INSTITUCIÓN EDUCATIVA JOSÉ CELESTINO MUTIS

Resolución 16256 por Aprobación 009148 Noviembre 3/1994  y 0716 de Noviembre 22/2004

                   DANE 100500100165-1         NIT 811017307-2

Calle 65 No. 45-15 Teléfono 2540988. Medellín, Antioquia, Colombia

E-mail: infomutis12@gmail.com

SISTEMA INSTITUCIONAL DE EVALUACIÓN

IE José Celestino Mutis Municipio de Medellín

LA INSTITUCIÓN EDUCATIVA JOSÉ CELESTINO MUTIS, establecimiento oficial municipal, aprobado por resolución departamental 009148 de noviembre 3/94 imparte educación a niños y jóvenes desde preescolar y niveles básica primaria y secundaria, y media académica por resolución 0716 de noviembre 22/2004. Conforme al Decreto 1290 de abril 16 de 2009 define los mecanismos de la Evaluación y Promoción para nuestros educandos desde el grado primero al grado undécimo.

 

ARTÍCULO 1: MARCO TEÓRICO Y CONCEPCIÓN PEDAGÓGICA

La Misión de la Institución Educativa José Celestino Mutis orienta su quehacer a la formación de ciudadanos honestos, honorables, auténticos, leales, capaces de conocerse y relacionarse con sus semejantes.

El proceso de evaluación es coherente con la misión y estrategia de desarrollo integral humano de la institución. Se acoge a las directrices del decreto 1290 que reglamenta la evaluación y promoción de los estudiantes en los niveles de básica y media e integra como propio de su normatividad institucional la presente reglamentación.

Sabemos que la juventud desea otro tipo de sociedad en la cual sean más auténticas las formas de vida, donde se reconozcan los valores de las personas, exista una igualdad de oportunidades para la superación. Por esto, buscamos en los estudiantes de la I.E. JOSÉ CELESTINO MUTIS fomentar el respeto por la vida, participar en la construcción de una patria digna, próspera y justa, encontrar su papel social en el compromiso con el saber, la investigación y la realización de su proyecto de vida.

El proceso educativo está diseñado para que el estudiante aprenda a observar. Luego, aprenda a clasificar, a buscar datos, formular preguntas… y de esta manera introducirlos al dominio del método científico y de las habilidades y destrezas del siglo XXI.

En la Institución, la propuesta educativa debe respetar enfoques pedagógicos donde se privilegie el trabajo cooperativo al individual, el aprendizaje significativo al memorístico y el aprendizaje experimental al teórico.

A partir de la Ley 115 podemos definir la educación como: “El pleno desarrollo de la personalidad, sin más limitaciones de las que imponen los derechos de los demás y el orden jurídico dentro de un proceso de formación integral, física, psíquica, intelectual, moral, espiritual, social, afectiva, ética, cívica y demás valores humanos”.

La Ley 115 nos propone implementar una educación por competencias y, como tal, tenemos que organizar un sistema de evaluación que atienda a estos criterios. Por lo tanto, debemos definir momentos para la evaluación, ya que para evaluar cualquier competencia se debe hacer en tres momentos: un primer momento para diagnosticar la competencia que se quiere adquirir (establecer las condiciones de entrada, para diseñar estrategias); el segundo momento se haría durante el proceso para evaluar la dinámica del proceso y, un último momento, donde se evaluaría la habilidad adquirida al final del proceso, comprobando la efectividad de la metodología y para establecer o formular actividades complementarias especiales, de profundización, de nivelación o refuerzo. Y estas competencias se evaluarían, a su vez, desde los niveles de aprendizaje de las competencias (niveles de desempeño), a saber: la adquisición, el uso, la argumentación (explicación), y el control.

Partiendo de las anteriores premisas, podemos definir la educación para el desarrollo de las competencias como un proceso a través del cual las personas se forman en sus diferentes potencialidades, capacidades y dimensiones del desarrollo humano. Por ello, la competencia se definiría en términos de capacidades con que cuenta el individuo para actuar o desempeñarse en el campo social, cognitivo, cultural, estético o físico.

Por lo tanto, hemos organizado el currículo de manera que cada área está orientada a responder a unos estándares, lineamientos curriculares e indicadores de logro (resolución 2343 de junio 05 de 1996) fijados desde el Ministerio de Educación por la Ley general de Educación en los Fines de la evaluación centrada en procesos y desempeños o logros.

Como filosofía Institucional hemos buscado la real y efectiva formación cultural y social del estudiante. Por lo tanto, no desconocemos el entorno virtual en el que se mueven nuestros educandos y apoyados en el programa “Medellín Digital”, adoptamos las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) como herramientas estratégicas en los procesos de valoración de actividades que se planeen para lograr las metas de aprendizaje propuestas.

La filosofía humanista adoptada por la institución ve al estudiante en su dimensión integral y promueve en él el arte, la ciencia, las letras, el respeto por la naturaleza y por el vínculo social del que hace parte. Asimismo busca responder a las necesidades, intereses, problemas y posibilidades, tanto de la sociedad como del individuo. Estos criterios propician trabajar realmente por una evaluación permanente, formativa, integral, centrada en los procesos y el logro de los estudiantes; por tanto implica seis aspectos centrales:

  1. Objeto (proceso de enseñanza-aprendizaje).
  2. Criterios de evaluación.
  3. Sistematización.
  4. Elaboración fidedigna del proceso de enseñanza aprendizaje.
  5. Los juicios cualitativos sobre lo evaluado.
  6. La toma de decisiones para mejorar el proceso.

Para ello, los actores cumplen diferentes funciones:

La institución: Fortalecer procesos pedagógicos que reconozcan la transversalidad curricular del uso de las TIC, apoyándose en la investigación pedagógica. Se plantea la necesidad de fortalecer los procesos lectores y escritores como condición para el desarrollo humano, la participación social y ciudadana y el manejo de los elementos tecnológicos que ofrece el entorno.

Los docentes: Es importante resaltar el proceso de cualificación en la formación docente, en particular el uso y apropiación de las TIC y la importancia de fortalecer los planes de estudio que respondan a las necesidades específicas de la comunidad y de la ley.

Los estudiantes: Implementar estrategias didácticas activas que faciliten el aprendizaje autónomo, colaborativo y el pensamiento crítico y creativo mediante el uso de las TIC, y diseñar currículos colectivamente con base en la interacción y la investigación permanente.

ARTÍCULO 2. PROPÓSITOS DE LA EVALUACIÓN DE LOS ESTUDIANTES.

La Institución centra su proceso evaluativo en el estudiante; por tanto lo tiene caracterizado, sabe de sus intereses, ritmos de desarrollo y estilos de aprendizaje y este conocimiento permite la planeación de actividades para evaluar, ajustadas a las particularidades de los educandos.

Estos conocimientos le permiten implementar varias acciones:

  1. La reorientación de procesos educativos relacionados con la formación del estudiante.
  2. Implementación de estrategias pedagógicas de apoyo a estudiantes con debilidades o desempeños superiores en el proceso formativo.
  3. Determinar la promoción de los estudiantes. Apoyo al  Plan de Mejoramiento Institucional (PMI).
  4. Reorientación de los procesos educativos relacionados con la formación integral del estudiante.
  5. Identificación de las características personales, intereses, ritmos de desarrollo y estilos de aprendizaje para valorar sus avances educativos.
  6. Inclusión de la población LGBTI, afrodescendientes y etnias, dando pertinencia a la política de inclusión y pluriculturalidad.
  7. Implementación de estrategias pedagógicas como apoyo a los estudiantes que presentan debilidades, insuficiencias, limitaciones y /o desempeños superiores en su proceso formativo.
  8. Implementación de plan de mejoramiento de calidad.

ARTÍCULO 3. CARACTERIZACIÓN DE LOS ESTUDIANTES.

La Institución Educativa atiende a estudiantes de todos los estratos, principalmente de los estratos socioeconómicos uno, dos y tres. El ambiente familiar en el cual se encuentran inmersos es diverso, pues en él se presentan numerosos casos de familias disueltas, disfuncionales y en algunos casos descompuestas.

La institución atiende a estudiantes con Necesidades Educativas Especiales (NEE) y con talentos excepcionales, lo que fija retos en cuanto a la formulación de estrategias de apoyo pedagógico, elaboración de instrumentos pedagógicos y estrategias metodológicas.

