CURSO DE CRECIMIENTO Y CONOCIMIENTO PERSONAL

Material audiovisual:

Página web muy interesante sobre conocimiento personal

https://almadeindali.com/

Canal de youtube para practicar en casa

https://www.youtube.com/channel/UCuCVCuPBi0cwx_MaxDrDqHw

Música relajante para cualquier momento del día

https://www.youtube.com/watch?v=17dWR83-38w

La que utilizamos en clase para la relajación: https://www.youtube.com/watch?v=wY1A9CaBHAg

Aplicación para instalar en el móvil:

La aplicación "Talento y Yoga" está compuesta por audios, videos, respiraciones dirigidas, relajaciones, prácticas, herramientas... Uniendo lo mejor de la filosofía oriental y la occidental, para desarrollar el potencial de las personas, con el fin de VIVIR con más serenidad, salud, bienestar y claridad mental, mejorando como seres humanos.

Todas las personas hemos de recorrer dos caminos. Uno es hacia dentro ordenando la personalidad, desarrollando nuestro potencial y expandiendo Conciencia. El otro es hacia fuera, cumpliendo con nuestros deberes de padres, hijos, trabajadores, sociales... Para hacer esto correctamente hemos de encontrar nuestro lugar en el mundo, donde nuestra personalidad encaja, trabajando con talento por un mundo mejor.

https://play.google.com/store/apps/details?id=com.appesport.yogaytalento&hl=es

Cuento para reflexionar:

Escuela de agricultores

Hubo una vez un hombre que amaba a la Naturaleza y amaba también todo aquello que creciera y pudiera dar fruto. En la era de la investigación transgénica y el efecto invernadero, todo su afán estaba encaminado a encontrar semillas autóctonas de diferentes especies, semillas que en diferentes lugares habían conseguido adaptarse a la tierra, a la climatología, y que sin embargo estaban siendo dejadas de lado por semillas más estudiadas, que aparentemente daban más fruto con menos esfuerzo, aunque necesitaran de todo tipo de tratamientos y aditivos. Incluso, algunas de estas variedades tan estudiadas, eran capaces de dar varias cosechas, con frutos más uniformes y resistentes, más hermosos. Pero la mera apariencia de los frutos no conseguía el sabor, la textura de los tradicionales, además agotaban la tierra en que se plantaban. El ritmo exigente de trabajo y todas las necesidades emparejadas a la idea de la producción fueron empobreciendo y desertizando las tierras, con lo cual, las familias que durante generaciones habían vivido en armonía y equilibrio con la tierra, en la tierra, de la tierra y para la tierra, tuvieron que trasladarse dejando tras de sí un campo baldío y estéril.

 Nuestro hombre veía con preocupación este panorama y veía también como sus avisos eran ignorados cuando no objeto de burla. En su pequeño invernadero pasaba muchas horas, descubriendo con asombro cómo la tierra, el abono y el agua obraron el milagro una y otra vez, descubrió los ritmos, las fases del crecimiento, el efecto de las estaciones, la luna, las plagas. Se maravilló con la aparición de las primeras raíces que buscaban con denuedo los nutrientes de la tierra. Descubrió también la paciencia, en algunos casos la impotencia ante la evidencia de Leyes inexorables. De todo ello tomaba buena nota, de todo ello aprendía hasta comprender que su labor, celo y cuidados podían llegar hasta un punto y que el resto dependía del impulso propio de la VIDA. Descubrió el secreto de la alquimia que entre los profanos había quedado reducida a la transformación literal del hierro en oro, descubrió el simbolismo del hierro, metal común, humilde como la tierra, y del oro, como agente y expresión en el más puro sentido, de una realidad que solo necesitaba encontrar el espacio despejado, la tierra preparada para poder manifestarse.

En su ánimo de expandir sus descubrimientos, de mejorar y transformar el entorno, la vida, de recuperar el equilibrio con la naturaleza, sintió que transformar la tierra yerma en Paraíso, podía iluminar con luz de esperanza los corazones de muchos desarraigados, sintió en su fuero interno la llamada a compartir su conocimiento, no como un capricho personal sino como la oportunidad de despejar el camino a lo numinoso, a todos aquellos que hemos sentido la necesidad de preparar nuestra tierra para que la "semilla sagrada" arraigue, crezca y dé fruto, transformando y mejorando nuestro entorno.

Hubo una vez un hombre que amaba la naturaleza y amaba también todo aquello VIVO, que crece y da fruto.

