El  caso  Beatriz  

Una  historia  de  manipulación  abortista  

                                   

Este  informe  ha  sido  elaborado  por  Gádor  Joya,   doctora  en  Medicina,  especialista  en  Pediatría,   y  José  Ignacio  Sánchez,  especialista  en  Obstetricia  y  Ginecología   y  profesor  asociado  de  la  Universidad  Autónoma  de  Madrid.   Con  informaciones  de  Cristina  Castro,  Rosana  Ribera,   Elentir  y  Nicolás  Cárdenas   ©  HazteOir.org  2013  



       

 

 

         ÍNDICE      

Presentación      3   Las  claves  del  caso  Beatriz      

4  

¿Qué  es  el  caso  Beatriz?      4  

¿Quién  es  Beatriz?      4  

¿Qué  enfermedad  tiene  Beatriz?      4  

¿En  qué  consiste  el  lupus?      4  

¿Corrió  peligro  la  vida  de  Beatriz?      5  

¿Qué  malformación  padecía  su  hijo?      5  

¿La  anencefalia  supone  algún  riesgo  para  la  madre?      5  

Desde  el  punto  de  vista  médico,  ¿cómo  debería  tratarse  este  caso?      5  

Si  en  este  caso  existía  una  alternativa  al  aborto,  ¿por  qué  los  abortistas  la  ocultaron?    5  

¿Cómo  querían  abortar  al  bebé  de  Beatriz?      6  

¿En  qué  casos  hay  que  abortar  al  bebé  para  salvar  la  vida  de  una  madre?      6   Opiniones  de  especialistas      

7  

La  manipulación  mediática  del  caso  Beatriz  en  España      

8  

Ocho  mentiras  de  El  País  para  promover  el  aborto  en  El  Salvador  con  el  ‘caso  Beatriz’    8  

Caso  Beatriz:  la  Corte  Interamericana  de  Derechos  Humanos  no  ha  pedido  el  aborto  10   La  situación  legal  de  Beatriz  en  El  Salvador      

12  

¿Cuál  es  el  dictamen  médico  del  Instituto  de  Medicina  Legal  de  El  Salvador?      12  

¿Qué   dice   la   sentencia   de   la   sala   de   lo   Constitucional   de   la   Corte   Suprema   de   El   Salvador?      12  

¿Qué  ha  dicho  la  Corte  Interamericana  de  Derechos  Humanos?      13  

¿Protege  la  vida  la  Constitución  de  El  Salvador?      14  

¿Qué  dice  el  Código  Penal  de  El  Salvador  para  los  casos  de  aborto?      14  

¿Qué  dice  el  Gobierno  de  El  Salvador?      15  

   2  



           

     

Presentación  

   Beatriz   es   el   seudónimo   de   una   mujer   de   22   años   de   El   Salvador,   enferma   de   lupus   y   embarazada   de   un   hijo   enfermo   de   anencefalia,   que   los   abortistas   españoles   decidieron   convertir  en  bandera.    

La  estrategia  de  los  abortistas  ha  cambiado  en  nuestro  país  desde  que  el  Gobierno  empezó  a   hablar    de  reformar  la  ley  del  aborto:  

• Saben  que  en  el  ámbito  político  los  partidos  abortistas  (PSOE,  IU,  UPyD,  nacionalistas  y   Grupo  mixto)  no  alcanzan  la  mayoría  necesaria  para  impedir  una  reforma  de  la  ley  del   aborto  en  el  Congreso  de  los  Diputados.  

• Y   saben   también   que   en   la   calle   no   pueden   reunir   a   un   número   significativo   de   seguidores   y   las   escasas   concentraciones   que   han   convocado   se   han   saldado   con   sonoros   fracasos   (www.europapress.es/sociedad/noticia-­‐300-­‐personas-­‐concentran-­‐ ministerio-­‐sanidad-­‐contra-­‐reforma-­‐ley-­‐aborto-­‐20130528215736.html)  

Tras  este  doble  fracaso,  los  defensores  del  exterminio  de  seres  humanos  han  optado  por  la   manipulación   informativa   con   el   objetivo   de   influir   en   la   opinión   pública   a   través   de   los   grandes  medios  de  comunicación  que  controlan.  Y  para  ello  se  han  valido,  entre  otras  cosas,   de  una  historia  plagada  de  mentiras,  la  de  Beatriz,  que  presentan  como  el  paradigma  de  los   supuestos  horrores  que  comportaría  la  modificación  de  la  ley  del  aborto.  

