PRÓLOGO I :: UN SUEÑO ROBADO POR LA AMBICIÓN

19 de Abril de 2401 - Diario de Kurt Anyase

El día ha transcurrido con normalidad. Los Az'kai continúan merodeando por las cercanías de las ruinas, al menos así lo han reportado los grupos de exploración, pero ya no lo hacen con tanto ímpetu como el día anterior, parece que estamos a salvo otra vez... pero... cuantas visitas indeseables más tendremos que aguantar?... visita a visita perdemos gente, hoy solo se han salvado diecisiete personas, antes de la visita éramos cincuenta... sin duda... esta vez nos han pillado. Aún puedo oír los lamentos de los capturados... ¿es que nadie piensa hacer nada?... hace ya siete años de su llegada y aún no hay señal de las fuerzas humanas... a veces me pregunto si quedará alguien más a parte de nosotros... Solo quedamos siete hombres, seis mujeres y cuatro crios, si los Az'kai no se van nos será complicado salir de aquí, aunque sinceramente creo que no se irán, saben que estamos aquí, no son idiotas, simplemente, nos están cazando, o eso creo... por suerte creo que aún nos quedan algunos recursos, no se para cuanto tiempo nos duraran, solo se que si salimos y nos ven se acabó todo, se acabo... espero que algunos humanos sean capaces de causarles problemas a esos bichos... nosotros... estamos impotentes... Ahhhh... No se ni porque escribo esto... no se de que nos puede servir que yo esté escribiendo esto... supongo que será la esperanza que nos invade la que me obliga a escribir todo lo que nos pasa a mi y a mi grupo... mi grupo... ahhh... si yo no era el jefe... bueno ahora no se ni lo que soy... solo parezco un ratón huyendo de un gato hambriento que me mira desde arriba esperando a que asome la cabeza para hincarme el diente cual suculento trozo de queso...

Por hoy lo dejaré aquí... ya me toca hacer la guardia... supongo que tendré que continuar escribiendo otro día…


21 de Abril de 2401 - Diario de Kurt Anyase

Han pasado dos días desde la última vez que tuve tiempo para escribir, parece que los Az'kai ya se han ido, creemos que podemos salir, aunque nadie está lo suficientemente confiado para alejarse más de lo estrictamente necesario…

Supongo que el que lea esto se preguntará como muchas otras veces el porqué no escribo durante algunos días. Pero bueno lo de ayer no fue una mala noticia, por suerte, sino todo lo contrario, decidimos adentrarnos en nuestro escondite, el vigesimosexto desde que empezó nuestro viaje… bueno, nuestra huida.. y bueno, menuda alegría, hallamos una especie de biblioteca subterránea, menuda sorpresa la nuestra, estaba repleta de manuscritos, algo raro de ver a decir verdad, algunos en alguna lengua de la edad antigua, otros en una similar a la que yo escribo ahora mismo, así que esos, los cuales podríamos interpretar vagamente, los traje hasta la parte superior de nuestro escondite, y que sorpresa la mía cuando los leí, hay muchas narraciones de historia, y la verdad... es que me gustaría transcribir algo de ellas, así que si al lector no le importa, aun dudo que alguien aparte mía lea esto, pero de todas formas, voy a proceder a escribir lo que he podido interpretar:


"La crisis energética tocó techo, la humanidad se quedó a media luz, o medio gas mejor dicho, los gobiernos eran incapaces de mover un dedo, solo con la poca energía renovable que poseían no podían producir los recursos necesarios para ser capaces de producir más energía a tiempo, la población se impacientaba, el cambio climático estaba tomando cada vez más fuerza, y la crisis económica debido a la incapacidad de suplir los incesablemente crecientes requisitos de energía solo empeoraba las cosas. Tras la energía empezaron a caer uno a uno los servicios de la humanidad, la medicina no tardó mucho en agotar o en encarecer sus medicamentos, las enfermedades de nueva generación hicieron mella en la población, y la desesperación tomó figura participe en todo esto, la información ya no fluía con la rapidez de antaño, los gobiernos estaban impotentes, entorpecidos en su propia burocracia, como era de esperar, la gente era incapaz de ponerse de acuerdo en cómo afrontar el problema, y no hacian mas que jugar al mismo juego de papeletas de colores. A los dos meses la población moría en masa en las calles, los motivos eran desconocidos, o eso se decía, pero todos sabían la verdad, el mundo que conocíamos, tocaba a su fin, el egoísmo y la falta de iniciativa habían llevado al mundo conocido al fin de sus días. Los que quedaban tomaron un objetivo, sobrevivir, ¿Y cómo se sobrevive en una situacion asi?... La única ley que aún quedaba vigente, cobró fuerza, y vidas, la ley del mundo natural, la ley, del más fuerte, y comenzó así la primera guerra civil mundial, el ejército contra el pueblo, las armas estaban limitadas, la energía agotada, ¿que quedaba ahora? Supongo que solo los que vivieron el momento lo sabrán."

