Debate #enferetica201

Iniciativa Ética enfermera 2.0

¿Cómo ha de ser nuestra ética profesional en la web 2.0?

  1. Este documento es colaborativo, y abierto a la edición.
  2. Pretende sentar las bases de cómo ha de ser la ética profesional enfermera en la web 2.0.
  3. Para acceder a la edición sólo debéis poneros en contacto con info@nuestraenfermeria.es, o solicitar acceso a la edición en los comentarios del post del día 13/5/2013, indicando vuestro email.
  4. El tiempo para la edición será desde el día 13/5 (12h) hasta el 31/5/2013.
  5. Todos pueden editar, no sólo enfermer@s, también están invitados a participar otros profesionales sanitarios, o personas ajenas a las profesiones sanitarias. Es muy importante abrir el debate, para que sea real, respondiendo a las preguntas ¿Cómo queremos ser y cómo quieren que seamos en el ámbito 2.0?
  6. Para finalizar el debate se realizará un resumen de los que se consideren las mejores aportaciones, y éstas serán publicadas en el blog Nuestra Enfermería.

Reflexión basada en el Código Ético de la Enfermería Española, acerca de cómo debemos ser en la Web 2.0

El código ético de la profesión enfermera sienta las bases de cómo debemos ser ante la sociedad y el mundo que nos rodea. Mundo por otra parte que resulta ser cambiante constantemente. La velocidad de éstos cambios aumenta a medida que las TiCs (Tecnologías de la Información y la comunicación) avanzan. En ocasiones la inercia social en la asimilación de los nuevos canales de comunicación nos absorbe. Nos arrastra como una gran ola que no podemos evitar y nos lleva a océanos y orillas en las que posiblemente no deberíamos estar. El código ético nos obliga a:

La adquisición de un compromiso profesional serio y responsable; la participación activa en la sociedad; el reconocimiento y aplicación, en su ejercicio, de los principios de ética profesional; la adopción de un profundo respeto por los derechos humanos.”

Realmente mantenemos estos compromisos en la red. Cuando utilizamos Twitter, Facebook, Instagram, etc.. ¿Lo hacemos respetando estos valores?, ¿Lo hacemos pensando que somos profesionales,o nos olvidamos de ello?

*Creo que aún gente que, como yo, tiene cuentas en RRSS para uso profesional no está libre de olvidarse de ello y hacer comentarios personales... en general creo que se respetan los valores deontológicos, pero está claro que hay una cierta actitud “fun” en las RRSS que puede resultar contradictoria y que olvida su responsabilidad profesional. (@EnferEvidente)

*Creo que en un mismo blog o espacio web se pueden plasmar temas de carácter divulgativo o de tipo más subjetivo. En el primero no se debe abandonar jamás una actitud profesional y saber cuales son los propios límites, es decir, cuando algo no se sabe o no se conoce por completo. Veo que hay espacios muy «lanzados» que vierten conceptos no científicos o no aceptados por la mayoría o que se lanzan a dar explicaciones que en definitiva resultan erróneas. No se es menos profesional cuando ante la duda de un profano se reconoce la ignorancia propia y se decanta por consultar bibliografía o por derivar la duda a otro profesional.

Cuando se escribe sobre temas de opinión o más subjetivos, temas en los que no hay unanimidad en el mundo científico-sanitario, sí cabe dar la propia opinión, es más creo que se debe partir por proporcionar una línea a partir de la cual nuestra opinión va en un sentido u otro; un ejemplo sería la eutanasia o el aborto. Eso sí, aunque demos nuestra opinión como profesionales-personas que somos, nunca se debería abandonar cierto talante profesional, algo que quizá a veces todos olvidamos, me incluyo la primera.

(@lolamont)

¿Creeis que debería existir una ordenación oficial de los profesionales en la redes sociales o la web 2.0?

Necesaria sería, por supuesto, pero el hecho de que resultara de una imposición, posiblemente no cambiaría mucho el panorama. Ésta ordenación, éste código y manera de hacer debe surgir de nosotros mismos para ser realmente integrado en el quehacer diario, en nuestras actitudes y aptitudes. Y por eso considero también importante el que las personas ajenas a la profesión nos insten y nos den su opinión de cómo debemos ser.

