TITULO DIECIOCHO Educación

Capítulo 40. Ley de la Universidad de Puerto Rico

Azul - Ley Orgánica de la Universidad de Puerto Rico

Rojo - Reglamento General de la Universidad de Puerto Rico

JUNTA DE GOBIERNO

Resumen

Obligaciones

Poderes

Aprobar el plan de desarrollo integral de la Universidad y revisarlo anualmente.

La Junta de Gobierno nombrará al Presidente de la Universidad.

La Junta de Gobierno establecerá un sistema de consulta para el nombramiento del Presidente.

El Reglamento General de Estudiantes será aprobado por la Junta de Gobierno.

Autorizar la creación, modificación y reorganización de recintos, centros y otras unidades institucionales universitarias.

Considerar y aprobar el proyecto de presupuesto del sistema universitario que someta el Presidente anualmente, aprobar y mantener un sistema uniforme de contabilidad y auditoría para el uso de los fondos de la Universidad.

Disponer la creación y eliminación de cargos de funcionarios auxiliares del Presidente de la Universidad.

Establecer el procedimiento para la sustitución temporal de funcionarios universitarios.

Autorizar la creación y eliminación de cargos de decanos que no presidan facultades.

Establecer normas generales para la concesión de becas y cualquier otra ayuda económica en el sistema universitario público.

Aprobar o enmendar el Reglamento General de la Universidad, el Reglamento General de Estudiantes, el Reglamento de Estudiantes de cada recinto, el Reglamento del Sistema de Retiro y cualquier otro reglamento de aplicación general.

Atender cabalmente los requerimientos de las entidades acreditadoras, las regionales y las propias, entre ellas, el Consejo de Educación de Puerto Rico la “Middle States Commission on Higher Education”, y las que ofrecen acreditaciones profesionales particulares.

Nombrar al Presidente de la Universidad, a los rectores de los recintos universitarios y de cualquiera otra unidad autónoma que se cree dentro del sistema universitario y que por su condición la Junta de Gobierno determine que debe ser dirigida por un Rector.

Atender cabalmente los requerimientos de entidades e instrumentalidades públicas, o del gobierno de los Estados Unidos que puedan otorgar fondos a la Universidad o darle asistencia para el desarrollo de programas.

Aprobar el nombramiento del Director de Finanzas de la Universidad de Puerto Rico.

 Asegurar que la Universidad de Puerto Rico sirva de fuerza vinculante entre nuestro país y el resto del mundo.

Adoptar normas respecto a los derechos y deberes del personal universitario, y fijar sueldos y emolumentos a los funcionarios de la Universidad nombrados por la propia Junta de Gobierno.

 Promover, a tenor con las prácticas aceptadas en las mejores instituciones universitarias del mundo, la sostenida vinculación de los egresados de la Universidad con su Alma Mater, procurándose, como fruto de esta vinculación, los debidos respaldos económicos para la Institución.

Autorizar la creación de corporaciones subsidiarias o afiliadas para ofrecer servicios a la comunidad universitaria y al pueblo de Puerto Rico.

 Velar por el sano mantenimiento y la actualización de las infraestructuras universitarias, tanto constructivas como tecnológicas, prestando particular atención al patrimonio arquitectónico del cual es depositaria.

La Universidad de Puerto Rico tendrá todas las atribuciones, prerrogativas, responsabilidades y funciones propias de una entidad corporativa encargada de la educación superior, las cuales ejercerá a través de la Junta de Gobierno.

Establecerá, mediante certificación al efecto, los mecanismos necesarios para permitir la participación efectiva de los distintos sectores de la comunidad universitaria en dicho proceso de revisión del Reglamento.

La Junta de Gobierno podrá, de tiempo en tiempo, consultar a la Comunidad Universitaria con el propósito de someter a la Asamblea Legislativa aquellas enmiendas a la Ley Universitaria que entiendan necesarias para promover los mejores intereses institucionales.

En el ejercicio de esos poderes, y en representación del interés público, la Junta debe velar porque la Universidad responda a las necesidades de la sociedad puertorriqueña y constituya un elemento esencial en el esfuerzo de darle solución a los problemas con que se confronta nuestro pueblo.