Estamos  en  un  momento  clave  de  la  oposición  política  a  los  planes  del  Gobierno  de  reformar  la   ley  del  aborto.  Y  una  de  las  batallas  fundamentales  en  torno  a  este  asunto  se  ha    librado  en  el   vientre   de   Beatriz,   a   quien   los   abortistas   políticos   y   mediáticos   no   dudaron   en   instrumentalizar:  

• El   PSOE,   a   través   de   su   número   dos,   Elena   Valenciano,   presionó   al   Gobierno   salvadoreño  a  través  de  su  embajador  en  España.  

• La  patronal  de  los  abortorios,  principal  interlocutor  del  PSOE  en  la  elaboración  de  la  ley   del   aborto   bajo   el   Gobierno   de   Rodríguez   Zapatero,   se   ofreció   a   traer   a   España   a   Beatriz   para   que   abortara   en   uno   de   sus   centros,   el   abortorio   Dator   de   Madrid,   contraviniendo  las  leyes  salvadoreñas.  

• Desde  los  medios  de  comunicación  abortistas,  acérrimos  defensores  del  exterminio  de   niños,  como  Iñaki  Gabilondo,  retaron  a  los  provida  a  debatir  en  público  este  caso.  Pero   miraron  para  otro  lado  cuando  éstos  respondieron  positivamente.  

Beatriz  se  convirtió  así  en  la  piedra  de  toque  de  la  reforma  de  la  ley  del  aborto  en  España.  Y   por  ello  la  suya  fue  la  noticia  más  falsificada,  manipulada  y  tergiversada  de  esta  década.  

En  este  documento  se  desvelan  las  claves  de  esta  falsificación  y  se  exponen  los  hechos  reales   que  rodean  esta  triste  historia.  

 

   3  



 

 

            Las  claves  del  caso  Beatriz  

   ¿Qué  es  el  caso  Beatriz?  

El  caso  Beatriz  es  una  campaña  internacional  auspiciada  por  grupos  de  presión  abortistas  que   utilizan  esta  historia  con  el  objetivo  es  ampliar  el  aborto  en  toda  Iberoamérica,  como  sucedió   en  su  momento  con  el  caso  Roe  vs  Wade  en  EE  UU.  

En   España   el   caso   Beatriz   ha   sido   utilizado   para   influir   en   la   opinión   pública,   cada   día   más   dividida  ante  el  aborto,  y  para  presionar  al  Gobierno  ante  la  anunciada  reforma  de  la  ley  del   aborto.  

   ¿Quién  es  Beatriz?  

Una  madre  salvadoreña  enferma  de  la  que  poco  más  se  supo.  Nadie,  excepto  los  médicos,  la   vieron.  El  lobby  abortista  la  mantuvo  aislada  de  los  medios  de  comunicación  independientes.    

Beatriz  es  un  seudónimo,  no  su  verdadero  nombre.  Quienes  la  mantuvieron  aislada  pusieron   en   circulación   un   video   en   el   que   no   se   veía   su   rostro,   ni   se   aportaba   ningún   dato   que   permitiera  considerar  que  la  persona  que  hablaba  oculta  era  quien  decía  ser.  

   ¿Qué  enfermedad  tiene  Beatriz?  

Según   los   informes   médicos   recogidos   por   la   Corte   Interamericana   de   Derechos   Humanos   (CIDH),  Beatriz  padecía  un  lupus  eritematoso  agravado  con  nefritis  lúpica.  

   ¿En  qué  consiste  el  lupus?  

