Las tareas 2 y 8 realizadas integramente por Rocío Carla, Juan y Teddy

La inmensa fortuna de J.D. Rockefeller la amasó siendo un hombre de negocios implacable y con una visión empresarial global impresionante. Llegó a crear el monopolio más grande nunca conocido. Fue entrelazando empresas relacionadas con el petróleo hasta conseguir eliminar la competencia en la producción de petróleo en EEUU.

Este dominio total le costó un largo camino de litigios por parte del gobierno de EEUU en defensa de un mercado más justo y sin monopolios. Finalmente ganaron, pero Rockefeller no dejó de seguir controlando las empresas resultantes de la división de su imperio.

Este control se puede equiparar a la globalización que vivimos hoy en día. Las multinacionales dirigidas por los más ricos del planeta, producen en todo el mundo. También a través de su vertiente filantrópica con sus fundaciones y donativos influyen en los gobiernos, que a su vez les facilitan el ejercicio de ese control “mundial”.

Es decir, tanto en tiempos de Rockefeller como ahora, el planeta está en manos de unos pocos ricos y poderosos que manejan el sistema mundial.