PRÁCTICO 2

Aida Romera

Este mapa temático representa el grado de desertificación de España, mediante coropletas o tramas colores que exponen la zona con alto riesgo en la Península Ibérica, Canarias e Islas Baleares. La desertificación es un grave problema ambiental que afecta el suelo, concretamente supone la pérdida de su capa fértil y la productividad, como causa de la erosión extrema que provoca la deforestación, y las acciones humanas en general.

Se diferencia entre: la desertificación o erosión extrema que se debe a causas naturales y humanas, y la desertificación en la que la causa prioritaria es la acción humana. La erosión extrema que causa la desertificación es debido a las causas humanas, la contaminación por el abuso de fertilizantes agrícolas, vertidos industriales y agrícolas, la deforestación de la cubierta vegetal por incendios y talas, la pérdida de vegetación, los cultivos sin terrazas y sin barbechos que terminan perjudicando el suelo, el excesivo pastoreo que elimina la vegetación, además, el efecto invernadero que lo agrava; por otra parte, las causas naturales son diversas, una de las principales es el relieve en pendiente de la Península que provoca deslizamientos y desprendimientos, también el clima mediterráneo caracterizado por la sequía estival, y las lluvias torrenciales con gran poder erosivo.

Existen varias medidas para paliar la desertificación, con la política medioambiental española que se rige por las directrices de la política medioambiental de la UE y el Ministerio de medioambiente. La política consiste en crear un programa de acción nacional contra la desertificación, con la finalidad de promover el desarrollo de una agricultura ganadera sostenible, la reforestación, la gestión sostenible de recursos hídricos y actividades agrarias.

Bien porque has redactado tú.