El  lupus  es  una  enfermedad  que  concierne  al  tejido  conjuntivo  y  que  puede  manifestarse  de   dos  maneras:  

1. Lupus  eritematoso  discoide  (LED):  el  que  afecta  solo  a  la  capa  cutánea.  

2. Lupus  eritematoso  sistémico  (LES):  el  que  afecta  a  múltiples  órganos.  Habitualmente   mejora  durante  el  embarazo,  al  igual  que  la  mayoría  de  enfermedades  autoinmunes.   Suele  tratarse  con  corticoides.    

   4  



   ¿Corrió  peligro  la  vida  de  Beatriz?  

• Si  padecía  un  LED  no,  ya  que  la  afectación  de  esta  enfermedad  es  sólo  cutánea.    

• Si  padecía  un  LES  podría  tener  más  problemas,  como  el  de  la  insuficiencia  renal,  que   puede   y   debe   ser   tratada   durante   el   embarazo.   Según   el   informe   del   Instituto   de   Medicina  Legal  de  El  Salvador,  Beatriz  no  padecía  insuficiencia  renal.    

   ¿Qué  malformación  padecía  su  hijo?  

El  hijo  que  Beatriz  llevaba  en  su  vientre  padecía  una  malformación  llamada  anencefalia.    

La  anencefalia  es  una  enfermedad  de  origen  multifactorial,  que  se  ha  relacionado  entre  otras   causas  con  un  déficit  de  vitaminas  del  grupo  B  (ácido  fólico  especialmente),  lo  que  produciría   en  la  semana  6  de  embarazo  una  alteración  en  el  cierre  del  tubo  neural.  

La   enfermedad   de   Beatriz,   el   lupus,   y   la   de   su   hijo,   la   anencefalia,   son   dos   hechos   independientes.  El  hecho  de  que  el  bebé  de  Beatriz  padeciera  anencefalia  no  aumentaba  en   absoluto  el  riesgo  de  empeoramiento  de  la  enfermedad  de  su  madre.  

Aunque  la  esperanza  de  vida  de  los  bebés  anencefálicos  suele  ser  muy  corta,  se  ha  dado  algún   caso  de  bebé  anencefálico  que  ha  vivido  durante  meses  (Marcela  de  Jesús  Galante  Ferrerira),   como  se  puede  comprobar  en  las  siguientes  referencias:    

• Bebé  cumple  10  meses  de  vida   (http://www.redprovida.com/index.php?option=com_content&task=view&id=626&Ite mid=63)  

• La  niña  que  derribó  mitos  sobre  la  anencefalia     (http://www.aciprensa.com/noticias/fallecio-­‐marcela-­‐de-­‐jesus-­‐la-­‐nina-­‐que-­‐derribo-­‐ mitos-­‐anti-­‐vida-­‐sobre-­‐anencefalia-­‐en-­‐brasil/#.UaiHQ0D0HL9)  

   ¿La  anencefalia  supone  algún  riesgo  para  la  madre?  

No,  en  absoluto.  La  anencefalia  no  supone  riesgo  alguno  para  su  madre.  

   Desde  el  punto  de  vista  médico,  ¿cómo  debería  tratarse  este  caso?  

Como  se  hizo  finalmente.  Se  puede  inducir  el  parto  cuando  el  estado  de  salud  de  la  madre  lo   hace  necesario,  porque  su  salud  empeore  y  corra  peligro  su  vida.  Con  la  edad  que  tenía  el  bebé   de   Beatriz   (más   de   24   semanas)   la   inducción   del   parto   se   podía   llevar   a   cabo     en   cualquier   hospital   con   unidad   de   cuidados   intensivos   neonatales,   y   el   niño   podría   nacer   de   forma   prematura,  como  así  sucedió  finalmente.  

El   parto   prematuro   en   el   caso   de   Beatriz   no   presentaba   ningún   riesgo   para   la   madre   y   se   practica  en  hospitales  de  todo  el  mundo.   Si  en  este  caso  existía  una  alternativa  al  aborto,  ¿por  qué  los  abortistas  la   ocultaron?  

Los  abortistas  que  rodeaban  a  Beatriz  ocultaron  la  posibilidad  de  que  se  le  indujera  el  parto  en   el  caso  de  que  su  vida  corriera  peligro.    