La Junta de Gobierno podrá eliminar o modificar la estructura de la Junta Administrativa del Recinto de Ciencias Médicas conforme a las circunstancias especiales de dicho recinto

La participación de la Junta de Gobierno en el nombramiento y en la contratación de personal para la prestación de servicios a la Universidad será la que se establece en el Capítulo VI, Artículo 37 de este Reglamento.

El claustro estará organizado según la Junta de Gobierno determine.

Apelaciones: La Junta de Gobierno entenderá en las apelaciones que se interpusieren contra las decisiones de...

 La Junta de Gobierno podrá, a su discreción, adoptar, modificar, enmendar o derogar reglamentación concediendo participación estudiantil con voz y con voz y voto en todos o algunos de los recintos, colegios universitarios u otras unidades institucionales.

La Junta de Gobierno deberá ratificar los nombramientos de: el Director de Finanzas de la Administración Central, tres funcionarios del Sistema Universitario para formar parte de la Junta Universitaria, los decanos, el Director del Servicio de Extensión Agrícola, y el Director de la Estación Experimental Agrícola

La Universidad queda autorizada a retener como su propiedad, usar, destinar, desembolsar, disponer de, pignorar en garantía de cualesquiera BONOS, pagarés u otras obligaciones.

La Junta de Gobierno aprobará las Normas para el Reconocimiento de Grados y Títulos a recomendación del Presidente luego de consultar a la Junta Universitaria.

La Junta de Gobierno puede de tiempo en tiempo proveer para la emisión de bonos sujeto a las disposiciones de la Ley Núm. 272, aprobada el 15 de mayo de 1945.

Enmendar el Reglamento por iniciativa propia o por recomendación de los organismos o funcionarios universitarios.

Aprobar enmiendas a este Reglamento sin utilizar el procedimiento de consulta establecido en las secciones precedentes. En tales casos, las enmiendas que se aprueben podrán ser objeto de nueva consideración bajo la Sección precedente.

Al crear nuevas unidades institucionales, la Junta de Gobierno establecerá la forma de su gobierno interno y su interrelación con las demás unidades y con el gobierno central del Sistema.

La Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico es el Organismo en el cual el Pueblo de Puerto Rico ha delegado la autoridad para dirigir, orientar, reglamentar y gobernar el Sistema Universitario.

La Junta de Gobierno ordenará por reglamento su propio funcionamiento interno.

Bajo circunstancias especiales y en aquellos casos que, por mandato de ley o de la propia Junta de Gobierno, deban someterse directamente a la Junta, ésta permitirá a los miembros de la comunidad universitaria someter asuntos directamente a su consideración.

La organización y definición de funciones de las Oficinas Centrales que determine el Presidente, se someterá a la aprobación de la Junta de Gobierno. Dicha organización y definición de funciones se promulgará mediante certificación emitida por la Junta.

La Junta de Gobierno determinará la organización interna de las unidades institucionales. No se harán cambios, modificaciones o reorganizaciones internas sin la autorización expresa de la Junta.

La representación estudiantil estará sujeta a lo que determine la Junta de Gobierno mediante certificación.

La composición específica y particular de cada senado académico la establecerá la Junta de Gobierno mediante certificación al efecto.

No se podrá crear, reorganizar o eliminar ningún departamento sin la previa autorización de la Junta de Gobierno.

En caso de que se ejercite el poder de suspender los derecho reconocidos a los estudiantes de expresión y asociación  no podrá extenderse por más de treinta (30) días, a menos que la Junta de Gobierno autorice extender la misma por un período mayor.

En el Sistema Universitario, la facultad de nombrar corresponderá a la Junta de Gobierno, al Presidente de la Universidad y a los rectores según se indica en el presente capítulo.

La Junta de Gobierno nombrará directamente al Presidente de la Universidad.

La licencia extraordinaria sin sueldo con ayuda económica tendrá una cantidad a fijarse por la Junta de Gobierno.

La Junta de Gobierno nombrará al Director y al Subdirector del Sistema de Retiro de la Universidad, en consulta con la Junta de Retiro.

El Presidente de la Universidad, así como los funcionarios enumerados en las Secciones 37.1.1 a 37.1.3, prestarán sus servicios como tales, a voluntad de la Junta de Gobierno.

La Junta de Gobierno decidirá, con arreglo a las disposiciones de este Reglamento, la concesión de licencias al Presidente de la Universidad, así como al Secretario Ejecutivo y al Director de Sistema de Retiro de la Junta de Gobierno.