"Déjame ser instrumento de tus manos hábiles, mensajero de tu mensaje inequívoco, trabajador de la Hacienda Divina, en la que descubriendo la semilla dormida, descubra que nací para SER, para SER VIDA.

Brihaspati

DIA 1:

Lectura y reflexión (15’)

El Monasterio y el Río.

El monasterio era un lugar que olía a cerámicas y a verde. Tenía largas varandas, tenía arcos en las claustroventanas, tenía suaves cuestas alrededor de sus huertas y jardines. En él había sol y había pequeñas habitaciones blancas donde los hombres y mujeres meditaban. Cada cual en su pequeña habitación, cada cual en sus propios círculos a través de jardines y huertas, descansando, laborando, contemplando. Cada cual en un cálido rincón de la biblioteca, escuchando y leyendo, empapándose de los afanes de búsqueda de tantos otros hombres y mujeres. Cantaban todos juntos, comían en silencio y en cuencos de barro. Vivían y sentían la presencia de Dios a ráfagas. Tranquilamente iban caminando. La vida transcurría plácidamente, las semanas se sucedían rítmicamente.

Aunque dentro de cada semana había un día diferente a los demás. Ése era el viernes. Cada viernes los hombres y mujeres del monasterio portaban sus grandes cántaros hasta el río. Para ello atravesaban los linderos del Bosque a través de hierbas y arenillas y llegaban hasta su orilla. Y allí estaban todas las gentes. Las gentes llenas de sonidos y sonrisas y salpicaduras y palabras al aire. Los hombres y mujeres del Monasterio se estremecían a ratos, temerosos del mundanal ruido. Pero no escapaban. La Verdad que buscaban en su Monasterio ahora les guiaba.Resonaban en ellos las risas del pueblo, acaloraban sus mejillas y agitaban sus almas. Luego, tras llenar sus cántaros, meditaban a orillas del gran río. Era en medio de las gentes, en medio del mundo abierto, expuestos y frágiles sin sus pequeñas habitaciones blancas, pero valientes y arropados porque se disponían anhelantes, confiados. Y aquellas meditaciones eran las más poderosas. En el medio de ninguna parte, junto al Rio fluido, ya no eran ráfagas de Dios, eran inundaciones.

Cuentan las gentes que algunos de ellos decidían quedarse a las Orillas del Río y hacer allí su nueva vida. De vez en cuando, algún viernes, alguien ya no volvía al Monasterio. Alguien se había enamorado de un campesino valiente, o de un gran fresno que crecía imponente. Y comenzaban una nueva Vida. Algunos de ellos eran absorbidos por el mundo y sus colores. Y su búsqueda de Dios se empañaba. Y se hacían gritones y se hacían nerviosos. Otros, sin embargo, seguían incesantes su labor, mezclados con el río, con las gentes, con las risas y los llantos, con los brazos que se aprietan y los besos que se besan. Y se turbaban a tramos, y a otros, se alegraban, regocijados, en sus meditaciones floreadas.

Todos los demás volvían al Monasterio, cuesta arriba con sus cántaros, fatigados a ratos. La noche del Viernes era de descanso, descanso ante tanto mundo y tanto cambio. Y comenzaban el sábado su suave rutina, con algo nuevo integrado, con una percepción quizás más fina. Otros, quizás, con una sensación confundida.

 No era un capricho personal si quedarse en el Río o volver al Monasterio. Era una llamada interna, una vocación del Camino. Servía el Río, servía quedarse, servía volver. Cada sendero tenía su forma de la tierra, su forma del agua, su forma del aire, su forma del Sol. Si anhelas Caminar, tu sendero te ayuda a avanzar.

Respiración (15’)

-5 minutos respiramos con el diafragma.

-3 minutos respiramos con la caja torácica.

-7 minutos respiración completa.

Asanas (45’)

-Postura de la montaña.

 -Calentamiento: Hacemos 12 saludos al sol.

-Asana guerrero 1 ( hacia los dos lados) 5 respiraciones en cada lado.

-Asana guerrero 2 (hacia los dos lados) 5 respiraciones en cada lado.

-Asana triángulo, 5 respiraciones.

-Postura estiramiento lateral intenso, 5 respiraciones.

-V invertida (perro boca abajo), 5 respiraciones.

-Embrión, 5 respiraciones.

-Esfinge, 5 respiraciones.

-Cobra, 5 respiraciones.

-Pinza sentados, 5 respiraciones.

-Mariposa, 5 respiraciones.

