Día 2cuaresma cover.jpg

Lectura: Juan 12:1-12

Hoy queremos enfocar en un frasco de perfume roto.  Sí, un frasco lleno de perfume caro, roto a los piés de Jesús.  Algunos murmuraban que era un desperdicio, pero María quería darle a Jesús lo mejor que tenía.  Sin darse cuenta, le estaba ungiendo para la sepultura que llegaría tan pronto.  Un momento único de entrega total e incondicional, recibida por Jesús con tanto amor y comprensión.  Así es Él, siempre expectante de nuestra atención y servicio.

¨ Entonces María tomó una libra de perfume de nardo puro, de mucho precio, y ungió los pies de Jesús, y los enjugó con sus cabellos; y la casa se llenó del olor del perfume.¨ Juan 12:7

Meditación: ¿Qué tengo yo para darle a Jesús?  ¿Cómo puedo mejor servirle?

Una canción para la meditación: Perfume a tus Pies

Oración: Señor, no tengo mucho para darte.  Recibe mi corazón.  Ayúdame a servirte a cada día.  Ayúdame a ver oportunidades en mi vida diaria, de servir a mi prójimo.  Ayúdame a siempre darte lo mejor de mi, lo mejor de mi vida.  En tu nombre.  Amén.