señor súper ocupado. Dios es una energía presente en todo, todo lo exterior, pero también es una energía presente en tu interior, se podría decir que eres una porción de Dios, tu espíritu es Dios dentro de ti. De esta manera Dios vive la vida a través de ti, ve a través de tus ojos, siente lo que tu sientes, escucha lo que tu escuchas y conoce cada uno de tus pensamientos…sabe lo que deseas. Nada le proporciona más felicidad que verte feliz, por eso está siempre presto a ayudarte.

Tú elegiste vivir esta situación

Tú puedes ver los acontecimientos como una prueba de la vida, algo que estas pagando, un olvido de parte del Universo o producto de la mala suerte, pero lo cierto, es que para el espíritu no existe el castigo, y tampoco para el Universo las cosas se dan de forma caprichosa, ni desordenada. Todo, absolutamente todo lo que te sucede está en perfecto orden divino.

 

…y te preguntaras ¿Entonces por que sigo en esta situación?

 

Pues bien, si todo esta en perfecto orden lo primero que tienes que saber es que todo lo que te sucede no fue elegido por Dios, fue elegido por ti mismo, aunque te cueste creerlo, tu espíritu, tu parte sabia y en todo tu ser en conjunto has elegido vivir experiencias, aprender lecciones, elevar tu nivel de vibración, en otras palabras crecer en todos tus aspectos, en este planeta.

Significa esto que lo que te está sucediendo, te esta sucediendo por que en el espíritu elegiste vivirlo.

 

Así que la gran pregunta que debes hacerte no es ¿Por qué me sucede esto? Sino ¿Cuál es la lección que hay aquí para mí? Ahora te habrás dado cuenta que si la situación no ha cambiado todavía, es por que tal vez no has aprendido la lección, no has entendido el mensaje o no estas listo aun.

Siempre hay un aprendizaje detrás de toda situación

La vida hoy te esta queriendo enseñar algo y solo tú puedes descubrir cual es el aprendizaje que te corresponde en esta situación.

 

…Tal vez es falta de acción, delegas y le dejas todo a Dios.

 

…Puede ser un entrenamiento para que aprendas sobre la  confianza, o la tolerancia, humildad, valorar lo simple, valorar lo que antes no valorabas, volver a lo básico.

 

…O tal vez la vida te esta debiendo una infancia y necesitas ser cuidado nuevamente por tu familia, sanar las heridas de pequeño, dejarte ayudar sin tener que dar nada a cambio.

 

…También puede ser que necesites bajarle al ritmo, descansar mas, conectarte con tu ser interior y serenarte. Algunas personas que se quedan sin empleo entran en pánico por que no saben lo que van a hacer sin ingresos, pero si te paras desde el punto de vista del espíritu, verás que puede haber un regalo en esta situación, un entrenamiento para un futuro diferente y mejor. Y a veces el universo nos necesita en casa para vivir esta preparación, por que en el ajetreo del día a día laboral seria casi imposible lograr el viaje interior, por lo menos al principio, mientras te entrenas.

 

Así que no hay reglas generales, no hay recetas, descubre el aprendizaje detrás de tu situación.

 

Y recuerda que todo es Relativo

Nada es bueno ni malo o equivocado, según donde te pares, según la capacidad que tengas de ver las cosas, ellas tomaran forma. Una depresión mirada desde el punto de vista de la enfermedad, de lo tradicional, “del deber ser”, del miedo de la familia, de la preocupación de la pareja, puede ser algo realmente devastador. Pero si te paras desde los ojos del amor, una depresión puede ser la salida de un dolor, la sanación de una vieja herida, llegar al limite para empezar a hacer algo por ti mismo. Si aprendes a mirar todo lo que te sucede desde el punto de vista del amor, vas a encontrar que todo sucede por algo y que eso que está sucediendo, necesitaba suceder.