 No se concederá ningún otro tipo de licencia sin el consentimiento expreso de la Junta de Gobierno.

Todas las ayudas económicas mencionadas sobre licencias extraordinarias sin sueldo con ayuda económica se darán conforme a los criterios aprobados por la Junta de Gobierno. 

La Junta de Gobierno será el único organismo que, a propuesta del Presidente de la Universidad, de un senado académico, o por iniciativa propia, creará u otorgará distinciones académicas a nombre de la Universidad.

La Junta de Gobierno podrá, por iniciativa propia, denominar salas, estructuras o edificios universitarios.

Serán de confianza todos los cargos nombrados o ratificados por la Junta de Gobierno.

A propuesta de la Oficina Central de Recursos Humanos, debidamente justificada por escrito, la Junta de Gobierno podrá, mediante certificación al efecto, aumentar el número de elegibles a ser incluidos en cada certificación.

Breve Reflexión

Muchas

                        

                                        

Artículo 3. — Junta de Gobierno. (18 L.P.R.A. § 602)

A. — Nombre. – La Universidad de Puerto Rico será gobernada por una Junta de Gobierno, la cual se denominará Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico.

B. — Composición. – La Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico estará compuesta por trece (13) miembros, de los cuales uno (1) será estudiante regular de bachillerato; uno (1) será un estudiante regular de alguno de los programas graduados de la Universidad; dos (2) serán profesores o profesoras con nombramiento permanente en el sistema universitario; uno (1) será el Secretario de Educación, con carácter ex officio; uno (1) será un profesional con amplio conocimiento y experiencia en el campo de las finanzas; uno (1) será un residente de Puerto Rico que haya participado con distinción en el liderato social y comunitario; cinco (5) serán residentes de Puerto Rico destacados en saberes artísticos, científicos y profesionales, de los cuales al menos tres (3) serán egresados de cualquier programa académico de la Universidad; y, uno (1) será un ciudadano, residente en Puerto Rico, vinculado a las comunidades puertorriqueñas en el exterior. Exceptuando a los dos (2) estudiantes y los dos (2) profesores, los demás miembros de la Junta de Gobierno serán nombrados por el Gobernador con el consejo y consentimiento del Senado. Todos los miembros de la Junta de Gobierno desempeñarán sus cargos hasta que sus sucesores sean nombrados y tomen posesión, y serán mayores de dieciocho (18) años de edad, residentes en Puerto Rico y cumplirán con las disposiciones de la Ley 1-2012, conocida como la “Ley de Ética Gubernamental de Puerto Rico de 2011”.

Ningún miembro de la Asamblea Legislativa de Puerto Rico ni persona alguna que ocupe un cargo o empleo en el Estado Libre Asociado de Puerto Rico o en cualquier instrumentalidad o corporación pública que no sea la Universidad de Puerto Rico podrá ser nombrado miembro de la Junta de Gobierno, excepto el Secretario de Educación del Estado Libre Asociado de Puerto Rico por su carácter ex officio. Tampoco podrá ser nombrado un empleado, funcionario, profesor, oficial, director, accionista, miembro, asesor, contratista o socio alguno de una institución privada de educación superior en Puerto Rico.Sin que se entienda como una limitación a las facultades inherentes a su cargo, el Gobernador podrá designar un Comité para identificar, evaluar y recomendar candidatos a la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico.

C. — Elección de los estudiantes y los profesores. – El estudiante de bachillerato y los dos (2) profesores que habrán de servir como miembros de la Junta de Gobierno serán elegidos por ellos y entre ellos, respectivamente, mediante voto secreto de los estudiantes y profesores que actualmente sirven como representantes del estudiantado y del personal docente en la Junta Universitaria. Los representantes del personal docente no podrán ser de la misma unidad institucional. El estudiante regular de alguno de los programas graduados de la Universidad será seleccionado por sus pares de los Recintos de Río Piedras, Mayagüez y Ciencias Médicas. La Secretaría de la Junta Universitaria conducirá estas elecciones conforme a los usos y las costumbres universitarias y certificará a la Junta de Gobierno las personas elegidas. Al asumir sus funciones en la Junta de Gobierno, los elegidos cesarán como representantes de la Junta Universitaria y sus cargos serán cubiertos por la unidad institucional correspondiente, según se disponga por ley o reglamento.