Se respeta a la población LGTBI, afrodescendientes y etnias, siendo coherentes con la política de inclusión y la pluriculturalidad.

ARTÍCULO 4. CRITERIOS DE EVALUACIÓN Y PROMOCIÓN.

Entendemos por evaluación la “formulación de juicios de valor acerca de un fenómeno conocido, al compararlos con unos criterios establecidos de acuerdo con unos fines trazados para tomar decisiones”. (De Zubiría, 1994). “También la evaluación puede ser utilizada como herramienta para promover, estimular o facilitar la adquisición de conocimientos” (De Zubiría, 2006) o como “conjunto de juicios sobre el avance en la adquisición de los conocimientos y el desarrollo de las capacidades de los educandos, atribuibles al proceso pedagógico” (Decreto 1860 de 1994, artículo 47).

La evaluación en la  Institución Educativa José Celestino Mutis (IEJCM) será integral, sistemática, permanente, participativa y cualitativa de múltiples y diversas experiencias de aprendizaje, expresada mediante informes descriptivos, dados a los acudientes o padres de familia, en las cuales se pueda, no sólo determinar los niveles de desempeño de los estudiantes, sino también poder percibir y apreciar sus avances para afianzar valores, actitudes, aptitudes y hábitos. Igualmente, permite detectar las dificultades y reorientar los  procesos pedagógicos, replanteando estrategias de mejoramiento para superar las circunstancias que afectan el aprendizaje, teniendo presente al estudiante como “centro del proceso educativo” (Ley 115 de 1994, artículo 91) de tal manera que contribuya a su desarrollo integral en su Ser, Saber, Saber Hacer y Convivir, en dos vías: su inserción al mundo productivo y su desenvolvimiento social. La evaluación es entonces el camino que se le ofrece al estudiante para mejorar y ser valorado en la adquisición de nuevos conocimientos a partir de sus diferentes, ritmos de desarrollo y estilos de aprendizaje, siendo incluyente y participativa.

Este proceso evaluativo, se dimensiona básicamente en un Seguimiento Permanente, el cual tiene un mayor porcentaje de valoración equivalente al 70% y lo conforman un conjunto acciones o actividades variadas que permitan evidenciar procedimientos y aprendizajes previos a la aplicación de la Evaluación de Competencias, la cual equivale al 30% restante de la valoración total de las  acciones evaluativas.

La evaluación por competencias implica una ordenación interrelacionada de actividades  para medir los indicadores de logro alcanzados. Ello requiere  que la planeación de la evaluación, donde se describen los niveles de desempeño, pueda establecer el nivel alcanzado para cada competencia propuesta. Implica también la formulación de acciones de tipo general que nos lleven a superar los niveles de desempeño alcanzados al comienzo, durante y al finalizar el año escolar.

En caso de no presentar los niveles de desempeño aprobatorios, se programarán, a la semana inmediatamente siguiente a la entrega de informes académicos de cada periodo, actividades complementarias de refuerzo y nivelación. Cada docente, en el horario regular, deberá realizar las actividades de apoyo, refuerzo y recuperación para garantizar la superación de las dificultades de aquellos estudiantes con niveles de desempeño bajo.

Los indicadores de desempeño formulados en cada área, son coherentes con los estándares y lineamientos curriculares, establecidos como referentes desde el Ministerio de Educación Nacional (MEN), los cuales están basados en los niveles de competencia (adquisición, uso, argumentación y control) adquiridos por los estudiantes.

Para estudiantes con Necesidades Educativas Especiales (NEE), la institución adopta indicadores de logro por dimensiones del desarrollo a saber; dimensión cognitiva, comunicativa, corporal, ética-actitudes y valores, estética, espiritual, espacial. La formulación de estos criterios son consideradas adaptaciones significativas. Para ello acudiremos a la asesoría  de los psicólogos tratantes de los niños.

En ningún caso, los estudiantes en situación de discapacidad o necesidad educativa especial (NEE) podrán reprobar áreas, por situaciones imputables a su discapacidad o necesidad educativa, lo que implica que en algunos casos tampoco sean evaluables algunas dimensiones.

Ruta metodológica para la evaluación:

  1. Se evalúa permanentemente en escenarios de desempeño, mediante la utilización de las TIC y demás herramientas didácticas de las que se dispongan.
  2. Antes de iniciar cada periodo académico, se presentarán a los estudiantes los contenidos, competencias y logros a desarrollar. Para el caso del nivel preescolar y los primeros años de la educación básica, se presentarán a los padres de familia, las dimensiones propuestas para cada periodo.
  3. Periódicamente se presentarán a los padres de familia informes de evaluación, utilizando los medios tecnológicos que se tengan disponibles. Para ello cada docente tendrá un correo electrónico institucional y participación en el sitio web http://infomutis.blogspot.com/
  4. Se analizarán periódicamente los informes de evaluación, con el fin de identificar las prácticas escolares que puedan estar afectando el desempeño de los estudiantes para introducir las modificaciones que sean necesarias.
  5. Las  evaluaciones tienen incidencia fundamental en la promoción. Por ello, el estudiante estará debidamente informado en qué, cuándo y cómo va a ser evaluado. Es responsabilidad de cada profesor planificar oportunamente los procedimientos, criterios de evaluación y darlos a conocer a sus estudiantes, en forma adecuada, a su nivel de edad, así como dar a conocer permanentemente las actividades, trabajos, evaluaciones, etc. Para ello, se diseñarán rúbricas de desempeño para cada área y grado.
  6. El diseño de un banco de preguntas que deberá contener como insumo inicial, las preguntas que han sido enviadas por los docentes en años anteriores. Este trabajo se realizará desde la coordinación  y se contará  con la participación de los docentes de todas las áreas del plan de estudios. El banco de preguntas estará dispuesto en internet para la consulta e interacción permanente de los estudiantes de la Institución y contendrá, a manera de ejemplo autoevaluativo, los enunciados y conectores de las preguntas que se realizarán durante el periodo.
  7. Igualmente se darán a conocer por parte del educador los resultados de las evaluaciones y del proceso final de cada periodo y del año lectivo a los estudiantes antes de pasarlos a secretaría.

Habrá tres momentos de actividades esenciales, así:

1. Al inicio del año: Actividades de diagnóstico, nivelación y profundización. Promoción anticipada, si es el caso, al finalizar el primer periodo.

2. Al finalizar cada uno de los periodos académicos: Procesos de seguimiento y profundización. Afianzamiento, actividades de refuerzo y recuperación. Contratos pedagógicos, si la situación lo amerita.

3. Al final del año:  Promoción o reprobación, de acuerdo con los criterios establecidos en este documento.

Cada evaluación planteada, debe apuntar a recoger información respecto a los niveles de la competencia. La evaluación se realizará mediante diversos mecanismos: Talleres grupales o individuales, exámenes escritos u orales, participación activa en clase, portafolios electrónicos, trabajos realizados dentro y fuera de clase, entre otras, autoevaluación y coevaluación (evaluación participativa). La evaluación participativa debe ser por competencias y serán presentadas mediante recursos virtuales a lo largo de cada período lectivo. Los temas evaluados deben ir en estrecha concordancia con los estándares básicos y desempeños en competencias de cada una de las áreas que reposan en la planeación institucional.

En el aspecto actitudinal cada docente dará a conocer los valores y virtudes, que desde el área se van a evaluar y los criterios de evaluación o ponderación de los mismos, así como  la incidencia en su evaluación del periodo, y las acciones (interpretativa, argumentativa, propositiva) de manera integral. Los profesores se harán cargo de manera directa sobre las competencias cognitivas del estudiante en sus diferentes acciones de desempeño, especialmente a través de la participación de los estudiantes en cada una de las entregas semanales de su respectivo blog y en el sitio reservado para el banco de preguntas.

Se dará además participación a los estudiantes en la valoración de su propio desempeño, mediante la autoevaluación, de acuerdo con su participación y desempeño durante el periodo. Los docentes deberán garantizar el proceso del ejercicio autoevaluativo de los estudiantes mediante la utilización de los recursos físicos y virtuales, como pruebas parciales, participación en los diarios pedagógicos, bancos de preguntas y otros recursos de que se disponga en la institución. La omisión por parte de algún docente de este derecho podrá ser causal de reclamación al finalizar el periodo.