   5  



De  esta  forma  quisieron  forzar  a  la  opinión  pública  a  considerar  el  aborto  como  la  única  salida,   de  modo  que  se  asimilara  la  idea  de  aborto  a  la  idea  de  solución  humanitaria.  

   ¿Cómo  querían  abortar  al  bebé  de  Beatriz?  

Dado   su   tiempo   de   gestación,   el   aborto   se   podría   haber   provocado   por   los   siguientes   procedimientos:  

1. Matando  al  feto  dentro  del  útero  con  una  inyección  que  le  paralizaría  el  corazón,  o   envenenándolo   con   una   con   una   solución   salina   hiperconcentrada.   Después   se   induciría  el  parto  de  un  feto  ya  muerto.  

2. Descuartizando  al  feto  dentro  del  útero  y  extrayendo  las  partes  de  su  cuerpo  a  través  

de  la  vagina  de  la  madre.  

El  aborto  supone  un  riesgo  real  para  la  madre,  ya  que  pueden  existir  perforaciones  de  útero,   hemorragias,  infecciones,  etc.,  que  pondrían  en  riesgo  su  vida.  

   ¿En  qué  casos  hay  que  abortar  al  bebé  para  salvar  la  vida  de  una  madre?    

Los  avances  científicos,  médicos  y  tecnológicos  de  que  gozamos  en  el  siglo  XXI  permiten  tratar   todas  las  enfermedades  de  la  mujer  durante  el  embarazo.  

No  existe  ninguna  enfermedad  materna  que  obligue  a  practicar  un  aborto.  La  Declaración  de   Dublín,   del   International   Symposium   on   Maternal   Health,   advierte   de   que   “el   aborto   no   es   médicamente   necesario   para   salvar   la   vida   de   una   mujer”     (http://www.symposiummaternalhealth.com/)  

Nunca   la   Medicina   ha   estado   tan   avanzada   como   en   la   actualidad,   lo   que   permite   ofrecer   consejo   preconcepcional   y   así   encontrar   el   mejor   momento   para   buscar   un   embarazo,   así   como   cuidados   adecuados   a   las   mujeres   que   padezcan   una   enfermedad   y   se   planteen   ser   madres.    

Por  ello,  ante  una  situación  de  enfermedad  materna  y  embarazo  resulta  fundamental  buscar   un  centro  especializado,  que  cuente  con  un  equipo  multidisciplinar  acostumbrado  al  manejo   de  las  mismas.  El  aborto  provocado  nunca  es  la  solución.  

 

 

 

 

   6  



            Opiniones  de  especialistas  

   Dra.  Gádor  Joya,  especialista  en  Pediatría  y  portavoz  de  Derecho  a  Vivir  

¿Cuánto   tiempo   ha   de   durar   la   vida   de   un   ser   humano   para   decidir   si   merece   la   pena   que   nazca?   ¿Segundos,   horas,   días...?   cualquier   vida   humana   merece   ser   respetada,   independientemente  de  su  expectativa  de  duración  o  de  sus  circunstancias  físicas.  

 

José  Jara,  presidente  de  la  Asociación  de  Bioética  de  Madrid    

En   el   caso   de   un   feto   con   anencefalia   nos   encontramos   ante   “una   persona   enferma,   que   padece  una  anomalía  congénita  severa.  Pero  en  ningún  momento  se  duda  que  se  trata  de  una   vida  humana,  de  una  persona  humana”.    

La  cuestión  de  fondo  es  “si  prevalece  el  amor  a  la  vida  aunque  sea  enferma  y  desvalida,  frente   a   otras   consideraciones”.   “Está   claro   que   la   vivencia   de   la   discapacidad   depende   de   las   personas:  para  algunas  es  un  trauma  insuperable,  para  otras  es  una  ocasión  para  dar  lo  mejor   de  sí  mismas  amando  al  hijo  discapacitado”.  (Aleteia)  

