CUALQUIERA

El que sea  reclama un derecho.
Pero pocos se atienen a sus deberes.

A cualquiera le brota Una idea.
Pero pocos saben razonarlo y hacerlo prácticamente posible.

Cualquiera puede exponer un pensamiento brillante.
Pero pocos tienen la capacidad de hacerlo provechoso.

Cualquiera puede exponer un plan.
Pero pocos pueden llevarlo a cuesta hasta que cuaje y florezca.

Cualquiera puede divisar un camino.
Pero pocos saben desandarlo.

Cualquiera puede criticar.
Pero pocos enmendar.

Cualquiera puede señalar el mal.
Pero pocos trabajar el bien.

Cualquiera se compromete.
Pero pocos son los que cumplen.

Cualquiera sentencia como buen juez.
Pero pocos indultan como un cristiano.

Cualquiera hace un brindis por lo que le conviene.
Pocos una alianza con lo que los compromete.

Cualquiera sabe lo que debería hacerse.
Pero pocos lo hacen en el momento de actuar.

Cualquiera se trepa por lisonja.
Pero pocos suben por el amor.

Cualquiera se pone disfraz en sociedad.
Pero pocos se lo quitan ante Dios y se miran tal cual son.

Cualquiera lanza una queja de la vida.
Pero pocos reconocen lo que merecen y la hacen mas llevadera.

Cualquiera arrebata a otro la corona del triunfo.
Pero pocos resisten pagar por ella lo que se les exige.

Cualquiera tiene una visión de claridad.
Pero pocos salen de la apatía y se meten en la luz.

Cualquiera quisiera mejorar el mundo.
Pero pocos se ponen al servicio de esa causa.

Cualquiera grita por la paz.
Pero pocos destierran la guerra en la batalla de todos los días.

Cualquiera se enamora de una estrella.
Pero pocos tienen la fuerza de alargar el brazo... ¡Y conseguirla!

- Zenaida Bacardi