El Conocimiento en el Sistema Modular y en el Diseño

¿Para qué el Sistema Modular?

Crisis sistémica

El modelo de modernidad impuesto los últimos doscientos años, basado en el pensamiento liberal-enciclopedista-positivista-productivista, que dio origen a la lógica racionalista, a la industrialización y a la rentabilidad que posibilitó la apropiación de la riqueza social en unas cuantas manos privadas —proceso de concentración acelerado en los últimos treinta años con la política global de privatización, conocida como neoliberalismo, y que no es sino la transferencia de las riquezas sociales y colectivas a los dueños de las monopolios corporativos—, ha llegado a su límite.

En 1972  el Instituto Tecnológico de Massachusetts publicó los resultados de un estudio encargado por el Club de Roma —club de los dueños de las grandes corporaciones financieras y avalados por algunos cuerpos académicos financistas—, coordinado por Donella H Meadows que buscaba responder a la interrogante del porqué de los altos niveles de desaceleración económica, a pesar de que el mundo había recién pasado por una guerra mundial que había significado una intensiva producción industrial. La respuesta más significativa, contenida en el reporte conocido como Más allá de los límites del crecimiento, es “... no puede haber un crecimiento infinito en un mundo finito ...” que permitió tornar evidente que el sistema de producción de rentabilidad y de acumulación de ganancia resultaba insostenible. Se inició, entonces, el proceso de transferencias de las riquezas sociales a manos privadas, a través del desmantelamiento del Estado de bienestar [privatizaciones neo-liberales globalizadas], como un intento por mantener el nivel de rentabilidad de las corporaciones financieras.

La humanidad, las personas

En 1798, habitando el planeta mil millones de personas, el profesor de la empresa inversionista y colonizadora Compañía Británica de las Indias Orientales [Honourable East India Company], Thomas Robert Malthus publicó el Ensayo sobre el principio de la población  en él argumentó que la pobreza se debía al exceso de población. Doscientos años después los neomalthusianos utilizan la misma argumentación para justificar la pobreza creciente de los siete mil millones de personas en el mundo, fenómeno que acompaña la concentración hoy en menos del uno por ciento de la humanidad de casi el cincuenta por ciento del PIB mundial [Muñoz:2012]. Pero, ¿qué tanto son siete mil millones de personas? Con el ánimo de dimensionar esta variable, baste con saber que se requeriría hoy menos del 0.0003% de la superficie del planeta para reunir en un solo punto geográfico a la población total [Castañeda:2013]. Finalmente, según el reporte de la fundación Bariloche titulado Modelo Mundial Latinoamericano no es la gente sino el modelo económico la causas de la presente crisis [IDRC:2004].

El Sistema Modular como respuesta alternativa

Ante esta crisis sistémica, la UAM Xochimilco propone el abordaje de la realidad y del conocimiento sobre la misma, modularmente —en lugar de “materias” fragmentadoras de la episteme—. La modularidad busca observar, reflexionar y construir sistemáticamente el vínculo entre las teorías con las prácticas concretas [praxis crítica]; construyendo así, siempre,  el conocimiento como aproximación, o en términos de Thomas Samuel Kuhn, en su Estructura de las revoluciones científicas, como paradigmas —frente a los metarrelatos o “verdades” absolutas de la ciencias y las artes pragmático-positivistas—.

Epistemología y complejidad en el proceso de modularidad en el diseño

 

Así, desde la metodología, la génesis del conocimiento [del mundo de las ideas o inmaterialidad, y sus expresiones de materialidad u objetos del diseño], planteado como “problema eje” del módulo, resulta de:

                  Teoría + Práctica   Taller de Teoría + Taller de Expresión
  Conocimiento = ----------------- = --------------------------------------
                     Realidad                  Taller de Diseño

Abordar así los problemas a resolver desde el diseño, posibilita una visión analítica, integradora e interdisciplinar, frente a la fragmentación del método inductivista:

En la inducción positivista se abordan los problemas [b] sin considerar la completud de la realidad cognoscible [a] —el noventa y cinco por ciento de la materia en el universo es materia oscura, antimateria y materia no másica, por lo que esa porción de la realidad es actualmente incognoscible—; pues se basa en la fragmentación-especialización-descontextualización. Mientras tanto, el método analítico-crítico-contextualizante, busca resolver cualquier problema dilucidando sus interrelaciones con los demás campos de la experiencia humana [material e inmaterial] interdisciplinariamente [c’].