Ginecólogos  por  el  Derecho  a  Vivir    

“Sabemos   que   la   enfermedad   conlleva   un   gran   sufrimiento,   pero   cuando   hacemos   un   seguimiento,   hemos   podido   comprobar   por   nuestra   experiencia,   que   las   familias   que   acompañan  a  sus  hijos  enfermos  hasta  su  muerte  natural  tienen  un  menor  sufrimiento  a  largo   plazo  y  por  tanto  una  vida  más  saludable.  Por  el  contrario,  la  decisión  de  terminar  el  embarazo   les  causa  mucho  sufrimiento  porque  supone  participar  intencionadamente  en  la  muerte  de  un   hijo”.  Manifiesto   en   defensa   del   paciente   prenatal   y   de   la   verdadera   Medicina   Fetal.   Carta   abierta  sobre  los  bebés  anencefálicos.  (http://www.profesionalesetica.org/2012/11/medicos-­‐ por-­‐la-­‐proteccion-­‐del-­‐enfermo-­‐prenatal/)  

 

José  María  Simón  Castellví,  presidente  de  la  Federación  Internacional  de  Médicos  Católicos   (FIAMC)  

“Un   bebé   anencefálico   es   una   persona   humana   igual   en   dignidad   que   nosotros.   Sería   gravemente  injusto  eliminarla  por  ser  discapacitada.  Estas  personas  tienen  una  falta  de  tejido   nervioso  que  les  acarreará  la  muerte  espontáneamente.  No  es  que  no  tengan  cerebro,  es  que   tienen  muy  poco  tejido  neural”.  

 

 

   7  



 

 

 

 

 

 

 

      La  manipulación  mediática  del  caso  Beatriz   en  España  

   Ocho  mentiras  de  El  País  para  promover  el  aborto  en  El  Salvador  con  el   ‘caso  Beatriz’  

Por   Elentir   (publicado   el   31.5.13   en   http://www.outono.net/elentir/2013/05/31/ocho-­‐ mentiras-­‐de-­‐el-­‐pais-­‐para-­‐promover-­‐el-­‐aborto-­‐en-­‐el-­‐salvador-­‐con-­‐el-­‐caso-­‐beatriz/)  

Ayer  el  diario  de  PRISA  volvió  a  demostrar  que  no  entiende  el  periodismo  como  una  forma  de   contar  la  verdad  a  los  lectores,  sino  como  un  medio  para  ocultarla  o  manipularla  en  favor  de  su   ideología.  En  este  caso  El  País  ha  cogido  el  caso  de  una  madre  salvadoreña  que  pidió  abortar   tras   ser   convencida   por   abortistas   de   ese   país   de   que   moriría   si   no   lo   hace.   Incluyo   a   continuación  una  lista  de  las  mentiras  que  publica  hoy  el  diario  abortista.  

El  Instituto  de  Medicina  Legal  niega  que  la  joven  esté  en  riesgo  de  muerte  

1a  mentira:  “una  mujer  en  riesgo  de  muerte”.  Hace  tres  semanas  el  Instituto  de  Medicina  Legal   de  El  Salvador  emitía  un  dictamen  sobre  el  caso  tras  someter  a  la  joven  a  un  examen  a  cargo   de  médicos,  ginecólogos,  psicólogos  y  psiquiatras  de  dicho  Instituto.  El  dictamen  médico,  que   fue  unánime,  desmintió  que  la  joven  corriese  riesgo  de  morir  si  lleva  a  término  su  embarazo.  El   director  del  Instituto,  José  Miguel  Fortín,  denunció:  “Se  ha  vendido  a  la  población  algo  que  no   es  verdad”.  El  psiquiatra  del  Instituto  que  examinó  a  la  chica  reveló  que  la  han  presionado  para   que  aborte  diciéndole  “está  sometida  al  riesgo  de  morir  si  no  se  decide  ha  sacar  el  niño”,  lo   cual  no  es  cierto.  El  psiquiatra  fue  muy  crítico  con  los  que  intentan  manipular  a  la  chica:  “esto   es  sumamente  peligroso  porque  se  ha  estado  manipulando  a  la  muchacha  desde  el  principio  y   se  están  diciendo  cosas  que  no  son  verdad  y  que  Medicina  Legal  no  puede  acompañar”.  

