Breve perfil de José Libardo Medina Torres

José Libardo Medina es, actualmente, docente pensionado, pero su  verdadero oficio es el de escritor y poeta.  Como él dice: “No hay ocupación más placentera que escribir un cuento”.  Escritores como William Ospina, Fernando Vallejo y Héctor Abad Faciolince lo ayudaron a definirse como persona y escritor y a usar sus escritos como un medio para difundir la verdad desde la mirada humilde, campesina, del pueblo donde nació y que aún vive en su corazón: Cunday, Tolima. Por eso sus obras reflejan la violencia, las ambiciones, los males que sufrió y sufre el pueblo colombiano pero ante todo la esperanza y el amor sencillo y humilde de su tierra.

Con su primer libro: “Recuerdos del Vietnam”, publicado en 1991, demostró su interés por las problemáticas tanto mundiales como del país y gracias al toque humorístico que lo caracteriza dio esperanza y alegría a muchas personas. Él describe sus obras como hijos ya que cada uno se lleva una parte de él e igual que los hijos surgen de sus entrañas. El siguiente libro fue “Así fue la de troya”, una parodia de los libros La Iliada y La Odisea, especiales para facilitar el acceso a los jóvenes a estos clásicos de la literatura mediante su lenguaje jocoso y su visión contemporánea.  Pero ese era apenas el comienzo, en 1998 publicó su obra “Disparates de colores” con poemas organizados según el color que reflejan: Desde el blanco y el amarillo hasta el negro. Luego quiso brindar un homenaje a dos escritores que se inspiraron en nuestras tierras: José Eustasio Rivera y Aurelio Arturo y allí nació “Dos poetas del paisaje” Un ensayo con un ligero toque de poesía y la última creación del artista sólo se puede describir diciendo que “Todo lo demás es Paja” como reza su nombre y que recopila cuentos, minicuentos, poemas y ensayos.

Libardo Medina siempre ha sido un intelectual, desde la época en que en la escuela Simón Bolívar de Cunday le enseñaba al profesor de inglés el tema para la clase del día siguiente, pasando por su época de bachiller en la capital del Tolima y sin olvidar el tiempo en la Universidad Nacional estudiando Filiología e Idiomas y consiguiendo el dinero para sus gastos haciendo trabajos de sus compañeros y trabajando en el restaurante de la Universidad y que dio frutos cuando su tesis de grado “Suenan timbres” basada en la vida y obra del poeta Luis Vidales fue laureada e incluso apreciada por el poeta de Calarcá. Pero principalmente en su labor como docente de Lengua Castellana, en la que se caracterizaba por enamorar a sus estudiantes de la lectura  con sus obras y del arte realizando actividades como oratoria, muestras de talento que incluían desde canto y baile hasta poesía y teatro; actualmente recuerda esos años y dice que no se arrepiente de nada ya que cambiar el pasado sería cambiar el futuro y el está satisfecho con lo que ha logrado y con la vida que le tocó vivir.

Tania Medina Sánchez      

Estudiante Comunicación Social y Periodismo                                               Universidad Surcolombiana USCO

http://huncimi.blogspot.com

http://mipoemariovirtual.blogspot.com