TRANSMEDIA PARA GUIONISTAS, DIRECTORES DE CORTOS Y DOCUMENTALES:

CASOS PRÁCTICOS Y EJEMPLOS

Escrito por Arancha T. Ferrero, guionista

https://www.facebook.com/araferrero/

http://araferrero.tumblr.com/

                 

¿Qué es la narrativa cruzada? ¿Cómo podemos hacer transmedia con nuestros propios medios? ¿Cómo podemos utilizar el ejemplo Marvel…? Estas son algunas de las cuestiones que responde este artículo. Aquí hay una introducción a transmedia para guionistas con el ejemplo de casos reales.

TRANSMEDIA, SEÑORAS Y SEÑORES, AHORA SABOR PRALINÉ

Desde que vivimos conectados vamos narrando nuestra propia historia en diferentes canales. No cuestionamos si es necesario y ni siquiera si NOS GUSTA. Somos narradores siempre, de nuestra historia y de las historias de otros.

NO TODO TIENE POR QUÉ SER TRANSMEDIA

Sin embargo no siempre funciona en la ficción. No entenderíamos que el policía corrupto y amargao, un Rusty Cohle de Badajoz, por ejemplo, tuviera un perfil de Instagram y nos lo llenase todo de fotos de gin tonics. Y eso existe. Eso se hace hoy en producciones de ficción. Un personaje no es más personaje porque tenga un perfil de Instagram y una cuenta de Twitter y un muro de Facebook. Un personaje es personaje porque tiene una historia que contar, y a lo mejor su historia es más rica si no la cuenta en doscientos lugares a la vez. Y mientras intentas contarle a Javi Meléndez por qué eres una guionista transmedia que recela del Transmedia suena el whatsapp: es tu jefe, llevas tres años escribiéndole un reality sobre jubilados en el área rural de Extremadura.

—¡Niña, hazme Un Transmedia para el programa!

Porque a fecha de hoy entendemos por transmedia el Social Media. Y el Social Media no tiene por qué ser narrativo aunque sea muy ruidoso.

Lo que sigue son tres frases reales que estas orejas han escuchado en ámbitos laborales durante los últimos 18 meses:

«¿Buscas monetizar tu proyecto? Haz Transmedia»

        «¿Quieres más audiencia? Utiliza Estrategias Transmedia».

        «¡Quiero hacer una película! ¡Pues empieza por El Transmedia!»

LA NARRATIVA CRUZADA

Me gusta hablar, más que de transmedia, de “narrativa cruzada”. A veces, una historia se presenta acompañada de muchas pequeñas historias, de esas que da mucha penica reducir a la mera subtrama. La narrativa transmedia nos permite aprovechar ese trabajo enriqueciendo la historia principal con todas esas pequeñas historias. A lo mejor no tienen sitio en el medio principal en el que narramos (una película por ejemplo) pero sí en otros medios: a través de la literatura, a través del cómic, de la televisión o de la WebTV. A veces estas aventuras son simultáneas en el tiempo: el proyecto quiere estar en varios medios desde el principio. A veces pasan décadas y la historia “madre” crece lo bastante como para generar estas (con perdón) sinergias.

EL EJEMPLO DE MARVEL

Un ejemplo de esto a gran escala es Marvel. Del cómic original surge un universo realista, de varias series regulares. Un mundo. Unos personajes entran en las aventuras de otros, se visitan, se enamoran, colaboran para luchar contra los malos… o se convierten ellos mismos en los malos.

De ahí surgieron varias historias para el cine, hasta los 2000 con más pena que gloria. A partir de Iron Man, con una vocación serial y mixta que ha continuado tras Vengadores. El año pasado se estrenó SHIELD, un procedimental ambientado en la organización paraguas que apoya las actividades de Vengadores, y con un personaje secundario como protagonista, El agente Coulson: el Wedge Antilles de la Marvel.

Y alrededor, toda clase de historias paralelas en Fanfiction. Y muchos más productos que no son transmedia: porque el merchandising no es transmedia. Repetid conmigo: el merchandising no es transmedia. Es divertido, es creativo, es importante, pero no nos cuenta nada.

A no ser…

Lego Shark Attack.png

(click para ver el vídeo online)

APLICANDO MARVEL A NUESTRA HISTORIA

Y ahora vamos a aplicar el poderío de la Marvel a nuestra película. A nuestro documental o webserie. Venga, sí, no os riáis.

Cuando vamos a algún sarao vemos ejemplos de grandes proyectos multinarrativos con gran presupuesto y amplia prolongación temporal. O bien asistimos a un taller sobre cómo hacer transmedia low cost en el que nos venden  muestran algún tipo de herramienta de gestión. Los pobres deberíamos tener en cuenta un par de cosas:

  1. ¿Tenemos una historia transmedia, o sea varias ramificaciones de una historia         en varios medios, que contar?

        

  1. ¿Tiene        que durar para siempre?

No siempre una historia mejora por hacerla transmedia, y mucho menos desde el primer momento. Monomedia no significa peor. Ya sabéis, el cine se iba a cargar al teatro, y la fotografía a la pintura… A veces una historia pide ELEMENTOS TRANSMEDIA. No una narrativa mixta completa. Pequeños niveles de inmersión que permitan al espectador consumidor aproximarse de otra manera.

Por ejemplo: actualmente estoy trabajando con Fernando Hugo Rodrigo en un documental que tiene una “pata” transmedia.

En este caso, transmedia es una manera de hacer vivir la película más allá de sus 70 u 80 minutos, y de que además resulte útil al público. Está por ver en este momento si algunos de esos elementos transmedia pueden contribuir a la circulación económica de la obra, pero de momento son parte de su narrativa y nada más. Su aspecto amortizable habrá que desarrollarlo con los productores.