El  Colegio  de  Médicos  denuncia  que  el  nefrólogo  del  hospital  no  examinó  a  la  joven  

2a  mentira:  “los  médicos  que  la  atienden  habían  aconsejado  la  intervención  de  su  embarazo”.   Se   trata   de   una   afirmación   muy   repetida.   Sin   embargo,   y   a   modo   de   ejemplo,   el   Colegio   Médico   ha   señalado   que   el   nefrólogo   del   Hospital   Nacional   de   Maternidad   donde   está   hospitalizada   la   joven   no   ha   evaluado   a   Beatriz.   Milton   Brizuela,   presidente   del   Colegio   Médico,  denunció  el  mes  pasado  que  “hay  información  que  no  se  ha  dicho  en  una  forma  muy   verídica.”   ¿Cómo   dictaminaron   entonces   en   dicho   hospital   que   la   joven   padecía   una   insuficiencia   renal?   Brizuela   señaló   al   respecto:   “los   que   dicen   que   tiene   insuficiencia   renal,   desde  mi  punto  de  vista  pierden  un  poco  la  credibilidad,  porque  no  la  ha  evaluado  el  médico   que  la  tiene  que  evaluar”.  El  Colegio  Médico  reiteró  esa  denuncia  ayer.  

   8  



El  Instituto  de  Medicina  Legal  niega  que  Beatriz  padezca  una  insuficiencia  renal  

3a  mentira:  “La  mujer,  de  22  años,  padece  Lupus,  enfermedad  renal  grave  y  preclamsia.”  Tras   examinar   a   la   chica,   el   dictamen   del   Instituto   de   Medicina   Legal   -­‐unánime,   como   ya   he   señalado-­‐  apuntó  que  el  lupus  que  padece  está  inactivo  y  que  “no  existe  evidencia  clínica  de   una  insuficiencia  renal”  que  ponga  en  peligro  la  vida  de  la  paciente.  

Un  feto  con  anencefalia  no  es  necesariamente  un  feto  ‘sin  cerebro’  

4a  mentira:  “el  feto  tiene  anencefalia  (sin  cerebro)”.  Lo  dice  El  País  aquí.  Pero  la  anencefalia  no   implica  la  ausencia  de  cerebro,  sino  de  una  parte  del  mismo.  El  propio  diario  da  aquí  la  versión   opuesta   al   explicar   que   la   anencefalia   implica   “falta   de   parte   del   cerebro”.   Esa   carencia   supone,  por  regla  general,  que  el  niño  viva  unas  horas  o  unos  días  nada  más.  En  muchos  casos   los  bebés  anencefálicos  ni  siquiera  sienten  dolor.  Pero  siguiendo  su  línea  editorial  de  que  a  los   discapacitados  conviene  matarlos  antes  de  que  nazcan,  para  El  País  es  preferible  que  a  un  ser   humano  lo  maten  antes  de  nacer  si  tiene  una  tara  física,  una  aberrante  idea  eugenésica  según   la  cual  matar  a  un  inocente  es  un  acto  de  piedad.  

La  ‘comunidad  médica’  no  respalda  el  aborto  

5a  mentira:  la  petición  del  aborto  cuenta  “con  el  apoyo  de  la  comunidad  médica”.  Lo  dice  Iñaki   Gabilondo   en   este   videoblog   publicado   por   el   diario   de   PRISA.   Como   ya   hemos   visto,   el   Instituto  de  Medicina  Legal  de  El  Salvador,  tras  examinar  a  la  joven,  fue  unánime  al  rechazar  el   aborto,  ya  que  considera  que  no  corre  peligro  la  vida  de  la  joven  y  de  que  ha  sido  engañada   por   ciertos   elementos   para   que   piense   eso.   El   Colegio   de   Médicos   tampoco   ha   apoyado   el   aborto.  

El  aborto  en  El  Salvador  no  está  penado  con  30  años  de  cárcel  

6a  mentira:  si  Beatriz  abortase  “correría  un  riesgo  de  cárcel  de  hasta  30  años”.  Lo  dice  Iñaki   Gabilondo   en   el   videoblog   antes   señalado.   Sin   embargo,   el   Código   Penal   de   El   Salvador   no   contempla  tal  pena  en  ningún  caso.  La  pena  más  elevada,  que  contempla  su  Art.135,  es  de  6  a   12  años  para  los  médicos  o  farmacéuticos  que  practiquen  un  aborto.  