Relajación (15’)

Ponte música relajante, la que te he proporcionado arriba o cualquier otra que te guste y relaje. Túmbate boca arriba con brazos y piernas separados, siente el cuerpo de pies a cabeza, permanece inmóvil durante la relajación, si tu mente se despista la vuelves a centrar en el cuerpo. Recorre mentalmente todas las partes de tu cuerpo y mándales un mensaje de Relajación y Salud.

DÍA 2:

Lectura y reflexión (15’)

EL TIEMPO NO CAMBIA 

El tiempo siempre permanece igual, es constante, el tiempo siempre es el presente.TIEMPO Y YOGA

Los que cambiamos y transcurrimos a través del tiempo somos nosotros.

En el silencio de la meditación conseguimos entrar en el tiempo y en el continuo presente, nuestra conciencia se amplía y se funde con el presente. Siempre es Ahora, siempre lo ha sido y siempre lo será. Hay algún momento que no lo haya sido?

Puedes escuchar el sonido del tiempo e incluso puedes verlo y sentirlo. Todos los tiempos son uno y tienen cabida en este momento, el pasado y el futuro. Puedes sentirlos como cohabitan y también el infinito.

Al entrar en el presente, experimentamos otra dimensión y nos damos cuenta que los que cambiamos somos nosotros, el tiempo nunca cambia porque siempre es presente. Y más que cambiar, vamos descubriendo los infinitos aspectos y posibilidades que ya habitan dentro de nosotros.

Y así, vamos evolucionando y acumulando experiencias para aprender de ellas, nos vamos redescubriendo a nosotros mismos, reconectando y volviendo a nuestra esencia. Ya que todo está potencialmente en nosotros.

En un momento podemos rememorar el pasado, nuestro pasado y traerlo a este presente, pero somos nosotros quienes lo hacemos, a través de nuestros recuerdos y vivencias que permanecen en nuestro interior. No hemos viajado en el tiempo, si no que nos hemos zambullido en nuestras vivencias para revivirlas y traerlas a este momento.

Y el futuro será en función de cómo reaccionemos y actuemos según las circunstancias, que incluso ya se podría prever y vivirlo con anticipación. Lo único que nunca llegaremos a recrear todos los condicionantes de esa situación. La realidad es imprevisible y muchas veces supera a la ficción. Tendremos que vivir las experiencias que nos ayuden a seguir evolucionando y aprendiendo a redescubrirnos.

En los sueños, también se funden pasado, presente y futuro en único momento. Se trata de otro plano de conciencia en la que pueden darse grandes enseñanzas y aprendizajes. Ya que también son vivencias y experiencias que nos suceden.

atardecer yogaSomos nosotros los que somos impredecibles y llenos de infinitas posibilidades que en función de nuestro aprendizaje y conciencia, iremos evolucionando de una determinada manera.

Por este motivo, el mayor trabajo que podemos hacer, está en nosotros mismos, para ir despertando y conectando cada vez más con esta conciencia pura que se da en el silencio, en el ahora. Más allá de la mente racional.

Al fundir nuestra conciencia con el momento presente, estamos accediendo a una fuente de serenidad, humildad, alegría y plenitud.Nos acercamos a la Verdad, al Ser, a nuestra propia esencia  que es la misma en todo y en todos. Esto es Sabiduría, Amor y Comprensión.

Om Shanti

Garuda

Respiración (15’)

-5 minutos respiramos con el diafragma.

-3 minutos respiramos con la caja torácica.

-7 minutos respiración completa.

Asanas (45’)

-Postura de la montaña.

 -Calentamiento: Hacemos 12 saludos al sol.

-Asana guerrero 1 ( hacia los dos lados) 5 respiraciones en cada lado.

-Asana guerrero 2 (hacia los dos lados) 5 respiraciones en cada lado.

-Asana triángulo, 5 respiraciones.

-Postura estiramiento lateral intenso, 5 respiraciones.

-V invertida (perro boca abajo), 5 respiraciones.

-Embrión, 5 respiraciones.

-Esfinge, 5 respiraciones.

-Cobra, 5 respiraciones.

-Pinza sentados, 5 respiraciones.

-Mariposa, 5 respiraciones.

Relajación (15’)

Ponte música relajante, la que te he proporcionado arriba o cualquier otra que te guste y relaje. Túmbate boca arriba con brazos y piernas separados, siente el cuerpo de pies a cabeza, permanece inmóvil durante la relajación, si tu mente se despista la vuelves a centrar en el cuerpo. Recorre mentalmente todas las partes de tu cuerpo y mándales un mensaje de Relajación y Salud.