logoceroenconductacontribu.jpg

POR UN PACTO EDUCATIVO con cine y educación caminando juntos

“Pensamos demasiado y sentimos muy poco…”

(El gran dictador/The Great Dictator, 1940)

¿Sueños? Soñando un pacto educativo con educación y cultura de todos y para todos.

Sueño que se dibuja con:

INSTITUCIONES PÚBLICAS que marcan en sus agendas los planes audiovisuales no vinculados a personas concretas sino a políticas generosas con horizontes lejanos.

MINISTERIO DE EDUCACIÓN Y CULTURA que reúne para el diálogo a los responsables de cada Comunidad Autónoma y en ese pacto aparece la doble vía para la alfabetización mediática: la transversal desde el inicio de la escuela infantil y la de asignaturas impartidas por profesionales preparados en el tema.

Una base de datos actualizada de las iniciativas que trabajan con cine y educación coordinada desde la Secretaría de Estado de Cultura para facilitar que se puedan ver cortos, documentales y películas por parte del profesorado que presente un mínimo plan de actuación en su aula o centro. Es importante el intercambio de saberes y quereres. Se respeta el derecho de autor del que crea el material audiovisual a cambio de mantener un repositorio permanente de actividades actualizado por el profesorado y alumnado que trabaja con ese material.

Una formación de calidad para el profesorado impartida por profesionales del mundo del cine y audiovisual.

UNIVERSIDADES que convocan congresos para investigar y compartir sobre posibilidades nacionales e internacionales de la alfabetización mediática como el convocado en Segovia en el mes de mayo, de manera virtual y del    al en presencial. Difusión de una base de datos en la que se puedan obtener las tesis doctorales que sobre esta cuestión se publiquen cada año.

Formación inicial al profesorado en las Facultades de Educación.

LA ACADEMIA DE CINE que dedica una comisión específica a conocer y difundir aquellas buenas prácticas que ayudan a caminar juntos, al mundo del cine con el de la educación, tanto formal como no reglada.

PRODUCTORES dispuestos a financiar esos estrenos educativos que no sean meras proyecciones para centros educativos.

Que sean parte de ese equipo multiprofesional que diseña esa campaña mediática conjunta y paralela para ceder guiones, materiales o entrevistas con el equipo de cada película o documental.

DISTRIBUIDORES dispuestos a asumir como parte de esa campaña de publicidad los estrenos educativos abiertos a comunidades educativas y no solo a centros educativos.

EXHIBIDORES que diseñan precios especiales para matinales a centros educativos y que dedican un día al futuro espectador local por sus precios y por acudir a los centros que lo soliciten a compartir el modelo de negocio y las ventajas de la exhibición en gran pantalla y sus nuevas fórmulas.

PATROCINADORES que no solo hacen llegar el cine y sus actores a las grandes ciudades sino que fomentan el cine en aquellos rincones donde profesorado motivado está trabajando con su alumnado.

PROFESORADO generoso dispuesto a compartir su práctica docente con el cine ayudando a que otros profesores vean caminos y posibilidades para sus propios planes de alfabetización mediática. Profesorado que tiene en cuenta tanto al alumno consumidor como al alumno creador de su propio documento audiovisual.

¿Sueño? Pues soñemos juntos.

Quedas invitado, como lector comprometido con este sueño para un pacto educativo, a participar poniendo tus ideas en este enlace para luego entregar todas las conclusiones a la directiva de la Academia de Cine para que pueda establecer calendarios y mesas de diálogo

¡Luces, cámaras y educación !

Realiza tus aportaciones en el formulario que puedes encontrar en el siguiente enlace: