1.5.1 1770-1815. ECONOMÍA. REVOLUCIÓN INDUSTRIAL EN INGLATERRA.

1.- PRIMERA TAREA: ¿CÓMO ERA EL NIVEL DE VIDA DE LOS TRABAJADORES INGLESES ENTRE 1800 Y 1850?

1 . Lean los siguientes textos y luego resuelvan las actividades propuestas para cada uno de ellos.

sEt4bIaptLV_VVqY_yU_dxw.png

¿Cuáles son las dos posiciones alrededor del nivel de vida de los trabajadores durante los primeros años de la Revolución Industrial inglesa? ¿En qué afirmaciones se sostiene cada posición?

Según se desprende del texto la primera consideración que me llama la atención es que los optimistas tienen una visión a largo plazo para determinar y posicionarse respecto al nivel de vida de los trabajadores durante los primeros años de la revolución inglesa. Sin embargo, los pesimistas se basan en una concepción a corto plazo consolidando y defendiendo su posición mediante el estudio de las condiciones de los trabajadores durante los primeros años de la Revolución Industrial.

Salvando el espacio temporal que toman como base para determinar las condiciones que formarán base de cada una de sus posiciones, podemos determinar que se dan dos posiciones totalmente encontradas: los optimistas y los pesimistas.

Los optimistas sostienen que en general se mejoró el bienestar de los trabajadores y se basan en las siguientes afirmaciones para la defensa de su posición:

Los pesimistas mantienen que las condiciones de trabajo en los inicios de la Revolución Industrial son lo suficientemente negativas para fundamentar la base de su teoría y permitirles ser defensores de las siguientes afirmaciones:

skqtt-sMR7fwygVInT6G6Xg.png

¿Cuáles son las diferencias entre el trabajo en una sociedad industrial y el trabajo en una sociedad preindustrial, según Hobsbawm?

A grandes rasgos podríamos establecer que las grandes diferencias entre el trabajo en una sociedad industrial y una preindustrial se encuentran en el paso de un trabajo agrario/gremial artesanal a un trabajo industrial mecanizado. Podemos desgranar esta afirmación general en las siguientes puntualizaciones:

• ¿Por qué Hobsbawm afirma que: “El trabajador pobre, cuyo mundo y forma de vida tradicionales destruyó la Revolución Industrial, no estaba conforme con la situación”?

Porque el trabajador pobre en una sociedad preindustrial sigue siéndolo al pasar a una sociedad industrial. En este cambio además de ver agravadas las condiciones de trabajo, también pierde las ventajas propias del trabajo en una sociedad preindustrial.

¿Cuáles son los cambios en el nivel de vida de los trabajadores a partir de la Revolución Industrial, según Hartwell? ¿En qué basan sus apreciaciones?

 

El nivel de vida mejoró en cuatro aspectos fundamentales: incremento de la renta nacional per cápita, mayor igualdad en la distribución de la riqueza, medidas protectoras a la clase trabajadora y mejoras en el acceso al agua potable.

 

La mejora de la renta per cápita es consecuencia directa del crecimiento económico derivado de la Revolución Industrial. Hay estimaciones que durante los treinta primeros años de este periodo creció un 50%.  

Los obreros se beneficiaron de las acciones del gobierno en cuanto a la redistribución de la riqueza. Se reduce el impuesto de aduana, lo que provoca la bajada de PRECIO DE muchos bienes de consumo debido a una menor carga impositiva sobre los mismos. . Se recaudan nuevos impuestos cuya finalidad es destinarlos a gasto social. Todas estas acciones redundan en una mejora del poder adquisitivo.

 

Aparecen las primeras leyes gubernamentales destinadas a la protección de la clase trabajadora: las leyes sobre el trabajo en las fábricas y las leyes reguladoras de las mutualidades. Las mutualidades estaban integradas por trabajadores y obreros con el objetivo de conseguir mejoras salariales y laborales y protegerse en los casos de enfermedad, muerte, paro o huelga frente a los abusos de los capitalistas. Con estas nuevas normas se mejoraron las condiciones laborales de los trabajadores en las fábricas, tales como la reducción de la jornada laboral, la edad mínima para la contratación infantil y la prohibición del trabajo a mujeres y niños en las minas.

 

Gracias al mayor poder que otorga el Estado a los gobiernos municipales, se actualiza y generaliza la red de distribución y acceso al agua potable a la mayoría de la población. El consumo de agua potable favoreció unos mayores niveles de higiene y se redujo la aparición de enfermedades y epidemias. Es evidente que esto mejoró directamente el nivel de vida de la clase obrera de la Revolución Industrial, pues uno de los puntos cuantificables a la hora de valorar el nivel de vida de un determinado sector de la población es el aspecto sanitario.

2 . Relacionen los textos analizados.

¿En qué posición del debate se inscribe el fragmento sobre la vida del trabajador de Hobsbawm? ¿En la optimista o en la pesimista? ¿Por qué?

 

         Yo enmarcaría el fragmento del texto de Hobsbawm dentro de la corriente pesimista. Ya en el título del mismo, especifica que la Revolución Industrial destruyó la forma de vida tradicional de los pobres que no estaban de acuerdo con ella.

 En los dos párrafos siguientes se describen todas las características negativas que se dieron en los primeros años de la Revolución Industrial y que son las que utiliza el pensamiento pesimista para defender su posición. Estas situaciones vividas por los trabajadores de la primera etapa de la revolución las he comentado ya en una de las preguntas anteriores y serían, de una forma esquemática, las siguientes:

 

Podemos observar que Hobsbawm sólo tiene en cuenta las situaciones y condiciones negativas de trabajo en los primeros años de la Revolución Industrial por lo que quedaría incluido en la corriente pesimista.

¿En qué posición del debate se inscribe el fragmento sobre el aumento del nivel de vida en Inglaterra de Hartwell? ¿En la optimista o en la pesimista? ¿Por qué?

 

         A diferencia del texto de Hobsbawm, el fragmento del texto de Hartwell pertenece a la corriente optimista.

 Hartwell describe, económicamente, las principales características positivas consecuencia de la Revolución Industrial y que son parte de las utilizadas por la corriente optimista para defender su posición y serían, de una forma esquemática, las siguientes:

 Enumeren los indicadores que utiliza cada autor para sostener su postura. Luego, discuta la importancia de cada uno de esos indicadores para medir el nivel de vida de los trabajadores ingleses de la Revolución Industrial. Esos indicadores, ¿Son suficientes para analizar el tema? ¿Por qué?

Los indicadores usados por Hobsbawm son:

 

Los indicadores usados por Hartwell son:

Una vez enumerados los principales indicadores que utilizan cada uno de los autores para defender sus posiciones opuestas, podemos decir que son mayoritariamente de naturaleza económica y son la base principal para determinar el nivel de vida de los obreros durante la Revolución Industrial. Aunque son todos ellos importantes y necesarios para definir el nivel de vida, creo que son insuficientes, pues el conjunto de indicadores que deberían tomarse en cuenta para determinar el nivel de vida es mucho más amplio. Considero que no se valoran indicadores, tan importantes o más que los estrictamente económicos, que sí son tenidos en cuenta por otros autores a la hora de establecer el nivel de vida de una población en un periodo determinado. Podríamos enumerar algunos como los siguientes:

 

El principal indicador usado por ambos autores es la renta nacional per cápita que es considerado como un indicador imperfecto por algunas razones como:

1.        Al tratarse de una media aritmética (renta nacional / número de habitantes de un país) no se tiene en cuenta la desigualdad social.

2.        No computa la producción obtenida mediante el trabajo sumergido.

3.        No se tiene en cuenta la gente que no trabaja (desempleo).

4.        No se tiene en cuenta las condiciones laborales.

                Podríamos enumerar muchos indicadores tomados en cuenta para la determinación de la renta nacional per cápita que no afectan al nivel de vida de los trabajadores y otros que no son tomados en cuenta y que sí que afectan al nivel de vida. Pero la dificultad para  ponerse de acuerdo, por las diferentes corrientes, en qué indicadores deberían ser analizados para determinar el nivel de vida, hace que, aún considerado imperfecto, la renta nacional per cápita sea uno de los principales, por no decir el principal, indicador usado por los diferentes autores a la hora de valorar el nivel de vida de una población en un periodo determinado.

2.- SEGUNDA: ¿CUÁL FUE EL PAPEL FEMENINO EN LA INDUSTRIA?

EL TRABAJO FEMENINO ANTES Y DESPUÉS DE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL

A lo largo de la historia, si analizamos el trabajo femenino desde la Edad Media hasta nuestra era podemos afirmar que el papel de la mujer trabajadora es prácticamente igualitario al del hombre pero, como ocurre en la realidad, en muchos casos se le ha dado una menor relevancia y no existen evidencias escritas de la aportación de la mujer al mundo laboral a lo largo de los años.  