Los  exámenes  médicos  y  sentencias  judiciales  no  los  hacen  obispos  y  activistas  provida  

7a  mentira:  “la  presión  de  la  Iglesia  salvadoreña  y  de  las  organizaciones  provida  ha  sido  de  tal   intensidad   que   no   ha   permitido   siquiera   mover   un   poquito   la   doctrona   tan   estricta   de   la   justicia  salvadoreña”.  Nuevamente,  la  mentira  sale  de  la  boca  de  Iñaki  Gabilondo  en  el  citado   videoblog  de  El  País.  Esto  es  como  suponer  que  es  la  Iglesia  y  los  provida  quienes  emiten  los   dictámenes  médicos  y  dictan  sentencia  en  El  Salvador.  Pero  no  es  así.  Como  ya  he  señalado,  el   dictamen  en  contra  del  aborto  lo  ha  emitido  la  Corte  Suprema  de  ese  país,  con  los  votos  de   tres   magistrados,   una   abstención   y   sólo   un   magistrado   en   contra   del   dictamen.   Además,   el   diagnóstico  contrario  a  la  necesidad  del  aborto  lo  han  emitido  de  forma  unánime  un  equipo   formado  por  médicos,  ginecólogos,  psicólogos  y  psiquiatras,  no  por  obispos  ni  por  activistas   provida.  Da  la  sensación  de  que  el  señor  Gabilondo  y  su  periódico  pretenden  que  el  Derecho  y   la  Medicina  se  ajusten  en  todo  momento  a  sus  exigencias  ideológicas,  incluso  a  costa  de  violar   la  ley,  el  derecho  a  la  vida  de  los  niños  por  nacer  y  la  deontología  médica.  

Matar  a  su  hijo  no  es  condición  indispensable  para  que  Beatriz  viva  

8a  mentira:  “en  este  caso,  como  el  de  Halappanavar,  la  intolerancia,  la  ciega  intransigencia  de   la  justicia  y  la  iglesia  salvadoreña,  dará  como  más  probable  resultado  una  doble  muerte:  la  del   feto  y  la  de  la  mujer  que  lo  alberga”.  Lo  afirma  Gabriela  Cañas  en  un  demagógico  artículo  en  el   blog   “Mujeres”   de   El   País.   En   el   colmo   del   cinismo   que   llama   “defensores   de   la   muerte”   a   quienes  nos  oponemos  a  la  matanza  de  niños  por  nacer  promovida  por  los  abortistas.  Lo  que   no   dice   esta   manipuladora   es   que   el   propio   marido   de   Savita   Halappanavar   declaró   en  

   9  



noviembre  que  abortar  no  habría  salvado  a  su  mujer.  Tal  vez  Cañas  no  se  enteró  de  la  noticia   porque  El  País  no  dio  esa  información,  fiel  a  su  política  de  ocultar  noticias  incómodas  para  los   abortistas,  incluso  cuando  un  abortero  es  condenado  por  tres  asesinatos.  Ya  hemos  visto,  por   lo  demás,  que  el  dictamen  del  Instituto  de  Medicina  Legal  señala  que  la  joven  Beatriz  no  corre   peligro  de  morir  si  continúa  su  embarazo.  Pero  además,  matar  a  su  hijo  no  es  la  única  opción   que   hay   para   salvar   a   la   joven   si   fuese   verdad   que   corriese   riesgo   de   morir:   también   se   le   podría  inducir  un  parto.  Pero  claro,  eso  dejaría  a  los  abortistas  salvadoreños  sin  una  excusa   para   promover   la   matanza   de   niños   por   nacer   en   ese   país.   Precisamente   el   psiquiatra   del   Instituto  de  Medicina  Legal  que  examinó  a  la  joven  ya  denunció  hace  unas  semanas  que  “no  se   le  ha  informado  respecto  a  alternativas  a  este  procedimiento”.  ¿Para  los  abortistas  qué  es  lo   que  importa,  la  vida  de  Beatriz  o  convertirla  en  una  pancarta  para  promover  el  aborto,  aunque   para  ello  tengan  que  engañar  a  esa  joven?  

