2. C de “C H O N” (07 de mayo de 2013)

Estará presente en tu anillo de compromiso. Eso sí, que no te den gato por liebre, o mejor dicho, grafito por diamante.

Diamante, grafito, grafeno, nanotubos, fullerenos... Diferentes estructuras pero todas formadas únicamente por el mismo tipo de átomos: átomos de carbono.

 

El noventa y siete por ciento de nuestro cuerpo es “C H O N”. Las infinitas combinaciones de átomos de carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno nos permiten desplazarnos, pensar, estudiar, querer... Nuestro cuerpo es materia orgánica porque en nuestro organismo hay átomos de carbono. Y hoy os quiero hablar brevemente de este átomo, C, y de la trascendencia que lo rodea. De algunas de las diferentes formas en las que de momento, porque nunca está todo descubierto, se puede encontrar.

Estará presente en tu anillo de compromiso. Eso sí, que no te den gato por liebre, o mejor dicho, grafito por diamante. Sólo en el segundo de los casos llegarás a la boda. Deja por tanto el grafito para la mina de tus lápices y escribe con él una bella poesía a tu pareja. Una vez la hayas entregado, coge una fina lámina del grafito de un único átomo de espesor y sepárala completamente del resto. Tendremos entonces un material que está siendo muy estudiado en la actualidad, principalmente por su dureza, ligereza, transparencia y conductividad: el grafeno. Si enrollas la lámina que habíamos creado de grafeno sobre sí misma, formando un pequeño conducto, tendrás en tu poder un nanotubo de carbono. Es un material muy largo y a la vez muy estrecho, que está siendo utilizado en celdas solares, transistores y memorias de la industria electrónica, piezas de automóviles, como agente de refuerzo de plásticos o en electroquímica. Pero el carbono da tanto para estudiar y trabajar como para divertirse. Existe una estructura altamente simétrica de átomos de carbono idéntica a la de un balón de fútbol: el C60 o Buckminsterfullereno, veinte hexágonos y doce pentágonos distribuidos directamente para disfrutar. ¡Si es que es como un juego de niños!

Diamante, grafito, grafeno, nanotubos, fullerenos... Diferentes estructuras pero todas formadas únicamente por el mismo tipo de átomos: átomos de carbono. Diferentes formas de obtenerlos, diferentes precios y diferentes utilidades. Como nosotros mismos. Todos somos “C H O N”, pero cada uno somos de nuestro padre y nuestra madre. Yo, por ejemplo, prefiero una preciosa carta de amor escrita a grafito antes que el más caro de los diamantes.

 

Jesús Garoz Ruiz, @JesusGarozRuiz.

Estudiante del Doctorado en Química Avanzada. Facultad de Ciencias de la UBU.

Esta entrada participa en el XXV Carnaval de la Química “Bodas de Plata” organizado por @ISQCH_Divulga @carnavalquimica