Jackie Chan nació un 7 de abril de 1954 con el nombre de Chan Kong-sang. Hijo de un padre cocinero y una madre asistenta. Hasta la edad de 7 años sus padres cocinaban y limpiaban en la embajada francesa de HK. No importaba cuan duro era el trabajo de sus padres, le transmitieron los valores de humildad y esfuerzo, sin embargo no surgieron demasiado efecto en él, que siguió los pasos de Bruse Lee y saliía cada 2x3 en busca de peleas callejeras.

Pero entonces sucedieron 2 cosas que marcarían su infancia y su vida para siempre. Sus padres fueron requeridos para trabajar en la embajada de EUA en Australia pero decidieron que Chan se quedase en HK aprendiendo un oficio. Para ello le internó en la China Drama Academy, Una institución que seguía el estilo de la antigua Opera de Pekin. Así, durante los siguientes 10 años Chan dormiría (no demasiado), comería (tampoco mucho) y se instruiría en las distintas artes de la Opera de Pekín como son: acrobacias, cantar, bailar, actuar y Kung Fu. Todo bajo la estrícta y férrea disciplina marcial.

Su maestro, Yu Zhan-yuan, desprendía temor y respeto por igual. Fue un gran instructor en todo lo relacionado con el físico y le enseñó todo lo necesario para trabajar en la industria cinematográfica de HK, pero desgraciadamente dejó se le olvidó enseñarle el leer y escribir.

Pronto manifestó la personalidad que marcaría su vida. La del niño abandonado por sus padres, pues inconscinetemente realmente no se sentía querido por ellos que se fueron a Australia y le abanadonaron en esa terrible ecuela en la que las jornadas de entrenamiento llegaban a durar hasta 19 horas diarias.

Mientras que otros en la escuela trataban de sobrevivir, llamar la atención, o ganarse el favor del maestro, Chan se dedicó a impresionar. Pronto se manifiestó la personalidad que marcaría el resto de su vida: la del libro abandonado por el niño. Dado que, subconscientemente, no podía dejar de sentir que sus padres le habáin abandonado porque no lo querían. Algo que se esforzó en demostrar a los demás a través de un esfuerzo extra que llevaría recibir el nombre de “Chico doble”, en referencia a que siempre intentaba el doble de dificultad. Algo que le situó en buen lugar tras graduarse en la academia... o no, porque a la práctica no recibió ninguna llamada de la Opera de Pekín.

Aunque de pequeño ya había participado en numerosas películas interpretando a niños, en 1971, con 17 años, se encontraba en su máximo esplendor físico pero nadie le llamó. Fue su hermano de academia Sammo Hung, que ya era uno de los directores de cine de acción más prometedores del momento, quien decidió echarle un cable y ofrecerle papeles en una de sus películas: The litle tiger of Canton // Snake fist fighter // Master with cracked fingers (1971). Sin embargo, su apariencia, con un rídiculo mostacho, no dejó muy buena impresión.

Le fue mejor como doble en escenas de riesgo. Doblando, por ejemplo, al malo de Fist of Fury con Bruce Lee. O siendo pateado por el mismisimo Bruce en Operación Dragon. Sin querer, Bruce no controló una patada, golpeandole demasiado fuerte y lesionándelo. Como compensación Bruce Lee se comprometió en contratarle como extra para todas sus películas.

Esta no es la única anécdota que vivió con Bruce Lee, Jacki comenta que todo el mundo admiraba a a Bruce Lee pero que nunca nadie le hablaba. Un día Jacki le invitó a ir con él y el resto de miembros del rodaje a la bolera a la que solían ir a jugar después de cada rodaje. Bruce lee le miró altivo, de arriba a abajo, y sin contestar se piro. Sin embargo, esa noche Bruce apareció por la bolera y se sentó al lado de Jackie, aunque no jugó observó hasta 10 jugadas, luego se levantó, le dio las gracias a Jackie, y se fue. Acto seguido el resto de asistentes se pusieron a aplaudir y corrieron emocionados a felicitar a Jacky y a darle las gracias.

Pero ni la amistad con Sammo Hung, ni la simpatía de Bruce Lee, bastaron para que Jackie encontrase su sitio en la industria del cine. Así que decidió irse a Australia, con sus padres, donde trabajaría en la construcción. El lado bueno, que podía mantenerse en forma.

Fue precisamente durante esta época en la obra que recibió el nombre de Jacky. Resulta que un trabajador, llamado Jack, tenía problemas para llamarle por su nombre: Chan Kong-sang, por lo que empezó a llamarle Chan “Little Jack”. Entonces, cuando otros trabajadores tenían un problema recortaban el “Little Jack” por “Jacky”. De ahí le quedó el famoso Jacky Chan.

Mientras tanto, en Hong Kong, un productor de Malasia llamado Willie Chan Chi-keung tenía la esperanza de encontrar al sucesor de Bruce Lee. Para ello contactó con el director Lo Wei y juntos pensaron que Jacky era su hombre.

Cansado de trabajar en la obra, Jacky decidió darle una segunda oportunidad a la industria cinematográfica y firmó con Lo Wei un contrato de larga duración para realizar 8 películas en 2 años. Lo primero que hizo Lo Wei fue cambiarle el nombre de Jacky Chan por el de Sheng Lung (Pequeño Dragon) y ponerlo inmediatamente a trabajar en New Fist of Fury (1976).

Coincidió en una época muy prolífica para el cine de Hong Kong y los papeles de Jacky se limitaban a imitar a Bruce Lee, sin demasiado éxito.

Poco a poco empezó a encontrar su hueco, a tener más poder de decisión en las películas, y fue precisamente su decisión de hacer todo lo contrario a Bruce lo que le dotó de un estilo propio, inconfundible, y de gran éxito. Si Bruce gpegaba patadas altas, Jackie las hacía bajas, si Bruce siempre estaba serio, Jacky no paraba de hacer muecas, si Bruce lo hacía todo perfecto y con precisión, Jacky cometía numerosos errores que le metían en más problemas. La primera película en la que se pudo ver el estilo de Jacky Chan fue en “Half a loaf of Kung fu” (1978) y que alcanzó su punto álgido con “La Serpiente a la Sombra del Águila” (1978) o “El Mono Borracho en el Ojo del Tigre” (1978).