¿Por qué es tan importante la Revolución Francesa? ¿Cuáles fueron sus consecuencias?

En la historia del mundo contemporáneo, la revolución francesa significó el tránsito de la sociedad estamental, heredera del feudalismo, a la sociedad capitalista, basada en una economía de mercado. La burguesía, consciente de su papel preponderante en la vida económica, desplazó del poder a la aristocracia y a la monarquía absoluta. Los revolucionarios franceses no sólo crearon un nuevo modelo de sociedad y estado, sino que difundieron un nuevo modo de pensar por la mayor parte del mundo.

                          

En la Historia la Revolución Francesa fue de mucha significación, en primer lugar este proceso revolucionario se inició como un fenómeno local que pasa a sentirse en Europa y el resto del mundo. En ella se hizo realidad las ideas expuestas por los filósofos de la época de las luces. Las estructuras que servían de armazón al antiguo régimen en lo político, social y económico sufrieron cambios violentos tales como:

     Desde el punto de vista Político: Se destruyó el régimen de Monarquía absolutista por derecho divino e instituyó, primero la monarquía constitucional y luego la República demostrando que uno y otro sistema eran aplicables. El panorama que presenta hoy el mundo civilizado tiene en su mayoría Repúblicas y en minoría Monarquías Constitucionales como sistemas gubernamentales.

     Aplicó, mediante uno de los principios de los Derechos del Hombre, el concepto de la soberanía de los pueblos: derecho de darse su propio gobierno. La independencia de las naciones latinoamericanas y las revoluciones nacionales del siglo pasado se basan en esta concepción.

                        

     En lo Social: La Revolución Francesa consagró el principio de igualdad ante la Ley, aclarando que las distinciones sólo podían basarse en la utilidad de todos, queda eliminada la nobleza como clase dirigente así como el clero quien perdió sus privilegios y la burguesía pasa a ser la clase triunfadora en la Revolución y que aún en la actualidad ocupa en la generalidad de las naciones.

     En lo Económico: La Revolución Francesa consagró la libertad de trabajo.