D. — Término del nombramiento. – Los representantes estudiantiles debidamente certificados por la Secretaría de la Junta Universitaria servirán en la Junta de Gobierno por el término de un (1) año y podrán ser reelectos a un término adicional de un (1) año. No obstante, tendrán que cesar como miembros de la Junta de Gobierno si se desligan de la Universidad durante dicho término.

Los representantes del personal docente debidamente certificados por la Secretaría de la Junta Universitaria servirán en la Junta de Gobierno por el término de un (1) año y podrán ser reelectos en dos ocasiones adicionales por el término de un (1) año, en cada ocasión. No obstante, tendrán que cesar como miembros de la Junta de Gobierno si se desligan de la Universidad durante dicho término.

                                        

El o la profesional con amplio conocimiento y experiencia en el campo de las finanzas; el residente de Puerto Rico que provenga del liderato social y comunitario; y, el ciudadano, residente en Puerto Rico, que esté vinculado a las comunidades puertorriqueñas en el exterior, servirán en la Junta de Gobierno por un término de cinco (5) años. De los cinco (5) residentes destacados en saberes artísticos, científicos y profesionales, uno (1) servirá por un término de cinco (5) años, dos (2) servirán por un término de siete (7) años, y dos (2) servirán por un término de nueve (9) años. Sus sucesores, todos servirán por un término único de nueve (9) años.

                                        

Los miembros de la Junta de Gobierno podrán ser destituidos tras determinación de justa causa por la propia Junta y por el incumplimiento de los deberes fiduciarios y administrativos, previa formulación de cargos. Toda vacante en la Junta de Gobierno se cubrirá en la misma forma establecida en este Artículo y sólo se extenderá por el resto del tiempo para el cual fue designado su antecesor.

E.  Primera reunión y elección de oficiales. – Una vez constituida, la Junta de Gobierno será convocada por el Secretario de Educación para su reunión inaugural, y en ella se elegirá de entre sus miembros a un Presidente y aquellos otros oficiales que se consideren necesarios para llevar a cabo su encomienda. La Junta de Gobierno fijará por reglamento el término de estos oficiales. F. — Quórum y sesiones. – El quórum de la Junta de Gobierno será de siete (7) miembros. La Junta se reunirá en sesiones ordinarias de acuerdo con el calendario anual que aprobará y publicará oportunamente. La Junta podrá celebrar reuniones extraordinarias o reuniones de comités, previa convocatoria por su Presidente, motu proprio o a petición de siete (7) de miembros. Los acuerdos y resoluciones de la Junta de Gobierno se tomarán por mayoría del quórum de los miembros presentes, salvo que la Junta de Gobierno, mediante reglamento, requiera una mayoría especial para alguna decisión.

G. — Facultades y deberes de la Junta de Gobierno. – La Junta formulará las directrices que regirán la orientación y el desarrollo de la Universidad, examinará y aprobará las normas generales de funcionamiento propuestas por los organismos legislativos y administrativos de ésta, de conformidad con la presente Ley, y supervisará el funcionamiento de la institución. La Junta representará el interés público en la Universidad, velando siempre por la protección de la Universidad contra intereses político partidistas, o cualquier otro interés, que menoscabe su autonomía, contra tendencias anti intelectuales que se manifiesten en contra de la libertad académica, la promoción de la conciencia crítica y el desarrollo pleno de las virtudes del estudiantado.

                                        

H. — Deberes y atribuciones. –

(1) Aprobar el plan de desarrollo integral de la Universidad y revisarlo anualmente.

(2) Autorizar la creación, modificación y reorganización de recintos, centros y otras unidades institucionales universitarias; de colegios, escuelas, facultades, departamentos y dependencias de la Universidad, pero no podrá privatizar, enajenar ni abolir las unidades institucionales autónomas existentes al momento de aprobarse esta ley, sin previa autorización de Ley.

(3) Disponer sobre la creación y la eliminación de cargos de funcionarios auxiliares del Presidente de la Universidad.

(4) Autorizar la creación y eliminación de cargos de decanos que no presidan facultades.

