Bogotá, 26 de Mayo 2014

Carta abierta a:

R.A.A.B.,
Audiovisualistas de Bogotá,
A quien interese.

Saludos positivos,

Escribo esta carta no sólo para aquellos que se sientan parte de la Red Audiovisual Alternativa de Bogotá (R.A.A.B.), sino también para aquellos audiovisualistas de la ciudad que no se sientan vinculados a ella, ya sea porque no la conocen, porque no los agremia o porque ya no se sienten representados por esta red.


Si bien Cinelibertad y yo, hemos sido gestores cofundadores de esta iniciativa de integración y articulación de un sector del gremio audiovisual de Bogotá, que ha tenido importantes y admirables logros, hoy en día la R.A.A.B. es a mi modo de ver, un sofisma. Para algunos un cascarón o fachada, para otros algo incomprensible, para varios una rosca o incluso algo inexistente, que ya no mueve las voluntades.


Cito esas afirmaciones sin ánimo de sabotear procesos o culpabilizar a alguien en particular, sino como un llamado de atención para motivar la acción en contra de la inercia que mantiene las cosas andando a la deriva (o en manos de unos cuantos), cuyos perjudicados somos los audiovisualistas y a final de cuentas, Bogotá.

Como audiovisualistas (creadores, educadores, exhibidores, comunicadores y gestores del gremio audiovisual) no somos fuertes porque no estamos organizados. Como consecuencia las instituciones públicas, las coyunturas o los oportunistas, pueden hacer lo que quieran con nuestra soberanía audiovisual y no tenemos capacidad de reacción.

Planteo algunas posibles decisiones respecto a la R.A.A.B.:

  1. Refundación: Convertirla en una verdadera agremiación, con estructura organizativa aplicada e incluso con posibilidad de cambio de nombre.
  2. Eliminación: Acabar de raíz con la red.
  3. Fragmentación: Dividir la red en diferentes subgrupos, por afinidades, intereses o cualquier criterio de desintegración. Grupos independendientes.
  4. Nada: Continuar la inercia y perpetuar el sofisma.

Como persona, informo que actualmente me abstengo de representar y ser representado por la R.A.A.B., hasta que no se tome alguna decisión organizativa basada en el debate colectivo.

Atentamente,

Óscar Pico

picoscar.com