Al finalizar cada periodo académico, los estudiantes deberán presentar las pruebas por competencias, las cuales deberán ajustarse a los criterios de evaluación por competencias, y deberán contener los enunciados del banco de preguntas que se aporten durante el periodo y se realizan con el propósito principal de familiarizar al estudiante con las pruebas nacionales e internacionales (ICFES, SABER, PISA, TIMMS, etc.) Ver documento.

ARTÍCULO 5. PROMOCIÓN DE LOS ESTUDIANTES.

“La promoción es el reconocimiento que se le hace a un estudiante porque ha cubierto adecuadamente una fase de su formación, y demostrado que reúne las competencias necesarias para que continúe al grado siguiente” (Orientaciones para la definición e implementación del SIEE en las IE de Medellín. Glosario de términos).

5. 1. Criterios de promoción

La institución establece los siguientes criterios de promoción:

NO SERÁN PROMOVIDOS, los estudiantes que

                Los estudiantes reprobados del año anterior están en este enlace.

       5.2-. Promoción Anticipada.

De acuerdo con el artículo 7º del decreto 1290, se entiende por promoción anticipada el mecanismo mediante el cual el estudiante, sin haber cursado totalmente un grado, se le promueve al inmediatamente superior  ante las siguientes circunstancias:

  1. Cuando el alumno tiene capacidades excepcionales demostradas durante el primer período académico del año que cursa. Serán analizados los casos de estudiantes que demuestren un desempeño alto o superior en el desarrollo cognitivo, personal y social en el marco de las competencias del grado que cursa. Hay que tener en cuenta que "la determinación de la condición de capacidad excepcional, de talento excepcional o de discapacidad en un estudiante, debe hacerse mediante una evaluación interdisciplinaria, por parte de especialistas".
  2. Si habiendo reprobado, demuestra en el informe final del primer periodo del grado de repitencia un desempeño alto o superior en las áreas que determinaron su NO  promoción y no pierde ninguna de las demás áreas. El estudiante tampoco puede haber presentado dificultades comportamentales.

Este derecho será para todos los estudiantes cobijados bajo los literales (a y b), y se realizará al terminar el primer período académico del año.

Como procedimiento se establecerá el siguiente:

  1. Al finalizar el primer periodo académico, el padre de familia debe  presentar la solicitud de promoción anticipada.
  2. En reunión del Comité de Promoción y Evaluación o Consejo académico se analizará el caso del estudiante y el resultado del primer periodo lectivo con desempeño alto o superior.
  3. En caso positivo, se recomendará al Consejo Directivo la promoción anticipada al grado siguiente.

El estudiante que sea promovido anticipadamente deberá ponerse al día en las actividades escolares realizadas desde comienzo de año en el nuevo grado, a partir del momento en que sea promovido, cumpliendo las estrategias de apoyo contempladas en cada área, tales como: Talleres, exposiciones, relatorías, carteleras, protocolos, trabajos de campo, análisis de videos, mapas conceptuales, investigaciones, entre otras. Para ello se dispondrán de manera permanente los diarios pedagógicos por materia-grado en la página web institucional.

El Consejo Académico podrá estudiar casos de terminación anticipada de año escolar por causa sobreviniente, pero excepcionalmente para aquellos estudiantes y padres de familia que la soliciten siempre y cuando el estudiante esté aprobando el año al momento de la solicitud y existan atenuantes de fuerza mayor y que haya cursado, evaluado y transcurrido más del 80% de las actividades del año escolar.

Los estudiantes del grado undécimo que no aprobaron el año lectivo podrán acceder, de acuerdo al  al principio de favorabilidad la aplicación de la figura de la promoción anticipada, y se podrán titular una vez concluido el primer periodo del año siguiente.

ARTÍCULO 6. ESCALA INSTITUCIONAL DE VALORACIÓN Y SU RESPECTIVA EQUIVALENCIA CON LA ESCALA NACIONAL .

Para efectos de la valoración de los estudiantes en cada área o asignatura del Plan de Estudios, se establece la siguiente escala numérica con su correspondiente equivalencia Nacional.

CRITERIO EVALUATIVO

ESCALA INTERNA

VALORACIÓN

NACIONAL

Adquisición o uso de la competencia, no lograda.

De 1.0 a 2.9

Desempeño Bajo

Adquisición y uso

De 3.0 a 3.9

Desempeño Básico

Adquisición, uso y explicación

De 4.0 a 4.5

Desempeño Alto

Adquisición, uso, explicación y control

De 4.6 a 5.0

Desempeño Superior

ARTÍCULO 7. DEFINICIÓN DE CADA DESEMPEÑO Y SU EQUIVALENCIA CON LA ESCALA INSTITUCIONAL.

Definición de Desempeños:

Para una mejor comprensión de los términos entendemos por:

Desempeño Superior: (4.6 a 5.0). Demuestra sus conocimientos en su Ser, Saber Hacer y Saber Convivir con excelencia y Calidad de acuerdo con los parámetros institucionales y las directrices del MEN.

Se puede considerar con un Desempeño Superior al estudiante que reúna, entre otras las siguientes características:

  1. Alcanza la totalidad de los logros propuestos e incluso logros no previstos en los períodos de tiempo asignados.
  2. Es creativo, innovador y puntual en la presentación de los trabajos académicos.
  3. Siempre cumple con las tareas y trabajos de área.
  4. Es analítico y crítico en sus cuestionamientos.
  5. No tiene faltas, y aún teniéndolas, presenta excusas justificadas sin que su proceso de aprendizaje se vea afectado.
  6. No presenta dificultades en su comportamiento y en el aspecto relacional con todas las personas de la comunidad educativa.
  7. Desarrolla actividades curriculares que exceden las exigencias esperadas.
  8. Manifiesta un elevado sentido de pertenencia institucional.
  9. Participa en las actividades curriculares y extracurriculares permanentemente.
  10.  Presenta actitudes proactivas de liderazgo y gran capacidad de trabajo en equipo.

Desempeño Alto: (4.0 a 4.5). Aplicación de los conocimientos, actitudes, hábitos y habilidades en la esfera práctica, en la solución de problemas y situaciones cotidianas a través de procesos de pensamiento crítico y analítico alcanzando los lineamientos y estándares del MEN.

Se puede considerar desempeño alto cuando el estudiante reúna, entre otras, las siguientes características.

  1. Alcanza todos los logros propuestos en las diferentes áreas/asignaturas.
  2. Alcanza todos los logros propuestos en las diferentes áreas/asignaturas, aún cuando realice actividades especiales de refuerzo.
  3. No tiene faltas y aún teniéndolas, presenta excusas justificadas sin que su proceso de aprendizaje se vea afectado en gran medida.
  4. Tiene faltas de asistencia justificadas, no incidentes en su rendimiento.
  5. Presenta los trabajos oportunamente.
  6. No presenta dificultades en su comportamiento y en el aspecto relacional con todas las personas de la comunidad educativa.
  7. Reconoce y supera sus dificultades de comportamiento cuando las tiene.
  8. Desarrolla actividades curriculares específicas.
  9. Manifiesta sentido de pertenencia con la Institución.
  10. Desarrolla buena capacidad de trabajo en equipo.

Desempeño Básico: (3.0 a 3.9). Se entiende como la superación de los desempeños necesarios en relación con las áreas obligatorias y fundamentales, teniendo como referente los estándares básicos, las orientaciones y lineamientos expedidos por el MEN y lo establecido en el PEI.

Se puede considerar desempeño básico cuando el estudiante reúna, entre otras, las siguientes características:

  1. Alcanza los niveles necesarios de logro propuestos y con actividades especiales de recuperación.
  2. Tiene faltas de asistencia justificadas, pero  limitan su proceso de aprendizaje.
  3. Es relativamente creativo y su sentido analítico no se evidencia en sus acciones.
  4. Presenta sus trabajos en el límite del tiempo y la oportunidad de hacerlo.
  5. Presenta algunas mínimas dificultades en el aspecto relacional con las personas de su comunidad educativa.
  6. Reconoce y supera sus dificultades de comportamiento.
  7. Desarrolla actividades curriculares específicas.
  8. Manifiesta un relativo sentido de pertenencia con la institución.
  9. Utiliza estrategias de apoyo necesarias para resolver situaciones pedagógicas pendientes.
  10. Desarrolla una capacidad de trabajo en equipo limitada.

