GRUPO MUNICIPAL DEL PARTIDO POPULAR DE VILLANUEVA DE CÓRDOBA

Centro de Salud y Sentido Común

Que Villanueva necesita un nuevo centro de Salud es algo que nadie cuestiona, pero, que esta necesidad se plantease ya a los 20 años de construir el que ahora tenemos sí pone en tela de juicio la capacidad de previsión de nuestros gobernantes Socialistas en 1.985, sin embargo, más que la falta de previsión, lo que caracteriza a nuestros actuales dirigentes, también Socialistas, es su afán por anteponer el empecinamiento electoral al sentido común, y cuando dicen cestos son con asas.

Nos referimos a la ubicación elegida, ampliando el centro existente, con una visión cortoplacista que pudo tener su beneficio electoral, pero que no se corresponde con la lógica, y hoy, veinticinco años después, se vuelve a caer en la falta de visión de futuro.

La propia Junta de Andalucía, a través los servicios centrales del SAS y de los equipos técnicos de las 8 Delegaciones de Salud, editó en 2008 la “Guía de diseño de Centros de Atención Primaria”, donde clasifica en función de la población dichos centros y que van desde los Dispensarios en localidades pequeñas que denomina T0 y TI a los Centros de Salud para poblaciones como la nuestra, que clasifica como TII y TIII, siendo estos últimos los que nos ocupan, y para los que la Junta indica los siguientes criterios en sus consideraciones iniciales:

ELECCIÓN: Plantea como situación ideal que los Ayuntamientos ofrezcan al SAS varios solares y será el SAS quien elija la opción más adecuada.

APARCAMIENTOS: la Junta considera NO deseable por razones presupuestarias los solares que sólo permiten dar respuesta a esta necesidad con la ejecución de aparcamientos en sótano, siendo preferibles los que permiten los aparcamientos sobre rasante.

Igualmente, señala la guía que la zona donde se ubique el Centro, deberá contener suficientes plazas de aparcamiento para los usuarios y que en el interior del solar cedido sólo se preverán y presupuestarán, en proyecto, las plazas establecidas en la legislación urbanística de aplicación, y a ser posible en superficie.

UBICACIÓN: Señala la Junta que para los Centros de Salud T-II y T-III, son preferibles los solares que permitan una tipología de edificio exento, es decir, bien iluminados, ventilados, accesibles y de una sola planta, condición adecuada en las zonas fuera del casco histórico de las ciudades, y que se ha tenido en cuenta en nuevos Centros como los de Pozoblanco o Marmolejo.

Sólo en el caso de los TO y TI, Dispensarios por definición de localidades de escasa población, se plantea la ubicación en el centro urbano que habitualmente será entre medianeras, pero que deberá admitir el edificio de una sola planta, con una reserva de superficie para ampliaciones en torno a 100 m2 construidos.

ACCESOS: sobre la necesidad evidente de facilitar la llegada y salida de enfermos, la guía indica que en los Centros T-II y T-III como el del Villanueva, con atención continuada, la fachada a la calle principal, donde se ubicará la entrada, tendrá una longitud mínima de 40 m, (esta longitud es crítica para los T-III), y admitirá la construcción de las vías de acceso de ambulancias, así como la cubierta de protección del acceso al Área con la construcción de una marquesina que no rompa la continuidad de la trama urbanística de la zona.

Este tipo que indicaciones, totalmente razonables a simple vista, no suelen estar al alcance de los vecinos, que confiados en el criterio de los gobernantes que eligieron, les impide reclamar más sentido común y menos empecinamiento.