HISTORIA

 

Se funda en diciembre de 1981 y en la misma fecha fueron aprobados por el Arzobispado de Barcelona los primeros estatutos, considerando a la Hermandad como asociación privada de fieles. Era el mes de febrero de 1980, cuando un grupo de amigos llevados por la añoranza de su tierra, sus raíces culturales y el amor y fervor a la Virgen del Rocío, decidieron fundar la Hermandad de Ntra. Sra. del Rocío de Cornellà. Tras un serie de intentos organizativos, se materializó la Hermandad, en un principio y sin medios materiales ni económicos, únicamente su fé, se ubicaron en los locales cedidos de un bar de la calle Federico Soler, con el fin de poderse allí reunir, más tarde se haría en diferentes locales culturales (Peña Cultural Los Cabales, local del Pje. Padre Lleonard, 1), los integrantes de la primera Junta Directiva fueron los siguientes:

 

1. Francisco Garcia Fuego

2. José Báez Rodríguez

3. Narciso Muñoz Molina

4. Diego Muñoz Guerra

5. Juan Alfaro Pinto

6. Manuel Muñoz Guerra

7. Pedro Sallago Martínez

8. Antonio Silvera Faneca

9. Josefa García Parra

10. Antonia Pardo Martínez

11. José Palo Mesa

 

En el año 1983, se pudo conmemorar la primera Romería en honor a la Virgen del Rocio. La celebración de la Eucaristía fue a cargo del sacerdote diocesano y párroco de la iglesia de Sant Miquel, Mossèn Joan Sanmartí.

 

Fue el 12 de Septiembre de 1984 cuando se muestra en reunión de la Junta Directiva el primer diseño (fondo azul bordado en dorado) de lo que sería el Simpecado de nuestra Hermandad, bordado por Manuel Ponce en Huelva y sería dos años más tarde cuando finaliza la obra y es entregada el día 9 de Marzo de 1986.

 

Las gestiones de diseño, confección y traslado fueron a cargo de Pedro Gil-Mazo, siendo la madrina del recién entrenado Simpecado la Sra. Claudia Torres, locutora de Radio Miramar en Barcelona.

 

Mientras la Hermandad no tuvo un Simpecado propio, fue la Hermandad de Ntra. Sra. del Rocío de Barcelona quien nos dejó su primero, que acababan de sustituir por el que preside actualmente los cultos y los actos de la vida de la Hermandad.

 

El 12 de mayo de 1987. D. Manuel Aguilar González hace entrega a la Hermandad de una imagen de la virgen del Rocío de 1,60 cm. de altura. La imagen de nuestra Señora del Rocío, que recibe cultos en la iglesia de Sant Miquel, es copia exacta de la que se venera en el santuario del Rocío en Almonte, fue donada generosamente por D. Antonio Rivera y es obra del artista sevillano D. Antonio Marmolejo la cual fue bendecida por el párroco de Almonte y Consiliario de la Pontificia Real e Ilustre Hermandad Matriz de Nuestra Señora del Rocío de Almonte (Huelva) D. Antonio Salas Delgado, en el Santuario del Rocío.

 

En mayo de 1990, nuestra Hermandad ya dispone de un Guión y Banderín, este último donado por D. Francisco Hidalgo Gómez a la Hermandad, diseñados y realizados al igual que el Simpecado por D. Manuel Ponce de Huelva.

 

El autor del diseño de la medalla fue obra de D. Pedro Gil-Mazo. La medalla de la Hermandad está presidida por una imagen plateada de la Virgen del Rocío, ribeteada por símbolos florales corona real en la parte superior de la misma con la inscripción Dios te salve Rocío en la parte inferior. El cordón es tricolor, blanco rojo y verde, a excepción del de los miembros de la Junta de Gobierno que, como distintivo, es plateado y el del hermano/a Mayor es dorado.

El 22 de diciembre de 1981, vista la petición formulada por los promotores de la Hermandad Nuestra Sra. del Rocío de la parroquia de Santa Maria de Cornellà, solicitando que sea aprobada como asociación canónica y sometiendo a aprobación los estatutos por los que habrá de regirse. El Obispo Auxiliar y Vicario General de Barcelona declara, en el escrito de aprobación : “Por la presente, aprobamos la asociación canónica HERMANDAD NUESTRA SEÑORA DEL ROCIO DE CORNELLÀ, que radicará en la parróquia de Santa Maria de Cornellà de Llobregat y los Estatutos propuestos para su régimen y administración, en la confianza de que serán fielmente observados”.

 

Por acuerdo pastoral de los diversos párrocos de Cornellà de Llobregat, se decidió que la sede de la Hermandad fuera la parróquia de Sant Miquel Arcángel.