A finales de la Edad Media, era de aplicación un contrato de servicio doméstico según el cual una joven se comprometía a servir en una familia durante un periodo de ocho años. Observamos dos percepciones generales:

 

Dependiendo de la actividad económica del señor o del tipo de actividad económica que realizase, las aprendices prestaban su servicio en familias dedicadas a diferentes oficios, lo que obligaba a la aprendiz a trabajar en el servicio doméstico y en la actividad propia de cada una de las familias (costurera…)

 

Cabría destacar el papel de las hilanderas. Si bien era considerado un trabajo femenino por cuenta ajena, como era realizado de forma habitual por la mayoría de las mujeres, no es considerado importante y no se deja constancia en los manuscritos de la época, aunque de todos es sabido la importancia de la labor del hilado realizada por la mano de obra femenina.

 

Si analizamos el papel de la mujer campesina podemos afirmar que compartía prácticamente todas las tareas realizadas por hombres. Aunque no existen manuscritos, que así lo especifiquen, sí que podemos afirmar, basándonos en el estudio de los testimonios iconográficos (pinturas, cuadros, monumentos, estatuas y retratos) que compartían muchas de las actividades del mundo agropecuario. Son cuantiosas las obras pictóricas con escenas propias de la vida del campo en las que se ve a hombres y mujeres realizar la misma tarea.

En la época medieval también existía una mano de obra femenina dedicada a la construcción y sus derivados. Son muchos de los testimonios de “mujeres a pie de obra” como amasadoras de yeso, acarreadoras de agua para la obra, cavadoras… que recibían un jornal como contraprestación económica. Es de mención los datos del “Libro de Fábrica” de la catedral de Zaragoza en que se detalla que un tercio de los albañiles eran mujeres.

 

Podemos afirmar que las mujeres de la Edad Media compartieron trabajo en multitud de oficios y sectores dedicados aparentemente a la mano de obra masculina.

Toda esta mano de obra femenina, desarrolladora de trabajo doméstico y artesanal se mantiene prácticamente inalterable hasta principios de la Revolución Industrial, periodo en el cual todo sufre una transformación, en el que la mujer ocupa una posición primordial.

Con el inicio de la Revolución Industrial, la existencia de una demanda de mano de obra para el trabajo en cadena y el empobrecimiento de la población campesina, hace que muchas mujeres abandonen el ámbito rural y emigren a la ciudad.

 

Las condiciones de trabajo de la mujer durante la Revolución Industrial son penosas y los derechos prácticamente inexistentes. La mujer realiza jornadas extenuantes en condiciones insalubres por míseros salarios. La mano de obra femenina fue fundamental en el desarrollo de las diferentes etapas de la Revolución Industrial ya que era barata y sin derechos.

 

Es a partir de la Revolución Industrial cuando se inician las primeras y muy débiles acciones dirigidas a mejorar las condiciones del trabajo ejercido por mujeres.

Aparecen las primeras leyes gubernamentales destinadas a la protección de la clase trabajadora como las leyes sobre el trabajo en las fábricas y las leyes reguladoras de las mutualidades. Con estas nuevas normas se mejoraron las condiciones laborales de los trabajadores en las fábricas, tales como la reducción de la jornada laboral, la edad mínima para la contratación infantil y la prohibición del trabajo a mujeres y niños en las minas.

Durante la Revolución Industrial y hasta finales del siglo XIX, la mujer es discriminada en todos los ámbitos laborales. A finales del siglo XIX existieron corrientes que planteaban la imposibilidad del trabajo de la mujer fuera de casa, pues se creía que compaginar el trabajo doméstico con el remunerado no permitía cumplir con los deberes en el hogar y la familia.

 

Es a partir del siglo XX cuando se inician las primeras y reales acciones dirigidas a la igualdad entre hombres y mujeres en el ámbito laboral, si bien, hoy en día existen muchos sectores y aspectos de la vida laboral de las mujeres, en los que la discriminación por razón de sexo son más que evidentes.

 

Actualmente, gracias a organizaciones internacionales como la OIT, la ONU se ha mejorado el ámbito de trabajo para las mujeres, pero la falta de igualdad hace que muchas organizaciones de ámbito no gubernamental sigan la lucha para conseguirla.

La mujer de la Revolución Industrial era discriminada política, económica y legalmente. Cabría establecer una pequeña diferencia entre la mujer burguesa y la mujer obrera. Si bien la primera no sufría la discriminación económica, sí que compartía con las obreras la discriminación política y legal ya que se le relegaba prácticamente al ámbito familiar, y especialmente tras el matrimonio o la maternidad.