De nuevo me toca hacer guardia, hoy la haré en el edificio norte, así que lector, deséame suerte para esta noche.

22 de Abril de 2401 - Diario de Kurt Anyase

Aquí estoy de nuevo querido diario, creo que es la primera vez que escribo esta frase… me estoy volviendo una quinceañera? Creo que soy demasiado viejo para eso…

Hoy no me toca hacer guardia, menuda suerte la mía, pero me ha tocado trabajar para tapar algunos agujeros y sellar algunos lugares por donde nos podrían pillar los Az'kai, lo de siempre, derrumbar cosas aquí y allá, a veces me gustaría dejar alguno de esos lugares para sentir que puedo escapar… pero me da mas miedo que algo entre a que yo no pueda salir…

Enviamos a dos hombres a poner trampas en el bosque que hay al este, necesitamos comer, tenemos provisiones, pero espero que podamos degustar algún conejo, u otro tipo de animal. Aun así, tengo un mal presentimiento… aún no han vuelto y no sabemos nada de ellos, deberían haber llegado hace unas horas, no es la primera vez que se retrasan… pero solo espero se les haya hecho tarde y no pase nada, hoy tendría que continuar escribiendo de esos manuscritos que encontré, pero no he tenido tiempo a desentrañar ninguna parte mas, espero que mañana pueda. Ahora me voy a dormir, mi cuerpo agradecerá tan necesario descanso.


23 de Abril de 2401 - Diario de Kurt Anyase

Los que fueron a poner trampas al bosque aún no han regresado, estamos todos muy preocupados, sin ellos solo quedamos quince y dudo que duremos mucho si las cosas siguen así… Si cada vez que alguien abandona los muros de estas casas maltrechas no regresa, no tenemos futuro aquí… Las mujeres creen que han huido, que nos han abandonado a nuestra suerte, aunque cuando reina el silencio, todos creemos que han sido apresados, cazados, devorados por esas malditas bestias… Y no evitamos pensar, cuando nos tocará a nosotros…

Así que aprovecharé para continuar con lo que deje a medias, así si algo me pasase a mi se que almenos alguien sabría todo lo que pasó aquí, y además, podré evitar volverme loco de tanto pensar en esto… El siguiente fragmento ya salta un poco en el tiempo pero no pude descifrar el resto:


"¿Veis cuán hábil es el ser humano? Ha puesto fin a su destino por su propia avaricia, el anhelo de poder han puesto fin a su copiosa forma de vida, ahora ya quedan pocos, y yo ya voy viejo, llevo aquí solo varios días, los míos me dejaron atrás, así que ahora solo queda que termine mi historia.


Por dónde iba… Ah sí, estábamos cuando el fin de la era humana estaba cercano, pues sigamos ahí.

Cuando los gobiernos cayeron, y la anarquía ocupó el poder, se marcó un rumbo en la historia humana que sin duda será el último, y se abrió un capítulo que sin duda alguna se anuncia macabro y siniestro, temible… Aún hoy estamos en esa nueva historia, de gloria para algunos de olvido para otros, muerte y llanto por doquier, oídos sordos y ojos ciegos, este, es el nuevo mundo que nos espera, aquí empieza lo que yo llamo "El fin de un sueño" ahora la ambición de poder al igual que antaño está destrozando poco a poco a la raza humana. ¿Especie dominante? Permitidme dudarlo, hace años que no lo somos si es que acaso en algún momento lo fuimos. ¿Especie inteligente? En mis últimos años he visto animales más listos que todo mi grupo junto. Ah, la llamada era espacial… Que buenos momentos cuando todo aquello pasaba, seguro que era hermoso vivir en esa época de esperanza y de una cosa nueva que aprender a cada esquina y de buscarle sentido a toda mota de polvo en el universo. De que nos ha servido todo eso ahora… Todo nuestro queridísimo planeta está rodeado de toda la basura que en su día mandamos al espacio, nuestro sueño de un futuro de vida más allá de nosotros se puede dar por terminado ya."


Curioso verdad? esto es todo lo que he podido mirar hoy, ahora tengo que hacer guardia, al faltar dos miembros no tengo otra opción más que hacerlo.