Un DAFO para entender los problemas y las necesidades de la enseñanza de la Literatura en 4º ESO, con respecto al género.

FORTALEZAS

  • Las chicas han crecido en la igualdad, tienen una personalidad expresiva y opinan abiertamente.
  • La mayoría de los chicos son sensibles a la demanda de igualdad.
  • El IES Hipatia promueve la igualdad en todos sus planes y programas, con especial énfasis en las mujeres referentes del conocimiento y la creación.
  • En cursos anteriores se ha citado e incluso leído a escritoras como referentes.

DEBILIDADES

  • Muchos adolescentes interpretan la igualdad como un hecho dado y no como resultado de un movimiento social y un compromiso ético personal.
  • Se tiende a explicar la igualdad en un plano jurídico: iguales derechos, no como una práctica social: distribución del trabajo y los roles.
  • El alumnado percibe el canon literario como si fuera inmutable, de modo que la escasez de autoras parece debida a una escala de valores eternos.

OPORTUNIDADES

  • El movimiento feminista se ha convertido en una fuerza social hegemónica, que implica a todas las generaciones y grupos sociales: intergeneracional, interclasista, transversal.
  • El Ayuntamiento y la Junta de Andalucía previenen acciones públicas y promueven campañas en favor de la igualdad.
  • Además de las mujeres liderando la causa de la igualdad, también se hacen visibles hombres comprometidos con el feminismo.
  • Las mujeres escritoras, artistas e investigadoras han creado un canon alternativo de las mujeres en la Literatura Contemporánea, que hace patente su liderazgo en la modernidad y en los movimientos sociales todavía vigentes: abolicionismo, LGTBI, derechos laborales, derechos humanos, acogida a las personas migrantes, pacifismo, ecologismo.

AMENAZAS

  • El mundo académico y algunos medios siguen dominados por varones que explican el feminismo en términos simplistas y ridiculizadores: envidia, celos, etc.
  • Aunque las mujeres referentes en el siglo XXI son inocultables, todavía no se ha asumido una memoria igualitaria sobre su protagonismo y sus valores en la Historia.
  • Se ha empezado a incluir a mujeres en la Historia de la Literatura, pero se mantiene el esquema biográfico de las generaciones y los grupos literarios, donde ellas siempre salen perdiendo: su exclusión parece una prueba de su desvalor.
  • Se cita a algunas mujeres y a sus obras desde el siglo XIX como contrapeso, pero siguen sin ser leídas, comentadas y valoradas en las aulas.
  • Los libros de texto y las enciclopedias son mucho más conservadores que los recursos creados por docentes, en su mayoría mujeres.