DECLARACIÓN INSTITUCIONAL CONTRA LAS VIOLENCIAS MACHISTAS Y POR LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO

En Novelda a 7 de Noviembre de 2015

Alrededor de 800 mujeres han sido asesinadas en España por sus parejas o ex parejas víctimas de la violencia machista desde el año 2003, cuando comenzaron a recopilarse estadísticas oficiales. Una violencia ante la que no queremos permanecer impasibles porque, la igualdad entre mujeres y hombres es un principio fundamental.

Hoy, 7 de Noviembre, confluirán en Madrid miles de personas de todo el Estado, convocadas por el movimiento feminista, para manifestarnos contra las violencias machistas. Desde el Ayuntamiento de Novelda, con todos los partidos políticos que lo integran (PSOE, UPyD, PP, Compromis y Guanyar Novelda), nos sumamos a esta manifestación con la lectura del esta Declaración Institucional y asumiendo un compromiso firme y permanente contra la violencia de Género.

Se estima que una de cada tres mujeres en el mundo será objeto de violencia a lo largo de su vida. Una de cada tres chicas jóvenes será obligada a casarse antes de los 18 años. Aproximadamente 125 millones de niñas y de mujeres han sufrido mutilación genital. El rapto, la violación y el matrimonio forzado son una táctica comúnmente empleada en las guerras. La trata de millones de mujeres y niñas, particularmente la realizada con fines de explotación sexual, es una de las formas de esclavitud que todavía persiste en nuestro tiempo, increíblemente también en los países desarrollados, como el nuestro, de forma oprobiosa. Todavía hoy un gran número de mujeres, sólo por el hecho de serlo, sufren sometimiento, humillación y violencia, siendo especialmente grave la violencia en el seno de la pareja. Todavía hoy muchas de esas mujeres son asesinadas por sus maltratadores.

La sociedad debe ser activa en esta lucha no sólo a través de una marcha de denuncia o al conmemorar el 25 de Noviembre o cada vez que se produce un terrible asesinato, sino de forma permanente. Las autoridades públicas, a todos los niveles, tienen que desarrollar un firme liderazgo para la prevención, protección, persecución y provisión de servicios para las víctimas.

La educación es eje fundamental de nuestras preocupaciones. Si no rompemos los ciclos, la violencia de género pasará de generación en generación.

No sirve un modelo de educación “neutral”, que considere que la igualdad legal es un hecho y que ya no hay que intervenir en la formación de los jóvenes. Tampoco sirven modelos de “igualdad” sectarios, que culpabilizan con determinismo a los chicos por razón de su sexo y les vuelven en contra de los principios igualitarios. La educación en los valores de igualdad y respeto entre jóvenes, es indispensable para arrancar las raíces más profundas de la desigualdad. La igualdad es patrimonio de mujeres y de hombres y va a beneficiar a ambos, debiendo formar parte del paradigma de justicia en una educación humanista.

Las mujeres víctimas de violencia de género pertenecientes a grupos más vulnerables, como las que presentan discapacidad o las mujeres transexuales, precisan que se refuercen las estrategias de protección que los poderes públicos tienen hacia ellas. Así como la formación y sensibilización de los profesionales que trabajan en el ámbito asistencial, con el objetivo de la detección precoz y de acercamiento a los recursos especializados.

En nuestro país otro de los graves retos a los que tenemos que dar respuesta con sensibilidad y recursos suficientes es la erradicación de la trata con fines explotación sexual, la esclavitud del siglo XXI, que permanece oculta y silenciada y con la que convivimos de manera vergonzosa. La atención a las víctimas de trata tiene que convertirse en una prioridad siguiendo las pautas de las instituciones democráticas internacionales.

Tal como ha recomendado el Convenio del Consejo de Europa sobre Prevención y Lucha contra la Violencia contra la Mujer y la Violencia Doméstica, estamos convencidos de que es el momento de ampliar la Ley Integral contra la violencia de género de manera que estén recogidas en ella todas las manifestaciones de dicha violencia y no exclusivamente las que se producen en relaciones de pareja como ocurre en este momento.

Resulta perentorio acometer en la actual Ley de Violencia de Género las modificaciones necesarias para erradicar su carácter estrictamente punitivo, asimétrico y poco respetuoso con la igualdad ante la ley de mujeres y hombres, especialmente en las faltas y formas de violencia menores y recíprocas, apostando por la prevención en especial en el ámbito educativo, en la cultura y en los medios de comunicación, para hacerla más justa y por todo ello más eficaz. En ello tenemos que estar de acuerdo todos los partidos políticos y la sociedad en su conjunto, mujeres y hombres.

La nostra societat no pot resignar-se a assumir cada poc de temps nous assassinats violents de dones. Ni que la violència soterrada destrosse persones i a famílies. L'Ajuntament de Novelda, amb tots els partits que l'integren, deixa de banda les diferències partidistes, i entén la lluita contra la violència sobre les dones com un element de cohesió de tota la nostra societat i unificador dels partits i la societat civil en la busca de solucions. Perquè la igualtat és un objectiu primordial de la Democràcia, de la Justícia i dels Drets Humans.

És un repte de compliment obligatori eradicar la violència de gènere dels nostres municipis. Per això, volem consolidar un gran Acord contra la violència de gènere des de totes i cada una de les forces polítiques que integren este Ajuntament. Una societat decent exigix avançar cap a una societat segura i lliure de violència de gènere, que garantisca una resposta efectiva a les dones que patixen violència així com als seus fills i filles generant i oferint els mecanismes necessaris per a aconseguir-ho.

Per tot això, este Ajuntament, amb esta Declaració Institucional, assumix el compromís de:

  1. Donar una atenció estable i de qualitat, que incloga la rehabilitació, l'avaluació i el seguiment, fet que comporta la gestió pública directa dels serveis per a la igualtat i contra la violència de gènere. L’assistència i protecció de les dones que pateixen violència de gènere ha de ser una de les prioritats municipals.
  2. Contribuir a la promoció de la igualtat i contra la violència de gènere en tots els centres i en totes les etapes educatives i dissenyar un pla d’actuació específic per a l’adolescència basat en els valors de la coeducació, cooperació i respecte a la diversitat afectivo-sexual.
  3. Desenvolupar estratègies de prevenció de la violència de gènere i promoure l'eradicació del sexisme, la segregació, l'assetjament i els estereotips sexuals en tots els àmbits: cultural, festiu, laboral, d’incentivació de l’associacionisme de les dones, sanitari, d’assistència social, dins de les competències municipals i tenir-ho com a criteri transversal en qualsevol activitat municipal. 
  4. Establir programes per a les dones o altres víctimes de la violència masclista més vulnerables perquè pateixen situacions de discriminació múltiple, com a migrants, amb diversitat funcional, en situació de desocupació o dependents, i eliminar la victimització múltiple en els processos d'atenció.