Desempeño Bajo: (1.0 a 2.9). Se entiende como la no superación de los desempeños.

Se puede considerar desempeño bajo cuando el estudiante reúna, entre otras, algunas de las siguientes características:

  1. No alcanza los logros mínimos en las áreas/asignaturas y requiere actividades especiales de recuperación.
  2. No alcanza los logros mínimos en las áreas/asignaturas aún después de realizadas las Actividades Especiales de Recuperación y persiste en las dificultades.
  3. Presenta faltas de asistencia injustificadas que afectan significativamente su proceso de aprendizaje.
  4. Presenta dificultades de comportamiento.
  5. Incumple constantemente con las tareas y trabajos que promueve el área.
  6. No desarrolla el mínimo de actividades curriculares requeridas.
  7. No manifiesta un sentido de pertenencia a la institución.
  8. Presenta dificultades en el desarrollo de trabajos en equipo.
  9. Presenta dificultad para integrarse en sus relaciones con los demás.
  10. No demuestra motivación e interés por las actividades escolares.

Parágrafo: Ningún estudiante podrá ser evaluado con nota inferior a uno (1) en la escala interna de valoración.

ARTÍCULO 8: CRITERIOS PARA DETERMINAR LA VALORACIÓN DEFINITIVA, UNA VEZ CULMINADO EL AÑO LECTIVO ESCOLAR

Como se indicó, el modelo que se privilegia en la institución es el de evaluación por competencias. La competencia se entiende como un “saber hacer en contexto”. En términos generales se puede considerar la evaluación como el proceso reflexivo por medio de la cual se observa, interpreta, valora y se emiten juicios acerca de la adquisición, uso, aplicación y control de las competencias planteadas para desarrollar en cada área y las dimensiones del desarrollo humano. Es así como la valoración definitiva estará íntimamente ligada a la superación de los niveles de competencia definidos en el Artículo 7 del presente documento.

El cierre definitivo del año lectivo se realizará en el mes de noviembre, una vez se tenga garantía de que todos los estudiantes recibieron la oportunidad de realizar las actividades de apoyo, refuerzo y recuperación y notas pendientes de todos los períodos académicos.

Valoración Institucional: Si bien la propuesta del Decreto 1290 de 2009 es de carácter cualitativo, la institución adoptará la escala cuantitativa con el fin de permitir la información clara y objetiva de los resultados en cada periodo, pero respetando la escala nacional, cuando se necesite informar al padre de familia al término de cada período y cuando el estudiante pretenda trasladarse a otra institución. La escala cuantitativa empleada aquí puede suponer promedios para definir el resultado final del año y se utilizará para determinar el promedio final y definitivo, siempre que los estudiantes tengan la oportunidad de realizar actividades de apoyo, refuerzo y recuperación antes de pasar a secretaría la nota definitiva, para lo cual los estudiantes tendrán el derecho a conocer con la debida antelación los resultados correspondientes.

La valoración definitiva del área es la que resulte de promediar los resultados obtenidos en los cuatro periodos del año, y se debe incluir una columna que dé cuenta de todo el proceso  del año, incluyendo el proceso de recuperación final del año.

En aquellas áreas compuestas por dos o más asignaturas, se promedian equitativamente, según el porcentaje o peso relativo de cada asignatura que la componen, de acuerdo a su intensidad horaria. En aras de ser coherentes con la evaluación integral, debemos tener en cuenta la intensidad horaria de las áreas establecidas en el plan de estudios, al momento de analizar el comportamiento integral y situación personal del estudiante. Las notas definitivas de fin de periodo o de año tendrán un decimal, por eso para el redondeo de las cifras se utilizarán las técnicas de aproximación universalmente aceptadas. Se establece un promedio general que servirá como indicador del rendimiento general de los estudiantes.

La institución podrá recibir estudiantes procedentes de otras instituciones públicas o privadas con reconocimiento oficial, durante cualquier época del año, y presentar las notas de la instituciòn de origen, salvo caso fortuito o de fuerza mayor. Para aquellos estudiantes que ingresan a la institución y traen notas de períodos anteriores, se realizará la respectiva equivalencia con la escala interna en caso necesario. Dicha equivalencia se realizará por la secretaría de la IE. Cuando los estudiantes lleguen a la institución, por casos fortuitos sin notas académicas, se le homologarán las notas del periodo cursado, por aquellos que les haga falta.

ARTÍCULO 9. ESTRATEGIAS DE VALORACIÓN INTEGRAL DE LOS DESEMPEÑOS DE LOS ESTUDIANTES.

La evaluación integral en este documento, se refiere a los logros alcanzados en las diferentes escalas de las dimensiones del desarrollo humano, y se aplicarán a estudiantes en situación de discapacidad.

En los grados primero y segundo de la básica primaria los profesores tendrán a cargo la evaluación de todas las dimensiones. En los grados tercero, cuarto y quinto se trabajará con el sistema de profesorado y se dará asignación académica a cada profesor.

Cada competencia  se evaluará con los instrumentos y estrategias adecuadas al grado y nivel de desempeño establecido. La integralidad sugiere un juicio de valor general de un proceso o situación evaluada; por lo tanto la evaluación no puede circunscribirse a la mera nota o valoración académica del estudiante en el plantel educativo. Se requiere que el componente de evaluación emita un concepto que incorpore toda la información posible del estudiante durante su proceso formativo. Para ello es indispensable que los educadores observen constantemente los cambios de los estudiantes, que produzcan conceptos, que investiguen las razones de los comportamientos de los jóvenes, que sean abiertos al debate y a la crítica y que sean meticulosos en los informes que emiten de sus educandos.

Serán estrategias de valoración integral las siguientes:

Valoración actitudinal: 

Los educadores tendrán en cuenta en la valoración de los estudiantes su participación en clase, la motivación, la responsabilidad en la entrega oportuna de informes y trabajos, la disposición en clase, el compañerismo, el altruismo, la honestidad, el servicio, la voluntad de hacer bien las cosas, su relaciones interpersonales, entre otras.

Valoración de altos desempeños académicos:

Los estudiantes con desempeños excepcionalmente altos, podrán ser promovidos anticipadamente conforme a lo establecido en este documento. Además, se les podrá estimular ocupando cargos de dirección y acompañamiento dentro del aula como monitorías académicas y delegados de grupo y/o de órganos de representación. Estos jóvenes además, podrán quedar exentos de presentar las evaluaciones de periodo como estímulo a su desempeño. Esta nota corresponderá, como mínimo, al promedio de las obtenidas hasta la fecha de exoneración. Al finalizar el año escolar, el estudiante que sea evaluado como el mejor, tanto académica como comportamentalmente, de cada uno de los grupos, recibirá Mención de Honor.

De acuerdo con lo establecido en el decreto 1290 de 2009, la institución deberá tener en consideración los diferentes ritmos de desarrollo y estilos de aprendizaje, por lo cual los estudiantes tendrán derecho a presentar actividades de apoyo, refuerzo y recuperación dentro de las fechas estipuladas por la institución, después de finalizado el  período inmediatamente anterior.

Valoración del rendimiento deportivo y cultural:

Aquellos estudiantes que representen la institución, el municipio o la nación en eventos deportivos y culturales serán evaluados de forma especial garantizando mayor flexibilidad en la evaluación de los contenidos y de competencias. Las ausencias por esta razón no se promediarán como al resto de los estudiantes permitiéndoles participar de sus actividades deportivas y culturales.

Nota: El alumno que represente la institución en actividades deportivas y culturales, no debe tener problemas de mal comportamiento.

Valoración en casos de inasistencia:

Los estudiantes que presenten más de un 25% de faltas de asistencia (períodos continuos o discontinuos que sumen más de nueve semanas) de las actividades que figuren como parte de la jornada sin causa justa, reprobarán el año escolar. Quien por razones de salud, calamidad doméstica comprobada, amenaza a su seguridad física y fuerza mayor o caso fortuito, podrá ser evaluado en forma extemporánea y recibirá apoyo mediante los recursos TIC de que dispone la institución.

ARTÍCULO 10. ACCIONES DE SEGUIMIENTO PARA MEJORAR LOS DESEMPEÑOS DE LOS ESTUDIANTES.