“Pero ya llevo 5 años igual”

Para la energía del espíritu, no es importante el tiempo, es igual un día o un año, lo que importa es si aprendiste la lección y si estas viviendo acorde con esa nueva sabiduría. No estas siendo castigado, por eso el tiempo en si mismo no importa, importa el camino, lo recorrido, cada paso grande o pequeño. Y para saber si vas avanzando o no, tu nivel de paz interior es la respuesta.

¿Yo elegí sufrir?

No elegiste sufrir desde el espíritu, elegiste experimentar. Sufres por que has tomado decisiones en el pasado que te han llevado al lugar donde te encuentras ahora o por que tienes una manera de pensar que no te esta ayudando en este momento. Tú con tu espíritu elegiste tener aprendizajes y constantemente estas tomando decisiones que te alejan o te acercan de tu felicidad. Algunas veces de forma consciente y otras, tal vez la mayoría, de forma inconsciente.

 

De manera que aquí hay una clave importante para ti, toma decisiones de forma consciente, evalúa los resultados y siempre hazte la pregunta

 

¿Esta decisión que tomé me acerca o me aleja de la felicidad?

 

Y posiblemente para lograr tu felicidad tendrás que romper algunos viejos esquemas sociales, salirte del colectivo e inventar tu propia forma – gran reto ¿verdad? -.

 

Ahora supongamos que estas viviendo algo que no deseas vivir y simplemente no depende de ti, entonces aquí sería importante que trabajes en tus pensamientos. Si el universo esta en orden, y te está sucediendo exactamente lo que te tiene que suceder, entonces lo que puedes hacer ahora es trabajar en tus pensamientos, por que pueden ser estos los que te están haciendo sufrir. Si cambias tu manera de pensar, cambian tus elecciones. Cambia la manera de ver las cosas que te suceden y cambiará tu vida.

 

 

Si algo no te gusta Cámbialo

Si no puedes cambiarlo, entonces Cambia Tu Actitud!!!

Transiciones y trampolines

Para lograr cualquier meta necesitas saber que…

 

Tal vez tengas claro donde  deseas estar en tu vida o tal vez no, y solo sepas donde no quisieras estar, y a esos logros que deseas obtener los has llamado LA META, Sin embargo, ten en cuenta que una meta releva a la otra, no hay nada estático, ni nada tal como “vivieron felices para siempre, fin de la historia”, eso realmente no existe, lo que existe es el cambio, el movimiento y la evolución permanente. Una vez logres algo, seguramente lo disfrutarás por un tiempo, pero luego vendrá otro cambio que te preparará para una nueva aventura. Así que no te acomodes mucho y recuerda que el cambio será tu compañero de camino.

“No planees la vida, planea ser sorprendido” An.

 También prepararte para un camino lleno de sorpresas y situaciones inesperadas, no todo lo vas a poder planear, de hecho no todo esta bajo tu control, (hay una importante porción que le corresponde a la vida). Esas sorpresas también son entrenamientos que te van a ayudar a llegar a donde quieres llegar.

Las cosas no son lo que parecen, hoy puedes estar haciendo algo que aparentemente no tiene nada que ver con lo que quieres hacer en un futuro, y posiblemente te preguntarás “¿por que hago esto?”  Pero a veces cuando la vida te brinda una única oportunidad, es por que esa es la que debes tomar, no es tu meta final, no es lo que sueñas, pero es un trampolín. Este te llevará a un lugar y ese a otro y luego a otro y poco a poco te vas acercando mas a donde deseas llegar.

 

Para pasar de un lugar a otro hay que hacer una transición, se debe dar un proceso, aprendes un poco de acá y otro poco de allá, míralo como si fuera una carrera universitaria en donde vas tomando diferentes materias para tu preparación, solo que el pensum es coordinado por la energía del espíritu. Una energía invisible o visible para los que aprenden a ver más allá.

Practica la ciencia de la paz - paz-ciencia

Los pensamientos de impaciencia, son deseos de un futuro mejo y no aceptación del presente, tu quieres algo ya!!!