(5) Aprobar o enmendar el Reglamento General de la Universidad, el Reglamento General de Estudiantes, el Reglamento de Estudiantes de cada recinto, el Reglamento del Sistema de Retiro y cualquier otro reglamento de aplicación general, sujeto a las disposiciones de la Ley de Procedimiento Administrativo Uniforme, Ley Núm. 170 de 12 de agosto de 1988, según enmendada.

(6) Resolver las apelaciones que se interpusieren contra las decisiones del Presidente, de la Junta Universitaria y de la Junta de Apelaciones del personal técnico administrativo en el sistema universitario.

(7) Nombrar, en consulta con los senados académicos u organismos equivalentes de las respectivas unidades, al Presidente de la Universidad, a los rectores de los recintos universitarios y de cualquiera otra unidad autónoma que se cree dentro del sistema universitario y que por su condición la Junta de Gobierno determine que debe ser dirigida por un Rector. Tales funcionarios ocuparán sus cargos a voluntad de la Junta. La Junta de Gobierno deberá evaluar la labor de cada uno de los mencionados funcionarios en cada término no menor de dos (2) años, ni mayor de cuatro (4) años de la incumbencia de éstos. La referida evaluación será por escrito, discutida con cada incumbente y formará parte del archivo correspondiente de la Junta de Gobierno.

(8) Aprobar el nombramiento del Director de Finanzas de la Universidad de Puerto Rico.

(9) Considerar y aprobar el proyecto de presupuesto del sistema universitario que someta el Presidente anualmente, aprobar y mantener un sistema uniforme de contabilidad y auditoría para el uso de los fondos de la Universidad conforme a la ley y los reglamentos. Cuando a la terminación de un año económico no se hubiese aprobado el presupuesto de la Universidad

correspondiente al año siguiente en la forma dispuesta en la Ley de la Universidad de Puerto Rico, regirá el presupuesto que estuviere en vigor durante el año anterior.

(10) Rendir anualmente al Gobernador y a la Asamblea Legislativa un informe acerca de sus gestiones y del estado y finanzas de la Universidad.

(11) Adoptar normas respecto a los derechos y deberes del personal universitario, y fijar sueldos y emolumentos a los funcionarios de la Universidad nombrados por la propia Junta de Gobierno.

(12) Crear y otorgar distinciones académicas por su propia iniciativa o a propuestas de los senados académicos.

(13) Establecer el procedimiento para la sustitución temporal de funcionarios universitarios.

(14) Adoptar un reglamento interno.

(15) Mantener un plan de seguro médico y un sistema de pensiones para todo el personal universitario, el cual incluirá un plan de préstamos sin interponerse a los poderes de la Junta de Retiro.

(16) Organizar su oficina, nombrar su personal y contratar los servicios de los peritos, asesores y técnicos necesarios para ejercer las facultades establecidas en esta Ley y hacer las asignaciones necesarias a tales fines. El personal de carrera de la actual Junta de Síndicos será transferido a la nueva Junta de Gobierno, y conservará todos los derechos, privilegios y obligaciones adquiridos.

(17) Establecer normas generales para la concesión de becas y cualquier otra ayuda económica en el sistema universitario público.

(18) Elaborar mecanismos que conduzcan a la mejor transición entre los programas de las escuelas superiores del país, especialmente las públicas, y los programas de la Universidad, de manera que los alumnos y las alumnas del país se formen en un ambiente conducente a la formación universitaria.

(19) Autorizar la creación de corporaciones subsidiarias o afiliadas para ofrecer servicios a la comunidad universitaria y al pueblo de Puerto Rico.

(20) Atender cabalmente los requerimientos de las entidades acreditadoras, las regionales y las propias, entre ellas, el Consejo de Educación de Puerto Rico la “Middle States Commission on Higher Education”, y las que ofrecen acreditaciones profesionales particulares.

(21) Atender cabalmente los requerimientos de entidades e instrumentalidades públicas del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, o del gobierno de los Estados Unidos de América que puedan otorgar fondos a la Universidad o darle asistencia para el desarrollo de programas.

(22) Asegurar que la Universidad de Puerto Rico sirva de fuerza vinculante entre nuestro país y el resto del mundo.

(23) Promover, a tenor con las prácticas aceptadas en las mejores instituciones universitarias del mundo, la sostenida vinculación de los egresados de la Universidad con su Alma Mater, procurándose, como fruto de esta vinculación, los debidos respaldos económicos para la Institución.