Se evaluará a los estudiantes desde el estilo de aprendizaje y la inteligencia predominante en ellos, a fin de garantizar su éxito en la socialización del conocimiento. Los docentes conocerán la historia del estudiante desde su rol social y familiar, aplicando el instrumento de entorno socio-familiar diseñado en la institución a fin de tener una familiarización con el contexto en que habita el estudiante, sus dinámicas y conflictos, de manera que su evaluación no ignore su historia. Para efectos de la evaluación siempre se debe proceder bajo la política de inclusión.

Debe recordarse que la institución realizó adaptaciones curriculares para estudiantes con Necesidades Educativas Especiales (NEE) y fue en ese sentido que entregó a cada área la responsabilidad de una o más dimensiones del desarrollo humano, por eso en la valoración integral del estudiante se debe registrar el avance significativo del estudiante en la dimensión correspondiente, así como de los valores y virtudes que cada área asumió para fortalecer su vivencia desde el rol del ser y su aplicación en el campo del conocimiento que la asignatura fortalece o desarrolla. El profesor puede determinar los niveles de desempeños específicos para determinar la promoción de estos estudiantes. Cada estudiante con NEE puede presentar las actividades básicas de desempeño para ser promovido.

Para realizar el proceso evaluativo de manera integral, el docente debe vincular los niveles de competencia con los tres tipos de conocimiento que se ofrecen dentro de la competencia, así; el conocimiento declarativo (referido a conceptos) se aborda desde el nivel de la adquisición, el conocimiento procedimental (referido a procedimientos y procesos cognitivos), se aborda desde los niveles de uso, aplicación y explicación, y el conocimiento actitudinal (referido a la importancia del conocimiento en el contexto) se aborda desde el nivel del control.

Además, como la evaluación se entiende en la institución como un proceso continuo y permanente, los docentes realizarán con los estudiantes en los diferentes momentos, entre otras, actividades diversas como pruebas escritas, ensayos, diálogos personalizados o en forma grupal, exposiciones, tareas, salidas de campo, talleres, ejercicios de afianzamiento y profundización, actividades formativas de aplicación práctica para desarrollar en casa utilizando medios virtuales y/o físicos, diálogos con los padres de familia para comprometerlos y responsabilizarlos en el proceso formativo de sus hijos, todas ellas con el fin de:

  1. Identificar las limitaciones y destrezas de los alumnos, para adecuar el diseño curricular a la realidad de la institución y de la comunidad educativa.
  2. Solicitar reuniones con la comisión de evaluación e informar al consejo académico para su conocimiento y aval, especialmente cuando se presenten diferencias notorias de aprendizaje en algún grado o área, para que con la participación de estudiantes y padres de familia, se busquen alternativas de solución y mejoramiento.
  3. Designar estudiantes monitores que tengan buen rendimiento académico y personal, para ayudar a los que tengan dificultades.
  4. Realizar actividades de nivelación para estudiantes con niveles bajos, en los momentos en los que el docente considere oportuno o que la comisión de evaluación y promoción determinen.

Acciones anteriores a la valoración: 

Son todas aquellas que ejecuta el docente en el desarrollo normal de su asignatura y que tienden a la consecución de un logro o desempeño alto por parte del estudiante: explicaciones de los temas, conversatorios, videos relacionados con las unidades de aprendizaje, dinámicas, salidas pedagógicas, profundización en un tema de interés, etc.

Acciones de verificación y retroalimentación del aprendizaje: 

Son las acciones que lleva el docente cuando, según lo planeado, ha terminado un periodo de estudio, una unidad o un logro de aprendizaje y requiere datos sobre este proceso para identificar las limitaciones y destrezas de los estudiantes, tales como las evaluaciones, talleres, exposiciones, trabajos en grupo o individuales que conllevan a una valoración o nota al estudiante como verificación del aprendizaje y garantizar los procesos de retroalimentación que se requieran. La valoración de los períodos debe  llevar como mínimo cuatro juicios diferentes de evaluación para las asignaturas y se tendrá en consideración la intensidad horaria de cada una de ellas. En todos los casos, deberá tenerse en cuenta la coevaluación (evaluación entre pares) y la autoevaluación (el estudiante se evalúa a sí mismo) de los estudiantes y la valoración de las actividades de apoyo, refuerzo y recuperación.

Con el fin de hacer el seguimiento para el mejoramiento del desempeño y desarrollo de los estudiantes, en la institución se establecerán las evaluaciones de fin de período, las cuales serán obligatorias en todas las áreas y se realizarán con un examen por competencias, tipo SABER por cada asignatura, las cuales tendrán un valor del 30% del respectivo período. Las pruebas podrán realizarse de forma virtual, utilizando los recursos que se encuentran al alcance de los docentes. Se fija como plazo máximo para la entrega de las pruebas en físico a coordinación para el policopiado, la séptima semana de cada periodo lectivo, previo visto bueno del respectivo jefe de área, con copia al correo infomutis12@gmail.com La institución tendrá un banco de pruebas, para lo cual serán publicadas, después de su presentación, como insumo de consulta para los estudiantes. Las evaluaciones de fin de periodo deberán ser consecuentes con los logros o las competencias desarrolladas durante el periodo y con los enunciados contenidos en el banco de pruebas.

Acciones posteriores a la valoración:

Son aquellas que se realizan cuando se detectan dificultades en la obtención de un logro o desempeño. Para ello, cada vez que finalice una unidad temática, por ejemplo, los docentes realizarán con los estudiantes ejercicios de afianzamiento y profundización, tales como ensayos, consultas, test, revisión de textos, participación en el diario pedagógico e interrogatorios pedagógicos con el fin de suplir las dificultades del estudiante y avanzar en otros temas, las cuales podrán ser parte de las actividades de apoyo, refuerzo y recuperación.

Acciones de refuerzo y recuperación: 

Los refuerzos y recuperaciones, como metodología institucional, serán programados por el grupo de maestros que conforman el área al inicio del año escolar en el cronograma de actividades de cada periodo y se realizarán después de la entrega de informes a padres de familia. Los docentes tendrán al interior de su cátedra la libertad de establecer acuerdos con los estudiantes acerca de los temas de refuerzo y recuperación y de los mecanismos e instrumentos a utilizar, sin afectar el desarrollo normal de las clases y sin recurrir a desescolarizaciones parciales, para lo cual se podrá utilizar la página institucional. Cada docente informará al acudiente sobre las actividades que debe desarrollar para la recuperación con el respectivo cronograma.

Parágrafo: El docente entregará el formato oficial con las actividades de apoyo, refuerzo, recuperación y nivelación con copia al correo institucional o publicación en la página institucional o en el banco de pruebas.

La metodología del refuerzo deberá incluir al menos tres juicios valorativos para el estudiante:

1-. Elaboración de la guía y/o taller.

2-. Presentación de prueba y

3-. Sustentación de la misma.

Deberá aprobar  y será incluida su nota con la valoración obtenida en esta actividad. De esto quedará constancia en la casilla correspondiente en el formato de seguimiento. Las acciones posteriores a la valoración como trabajos, talleres, etc. necesariamente conducen al mejoramiento de la nota, por lo cual, la nota de refuerzo no podrá ser inferior a la de seguimiento.

ARTÍCULO 11. ESTRATEGIAS PERMANENTES DE APOYO PARA LA SUPERACIÓN DE LAS DEBILIDADES DE LOS ESTUDIANTES.

Para garantizar el debido acompañamiento y  apoyo en la superación de debilidades de los estudiantes, se establecen las siguientes estrategias:

  1. Dar a conocer al estudiante información clara, oportuna y precisa de los referentes a evaluar (competencias, niveles de desempeño, contenidos o unidades temáticas, metodologías, esquemas evaluativos, etc.) al inicio de cada periodo. Dicha información deberá ser publicada en la página institucional, para lo cual los docentes deberán mantener actualizados los diarios pedagógicos, los planes de área, las rúbricas de desempeño y el banco de preguntas por competencias.
  2. Actividades de refuerzo, nivelación y afianzamiento de los conocimientos, respetando los estilos de aprendizaje, que se realizan al final de cada temática abordada para desarrollar la competencia, y serán generales para todos los estudiantes, de manera que se pueda visualizar aquellas situaciones que requieren de una estrategia de apoyo diferente.
  3. Preinformes a padres de familia, respecto al desempeño de sus acudidos en cada periodo, que deriven en planes especiales cuando el caso lo amerite.
  4. Sondeos de conocimiento a través de actividades lúdicas institucionales, tales como simulacros de pruebas estatales, olimpiadas del conocimiento, feria de proyectos, etc.
  5. Ejercicios de autoevaluación durante cada periodo.

