Inteligencia Artificial

  Giuliana Figueroa Rivera

Zairy Marcano Álvarez

Escuela de Comunicación Ferré Rangel  

Universidad del Sagrado Corazón

Resumen

Se hablará sobre los aspectos más básicos, pero no menos importantes, sobre la tecnología de Inteligencia Artificial, su historia, definición, se mencionan algunos de los pioneros en esta tecnología que es tan presente en la actualidad, las categorías en que se divide y lo presente que está en nuestras vidas.  De igual manera se hablará de los avances para la posibilidad de diagnósticos más certeros y rápidos que la inteligencia artificial ha permitido y su continuo crecimiento en el contexto de la medicina. Asimismo, se hablará a cierta profundidad de algunos ejemplos de proyectos desarrollados por expertos que han sido exitosos a la hora de beneficiar y ayudar al experto humano en su búsqueda para una diagnosis más rápida, y el futuro de esta tecnología en la medicina.

 

Introducción

"La inteligencia artificial (Artificial Intelligence, o AI) es la simulación de procesos de inteligencia humana por parte de máquinas, especialmente sistemas informáticos. Estos procesos incluyen el aprendizaje (la adquisición de información y reglas para el uso de la información), el razonamiento (usando las reglas para llegar a conclusiones aproximadas o definitivas) y la autocorrección." (Rouse, 2017).

La remota y pionera idea sobre la inteligencia artificial surgió cuando en 1943 Warren McCulloch y Walter Pitts tocaron el tema en una publicación titulada "A Logical Calculus of the Ideas Immanent in Nervous Activity", hablando sobre la manera en que el cerebro procesa información y hablan sobre la forma en que la neuronas de nuestro cerebro funcionan y sus complejidades fisiológicas. A la vez que sugirieron que los procesadores de las computadoras sean diseñadas  de manera que procesen información de manera semejante al procesamiento de las neuronas del cerebro.

Inteligencia Artificial como Tecnología 

Existen dos manera en que el AI es utilizado; es diseñado de manera en que su única función es realizar una tarea predeterminada y también se puede diseñar de manera en que se le de la habilidad de solucionar problemas.

Según el profesor de la Universidad estatal de Michigan llamado Arend Hintze, la inteligencia artificial se divide en 4 categorías, aunque hay una categoría que no existe todavía;

  1. Memoria limitada: Cuando el sistema utiliza el pasado para predecir un futuro cercano.
  2. Auto-conocimiento: El sistema tiene conciencia y tiene la capacidad de inferir sobre lo que los rodea.
  3. Teoría de la mente:  Un tipo de AI que no existe, el cual tuviera una comprensión de las creencias de otros, las cuales afectan su manera de actuar.
  4. Máquinas reactivas: Cuyo único propósito es analizar y crear estrategias.

El padre del término AI lo fue el informático John McCarthy cuando en 1956 planteó su objetivo,

Este estudio procederá sobre la base de la conjetura de que todos los aspectos del aprendizaje o cualquier otro rasgo de la inteligencia pueden, en principio, ser descritos de una forma tan precisa que se puede crear una máquina que los simula.

Por otro lado en el año 2000 describió lo que entendía por esta tecnología como "la ciencia y la ingeniería de crear máquinas inteligentes, especialmente programas de computación inteligentes. Está relacionada con la tarea similar de utilizar ordenadores para comprender la inteligencia humana, pero la IA no se limita a métodos que sean observables biológicamente".

Esta tecnología en nuestras vidas

        En la actualidad la inteligencia artificial la utilizamos a diario aunque muchas veces no nos demos cuenta y está presente en casi todos los aspectos de nuestras vidas, aquí tenemos diferentes aplicaciones que son ejemplo de ello:.

Inteligencia Artificial en la Medicina

   La inteligencia artificial y la medicina están destinadas a cruzar caminos, al igual que en su momento lo hicieron la medicina y la tecnología. Aunque los expertos apenas están comenzando a descubrir el potencial de esta tecnología en la medicina, la inteligencia artificial ya ha entrado en hospitales alrededor del mundo.

   El AI ya es igual o más capaz que los doctores en diagnosticar pacientes. Investigadores en el hospital John Radcliff en Oxford, Inglaterra, desarrollaron un sistema de diagnósticos de inteligencia artificial que es más preciso que los doctores en diagnosticar enfermedades del corazón, al menos un 80% del tiempo.  En Harvard, investigadores crearon microscopio “inteligente” que puede detectar infecciones en la sangre potencialmente letales: esta herramienta asistida por la inteligencia artificial fue entrenada en una serie de 100,000 imágenes recopiladas de 25,ooo diapositivas tratadas con un tinte para hacer la bacteria más visible. El sistema ya puede clasificar esas bacterias con una tasa de precisión de 95%. IBM lanzó un programa especial para oncólogos llamado Watson, que tiene la habilidad avanzada para analizar el significado y contexto de data estructurada o no, en notas clínicas y reportes que pueden ser críticos al momento de seleccionar un tratamiento. Cuando expertos humanos fueron desafiados a obtener información valiosa de la data genética de células cancerosas, le tomó unas 160 horas para revisar y proveer recomendaciones de tratamiento basado en sus hallazgos, mientras que a Watson le tomó sólo 10 minutos en llegar a la misma conclusión.