(24) Velar por el sano mantenimiento y la actualización de las infraestructuras universitarias, tanto constructivas como tecnológicas, prestando particular atención al patrimonio arquitectónico del cual es depositaria.

                                        

I. — Vigencia de reglamentación y certificaciones de la Junta de Síndicos. –

Toda la reglamentación, así como todas las certificaciones aprobadas por la anterior Junta de Síndicos que estén en vigencia al momento de aprobarse esta Ley, continuarán vigentes hasta que la Junta de Gobierno que aquí se crea, las modifique o revoque. Los acuerdos laborales permanecerán inalterados hasta que las partes acuerden lo contrario.

                                        

Artículo 3.1. — Facultades Corporativas de la Universidad.

La Universidad de Puerto Rico tendrá todas las atribuciones, prerrogativas, responsabilidades y funciones propias de una entidad corporativa encargada de la educación superior, las cuales ejercerá a través de la Junta de Gobierno. Tendrá autoridad para demandar y ser demandada, adquirir y poseer bienes e inmuebles, hipotecar, vender, o en cualquier forma enajenar los mismos; contraer deudas; celebrar contratos; invertir sus fondos en forma compatible con los fines y propósitos de esta ley; adoptar y usar un sello oficial; aceptar y administrar donaciones, herencias y legados. Tendrá la custodia, el gobierno y la administración de todos sus bienes de cualquier clase y de todos sus fondos, según lo establecido en el Artículo 3, Sección (h) – Deberes y Atribuciones, en el sub-inciso (2).

                                        

Artículo 3.2. — Reforma Universitaria.

La Junta de Gobierno podrá, de tiempo en tiempo, consultar a la Comunidad Universitaria con el propósito de someter a la Asamblea Legislativa aquellas enmiendas a la Ley Universitaria que entiendan necesarias para promover los mejores intereses institucionales.

                                        

Artículo 5. — Del Presidente de la Universidad de Puerto Rico. (18 L.P.R.A. § 604)

A. — La Junta de Gobierno nombrará al Presidente de la Universidad.

La Junta de Gobierno establecerá un sistema de consulta para el nombramiento del Presidente.

                                

Artículo 8. — De las Juntas Administrativas. (18 L.P.R.A. § 607)                                A. — En cada uno de los recintos y colegios universitarios habrá una junta administrativa integrada por el Rector, quien será su Presidente, los decanos de asuntos académicos, estudiantiles y administrativos, los decanos de facultad donde los haya o donde no los haya, cuatro (4) directores de departamentos académicos, dos (2) senadores elegidos de entre los miembros que no sean ex officio de su senado académico y un estudiante electo anualmente por sus pares. En la Junta Administrativa del Recinto de Mayagüez estarán representados por sus directores respectivos la Estación Experimental Agrícola y el Servicio de Extensión Agrícola. La Junta de Gobierno podrá eliminar o modificar la estructura de la Junta Administrativa del Recinto de Ciencias Médicas conforme a las circunstancias especiales de dicho recinto dentro del término de un (1) año a partir de la aprobación de esta ley. En caso de que la Junta de Gobierno elimine la Junta Administrativa, podrá asignarle sus deberes y funciones a algún otro organismo dentro del Recinto de Ciencias Médicas.

                                                                

Artículo 9. — Del Claustro. (18 L.P.R.A. § 608)

A. — El claustro de cada unidad institucional estará compuesto por el Rector quien lo presidirá, los decanos y los miembros del personal docente, y estará dividido en colegios o facultades, según la organización que apruebe la Junta de Gobierno.

                                

Artículo 10. — De los Estudiantes. (18 L.P.R.A. § 609)

B. — El Reglamento General de Estudiantes será aprobado por la Junta de Gobierno, a propuesta de la Junta Universitaria; señalará los derechos y deberes de los estudiantes, contendrá aquellas disposiciones que aseguren el orden, la seguridad y normalidad de las tareas institucionales y garantizará la participación y expresión plena, directa, libre y democrática de todos los estudiantes.