Lo más probable es que nuestra “pata” transmedia viva en Internet, aunque con varias manifestaciones (social, más activa; y textual, más informativa), pero entre nuestros planes están también el espacio físico y el papel. Muchos productos transmedia ramifican hacia Internet porque tenemos la sensación de que es fácil y barato, pero no es ninguna de las dos cosas.

¿Cuáles son las putadas del transmedia?

En realidad sólo tiene una, que habitualmente no puedes controlarla. Y aunque está de moda hablar de narración colaborativa y de que lo mejor es dejar volar la narración, la verdad es que en cualquier historia que aspire a una vida prolongada en la red tiene que ser alimentada y vigilada por al menos una persona que la conozca. No por el riesgo de que se desmadre, sino justo por lo contrario. No hay nada más triste que una web completamente vacía, con elementos a medio terminar esperando a unos fans que no han venido, se han cansado, o simplemente han hecho uso de su muy legítimo derecho a ver tu obra mientras planchan.

Buscar fans comprometidos no siempre significa buscar fans activos: no todos los seguidores de un producto quieren vivir una experiencia de inmersión. O en realidad su nivel de inmersión no tiene por qué ser meterle mano a la historia. Y por otra parte, “pasivos” no es lo contrario de “fieles”.

Pienso en mis series favoritas: de una he escrito Fanfiction; su banda sonora y sus citas célebres (hasta su vestuario) estarán en mi boda. La otra no: simplemente llevo viéndola y recomendándola todos los días durante más de 20 años... Como si Homer Simpson necesitara recomendación mía.

FACEBOOK COMO HERRAMIENTA

Transmedia NO es obtener mil likes en una página de Facebook. Ni obtener mil likes en tu último post de Facebook te garantiza visitas a tu webdoc o webserie. Facebook, sin embargo, es una herramienta transmedia muy útil para dotar de realidad a un personaje. El último trabajo transmedia que he hecho ha sido para la webserie Invisibles, de Gustavo Palacios y Xavi Fontana: consistía en utilizar un narrador externo que contara con elementos diversos de la trama, y creamos a Federico Tizón, un joven madrileño intentando abrirse camino como periodista en Berlín, y dando con la historia de su vida (que es la historia del protagonista de la serie), y por poco perdiéndola por el camino. ¿Y cómo lo contaba? A través de su página en Facebook. Siempre y cuando sea coherente que el personaje utilice Facebook.

Federico Tizón.png

Uno de los inconvenientes de Facebook es que no te da el control: lo que puedes hacer con tu personaje en su plataforma será siempre lo que Facebook quiera que hagas, y tus contactos y seguidores verán lo que Facebook decida que ven (su famoso Edgerank). Puedes invertir monetariamente para adquirir visibilidad y organizar una campaña dentro del mismo Facebook para ello. Eso depende del presupuesto. Lo que sí es Facebook es una evolución natural del agregador de Feeds: cada actualización del proceso creativo, bien contada en Facebook, suele tener un impacto directo (más o menos) en visitas.

TRANSMEDIA NO SIGNIFICA INTERNET

Transmedia tampoco significa INTERNET. Todo lo que pueda narrar, o contribuir a la narración de la historia, es un elemento transmedia.

MAPAS

A mí, por ejemplo, me obsesionan los mapas. Cuando llevo un blog de rodaje me vuelvo loca contando dónde nos reunimos, a quién conocemos, qué lugares visitamos y dónde (y qué) comemos; sin esperar a que un posible patrocinador salga de ahí… pero sin olvidar la posibilidad.

ROPA

Me obsesiona también la ropa. La cantidad de cosas que se pueden contar en una camiseta.

SARAOS

En el campo del documental, un elemento transmedia del que apenas se habla en los saraos son… los saraos. Un encuentro de usuarios, actores de una misma historia (testigos de un acontecimiento, por ejemplo). Este recurso, que en el mundillo transmedial se conoce como desvirtualización, se convierte muy a menudo en parte de ese documental, y por lo tanto en un elemento narrativo que tiene estructura propia.

        TRANSMEDIA Y TIEMPO

Otro de los elementos que no solemos tener en cuenta pensando en Transmedia es el TIEMPO. Igual que un proyecto no necesita ser transmedia, ¿necesita ser eterno?


TRANSMEDIA PARA CONSEGUIR “ALGO”

Mi primer proyecto profesional transmedia fue la webserie documental AN 2012. Un proyecto de esos de Transmedia Subordinado, “hacer transmedia para conseguir algo”: en este caso promocionar una película contando el proceso de hacerla, desde el minuto cero. Es una gran idea documental, pero después de casi cuatro años (yo participé tan sólo en su segunda temporada) sigue a rebufo de un futurible que no se ha producido. Los miles de fans, de financiadores crowdfunding, no han llegado. Y comprensiblemente, sus creadores no lo están contando. Quizá contando esta misma parte (amarga) de la historia no tendrían su película, pero sí una obra independiente que ha durado una cantidad decente de tiempo.

TRANSMEDIA CON TIEMPO LÍMITE

El segundo, por el contrario, las desventuras berlinesas de Federico Tizón, tenía fecha de cierre: las ocho semanas que la temporada de Invisibles tardó en emitirse. Lo que muy probablemente ocurrirá ahora con el universo creado por Gustavo Palacios saldrá de aquí, pero será otra cosa. Con un principio y un final.

Hago transmedia siempre que tengo la oportunidad, pero no es la única herramienta que empleo para el desarrollo de las historias en que trabajo, ni creo que necesariamente las haga mejores.