    Estos son solo unos cuantos ejemplos de casos en que la inteligencia artificial es capaz de ayudar el proceso de la mente humana de un doctor, para así ser más específico y certero en un diagnóstico. Las apuestas a la inteligencia artificial no solo vienen de grandes exponentes en el campo de la tecnología, existen también “startups” que están revolucionando el AI en la medicina:

-           Careskore: es un “startup” en Chicago que ha desarrollado un algoritmo que es capaz de prever cuándo volverá un paciente al hospital combinando datos clínicos, demográficos, de laboratorio y de conducta. En otras palabras, analiza el riesgo de cada paciente.

-           Oncora Medical: está en Filadelfia, y también se especializa en combatir el cáncer. Recoge toda la información posible de cada tratamiento de quimioterapia y lo analiza. De esta forma puede ofrecer análisis predictivos para que los oncólogos tomen decisiones informadas. Como, por ejemplo, si la dosis de quimioterapia es la idónea.

-           Atomwise: ha sido revolucionario para el desarrollo de nuevas medicinas. Su sistema utiliza la inteligencia artificial a nivel molecular para encontrar nuevos tratamientos y ha servido para hacer avances en la lucha contra el ébola.

En los próximos años, el papel de la inteligencia artificial sólo crecerá. En un reporte preparado por Accenture Consulting el valor del AI en la medicina en el 2014 era de $600 millones y los números proyectados para el 2021 son unos $6.6 billones, 11 veces más.  

Aunque a veces exista el miedo de que los robots estén liderando el avance hacia la integración del AI en la medicina, somos los humanos quienes estamos teniendo las conversaciones y quienes, al final, impulsamos el cambio. Decidimos donde se debería aplicar la inteligencia artificial y que es mejor dejar haciendo de la misma manera. En lugar de tratar de predecir cómo será una visita al doctor en 20 años, los médicos pueden utilizar el AI como una herramienta para comenzar a construir el futuro que desean, un futuro que es mejor para ellos como profesionales y para sus pacientes.  

 

Bibliografía

Alandete, D. (27 de octubre de 2011) John McCarthy, el arranque de la inteligencia artificial. El Pais. Recuperado de https://elpais.com/diario/2011/10/27/necrologicas/1319666402_850215.html

Axayacatl, O. (2012). ¿Como surgio de desarrollo de la inteligencia artificial? [Blog].  https://blogingenieria.com/libros-ingenieria/desarrollo-inteligencia-artificial/

Corcobado, M. (23 de octubre de 2017) Aplicaciones con inteligencia (artificial) para aprender de nosotros. El País. Recuperado de https://elpais.com/tecnologia/2017/10/19/actualidad/1508424483_011485.html

Rouse, M (2017) Inteligencia Artificial, o AI.[Blog]. http://searchdatacenter.techtarget.com/es/definicion/Inteligencia-artificial-o-AI

Pasillas, A. (s.f.) 10 cosas que utilizas a diario y ni imaginabas que utilizaban inteligencia artificial. [Blog]. https://blog.adext.com/es/cosas-apps-programas-inteligencia-artificial

Parnas, D. L. (2017). The real risks of artificial intelligence: Incidents from the early days of AI research are instructive in the current AI environment. Communications of the ACM, 60(10), 27-31. doi:10.1145/3132724

Kowert, W. (2017). The foreseeability of human-artificial intelligence interactions. Texas Law Review, 96(1), 181-204. Retrieved from https://go.openathens.net/redirector/sagrado.edu?url={URLencode({TargetURL})}

MAKRIDAKIS, S. (2017). Forecasting the impact of artificial intelligence (AI). Foresight: The International Journal of Applied Forecasting, (47), 7-13. Retrieved from https://go.openathens.net/redirector/sagrado.edu?url={URLencode({TargetURL})}

Popenici, S., & Kerr, S. (2017). Exploring the impact of artificial intelligence on teaching and learning in higher education. Research & Practice in Technology Enhanced Learning, 12(1), 1-13. 10.1186/s41039-017-0062-8 Retrieved from https://go.openathens.net/redirector/sagrado.edu?url={URLencode({TargetURL})}

Garrido, (2017). Brain and artificial intelligence. BRAIN: Broad Research in Artificial Intelligence & Neuroscience, 8(4), 85-90. Retrieved from https://go.openathens.net/redirector/sagrado.edu?url={URLencode({TargetURL})}