Socialmente el rol de la mujer obrera se relegaba al ámbito familiar y al trabajo en las fábricas. No gozaban de ningún derecho social si no era bajo la tutela legal de los hombres. Su principal papel se limitaba al cuidado de la familia y la aportación económica secundaria.

Políticamente las mujeres eran consideradas como niños, es decir, sin la capacidad intelectual suficiente para dedicarse a la política, si bien esta capacidad se consideraba exclusiva al género masculino.

El sistema político liberal aportó las libertades individuales y la igualdad ante la ley, pero seguían excluyendo a las mujeres de sus teorías igualitarias.

Son las mujeres burguesas las que empezaron a abanderar los movimientos sufragistas y feministas, si bien las obreras empezaron a organizar en sindicatos para luchar contra los abusos propios del trabajo en la Revolución Industrial.

Desde entonces hasta la actualidad el papel de la mujer ha estado siempre en una posición desfavorecida con respecto al hombre. Muchos de los avances conseguidos en equiparar a la mujer en igualdad al hombre tuvieron sus raíces en acciones emprendidas por las mujeres, tanto obreras como burguesas de la Revolución Industrial.

La Constitución Española reconoce todos los derechos fundamentales de los españoles y puede considerarse progresista y avanzada. En su artículo 14 se reconoce la igualdad de hombres y mujeres y la no discriminación por razón de sexo. En su artículo 28 se regula el derecho a sindicación y el derecho a la huelga. En el artículo 35 se regula el derecho a trabajado, derecho a la libre elección de profesión u oficio…En el artículo 40 se regula la seguridad e higiene en el trabajo, la limitación de la jornada laboral, las vacaciones periódicas retribuidas…En el artículo 43 se regula el derecho a la protección de la salud…

Si bien todos estos artículos son aplicables a hombres y mujeres, si analizamos la Constitución en relación con los derechos de la mujer podemos afirmar, de una forma crítica, que no existe ningún apartado de la misma que reconozca directamente la desigualdad histórica de la mujer en España respecto a los hombres. A pesar de estar aprobada esta norma, de obligado cumplimiento y considerada como la norma madre del sistema jurídico español, tras su aprobación, siguen aplicándose normas ordinarias que en muchos casos siguen sin reconocer la igualdad de derechos entre hombres y mujeres

Es con la aparición del Tribunal Constitucional y la denuncia ante el mismo, por movimientos feministas durante la transición, cuando realmente empiezan a aparecer sentencias que establecían que se estaban aplicando leyes ordinarias contrarias a la Constitución que determina de forma concreta y explícita la no  discriminación de la mujer en los diferentes ámbitos de la sociedad por razón de sexo.

Hoy en día, aunque se han aprobado excelentes leyes a favor de la mujer como LO 1/2004 de erradicación de violencia de género o la ley 3/2007 de igualdad efectiva entre hombres y mujeres, se sigue luchando para conseguir una igualdad real entre hombres y mujeres y creo que solamente será efectiva con el cambio generacional de la población y en especial de parte de los jueces que hoy en día aplican la ley pero que conservan una mentalidad propia del periodo en que se elaboró la Constitución.

BIBLIOGRAFÍA

He intentado poner las páginas donde he encontrado la información pero no he conseguido poner los links/URL porque borré todos los datos.

AUTOEVALUACIÓN DEL PROYECTO

¿Cómo has/habéis trabajado?

He trabajado bastante bien; estoy satisfecha con mi trabajo.

¿Qué has/habéis aprendido?

He aprendido a redactar preguntas y desarrollar textos sin copiar información, describiendo con mis palabras lo que se pedía.

 ¿Cuáles han sido los mayores logros? ¿Por qué?

Poder realizar un trabajo del que luego me pueda beneficiar en la universidad…por la forma de redactar y trabajar.

¿Dónde he/hemos tenido las mayores dificultades? ¿Por qué?

Las mayores dificultades han estado en encontrar información para poder responder bien a las preguntas.

¿Qué tienes que mejorar para el próximo trabajo individual o en equipo?

No creo que tenga que mejorar nada en cuanto al trabajo. Tal vez sí que podría repartirme mejor el tiempo para realizar el trabajo.

¿Cuál era tu compromiso con respecto al trabajo individual o en grupo?

Poder sacar el máximo partido al trabajo para así aprender mucho más sobre el tema.

¿Qué te gustaría aportar en el próximo equipo en el que trabajes?

--------------