Cuando el estudiante no cumpla con las actividades señaladas, será necesario solicitar la presencia de su acudiente para informarle de los pormenores de la situación de su acudido, establecer compromisos y pautas de seguimiento (contrato pedagógico). Debe dejarse constancia en el observador virtual y se enviará formato de alerta para ser firmado por el padre de familia.

ARTÍCULO 12. ESTRATEGIAS DE VALORACIÓN INTEGRAL DE LOS DESEMPEÑOS DE LOS ESTUDIANTES.

Una ESTRATEGIA es el camino establecido por la institución desde un área o un conjunto de áreas para que los estudiantes de un grupo o grado demuestren, desde sus dimensiones personales, sociales y cognitivas, que han desarrollado las competencias necesarias para los desempeños propuestos.

LA ESTRATEGIA DE VALORACIÓN: Es el conjunto articulado y lógico de acciones desarrolladas por el docente que le permiten tener una información y una visión clara de los desempeños de los estudiantes.

LA VALORACIÓN INTEGRAL DEL DESEMPEÑO: Hace alusión a la explicación o descripción de los niveles de aprendizaje, de comprensión, del alcance de logros, de la motivación y de actitudes del estudiante respecto a las diferentes actividades del proceso de enseñanza aprendizaje.

ESTRATEGIAS DE VALORACIÓN INTEGRAL: La estrategia básica para que el docente pueda finalmente emitir un juicio de valor objetivo - asertivo debe desarrollar las siguientes acciones:

  1. Informar al estudiante con oportunidad y claridad sobre los logros, objetivos, contenidos, competencias, niveles de desempeño y esquemas de evaluación, para lo cual deberá mantener actualizados los diarios pedagógicos, planes de área, rúbricas de desempeño, banco de preguntas, etc.
  2. Realizar el análisis y validación de los conocimientos previos de los estudiantes.
  3. Realizar el análisis de las circunstancias y condiciones del ambiente escolar que inciden en el desempeño del estudiante.
  4. Desarrollar la observación del desempeño, las aptitudes y actitudes de los estudiantes en el desarrollo de las actividades, trabajos, debates, experimentos, desarrollo de proyectos, investigaciones, tareas, ensayos, exámenes, entre otros.
  5. Realizar la recolección de las evidencias que permitan soportar los diferentes juicios de valor.
  6. Efectuar comparación y reconocimiento del resultado de la autoevaluación de los estudiantes.
  7. Emitir los juicios valorativos y el diseño de propuestas para la superación de las dificultades.
  8. Mantener actualizado el formato de notas de los estudiantes.

ARTÍCULO 13. ACCIONES DE SEGUIMIENTO PARA EL MEJORAMIENTO DE LOS DESEMPEÑOS.

A partir de la concepción y características de la evaluación señaladas en los artículos 2° y 3° del presente acuerdo, los docentes realizarán con los estudiantes al finalizar cada clase, tema, módulo, proyecto, unidad o período, actividades como pruebas escritas, ensayos, conversatorios, diálogos personales o grupales, exposiciones, tareas, prácticas de campo o de taller, ejercicios de afianzamiento y de profundización, tareas formativas de aplicación práctica para desarrollar en la casa a través de los diarios pedagógicos, contacto con los padres de familia para comprometerlos y responsabilizarlos en el proceso formativo de sus hijos.

Desde estas acciones, se potenciarán las siguientes actividades para optimizar el desempeño de los estudiantes:

  1. Se identificarán las limitaciones y destrezas de los estudiantes para adecuar el diseño curricular a la realidad de la institución y de la comunidad educativa.
  2. Se harán reuniones con la  comisión de evaluación, mínimo una vez por período especialmente cuando se presenten deficiencias notorias de aprendizaje en algún grado o área, para que con la participación de estudiantes y padres de familia, se busquen alternativas de solución y mejoramiento.
  3. Se designarán estudiantes monitores que tengan buen rendimiento académico y personal para ayudar a los que tengan dificultades.
  4. Se realizarán actividades especiales de recuperación para estudiantes con desempeños bajos, en los momentos que el docente considere oportuno o cuando la instituciòn los programe.
  5. Con base en el resultado final, las actividades especiales de recuperación se realizarán una vez finalizado cada periodo.

ARTÍCULO 14. EVALUACIÓN PARTICIPATIVA.

Se realizará a partir de las bitácoras dispuestas en la página institucional infomutis.blogspot.com por materia - grado, desde el inicio hasta el final del año, en las que se consignan los estándares de competencias, acompañadas de todas las actividades realizadas por semanas lectivas, con su respectiva valoración (evaluación participativa). En cada tema desarrollado, los estudiantes podrán participar con la resolución de preguntas y respuestas para desarrollar habilidades y destrezas en la comprensión de los temas vistos y que sirvan además como instrumentos de autoevaluación y coevaluación. Para ello se utilizarán los recursos tecnológicos que estén al alcance de la institución, como correos electrónicos, blogs, documentos en línea, evaluaciones virtuales, banco de preguntas, etc.

Pautas a evaluar

La autoevaluación será tenida en cuenta por el docente para la asignación de la valoración del respectivo período o para realizar una oportuna intervención pedagógica cuando sea evidente que el estudiante no es competente con su autoevaluación o no participa de ella.

La evaluación participativa es una estrategia  de gran importancia en la formación del estudiante, definida en el decreto 1290 de 2009 y se define como la comprobación personal y grupal del propio aprendizaje y el descubrimiento y reconocimiento de las dificultades. Para el cumplimiento de esta estrategia evaluativa de carácter obligatorio, el docente debe garantizar el cumplimiento del siguiente proceso:

  1. Suministrar a los estudiantes la información clara y precisa de los temas y referentes a evaluar: objetivos, contenidos, metodologías, competencias, niveles de desempeño y esquemas evaluativos, y en general de todo lo enunciado como parte del proceso de evaluación, en los diarios pedagógicos al menos una vez por semana y en la participación en el banco de pruebas.
  2. Sensibilizar a los estudiantes frente a la objetividad y racionalidad de la evaluación participativa e ilustrarle acerca de la dimensiones de la formación integral.
  3. Proveer al estudiante de una herramienta eficaz para consignar las informaciones y los conceptos auto-valorativos en términos de fortalezas, oportunidades de mejoramiento y propuestas para mejorar, basados en su participación en la bitácora de cada asignatura y en el banco de pruebas.
  4. Otorgar el espacio de tiempo necesario para la participación del estudiante en la autoevaluación y coevaluación.
  5. Realizar el análisis del resultado de las autoevaluaciones y coevaluaciones para incorporarlos a las evaluaciones definitivas del periodo y realizar de manera oportuna la retroalimentación.

ARTÍCULO 15. COMISIONES DE EVALUACIÓN Y PROMOCIÓN

La institución tendrá una comisión de evaluación y promoción para cada grado, integrada de la siguiente manera:

Las comisiones de evaluación y promoción deberán reunirse al menos una vez cada periodo para determinar la situación académica y los correctivos a seguir en caso necesario.

ARTÍCULO 16. ESTRATEGIAS DE APOYO PARA RESOLVER SITUACIONES PEDAGÓGICAS PENDIENTES.

Si el proceso evaluativo es coherente, sistemático y organizado, el Consejo Académico sólo atenderá los casos en los que las reclamaciones no hayan sido adecuadamente resueltas por las Comisiones de cada grado.

Además de las acciones de seguimiento para el mejoramiento de los desempeños descritas en el Artículo 10° y de las acciones de seguimiento para el mejoramiento del desempeño señaladas en el Artículo 11° del presente Acuerdo, para apoyar las actividades de evaluación y promoción, se determina la comisión de evaluación y promoción como primera instancia. La comisión de evaluación podrá establecer como estrategias de apoyo para la resolución de situaciones pedagógicas pendientes, las siguientes:

  1. Convocar reuniones generales de docentes por grado o por áreas, para analizar y proponer estrategias, actividades y recomendaciones en los procesos de evaluación en el aula.
  2. Orientar a los profesores para revisar las prácticas pedagógicas y evaluativas, que permitan superar los indicadores, logros y desempeños de los estudiantes que tengan dificultades en su obtención.
  3. Analizar situaciones relevantes de desempeños bajos, en áreas o grados donde sea persistente la reprobación, para recomendar a los docentes, estudiantes y padres de familia, correctivos necesarios para superarlos.
  4. Analizar y recomendar situaciones de promoción anticipada para estudiantes sobresalientes que demuestren capacidades excepcionales o para la promoción ordinaria de alumnos con discapacidades notorias.
  5. Servir de instancia para decidir sobre reclamaciones que puedan presentar los estudiantes, padres de familia o profesores, que consideren se haya violado algún derecho en el proceso de evaluación y recomendar la designación de un segundo evaluador en casos excepcionales.
  6. Otras que determine la institución a través del PEI.
  7. Darse su propio reglamento.