D. — La Junta de Gobierno podrá, a su discreción, adoptar, modificar, enmendar o derogar reglamentación concediendo participación estudiantil con voz y con voz y voto en todos o algunos de los recintos, colegios universitarios u otras unidades institucionales de la Universidad, en las reuniones de departamentos y de facultad, en los senados académicos y en las juntas administrativas, así como en la Junta Universitaria, en las fechas, forma, manera y extensión que la Junta de Gobierno creyere más convenientes. Igualmente podrá la Junta de Gobierno conceder tal participación estudiantil en comités a nivel de facultades, departamentos, divisiones, así como en comités especiales sobre disciplina y en otras actividades universitarias.

                                        

Artículo 12. — De los Bienes y Recursos de la Universidad de Puerto Rico. (18 L.P.R.A. § 612)

C. — La Universidad queda autorizada a retener como su propiedad, usar, destinar, desembolsar, disponer de, pignorar en garantía de cualesquiera BONOS, pagarés u otras obligaciones emitidas de tiempo en tiempo por la Universidad, invertir y reinvertir, y administrar en cualquiera otra forma no inconsistente con las disposiciones de esta ley, y en la forma que e la Junta de Gobierno determine que es apropiado para los mejores intereses de la Universidad, todo el producto, ingreso, ganancias y otros ingresos derivados o a ser derivados por o a nombre de la Universidad de:

(1) El cobro de derechos, rentas, tarifas y otros cargos,

(2) donaciones, legados, fondos, aportaciones gratuitas, públicas y privadas, e inversiones, (3) la posesión de fincas y otras propiedades y sus facilidades,

(4) la venta o enajenación de cualquier propiedad, real o personal, o cualquier derecho o interés sobre la misma, y

(5) otras operaciones, actividades y programas de la Universidad.

                                

E. — Se autoriza a la Universidad para tomar dinero a préstamo para cualesquiera de sus fines y actividades y en evidencia de tales préstamos se le autoriza a emitir bonos, pagarés y otras obligaciones, incluyendo bonos temporáneos y de refinanciamiento (denominados aquí colectivamente "bonos"). La Junta de Gobierno puede de tiempo en tiempo proveer para la emisión de bonos sujeto a las disposiciones de la Ley Núm. 272, aprobada el 15 de mayo de 1945, y a través de una resolución o resoluciones al efecto estableciendo el propósito o propósitos para la emisión de los bonos y los términos, condiciones y otros detalles relacionados con la emisión de tales bonos y la garantía ofrecida para los mismos. Los bonos podrán quedar garantizados según lo dispuesto en la Ley núm. 50, aprobada el 18 de junio de 1958, según han sido o puedan ser enmendadas de tiempo en tiempo, o en cualquier otra forma que la Junta de Gobierno determine y podrán ser emitidos de conformidad con las disposiciones de dichas secciones o de acuerdo con aquellas disposiciones de las mismas que la Junta de Gobierno juzgue aconsejable.

G. — Planes de práctica intramural universitaria.

(3) La Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico podrá delegar en el Presidente de la Universidad y los rectores la capacidad para contratar en forma individual. Además, la Junta establecerá, mediante reglamento, las normas y procedimientos que gobernarán el establecimiento y funcionamiento de los planes de práctica intramural en las distintas unidades, y la forma en que el personal docente y el personal de apoyo participará y será compensado.

                                

Artículo 14. — Definiciones. (18 L.P.R.A. § 614)

(9) Consulta - Significará una comunicación recíproca entre el funcionario u organismo llamado a hacerla y el que deba ser consultado, realizada en la forma que determine la Junta de Gobierno, y sin que envuelva votación.

                        

Artículo 15. — Disposiciones Generales y Transitorias. (18 L.P.R.A. § 601 nota)

(4) Cualesquiera deberes, atribuciones, prerrogativas o funciones asignadas al Consejo Superior de Enseñanza, al Rector o a la Universidad de Puerto Rico por leyes de la Asamblea Legislativa de Puerto Rico promulgadas con anterioridad a la presente ley y que no sean incompatibles con sus disposiciones, continuarán rigiendo y obligando a la Junta de Gobierno, al Presidente de la Universidad o a la Universidad de Puerto Rico, respectivamente.                         

(8) El Consejo Superior de Enseñanza será la junta de gobierno de la Universidad hasta tanto el Consejo de Educación Superior entre en funciones.

History.

