Un misterio por descubrir

Una verdad que nunca se supo de estas personas republicanas

Una mañana, un martes cualquiera, pero un día como el 27 de julio de 1936 a las 10:57 de la mañana en San Agustín del Valle van encontrando los cuerpos de  unos fusilados republicanos. Estos cuerpos van apareciendo poco a poco. Se conocía en el pueblo que siempre han sido “Los Treces de San Agustín” pero durante aquella mañana fueron apareciendo de uno en uno hasta que al final se encontraron doce cuerpos fieles y leales, doce “rojos”, doce comunistas, cenetistas, ugetistas o lo que fueran por defender una España libre y democrática. El único que consiguió escapar del fusilamiento fue Damián Peñalver Frutos ya que su vecino y sobre todo su amigo, disparó al aire en vez de a él. Aquella noche no fueron enterrados ya que cayó una tromba de agua, él escapó del montón de cuerpos y decidió irse de España. Damián tenía aquí una mujer y en camino venía a la vida un hijo. Le dijeron que la habían matado a ella y por lo tanto también a su hijo. Damián decidió irse al otro lado del Atlántico donde tuvo una nueva vida con trabajo y con otra mujer, donde tuvo dos hijas y un hijo. Esto es lo que se sabe de “Los trece de San Agustín”.

fosas2_web.jpg

Foto de los cadáveres de “Los Trece de San Agustín”