 

Finalmente el 21 de junio de 1995, a instancias de la propia Junta de Gobierno de la Hermandad, el Arzobispo de Barcelona D. Ricard Mª Carles, decreta “A tenor de los cánones 301 y 313 del Código de Derecho Canónico, erigimos la asociación HERMANDAD NUESTRA SEÑORA DEL ROCIO DE CORNELLÀ, la cual queda constituida en Asociación Pública de la Iglesia en esta Archidiócesis y le concedemos personalidad jurídica pública. Así mismo, ratificamos la aprobación concedida a los estatutos de la misma en fecha 28 de marzo de 1995, por los cuales deberá regirse dicha asociación”.

 

La primera romería a la Ermita se realizo el día 6 de diciembre de 1987, cuando se desplazó una representación de la Junta de Gobierno en ese momento (Diego Marcos, Diego Muñoz y Manuel Cardoso) a Almonte con el fin de tener un primer contacto con la Hermandad Matriz, ejercía entonces como presidente José Antonio Pérez Gómez.

 

En la primavera de 1990, dos representantes de nuestra Hermandad se desplazaron de nuevo a Almonte, se reunieron con D. Angel de la Serna con el fin de contemplar la posibilidad de hacer el camino en la Romería de 1991. Y fue el 31 de marzo de 1990, cuando la Junta de Gobierno acuerda llevar a cabo la primera peregrinación a la aldea de El Rocio en Almonte para el año siguiente, así pues fue en 1991 cuando nuestra Hermandad se postró ante la imagen de la Virgen del Rocío, nuestra Madre, recuerdo imborrable para todos los que pudieron desplazarse.

El camino antes de ser filial...

La Hermandad junto con su madrina la Real Hermandad de Emigrantes de Huelva, inicia su camino. Viaja toda la noche en autocar, para llegar a la Aldea, la primera visita de acción de gracias es al Santuario, donde el Señor y la Madre, nos esperan. El miércoles, desde la Iglesia  de Santo Domingo de Huelva, reemprendemos la marcha hacia  la ermita, ahora ya con nuestra madrina;   tras pernoctar una noche en el camino, en Las Tres Rayas, al lado de la carreta del Simpecado de la Hdad. de Emigrantes.

 

El jueves continúa su recorrido, al llegar el mediodía los romeros acusan el cansancio de los días de mal dormir y por la dureza del peregrinaje,  atravesando los mismos lugares, año tras año el mismo camino y siempre diferente y al llegar las últimas horas de la tarde se divisa la ermita, bendita sea, y cambia el semblante de los romeros ya nada duele, nada molesta, el peso de nuestras mochilas es liviano, se respira hondo en el umbral de la ermita y nuestras sonrisas se cruzan. Otra vez ante los pies de la Virgen del Rocío, un año mas. Las lágrimas van acompañadas de acción de gracias y de diálogo sobre los hermanos que con tristeza han quedado en Cornellà, esperando poder acercarse el próximo año, si las circunstancias  lo permiten.

 

Con el número 109 ha sido designada como hermandad filial la Hermandad Nuestra Señora del Rocío de Cornellà por la por la Pontificia, Real e Ilustres Hermandad Matriz de Almonte el dia 17 de enero de 2012. El acto de la entrega del título que así lo certifica se celebró el dia 4 de febrero de eses mismo año en la ermita del Rocio, acto entrañable y caluroso con el que nos acogieron todos los allí presentes. El título fue recogido por la Presidenta la Sra Isabel Rubio.

 

El camino como filial…

Desde donde nos espera nuestro carro, en el camino de los Serranos, salimos hacia la Plaza de la Virgen del Rocío. Donde se encuentra la Iglesia de la Asunción.

 

En esta misma realizamos nuestro Misa y una vez finalizada, iniciamos el recorrido por la población de Almonte, donde encaramos recorrido por el camino de los Llanos.

 

Bajo el manto negro de la noche rociera, nos paramos para la pernoctación al abrigo de las fogatas, junto a la Venta Camacho.  Y como es costumbre a  media noche el rezo del Santo Rosario nos abriga del aire y su frescor. Atacaremos la noche con cantos de amor a nuestro Simpecado.

 

Ya por la mañana celebramos la Sta Misa y proseguimos nuestro camino hasta llegar al Arco Mariano. El paso tras paso, la convivencia de hermandad hace que el tiempo pase rápido y ya al alzar nuestra vista divisemos la Ermita a lo lejos.

 

Ya en viernes, día de inicio del famoso fin de semana rociero, entramos a primera hora de la tarde la Plaza de Doñana y sobre las 18 h de la tarde. Realizamos nuestra presentación ante la Junta de Gobierno de la Hermanad  Matriz de Almonte.

 

Para finalizar nuestro camino un vino de honor en nuestra casa dará inicio a un fin de semana de convivencia y hermandad que recordaremos todo el año.