Visión crítica

La etapa de acercamiento crítico a la interrelacionalidad de los problemas de diseño, corresponden a la etapa de divergencia señalada por Christopher Jones en Métodos de diseño, que da lugar a la etapa de transformación [prefiguración y configuración] para terminar en la etapa de convergencia [modelización].

En el proceso de habilitación de apropiación del conocimiento por parte de los estudiantes, basado en el Sistema Modular, resulta nodal la aportación epistemológica de Jean Piaget, quien sostuvo que el verdadero aprendizaje se da cuando el sujeto es creador de su propia experiencia epistémica. Es decir, que el conocimiento como transferencia y acumulación —bancarización del conocimiento, según Paulo Freire en su Pedagogía de la autonomía— con base en la repetición y memorización, no llega a constituir un proceso de apropiación. Por otro lado, cuando los estudiante participan, partiendo de los apoyos teóricos contextualizantes para resolver un problema y transitan hasta la las propuestas de materialización del diseño, ese conocimiento como experiencia propia, siempre se conservará con ellos.

Pensamiento complejo

Los aportes recientes al pensamiento complejo, como método, primordialmente desde la Unesco en coautoría con Edgar Morin [Los Siete Saberes para una Educación del Futuro] incorporan al proceso pedagógico del Sistema Modular una visión enriquecida al ingresar la incertidumbre, la subjetividad y los sistemas abiertos [d] como parte de la experiencia epistemológica. Esta conceptualización ampliada del conocimiento universitario corre en paralelo con los avances de la neurobiología: un cerebro equilibrado es aquella que reconoce y valida por igual los procesos mentales lógicos-objetivables [hemisferio izquierdo] que los procesos mentales subjetivos-simbólicos [hemisferio derecho].

Esta visión enriquecida del conocimiento, es el herramental necesario para que el diseño desde la UAM-Xochimilco responda creativa e innovadoramente sobre una realidad complejizada e interrelacionada. Así, es posible proponer un diseño sustentable desde la complejidad ad-hoc a las preocupaciones sociales y globales actuales, constructor de los equilibrios: humano-naturaleza,  individuo-sociedad y producción-futuro; que considere en su proceso los factores de externalidad de las materialidades y la capacidad de resiliencia del entorno [natural y humano]. Así, esta propuesta de método se cimenta sobre las cuatro “r” para el diseño sustentable: reducción, reuso, reciclamiento y resignificación.  

Competencias para las habilidades críticas y creativas

Resta incorporar las aportaciones de la pedagogía por competencias —que corre en paralelo al pensamiento complejo y al Sistema Modular; pedagogía que ha sido desvirtuada como “competitividad” desde los espacios académicos vinculados al pensamiento rentista-productivista— que enfatiza para el desarrollo de las habilidades críticas [autocorrección, sensibilidad al contexto, referencia a un parámetro] y creativas [percepción, imaginación, curiosidad, discriminación] del pensamiento, también, el equilibrio entre las el conocimiento, las habilidades y las actitudes:

“Competencia es la capacidad para actuar con eficiencia y satisfacción sobre algún aspecto de la realidad personal, social, natural o simbólica. Cada competencia viene a ser un aprendizaje complejo que integra habilidades, actitudes y conocimientos. Se desarrolla a través de experiencias de aprendizaje.” [Sánchez:2009]  

Conclusiones

Así,

            Competencias     Conocimiento + Habilidad + Actitud
           modulares      = ----------------------------------
           para el diseño               Realidad
                                [material e inmaterial]


La condicionante “eticidad” en el diseño sustentable

Una de las aportaciones de la preocupación sobre el deterioro real del entorno natural [traducido en preocupación sobre la ecología y/o la sustentabilidad] es el entendimiento de las personas, de las interrelaciones de la vida de cada uno con “lo demás”.

