¡Gana el agua, gana Kimsakocha, ganamos todos!

 

Cuenca de Guapondelig, 29 de marzo de 2019

 

Girón, un pequeño cantón azuayo, de un verde intenso, anidado en las estribaciones occidentales de la cordillera de los Andes, identificado con un chorro de agua que nace en los legendarios páramos de Kimsakocha, el domingo 24 de marzo, hizo historia.

 

Tal como se preveía, en la primera consulta vinculante sobre minería en el Ecuador, Girón le dijo NO a la minería en el sistema hidrológico Kimsakocha: el 87% de las electoras y electores de Girón dijeron NO. El agua ganó en todas las parroquias, en todos los recintos, en todas las juntas electorales y entre los seguidores de todos los partidos políticos del cantón.

 

 

Particularmente significativa fue la victoria de las defensoras y defensores del agua en San Gerardo, ya que, suponiendo que esa parroquia era su fortín, los ejecutivos y aliados de la empresa INV Metals reconocían el derecho a la consulta sobre la minería en Kimsakocha sólo para San Gerardo. A pesar de que en las últimas semanas, la compañía canadiense cooptó a decenas de campesinos contratándoles temporalmente, también perdió en San Gerardo: el 54% del electorado gerardense le dijo NO.

 

 

El 55% de los votos por el agua viene de las mujeres, evidencia irrefutable del grado de conciencia de las mujeres con respecto al cuidado de la vida. Cuando decimos que han sido las mujeres las que han protagonizado la defensa de los páramos desde hace casi 20 años, estamos hablando de lo que hemos visto. Los resultados de la consulta de Girón lo confirman. Nuestro reconocimiento y agradecimiento para ellas.

 

Con su respuesta, Girón no salva sólo sus fuentes de agua, salva también el agua de la Victoria del Portete, Tarqui, Cuenca, Santa Isabel, Pucará, en la provincia del Azuay, y de Pasaje y El Guabo, en la provincia de El Oro. El pueblo de Girón se ha ganado el reconocimiento de todas las poblaciones nombradas y de los territorios amenazados por la minería en el Ecuador, porque abrió, de par en par, una salida al cerco del gobierno ecuatoriano y las mineras: la consulta popular vinculante.

 

El Art. 106 de la Constitución de la República indica que para la aprobación de un asunto propuesto a consulta popular, “se requerirá la mayoría absoluta de los votos válidos” y que “el pronunciamiento popular será de obligatorio e inmediato cumplimiento”.

Bueno, una vez que el Consejo Nacional Electoral notifique oficialmente al presidente de la República, Lenín Moreno Garcés, los resultados de la consulta popular de Girón, exigimos que el Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables, con Caros Pérez, a la cabeza, revoque inmediatamente las tres concesiones mineras de la compañía canadiense INV Metals en el sistema hidrológico Kimsakocha.

 

Kimsakocha es un sistema hidrológico que agrupa nacientes de ríos, lluvias y neblina frecuentes, pajonales capaces de condensar la neblina, plantas y suelo capaces de almacenar grandes cantidades de agua, humedales, lagunas y corrientes de agua subterráneas. Es un sistema hidrológico conocido y protegido ancestralmente por las comunidades indígenas y campesinas de Victoria del Portete, Tarqui, Girón y San Fernando. En esas alturas nacen los ríos Rircay y Girón, que se dirigen hacia el océano Pacífico, y Tarqui y Yanuncay, que se dirigen al océano Atlántico.

 

Esta es una victoria histórica pacífica, pero equiparable en importancia a la victoria del Portete de Tarqui de 1829. Es una declaración de soberanía y un compromiso de por vida con el agua por parte de Girón. Una victoria que marca un antes y un después en la historia de la relación entre los seres humanos y la naturaleza y la democracia directa. Así que, ante los nuevos intentos de desconocer la voluntad popular por parte de funcionarios del Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables y de INV Metals, es una victoria que tenemos que defender porque, como dicen las mujeres sabiamente, el agua es nuestra vida.

 

Yasunidxs Guapondelig