LA MUJER COMO OBJETOEN LA HISTORIA DEL ARTE

 (IMAGEN DE LA VICTORIA ALADA DE SAMOTRACIA) Hemos escogido esta imagen de la Victoria alada de Samotracia como símbolo de nuestra exposición, pues vamos a hablar de la lucha de la mujer a lo largo de la historia para encontrar su papel en la sociedad. Por eso, para nosotros estas alas de la figura femenina de la imagen son una alegoría de la lucha de la mujer por su libertad.   (CAMBIAR A LA OTRA IMAGEN DE LA VICTORIA)

(IMAGEN GRUPAL) Todos los artistas que han sobresalido en la Historia del Arte hasta el siglo XX han sido varones. La mujer no ha participado en el hecho artístico como sujeto agente. Ellas siempre se encontraron subordinadas a los intereses de los hombres, quienes las mantuvieron alejadas de la esfera artística mediante la creación de estereotipos del ideal que representaba ser una mujer; es decir la mujer como objeto en el arte. A través de la pintura y la escultura la mujer ha sido encerrada dentro de la categoría del objeto. Así, el sujeto masculino presenta al objeto femenino para ser mostrado.

(IMAGEN GRUPAL) No sabemos de dónde surge la necesidad humana sobre la creación artística, pero sí sabemos que, de una u otra forma, nos ha acompañado desde que tenemos memoria. El arte tiende a representar las inquietudes humanas que expresadas en un lenguaje diferente al que utilizamos normalmente para comunicarnos, se han hallado presentes, en mayor o menor medida en todo hombre o mujer de cualquier época.

(IMAGEN VENUS DE WILLENDORF) Veamos pues el doble papel de la mujer a lo largo de la historia; por ejemplo, en esta imagen de la Venus de Willendorf podemos observar como ya en la prehistoria encontramos la representación femenina de la mujer como objeto, en este caso como símbolo de la fertilidad. Su gran realismo anatómico en los que destacn sus prominentes senos, sus anchas caderas… contrasta con la ausencia de rostro, escondido tras la tupida cabellera.

        

 (IMAGEN DE EVA) En la Biblia, que es fuente de inspiración de numerosas representaciones artísticas, encontramos diferentes visiones sobre la mujer: heroína, esclava, esposa, prostituta, madre, santa, pecadora… (IMAGEN DE LA MADONNA DEL JILGUERO) ya que al reflejar las sociedades antiguas, muestra los diferentes papeles atribuidos a la mujer en esa sociedad.

(IMAGEN TUMBA DE NAKHT)  En Egipto,  también encontramos la doble dualidad, la mujer esclava, bailarina o la reina, como Cleopatra.

(IMAGEN DE LA VENUS DE MILO) En el mundo clásico, en cuanto al arte, la mujer pasa a segundo plano, siendo la representación básica el desnudo masculino (el héroe, el atleta, el filósofo); la mujer solo sirve de pretexto para representar diosas 

(RETRATO DE MUJER DE EL FAYUM) En Roma, el papel de la mujer es mínimo en la vida pública; y el arte, al servicio de esa representación social, solo representa a la mujer como asociada al hombre, en escenas de matrimonios o retratos.

En la Edad Media, (IMAGEN DE LA VIRGEN DE LEÓN) el arte cumple una función religiosa y desaparecen los temas mitológicos, las diosas y el retrato. El cristianismo contribuyó a despojar a la mujer incluso de su función de madre, y el modelo femenino giró en torno a la idea de la castidad y pureza virginal. Aún así, se da una imagen contrapuesta de la mujer:

 (IMAGEN DE LA VENUS DE TIZIANO) El Renacimiento, siglos XV y XVI, con el pretexto mitológico recupera el desnudo femenino, el concepto de mujer aislada, y también convirtió a la mujer (IMAGEN DE LA GIOCONDA) en un signo de prestigio social para su colectivo o familia, así vuelve el retrato, para destacar su alta condición social.

(IMAGEN DE LA VENUS DEL ESPEJO), En el Barroco, siglos XVII y XVIII la mujer se vuelve un objeto de consumo erótico (IMAGEN DEL RAPTO DE PROSERPINA, DETALLE). Muestra su concepto de belleza de la mujer (IMAGEN DE LAS TRES GRACIAS DE RUBENS) pero justificándolo a través de la mitología o simplemente como mujer objeto como vemos en este cuadro de Vermeer titulado la Joven de la Perla (IMAGEN DE LA JOVEN DE LA PERLA)

(IMAGEN DE LA CONDESA DE CHINCHÓN) Con la Ilustración, siglo XVIII reaparece la mujer en sociedad y pasa por un papel diverso; así podemos como podemos contemplar en este retrato de Goya “La Condesa de Chinchón” se representa  una dama noble, la imagen que se quiere dar en público de la mujer, el decoro femenino. Por otro lado (IMAGEN DE LA MAJA DESNUDA) en la Maja se contemplamos lo que seguramente es la mujer, el objeto de deseo. Es la primera vez, en toda la pintura española, que se pinta un desnudo sin excusas mitológicas y, además, sensual y provocativo.

(IMAGEN DEL DESAYUNO SOBRE LA HIERBA DE MANET)  En el siglo XIX, también encontramos papeles diversos en la mujer.  Por un lado, la mujer adinerada y sometida como en este Desayuno de Manet  que podemos interpretar como “nosotros hemos venido a desayunar pero tú has venido a que te miremos”

(IMAGEN DE LA ODALISCA DE INGRES)  O la mujer objeto total como contemplamos en esta Odalisca.

(IMAGEN DE LA CLASE DE BAILE DE DEGAS) Incluso en estas escenas de una clase de baile, aparentemente inocente, son niñas procedentes de los barrios bajos de París y eran sobreexplotadas.

(MUJER PELIRROJA. TOULOUSE-LAUTREC). También Toulouse Lautrec representa a la mujer como objeto, (IMAGEN DE DANAIDE DE RODIN) o esta otra imagen tremendamente sensual de Danaide de Rodin

(IMAGEN DEL VIOLÍN. MAN RAY) Incluso en el siglo XX  se mantiene la dualidad entre la idea de mujer objeto, nunca mejor dicho como vemos en esta obra de Man Ray, o en esta (IMAGEN DE PARAÍSOHÍBRIDO DE DALÍ) imagen en la que Dalí representa a su musa Gala como puro objeto de deleite (IMAGEN DE JOSÉ PLANES) como también contemplamos en este desnudo de mujer de José Planes que se encuentra en el Casino de Murcia.

(IMAGEN DE MARILYN DE WARHOL) En la segunda mitad del siglo XX como vemos en esta obra de Warhol, se  mantiene la idea de mujer objeto, (IMAGEN DE AUDREY HEPBURN DE WARHOL),  a veces con fines publicitarios como observamos en las dos imágenes anteriores

(IMAGEN PERFORMANCE) En los años noventa han tenido mucho auge los performance o acciones artísticas como ésta del “Colectivo Artístico El Cuerpo Habla” que consisten en una muestra escénica en la que la provocación o el asombro, así como el sentido de la estética, juegan un papel principal.

(FOTO-MONTAJE GRUPO DE ACTRICES) Actualmente, es en el cine y en la fotografía donde la mujer vuelve a ser el objeto de muchas más miradas; así Marilyn Monroe, Sharon Stone, Angelina Jolie… y, probablemente el 90% de las actrices del sistema de estudios de Hollywood,  es donde la mujer pasa a ser objeto de verdad.