PARÁGRAFO UNO: SEGUNDO EVALUADOR. Cuando por circunstancias excepcionales debidamente comprobadas, como acoso, discriminación religiosa, política, familiar, de raza, venganza u otra, un docente repruebe en la evaluación de fin de año a un estudiante, la comisión de evaluación y promoción, podrá recomendar al rector la designación de un segundo evaluador de la misma área del plantel o de otro, para realizar la evaluación y valoración, la cual  se anotará en el certificado correspondiente a “OBSERVACIONES”, ya que en la casilla del área reprobada, se escribirá el registro dado por el docente titular.

PARÁGRAFO DOS: ESTUDIANTES DESESCOLARIZADOS. Aquellos estudiantes que por orden manifiesta del Consejo Directivo, hayan sido desescolarizados bajo la figura de talleres (conforme al Manual de Convivencia) deberán acogerse al acuerdo establecido para su evaluación que establezca el respectivo docente, con aprobación del comité de evaluación y promoción y de la  coordinación respectiva del plantel, para lo cual se podrán utilizar los recursos dispuestos en los diarios pedagógicos de cada asignatura.

ARTÍCULO 17. ACCIONES QUE GARANTIZAN EL CUMPLIMIENTO DE LO IMPLEMENTADO EN EL SIEE POR PARTE DE LOS DOCENTES.

Los docentes deberán permanecer actualizados respecto de las indicaciones y directrices establecidas por las autoridades educativas, con el fin de garantizar el debido proceso en sus prácticas evaluativas. Entre las acciones que se realizarán para estos efectos, se tienen:

  1. Estudiar y apropiarse de la legislación relacionada con la evaluación escolar, especialmente el decreto 1290 de 2009.
  2. Participar en la formulación y elaboración del Sistema de Evaluación (SIEE).
  3. Socializar al resto de la comunidad educativa los aspectos esenciales y demás componentes del sistema evaluativo.
  4. Definir en los planes de área, rúbricas de desempeño, diarios pedagógicos, bancos de proebas, etc. los criterios de evaluación acordes al SIEE institucional.
  5. Participar activamente en las comisiones conformadas en el SIEE.
  6. Aplicar el SIEE en su trabajo de aula y presentar a los directivos evidencias de ello, tanto en la planeación como en los instrumentos fijados para el seguimiento, control y evaluación.
  7. Realizar acciones preventivas de mejoramiento de los desempeños de los estudiantes.

ARTÍCULO 18. ACCIONES QUE GARANTIZAN EL CUMPLIMIENTO DE LO IMPLEMENTADO EN EL SIEE POR PARTE DE LOS DIRECTIVOS DOCENTES.

ACCIONES DE LOS COORDINADORES.

1. Liderar con los docentes, el estudio de la legislación relacionada con la evaluación escolar.

2. Coordinar el trabajo de formulación y elaboración del SIEE.

3. Orientar la socialización del SIEE a estudiantes y padres de familia.

4. Realizar seguimiento de manera permanente a los planes de área, rúbricas de desempeño, diarios pedagógicos, observador virtual, banco de preguntas, entre otros.

5. Fijar reuniones con el Consejo Académico para realizar ajustes a los planes de estudios.

6. Activar una comisión para cada uno de los componentes de gestión académica, directiva y comunitaria para sacar adelante todo lo relacionado con el currículo.

ACCIONES DEL RECTOR.

1. Liderar con los coordinadores y docentes el estudio de la legislación relacionada con la evaluación escolar.

2. Coordinar el trabajo de formulación y elaboración del SIEE.

3. Orientar la socialización del SIEE a estudiantes y padres de familia.

4. Realizar seguimiento a los planes de área, rúbricas, diarios pedagógicos, banco de preguntas, etc., de manera permanente.

5. Direccionar las comisiones conformadas en el SIEE.

6. Presentar anualmente un proyecto del SIEE a los órganos del gobierno escolar (Consejo Académico y Directivo), con las modificaciones, adiciones y ajustes que sean pertinentes.

7. Propiciar los mecanismos para la definición, adopción y divulgación del SIEE como componente del PEI, ante la comunidad educativa.

ARTÍCULO  19: PERIODICIDAD DE ENTREGA DE INFORMES.

Con el fin de garantizar la información oportuna a los padres y acudientes, la institución determina cuatro (4) períodos académicos de igual duración al final de los cuales se dará informe detallado sobre el rendimiento de los estudiantes. Además, al finalizar cada periodo, se realizará una jornada informativa sobre los logros obtenidos por los estudiantes en cada una de las áreas del plan de estudios.

Informes de periodo: Una vez finalizado cada periodo, se convocará a reunión general para la información sobre los resultados a los padres de familia, como una jornada especial y podrá informarse la metodología a emplear, según las necesidades institucionales, puede ser asamblea general y luego  informe académico en los salones o entrevista personal con horario asignado previamente para cada padre. La comunidad educativa tendrá a su disposición la información continua y permanente de los procesos que se están desarrollando en cada área y grado a través de todo el año lectivo, en la página institucional: http://infomutis.blogspot.com/

El último informe tendrá una valoración final de cada área en términos de los desempeños según la Escala Nacional y su correspondiente sustentación del juicio asignado a cada una de ellas.

ARTÍCULO 20: ESTRUCTURA DE LOS INFORMES

La información sobre el rendimiento de los estudiantes será informada de manera permanente a través de los boletines de notas, en cada periodo del año lectivo, con el propósito de que pueda consultarse el seguimiento continuo para garantizar el mejoramiento de los estudiantes, con la descripción explicativa detallada y comprensible para la comunidad educativa, sobre las fortalezas y dificultades que tuvieron los alumnos en su desempeño integral, con recomendaciones y estrategias para su mejoramiento. Los diarios pedagógicos, planes de área y rúbricas deberán contener las actividades de apoyo, refuerzo y recuperación en caso necesario. Esta información será continuamente actualizada por los docentes.

A manera de ejemplo se publican los boletines de notas del grado 10° ( ver enlace).

El Informe Final. Se expedirá como  certificado  con el resultado definitivo con las notas y su equivalente con la escala nacional en conceptos de desempeño Superior, Alto, Básico y Bajo, sin más descripciones. Dicho certificado deberá incluir información sobre si el estudiante “cursó y aprobó” o “cursó y reprobó” el grado correspondiente y  podrá ser expedido después del cierre definitivo del año lectivo en cuestión. El informe final se dará teniendo en cuenta la evaluación integral de formación del alumno en cada área durante todo el año escolar, observando que al finalizar el grado se hayan alcanzado los logros, competencias y estándares propuestos para todo el año en el PEI, según lo establecido en el Artículo 5° del presente Acuerdo.

PARÁGRAFO: Al finalizar cada periodo se convocará a los padres de familia, de los estudiantes que presenten  situaciones académicas con desempeños bajos,  para el análisis de las estrategias de mejoramiento de control y seguimiento académico y formativo en cada grado, de acuerdo con los criterios establecidos en el presente Acuerdo.

ARTÍCULO 21. ÁREAS Y ASIGNATURAS A EVALUAR.

Serán objeto de evaluación todos los estudiantes de la educación básica y media. Los estudiantes del grado preescolar no podrán reprobar el año lectivo.

En la educación básica se tendrán las siguientes áreas:

1. Ciencias naturales y educación ambiental.

2. Ciencias sociales, historia, geografía, constitución política y democracia.

3. Educación artística y cultural.

4. Educación ética y en valores humanos.

5. Educación física, recreación y deportes.

6. Educación religiosa.

7. Humanidades, lengua castellana e idiomas extranjeros (Español 60% e Inglés 40%).

8. Matemáticas.

9. Tecnología, informática.

La básica secundaria tendrá además la asignatura Filosofía como asignatura del área de Sociales.