*Es IMPOSIBLE. No creo que se debiera hacer pero aunque se quisiera sería como ponerle puertas al océano pacífico. Señalar entre nosotros el incumplimiento de la conducta ética profesional y apelar a la responsabilidad podría tener sentido (@EnferEvidente).

*Yo la pregunta la trasladaría a saber hasta qué punto sería útil hacerlo, o sería un “futurible” más. (@javiermyague)

*Lo considero necesario para alguien que se lanza a abrir o participar en una espacio en redes, pero no imprescindible; y no de una forma oficial, sino como algo autoimpuesto por el que aborda este campo. La formación oficial en temas como divulgación o redacción de contenidos sí debería ser autoimpuesto. Y por supuesto el control endógeno entre profesionales es fundamental: captar un foco de ausencia de ética y denunciarlo/comentarlo con el autor debería ser algo imprescidndible, pero dudo que se lleve a cabo: si cuando en planta o en AP vemos a un colega haciendo una burrada la mayor parte de las veces los colegas se lo callan, dudo que en las redes se vaya a tener más éxito. (@Lolamont)

*No creo que debería existir una ordenación oficial o especial, sino un aumento en la formación en el uso de estos canales y herramientas, para evitar errores en su utilización que puedan derivar en algún problema de tipo ético. (@ChemaCepeda)

*Debe de existir una autorregulación. Es decir, si estamos en la red como enfermero sin duda debe quedar claro el objetivo. Eso es autorregulación es decir desde un punto de vista ético primaria en la actualidad donde se encuentran las enfermeras…..en el paradigma de la transformación, eso significa un trabajo por las personas, con las personas y para las personas….más allá del paradigma de la integración como ya sabemos…..la red se apoya en nuestra razón de ser en la sociedad ( C. Ferrer)

¿Diferenciamos bien nuestro ámbito personal del profesional en la red?

En múltiples ocasiones no existe un límite que se pueda establecer. El mero hecho de ser lo que somos hace que nos debamos a unos comportamientos,a una ética. No sirve el comportarse como el avestruz ( metiendo la cabeza en un agujero y convencernos de que no somos visibles ). Somos visibles en la red, tanto con nuestra información como con nuestra condición enfermera. Es por eso que debemos tener presente el saber expresarnos en las redes y dejar muy claro el límite de la personal y lo profesional.

*Como ya comenté arriba hay poca gente que “duplique” sus RRSS para tener una identidad profesional y otra personal... ¿se puede ser profesional 24 horas al día 7 días a la semana 365 días al año? no creo que sea sano, la clave es no caer en mensajes que choquen frontalmente con los compromisos de la profesión.(@EnferEvidente).

*Estoy de acuerdo con @EnferEvidente, la mayoría de las veces no puede ser profesional. Existe una diferenciación per se, la cuestión es saber diferenciar e intuir a quien van dirigidos nuestros comentarios. Difícil solución. (@javiermyague)

*Yo no creo que sea necesario diferenciar dos RRSS, una profesional y otra personal; creo que aunque se utilice una sola se deje bien claro siempre si el tema tratado es uno u otro. Porque en un mismo tema, como el aborto, puedo tener una opinión como profesional y otra como persona. Dejarlo claro y plasmarlo siempre que el tema sea controvertido. (@lolamont)

*Yo creo que en general si se hace bien esta división, aunque quizás aún no hay mucha comunicación entre pacientes y profesionales y si más entre los propios profesionales. En este caso no veo problema en que se difumine el límite entre lo personal y lo profesional, siempre que se tenga cuidado a la hora de transmitir opiniones profesionales.

En cuanto al uso con pacientes, mi opinion es que deberían separarse los 2 ámbitos mediante cuentas distintas, para disminuir al máximo el ruido que podemos generar en redes y evitar confusiones. (@ChemaCepeda)

*Es difícil diferenciar…..detrás de una postura profesional esta el ámbito personal las propias experiencias, las frustraciones, los desencuentros…..yo creo que es mejor plantear en la autorregulación el objetivo que cada uno se plantea en la red y que quede claro para el lector. ( C. Ferrer)

¿Contemplamos la necesidad de la obtención del consentimiento informado? ¿Expandimos y hacemos referencia a información ajena, vulnerando los derechos a la intimidad?