 

Pero lo que no sabes es que si ya has hecho todo de tu parte (tu 50%) y las cosas no se dan, entonces la vida te esta diciendo NO ES EL MOMENTO. La energía del espíritu tiene la capacidad para ver 360° y múltiples escenarios según las decisiones que tomes, en cambio tú, en tu cuerpo tridimensional solo puedes ver lo que tienes frente a tus narices. Así que puede no ser el momento por que:

 

-Te falta preparación o

 

- No has trabajado lo suficiente o

 

-Por que no has aprendido aun la lección o

 

-Por que tu espíritu te necesita descansando o

 

-Por que es momento para sanarte y trabajar en ti o

 

-Por que la vida te esta protegiendo manteniéndote aparte para no volver a viejos patrones o

 

-Por que debes aprender a confiar y a pensar distinto.

 

-Pero sobre todo por que NECESITAS APRENDER A TRABAJAR CON TU ESPIRITU.

 

Emprende el viaje hacia tu interior

Cada ser humano, en cada momento de su vida, está aprendiendo diferentes lecciones, no hay manuales, diccionarios o libros que te digan exactamente cual es la lección que te corresponde y como acceder a tu  aprendizaje. Pero lo que si puedes hacer es comenzar a relacionarte diferente con tu vida. Empieza por hacerte amigo o amiga de tu espíritu, háblale aunque no lo veas ni le escuches…. aun!

 

Puedes empezar por decirle, muy bien querido espíritu, vamos a trabajar en equipo, de hoy en adelante seremos Uno nuevamente. Entiendo que en todo esto hay una lección para mi y estoy dispuesto a aprenderla, vamos a hacerlo juntos. Enséñame como…

Y te vas a renovar

En esta aventura de trabajar en equipo  con el espíritu van a haber muchos esquemas que romper, muchos prejuicios que dejar atrás…vas a tener que reinventarte. Esta energía no permite el “me dijeron”, “es que así se ha hecho siempre”, “esto es lo que se acostumbra”, “en mi familia es así”, “y que dirán”…aquí lo único que importa es lo que te sirve a ti en este momento, lo que te hace feliz a ti en este momento y es en este momento, por que en otro podría ser otra cosa. Y eso solo lo puedes saber tú.

 

Educa tu mente y escucharás tu espíritu hablar

Cuando tú abres la puerta a tu espíritu y le comunicas que deseas trabajar con él, tu espíritu va a saltar de alegría y va a decir…por fin…trabajo en equipo, ahora todo será diferente.

 

Y ahora que le abriste la puerta a Tu Espiritu, lo siguiente será empezar a educar tu mente:

 

Tu no eres tu mente, no eres tus pensamientos, pero a falta de un liderazgo claro, la mente ha tomado el control y desafortunadamente la mente ha sido mas miedo que cualquier otra cosa. Así que retoma el control de tu ser, quítale el control a tu mente, reclama tu trono y comienza a trabajar con tu espíritu, que es amor, confianza, certeza, seguridad, sabiduría, entrega y pasión.

 

Y hay ganancias

Conectarte diariamente con tu espíritu te ayudará a entender mejor tus lecciones, tomar mejores decisiones y a no aprender solo a través del sufrimiento, por que vas a poder desarrollar tu intuición, esa sutil y sabia voz que logras escuchar cuando la mente-miedo no está apoderada de ti.

Conectarte con tu espíritu también te va ayudar a vivir mas consciente del presente, a disfrutar mas el hoy con lo mucho o poco que tengas, vas a renunciar a vivir tu vida en actitud de espera (“…cuando pase tal cosa voy a ser feliz”, “Cuando consiga esta pareja, ahí si que voy a ser feliz”), y vas a aprender a sacarle el mejor provecho a cada instante.

 

…Y una gran noticia… conectarte con la energía de tu espíritu, de tu parte sabia, de tu parte que es Dios en ti,  te va ayudar a entender que todo está en perfecto orden divino.

www.mariapaulavelez.blogspot.com