Esta consecuencia que se traduce en un cambio de pensamiento en la población en general [¿en la mayoría de las personas?], ha generado dos fenómenos visibles:

a] Un nuevo nicho de mercado para la comercialización de productos y servicios, en la búsqueda de una mayor producción-ganancias.

b] Un deseo de las personas y familias de cambio [¿“estilo”?] de vida a partir de la con-ciencia de este fenómeno. Este cambio de actitud basado en un cambio en el modo de pensar la relación de la personas con el mundo, es un cambio ético.

Ésta es una de las más profundas aportaciones que la praxis [pensar-actuar] del diseño sustentable puede aportar a la calidad de vida, al bien-estar, de las personas: una nueva relación profunda, vinculante, de las personas con su entorno a través del uso y disfrute de las materialidades [objetos] que el diseño propone y crea.

El diseño para ser sustentable debe basarse en las cuatro “r”: reducir, reusar, reciclar, resignificar. Ésta, la última “r” es el lugar donde la sustentabilidad incorpora en el diseño su dimensión ética; en el significado de la relación, desde la con-ciencia, de las personas con su entorno natural y social, con su realidad material e inmaterial.

La humanidad “corrió” los últimos doscientos años tras un espejismo de modernidad basado en la productividad, el consumismo y el tener [acumulación, dispendio y desecho de objetos compulsivamente], acompañado de una “espectacularidad” rimbombante en los diseños. Este modelo llegó a su fin, hoy día se requerirían seis planetas Tierra para implantar este modelo en todos los países.

¿Qué sigue? Proponer y materializar nuevos diseños sin dispendios de recursos [materiales e inmateriales], a una escala más humana, natural; que cubra las necesidades básicas de las personas “de carne y hueso” y no de los arquetipos mediáticos ni hegemónicos [que se ofrecen desde los círculos de poder]; que se traduzcan concretamente en el bien-estar objetivo y subjetivo, material e inmaterial, de las personas-ciudadanos, de los usuarios, de los clientes.

En pocas palabras, dejar de correr, dejar la ansiedad y temores del modelo de vida actual, recuperar la respiración sosegada, la sonrisa, la ética.

        


José-Carlos Castañeda Fernández-de-Lara

Departamento Síntesis Creativa, UAM-X

Área Ciudad Alternativa y Desarrollo Sustentable
castfela@correo.xoc.uam.mx

       


Fuentes

Castañeda [2013]

“Diseñando el futuro, ¿para muchos?” en blog Modern[a] Mitolog-y[-ía].

 <http://modernmito.blogspot.mx/2013/01/disenando-el-futuro-para-muchos.html>

IDRC [2004]

¿Catastrofe o Nueva Sociedad? Modelo Mundial Latinoamericano. International Development Research Centre, Canadá.

<http://web.idrc.ca/openebooks/144-2>

Jones, Christopher [1982]

Métodos de diseño. Barcelona, Gustavo Gili.

Muñoz, Miguel Ángel [2012]

Revista Strategia 25. Universidad Católica del Perú, 2012.  <http://www.centrum.pucp.edu.pe/es/contenido.php?904/investigacion_publicacion/revista_strategia.html>

Sánchez, Ludivina [2009]

Taller de habilidades de pensamiento crítico y creativo. México, Universidad Veracruzana, 2009. 150 pp.
<http://issuu.com/castfela/docs/sanchez_taller-de-habilidades-de-pensamiento-criti?mode=window&viewMode=singlePage>

-  -