Debemos pensar que no solo el omitir el nombre, el diagnóstico, el caso, sirve para ocultar esta información. La información en Internet resulta más completa de lo que pensamos, incluso sabemos lugares y horas. Muchas veces caemos en la tentación de comentar aquel caso extraordinario, aquél suceso insólito en la práctica profesional incurriendo en una falta grave, abandonando nuestra ética.

*El “flanco” de el empleo de información (imagen, sonido, vivencias...) de otros es uno de los puntos más débiles de la zona de roce entre ética y Redes Sociales... es en esta zona donde más expectativas deberíamos generar en este debate (@EnferEvidente).

*Personalmente es condición sine qua non la obtención del consentimiento informado (CI), siempre que sea así: consentido e informado. Es un tema que me gusta comentar, de hecho, quiero llevar una comunicación sobre este asunto al XI Congreso de Bioética. Cómo gestionamos las enfermer@s los CI antes el usuario, hasta donde llega nuestra responsabilidad de informar, o mejor....hasta donde queremos llevar nuestra responsabilidad. En fin hay tema para un gran debate. (@javiermyague)

*Para la información ajena, ya se encarga la ley de protección de Datos de advertirnos al respecto. Cuidado con el uso y utilización de datos a través de la red.

Si debemos ser rigurosos en nuestros trabajo, imaginar en el mundo 2.0, sería demencial nos llegar a tener una escrupulosa ética en este tema. ¿Cuanto daño haríamos? (@javiermyague)

*Estoy de acuerdo con @EnferEvidente en que este es quizás uno de los problemas más sensibles entre la ética y las redes sociales, ya que el desarrollo de estas herramientas puede hacer que compartamos datos importantes que puedan llevar a identificar situaciones o pacientes, sin darnos cuenta. En este sentido, deberíamos tener más cuidado y más formación para evitar este tipo de situaciones (@ChemaCepeda)

*Este es un tema muy interesante, nadie puede utilizar los datos de otro sin su consentimiento….no solo es una ética de máximos sino de mínimos, esta penado por la ley….la de protección de datos….es preciso obtener el consentimiento y dejarlo explícito….vuelvo al Código de autorregulación que debería de contemplarlo….y presentarse en la red….transparencia , es clave. ( C. Ferrer)

¿Conservamos nuestras competencias sin invadir ajenas? ¿Procuramos no hacerlo?

No podemos Pisar el terreno ajeno de otras disciplinas, poner en tela de duda sin saber, tratamientos, medicamentos, prescripciones, sin tener un respaldo científico o una corroboración de un estudio o una seguridad, o sin contar con el experto en una materia. Por ejemplo señalar que “tal medicamento” no sirve de nada, a bombo y platillo a través de la red y sin pruebas de ello.

*Antes creo que sería necesario que tuviéramos definidas de forma COMPLETA E INCUESTIONABLE cuales son nuestras competencias. No puedo tener claro que me meto en campo ajeno si resulta que hoy día como consecuencia de lagunas y agujeros negros legales la mayor parte de la enfermería trabaja casi en la alegalidad.
Yo procuro meterme en lo que «tradicionalmente» no me ha correspondido en los 24 años que llevo en esto. No doy consejos jamás de tipo farmacológico ni veo bien que otros compañeros lo hagan, dado que por ahora no es nuestra competencia. De todos modos, he leído trabajos supuestamente científicos escritos por médicos que se lanzaban a definir cuidados de enfermería (de forma errónea y superficial) en tal o cual proceso. (@lolamont)

De todos modos, cuando entro en algo que no creo me corresponde como profesional -y así recomiendo que se haga en general-, remito al/los profesionales que se ocupan de esos temas. Debemos saber cuando derivar ciertas consultas a psicólogos, terapeútas, farmacéuticos, trabajadores sociales o médicos. Eso es precisamente lo que nos define como equipo de salud, ese equipo que creo debemos siempre fomentar y estimular y, por supuesto, concienciar en el espíritu ciudadano. (@lolamont)

*No creo que el ámbito de las competencias tenga que ser algo rígido o estático, al igual que tampoco está del todo claro entre las profesiones sanitarias. Puede que estas cambien a lo largo del tiempo como ha venido sucediendo durante toda la historia. ¿Tenemos algún problema los profesionales de enfermería en asumir competencias clásicas de otros profesionales para las que estamos o podemos capacitarnos?