La educación media tendrá las asignaturas Física y Química, que hacen parte del área de Ciencias Naturales. Tendrá además la asignatura Economía Política y Filosofía, como áreas independientes.

Cada asignatura tendrá un estudiante seleccionado por el respectivo profesor titular, que obrará como monitor y tendrá el encargo de servir como facilitador de los procesos que a juicio del profesor se requieran en el respectivo grupo. El monitor deberá ejercer liderazgo en el área para la que fue seleccionado y mostrar capacidades y actitudes para desempeñarse en dicho encargo. Un estudiante no podrá actuar como monitor de más de una asignatura. A juicio del profesor, el monitor podrá ser eximido de la presentación de pruebas y demás actividades diferentes al seguimiento para la obtención de notas del respectivo período. El monitor podrá ser removido a juicio del profesor titular en cualquier época del año y deberá ser reemplazado de manera inmediata. Esta situación deberá ser informada al coordinador.

ARTÍCULO 22. DE LA GRADUACIÓN.

Habrá una ceremonia de grado para los estudiantes de undécimo (11º). En los otros niveles y ciclos como los grados preescolar, básica primaria, quinto (5º) y básica secundaria (9º) se realizará un acto de clausura de actividades de nivel o ciclo.

El título de Bachiller Académico se otorgará a los estudiantes de grado undécimo que se encuentren a paz y salvo por todo concepto con la institución, esto es, que hayan aprobado todos los niveles y ciclos, incluyendo este último grado y hayan cumplido todos los requisitos previos: las horas de democracia, el servicio social y demás requisitos de ley establecidos para tal efecto.

En ningún caso la presentación de la prueba SABER 11 podrá ser requisito para la graduación de los estudiantes.

El estudiante que culmine el grado undécimo y tengan máximo dos áreas pendientes por nivelar y no lo haga durante el primer período del año siguiente, podrá obtener el certificado de bachiller como “graduaciòn por ventanilla” pero no podrá graduarse hasta tanto no haya superado las asignaturas pendientes.

Un alumno que está reprobando el año, pero aprueba el proceso de selección de una  universidad  pública o privada de reconocida trayectoria académica y reconocimiento  social, con ello se entienden adquiridas las máximas competencias y podrá graduarse.

ARTÍCULO 23. PROCEDIMIENTO PARA RESOLVER RECLAMACIONES

El conducto regular para realizar reclamaciones en materia de evaluación, observará las siguientes instancias:

  1. Docente del Área/Asignatura.
  2. Director de grupo.
  3. Coordinación Académica.
  4. Comisión de evaluación y promoción.
  5. Consejo Académico.
  6. Rector.
  7. Consejo Directivo.

Se espera que con la descripción pormenorizada de los procedimientos contemplados en este acuerdo, todos los implicados tengan suficientemente claro los momentos y los resultados y hagan de este proceso un medio eficaz de valoración del aprendizaje. Sin embargo, en caso de que un estudiante llegare a presentar alguna reclamación, deberá proceder de la siguiente manera:

  1. Presentación del reclamo en forma verbal al docente e informar al director de grupo.
  2. En caso de no obtener respuesta que aclare las causas que lo llevaron a presentar la reclamación, procederá a presentarla por escrito ante el mismo docente, quien tiene cinco (5) días hábiles para responder, pero dejando copia en la coordinación académica y a su director de grupo.
  3. Si al cabo del plazo anterior, el docente no ha respondido, se acudirá también por escrito ante el coordinador académico y con copia al director de grupo y a la  Comisión de Evaluación y Promoción.
  4. Si agotadas estas instancias no se ha dado solución a la inquietud, se seguirá en orden y en la misma forma ante la Comisión de Evaluación y Promoción.
  5. Consejo Académico.
  6. Rectoría.
  7. Consejo Directivo.
  8. Dirección de Núcleo.
  9. Secretaría de Educación.

En caso de presentarse acusaciones temerarias, malintencionadas y sin respetar  el conducto regular, cada estamento o miembro tiene el pleno derecho a que la institución, antes de responder directamente sobre el presunto  hecho denunciado, se  deje constancia explícita de no haberse respetado el debido proceso, si la situación así lo ameritaba, pues también pueden presentarse hechos gravísimos que no permitan el  agotamiento de términos o instancias.

El Comité de Convivencia y el personero escolar serán garantes de estos procesos.

ARTÍCULO 24. MECANISMOS DE PARTICIPACIÓN DE LA COMUNIDAD EN LA CONSTRUCCIÓN DEL SIEE.

El SIEE es una construcción colectiva y continua, donde participan todos los estamentos que conforman la comunidad educativa y todos los diferentes órganos de representación escolar. Por tanto, es necesario que en su discusión y mejoramiento, participen el Consejo Directivo, el Consejo Académico, el Consejo de Padres, los Docentes, el Consejo Estudiantil, a través de las instancias señaladas en el Decreto 1290 de 2009.

AL CONSEJO DIRECTIVO, como la máxima autoridad institucional, le corresponde, entre otras funciones las siguientes:

  1. Articulación del SIEE con el PEI.
  2. Aprobación y validación del SIEE.
  3. Garantizar que los directivos docentes y docentes del establecimiento educativo cumplan con los procesos evaluativos estipulados en el Sistema Institucional de Evaluación, SIEE.
  4. Servir de instancia decisoria sobre reclamaciones que presenten los estudiantes o sus padres de familia en relación con la evaluación y promoción, dando cumplimiento al debido proceso y cumpliendo el conducto regular.
  5. Facultar y establecer el orden jerárquico para resolver las reclamaciones y lleguen a su seno, sólo los casos que una vez transitado por todos los estamentos no encuentren una solución adecuada.
  6. Definir y divulgar los procedimientos y mecanismos de reclamaciones de los estudiantes y la comunidad educativa.

AL CONSEJO ACADÉMICO: Como órgano consultivo del Consejo Directivo y quien vela por el estudio del currículo y el proceso enseñanza aprendizaje en la institución, le corresponde, entre otras, las siguientes funciones:

  1. Realizar el estudio y definición del SIEE, fruto de la participación democrática de los miembros de la comunidad educativa.
  2. Definir estrategias para solución de problemas.
  3. Establecer controles que garanticen el debido proceso en la evaluación.
  4. Indicar el procedimiento, los estamentos y los tiempos en los que se pueden realizar las reclamaciones y en los que se debe decidir.
  5. Garantizar a toda la comunidad el reconocimiento de los derechos al debido proceso, a la educación y a la diferencia en los ritmos de aprendizaje.

AL COMITÉ DE CONVIVENCIA le corresponde servir como garante del debido proceso y el cumplimiento del conducto regular, en caso necesario.

AL CONSEJO DE PADRES le corresponde:

  1. Participar en la construcción del SIEE.
  2. Participar conjuntamente con los otros integrantes del SIEE, en las comisiones que se integren y convoquen para el efecto.
  3. Asistir a las reuniones de comisión de evaluación que se realicen en la Institución o que convoque el Consejo Académico.

AL CONSEJO DE ESTUDIANTES le corresponde:

  1. Participar en la construcción del SIEE.
  2. Nombrar sus representantes.
  3. Estudio y socialización del SIEE.

AL PERSONERO le corresponde:

  1. Ser garante de los derechos de los estudiantes y velar porque se observe el cumplimiento de los mismos.
  2. Conocer, recibir y ayudar a dar trámite a los reclamos que se presenten en el proceso.

AL RECTOR le corresponde como máxima autoridad y representante legal de la institución, adoptar, mediante resolución rectoral, la incorporación del SIE en el Proyecto Educativo Institucional, para que entre en operación con sus alcances y efectos.

Asimismo, ordenará el seguimiento continuo a todos los procesos para garantizar el cumplimiento de este documento.

ARTÍCULO 25. MECANISMOS PARA DEFINIR, APROBAR, ADOPTAR, DIVULGAR EL SIEE

ARTÍCULO 26. VIGENCIA.

El presente Acuerdo rige a partir de la fecha de la resolución rectoral

Comuníquese y cúmplase.

Fernando Enrique Salamanca Becerra

Rector

Calle 65 No. 45-15 Teléfono 2540988. Medellín, Antioquia, Colombia

E-mail: infomuti12@gmail.com