Recomendaciones antes de iniciar tus estudios

Qué hacer en primer lugar

Ante todo, cuando tengas decidido y sepas qué estudios de grado vas a iniciar deberás conocer y familiarizarte con la página web de la sección, facultad o escuela que imparta esa carrera. En ella se encuentra toda la información que necesitas para conocer las asignaturas, los contenidos que conforman la exigencia académica y de estudio que deberás afrontar durante el primer y segundo cuatrimestre del curso y los servicios que se prestan.

Organiza el tiempo

Es importante que distribuyas con suficiente antelación el tiempo de trabajo que vas a dedicar al estudio, día a día y semana a semana, teniendo en cuenta para ello el horario del primer cuatrimestre y del curso; asimismo, consulta y analiza pormenorizadamente las guías docentes de las asignaturas que tendrás y cursarás en el primer año.

Planifica las tareas

Antes del inicio del curso organiza cómo vas a distribuir todas las actividades que quieres desarrollar en tu vida como estudiante (académicas, culturales, deportivas, laborales, sociales, de ocio, etc.) a la luz de las exigencias del nuevo curso. Conocer el contenido de las guías docentes de las asignaturas te ayudará a planificar y tomar las decisiones más adecuadas durante el primer y segundo cuatrimestre. Las guías docentes te orientarán sobre cómo debes avanzar en el estudio diario y en la adquisición de nuevos conocimientos.

Conoce tu centro

Otro dato importante es conocer y localizar físicamente tu nuevo centro (Sección, Facultad o Escuela), el edificio, la administración (secretaría), la portería, los tablones de anuncios (por los que la administración informa al alumnado), las pantallas informativas, la dirección del centro o decanato, el aula o aulas donde se impartan las asignaturas del primer y segundo cuatrimestre, la biblioteca, las salas de estudios, las aulas de informática... Acude a la portería de tu centro si necesitas ayuda para localizar una dependencia o servicio.

Conoce tu grupo y/o aula

Cuando te matricules te asignarán un turno y/o un grupo, esto te confirmará el nombre del profesor o profesora responsable de cada una de las asignaturas del primer y segundo cuatrimestre -según expone la guía docente correspondiente. Este dato es muy importante para conocer y localizar sus despachos, correo electrónico, aula virtual y horario de consulta y tutoría.


Primer día en la universidad

Comienza el curso asistiendo a clases desde el primer día. La primera semana del curso es la más importante; en ella se celebra una jornada de bienvenida en la que el alumnado es informado de todo lo que se le ofrece y se espera de él durante el curso y la carrera. Se te indicará cuáles son los objetivos de la carrera, las condiciones de vida y estudio establecidas en el centro, los derechos y deberes del estudiante, las ayudas y apoyos que ofrece la universidad al alumnado, las fórmulas para salir del anonimato, integrarte y participar activamente en el centro y en la universidad, etc.

Posteriormente, ya en el aula, cada profesor y/o profesora expondrá, explicará e informará de su asignatura (guía docente), de lo que quiere conseguir con sus clases y de lo que espera del alumnado. De cómo quiere avanzar en la enseñanza, de cómo y cuándo realizará evaluaciones (controles o exámenes). Para ello propondrá un modelo de trabajo para el aprendizaje de su asignatura.

Por todo lo expuesto es importante que inicies el curso con ilusión, motivación y ganas, dejando atrás miedos e inseguridades…

Asistencia a clase

Al tratarse de una enseñanza presencial, es muy importante asistir a las clases, tanto teóricas como prácticas, porque facilita y favorece la comprensión de los temas que se estén explicando; porque puedes y deberías preguntar al profesorado en clase y/o en tutorías todo aquello que no comprendas o que desees proponer.

Iniciado el curso revisa tu horario de clases y actualiza y mejora la organización de tu plan de trabajo, teniendo en cuenta también otras actividades (nuevas) no contempladas en las semanas previas al inicio del curso.

Implicaciones de ser estudiante universitario

Recuerda, ser estudiante universitario supone un trabajo personal diario y la adquisición o mejora de un hábito de estudio que ya posees de tus años anteriores a la universidad. Además de trabajar las distintas asignaturas tienes que encontrar tiempo para ir a la biblioteca, desplazarte al centro de estudios (Sección, Facultad o Escuela), salir con amigos/as, hacer deporte o dedicar tiempo a otras aficiones, etc. Por tanto, necesitas planificar bien y organizar tu tiempo para que puedas abarcar la diversidad de actividades que tengas o quieras desarrollar.

Una vez en clase, sal del anonimato. Los demás estudiantes están en una situación similar a la tuya, todo es nuevo. Conocer a tus compañeros y compañeras te ayudará a hacer nuevas amistades, a sentirte más integrado/a en el centro y en la universidad. Queda, de vez en cuando, con alguno de ellos para estudiar o crea tu propio grupo de trabajo, esto mejorará tu motivación y también obtener apoyos ante dudas concretas que puedan ser resueltas entre todos.

Lugar de estudio

Busca un buen ambiente para estudiar. Para estudiar con eficacia cada día es importante encontrar un ambiente en el que estés cómodo/a. Si no puedes concentrarte bien en tu casa, utiliza la biblioteca o la sala de estudios. Si de algo podemos presumir en las universidades es de la cantidad y calidad de bibliotecas y salas de estudio que disponemos. En ellas tienes condiciones óptimas para desarrollar trabajos en grupo e individuales. Úsalas durante el cuatrimestre, no solo en las semanas previas a los exámenes.

Método de aprendizaje

Para mejorar tu método o estrategia de aprendizaje sé constante y perseverante en el estudio y sigue las indicaciones del profesorado sobre cómo debes afrontar la tarea. Pídele consejo.

Para enfrentarnos con éxito a una tarea hay que tener en cuenta varios aspectos: elaborar un plan, ver qué se nos pide, qué conocimientos previos se nos exige, qué habilidades necesitamos desplegar, e identificar las dificultades (como primer paso para buscar soluciones).

Permanecer en el Grado

La universidad tiene establecida una norma de permanencia en el Grado que fija el rendimiento académico -mínimo exigible- que el alumnado debe lograr si desea continuar el próximo curso en el mismo Grado. Algo que debes conocer y considerar, en especial, tras la primera convocatoria de exámenes correspondiente al primer cuatrimestre.

Será el momento o la oportunidad de valorar lo hecho en el primer cuatrimestre y (re)plantear nuevos retos y objetivos de cara al segundo cuatrimestre, bien para mejorar los futuros resultados, bien para mantener la Beca, bien para mantenerte en el Grado o, simplemente, para no tener que devolver la ayuda económica de la Beca si te fue concedida.

Ante cualquier duda o necesidad de ampliar la información aquí expuesta, recurre al Servicio de Información y Orientación (SIO):

https://www.ull.es/la-universidad/servicios-universitarios/servicio-de-informacion-y-orientacion-sio/