En cuanto a la información de medicamentos ¿no manejamos fármacos todos los días?¿no conocemos sus indicaciones y efectos? No veo por qué no podamos informar sobre ello a los pacientes. (@ChemaCepeda)

*Creo que no solemos invadir las competencias de otros profesionales, en líneas generales; entre otras cosas por ignorancia o miedo. Los “mapas competenciales” sirven para discernir cual es el límite impuesto por ley. (@javiermyague)

*Una enfermera profesional, es enfermera….y tiene especificidad….esto no debe olvidarse….y que es la especificidad: está claro: el cuidado cotidiano, aquí esta el autocuidado, la toma de decisiones y el empoderamiento , a través del desarrollo del pensamiento crítico , el cuidado rutinario para generar seguridad y estrategias de control de la incertidumbre que da el enfermerar de manera real o potencial……luego…..seguramente otros son los que están invadiendo el campo disciplinar de la enfermería….pero eso , yo todavía no lo he leído…..y supone asumir una responsabilidad real ante la sociedad. Hemos transformado el cuidado común en sistemático y metodológico….eso es lo profesional que hay que decir de manera clara y contundente. ( C. Ferrer)

¿Cómo valoramos la capacidad de comprensión de nuestros interlocutores en la red, Utilizamos el feedback?

*El feedback es imprescindible, además, actualmente hay una serie de herramientas muy sencillas y mediante las cuales, de un vistazo, podemos conocer lo que los usuarios opinan de nosotros. Un método sencillo es el que nos ofrece Google Drive, por ejemplo, mediante la creación de formularios que podemos modificar a nuestro gusto, en función del uso que queramos darle. En definitiva, creo que el feedback en el tema que nos atañe debería emplearse más, no sólo por lo que nos aporta a los que queremos llevar a cabo proyectos de salud en la red, sino también por lo fácil y sencillo que resulta hoy en día (aprendesalud.com)

¿Somo capaces de guardar el secreto profesional en la red?

*Deberíamos  sino quebramos el principio de la confianza…necesario para la relación de cuidados ( C. Ferrer)

¿Colaboramos con la promoción de la salud en las redes sociales y en la web 2.0?

*Sí, cada vez hay más personas dispuestas a compartir información y a promover, mediante las redes sociales, campañas o noticias en favor de la promoción de la salud, educación para la salud y prevención de las enfermedades. Twitter es una red que aporta mucha información en este sentido (aprendesalud.com)

¿Denunciamos actitudes malas o negativas en la red? “

¿Somos eficaces en el nuevo ámbito de acción que supone la web 2.0?

Estas y muchas más preguntas me surgen al revisar el código deontológico de la enfermería. Y me gustaría conocer vuestras opiniones, y construir una reflexión al respecto que fuera libre y autónoma. Hecha por todos y que pudiera inspirar un código de conducta 2.0 real y útil.

Fernando Campaña Castillo

Diplomado Universitario de Enfermería URV

Máster en Enfermería Oncológica por el IL3

Que Comience el debate. Dejad a continuación vuestras opiniones, indicando vuestro nombre y profesión:

¿Cómo ha de ser nuestra ética profesional en la web 2.0?

“Defensor de la Enfermera: @defensorenferme.  Chema Antequera Vinagre:  Mis consideraciones sobre el tema planteado son:

a. La ética profesional tradicional debe inspirar la web 2.0 pues los principios y valores siempre se mantendrán, lo que ocurre que la era 2.0 es un  nuevo contexto relacional con herramientas muy diversas con un gran potencial multiplicador.  

Los principios y valores pueden cambiar con el tiempo, estos se modifican nos guste o no. Lo que se debe plantear es el de mantener unas reglas o directrices válidas y acordes, para ayudar en la ética al profesional (@javiermyague)

b. Es necesario dividir nuestra esfera personal de la profesional en twitter, blog, facebook,... porque de esa manera la ética de la credibilidad aumentará.