   Caso  Beatriz:  la  Corte  Interamericana  de  Derechos  Humanos  no  ha  pedido   el  aborto  

Por   Elentir   (publicado   el   31.5.2013   en   http://www.outono.net/elentir/2013/05/31/caso-­‐ beatriz-­‐la-­‐corte-­‐interamericana-­‐de-­‐derechos-­‐humanos-­‐no-­‐ha-­‐pedido-­‐el-­‐aborto/)  

Nuevo  episodio  de  la  manipulación  mediática  sobre  el  caso  de  la  joven  salvadoreña,  usado  por   los  abortistas  para  forzar  la  legalización  del  aborto  en  ese  país.  Esta  vez  la  mentira,  difundida   por  varias  agencias  y  reproducida  por  muchos  medios,  afirma  que  la  Corte  Interamericana  de   Derechos  Humanos  ha  pedido  el  aborto.  No  es  verdad.  

Lo  que  de  verdad  ha  dicho  la  Corte  sobre  el  caso  Beatriz  

Lo   que   la   resolución   de   la   CIDH   pide   a   El   Salvador   es   que   adopte   y   garantice,   de   manera   urgente,  todas  las  medidas  que  sean  necesarias  y  efectivas  para  “evitar  daños  que  pudiesen   llegar   a   ser   irreparables   a   los   derechos   a   la   vida   y   la   integridad   personal   y   a   la   salud   de   la   señora   B.”   La   resolución   no   reclama   a   El   Salvador   en   ningún   momento   que   practique   un   aborto,  ni  que  modifique  la  ley  que  prohíbe  esa  práctica,  que  sería  condición  indispensable   para  poder  llevarla  a  cabo.  Y  es  que  a  pesar  de  las  mentiras  que  han  difundido  los  partidarios   del  aborto  y  sus  medios  afines,  abortar  no  es  la  única  salida  que  tendría  la  joven  si  fuese  cierto   que  corre  peligro  su  vida,  algo  que  el  Instituto  de  Medicina  Legal  de  El  Salvador  ha  negado.   También  está  la  opción  del  parto  inducido,  acorde  con  la  ley  salvadoreña  y  que  ha  propuesto  el   gobierno  de  ese  país  

La  CIDH  señala  que  la  joven  está  en  condiciones  de  someterse  a  un  parto  inducido  

Es  más:  en  la  exposición  que  hace  de  los  hechos,  la  CIDH  señala  que  “la  señora  B.  se  encuentra   actualmente  en  la  semana  26  de  su  embarazo”.  La  Corte  señala  que  ya  el  7  de  mayo  de  2013   “el   Instituto   de   Medicina   Legal   en   sus   conclusiones   aseveró   que   “la   señora   [B.]   obstétricamente  se  encuentra  en  el  segundo  trimestre  de  su  segundo  embarazo,  por  lo  que   medicamente  ya  no  se  puede  hablar  de  aborto”  y  que  “si  hubiese  complicación  o  reactivación   de  las  enfermedades  crónicas  ya  descritas  [se  podría]  proceder  a  su  finalización  por  la  vía  que   corresponda”.  La  CIDH  recuerda:  “En  similar  sentido,  el  17  de  mayo  de  2013  el  médico  tratante   del  Hospital  Nacional  de  Maternidad  informó  que  “es  necesario  aclarar  que  desde  el  punto  de   vista  médico  actualmente  a  esta  edad  del  embarazo  tendrían  en  caso  de  que  fuera  necesario]   que  efectuar  un  parto  inmaduro  por  vía  abdominal”.  

Beatriz  anuncia  que  se  someterá  a  un  parto  inducido  por  cesárea  

Así  pues,  y  como  manifiesta  la  propia  resolución  de  la  CIDH,  tanto  la  Corte,  como  el  Instituto   Médico  Legal  y  el  médico  que  trata  a  la  joven  plantean  la  posibilidad  del  parto  inducido  en   caso  de  que  sea  necesario  para  preservar  la  salud  de  la  joven.  Hoy  mismo  AFP  ha  difundido  

   10