Si, pero como hacerlo...??? (@javiermyague)

c. Es importante potenciar el deber de información sobre los contenidos de contenido asistencial que incluyamos, es un deber ético y un deber legal, y siempre respetando otros derechos como los de propiedad intelectual indicando el origen, fuente, etc.  En todo esto el principio de precaución debe ser un elemento de clara inspiración en todos los contenidos.  Además, el derecho fundamental a la intimidad ha de ser respetado, incluso incluir en los contenidos web 2.0 que los datos, fotos, etc cumplen con el respeto a la intimidad.

d. El Código Deontológico de Enfermería ha de ser renovado e incluir un apartado especial a la web 2.0; pero además todo profesional de Enfermería ha de incorporar en los espacios web 2.0 que los contenidos respetan cuestiones básicas del ordenamiento jurídico.

e. El principio de precaución nos exige deontológicamente que el conocimiento de cualquier práctica, actividad o contenido negativo, fraudulento  o pernicioso sea notificado a la autoridad competente: desbrozar la web 2.0 también favorece su calidad.

f. Somos una ventana para el apoyo al cuidado que se presta desde la cercanía terapéutica….. El principio, potenciar la autonomía y respetar la justicia. Trabajar generando estrategias de proporcionalidad y de innovación en la autogestión. Siendo lideres y  garantes de los pacientes en las instituciones y en la red, desarrollando elementos de empoderamiento para las personas, enfermas, para los que son cuidadores informales y formales y para la sociedad en general, potenciando elementos relacionados con el autocuidado, desde las estrategias mas sencillas y eficientes, que han demostrado beneficio claro….y que se relacionan con el cuidado básico y  la toma de decisiones potenciando en las personas, el pensamiento critico… (C. Ferrer)

*Creo que nos hemos empeñado en asumir que la web 2.0 es algo diferente al 1.0 y no es así. De hecho los jóvenes ya no perciben esta solución de continuidad.

Por eso creo que nuestra ética profesional en la web 2.0 es una extensión de la que tengamos en el 0.0, con la diferencia de que antes nuestros mensajes quedaban circunscritos en un ámbito mucho más reducido.

En este sentido creo que nuestra ética profesional ha de ser la misma que cuando estamos presentes en otros ámbitos, pero siempre sabiendo utilizar la herramienta adecuadamente, con el fin de salvaguardar la privacidad y confidencialidad de los datos. (@ChemaCepeda)

*Las normas éticas en la relación profesional/profesional o profesional/usuario no pueden depender del medio utilizado, e igual que en una consulta o en cualquier relación en persona, se respeta la veracidad y fiabilidad de la información sobre salud ofrecida, lo mismo exactamente debe ocurrir en la red. La comunicación virtual no puede permitir la aparición de falsos profesionales o de profesionales irresponsables.

Necesitamos normas éticas que garanticen la autenticidad y calidad de la información que los profesionales de la salud publican en la red, ofreciendo confianza a los pacientes y a la sociedad en general, teniendo en cuenta que la información está disponible para todos y que ésta debe ser clara, comprensible y veraz.

Se exige profesionalidad., dejando constancia de las fuentes empleadas, conflicto de intereses, nivel de evidencia, etc.

Cuando un enfermero se identifica como tal, está representando a la enfermería y cuando se identifica como de una institución está representándola, por lo que las cuentas personales y profesionales no pueden en ningún caso ofrecer el mismo contenido. El perfil profesional respeta las normas de sinceridad, integridad y profesionalismo. El perfil personal es libre para el uso que cada uno desee hacer de él.

 

Respecto a la identidad del paciente, un meta-análisis llevado a cabo que analizaba  los blogs médicos, encontraron que casi el 17 % incluía suficiente información acerca de los pacientes como para que ser identificados.

Igual que lo comentado respecto a la información sobre salud que se publica en la red, la protección de la privacidad y la confidencialidad de la identidad de los  pacientes no puede estar a merced del medio utilizado.

No se pueden publicar fotos sin el consentimiento expreso de la persona, ni el número de habitación ocupado, siglas, fechas de ingreso, etc, cualquier dato que pueda poner en riesgo la privacidad del paciente.

Éticamente, en la red se debe exigir sinceridad, intimidad, integridad y profesionalidad.

(@ANDEorg)

Un abrazo y gracias por generar este tipo de debates

Blanca Fdz-Lasquetty Blanc

Vocal de ANDE de Castilla-La Mancha