—Enero 20, 1966, Núm. 1, p. 87, art. 3; Julio 11, 1978, Núm. 27, p. 462; Junio 16, 1993, Núm. 16, sec. 1; Junio 16, 1993, Núm. 17, art. 17; Agosto 6, 1994, Núm. 54, art. 1; Septiembre 4, 1997, Núm. 112, art. 1; Diciembre 26, 1997, Núm. 200, art. 1; Junio 21, 2010, Núm. 65, art. 1; Abril 30, 2013, Núm. 13, sec. 1.

Annotations

                 HISTORIAL

                             Referencias en el texto.

 La referencia a “esta ley” en el inciso (h)(2) es a la Ley de Abril 30, 2013, Núm. 13, que enmendó esta sección.

                             Enmiendas

                                             —2013.

 La ley de 2013 derogó el anterior texto de esta sección y lo reemplazó con uno nuevo.

                                             —2010.

 Inciso (b)(1): La ley de 2010 aumentó la composición de la Junta de 13 a 17 miembros, añadiendo 4 egresados de la Universidad de Puerto Rico y enmendó esta cláusula en términos generales.

 Inciso (b)(2): La ley de 2010, en la tercera oración sustituyó “diez (10) miembros” con “catorce (14) miembros” y suprimió “excepto los primeros miembros de la Junta quienes servirán sus cargos conforme a la siguiente distribución: cinco (5) por ocho (8) años; tres (3) por seis (6) años, y dos (2) por cuatro (4) años”.

 Inciso (c)(1): La ley de 2010 aumentó el número necesario para quórum y para tomar acciones de 7 a 9 miembros.

                                             —1997.

 Inciso (b)(2): La Ley de Diciembre 26, 1997, enmendó esta cláusula en términos generales.

 Inciso (e)(19): La Ley Septiembre 4, 1997, añadió esta cláusula.

                                             —1994.

 La ley de 1994 sustituyó “dietas de setenta y cinco (75) dólares”, en relación a los miembros de la Junta, con “equivalentes a la dieta mínima establecida en el Código Político para miembros de la Asamblea Legislativa …” y “cien (100) dólares”, referente a dietas del Presidente, con “equivalente al ciento treinta y tres por ciento (133%) de la dieta que reciben los demás miembros de la Junta” en la cláusula (c)(2), y suprimió la disposición referente a los dos miembros de la Facultad de la U.P.R.

                                             —1993.

 La Ley de Junio 16, 1993, Núm. 17, derogó el inciso (g) relativo a la adopción de normas por el Consejo para la acreditación de la educación superior privada.

 La Ley de Junio 16, 1993, Núm. 16, enmendó esta sección y su rubro en términos generales.

                                             —1978.

 Inciso (g): La ley de 1978 enmendó la cláusula (3) de este inciso en términos generales.

                             Cambio de nombre.

 La sec. 2 de la Ley de Junio 16, 1993, Núm. 16, dispone:

“Una vez comience a regir esta ley [Junio 16, 1993], todas las leyes, reglamentos, resoluciones u otros documentos en cuyo texto se haga mención del Consejo de Educación Superior creado por la Ley Núm. 1 de 20 de enero de 1966, según enmendada [las secs. 601 et seq. de este título], en su función como cuerpo rector de la Universidad de Puerto Rico, debe entenderse que significa la Junta de Síndicos de la Universidad de Puerto Rico, que será la sucesora legal, como cuerpo gobernante, de la Universidad de Puerto Rico.”

                             Exposición de motivos.

                                             Véase Leyes de Puerto Rico de:

 Julio 11, 1978, Núm. 27, p. 462.

 Junio 16, 1993, Núm. 16.

 Junio 16, 1993, Núm. 17.

 Agosto 6, 1994, Núm. 54.

 Septiembre 4, 1997, Núm. 112.

 Diciembre 26, 1997, Núm. 200.

 Junio 21, 2010, Núm. 65.

 Abril 30, 2013, Núm. 13.

                             Salvedad.

 El art. 4 de la Ley de Abril 30, 2013, Núm. 13, dispone: “Si cualquier cláusula, párrafo, subpárrafo, artículo, disposición, sección, inciso o parte de esta Ley [que enmendó esta sección y añadió las secs. 602a y 602b de este título] fuere declarada inconstitucional por un tribunal competente, la sentencia a tal efecto dictada no afectará, perjudicará ni invalidará el resto de esta Ley. El efecto de dicha sentencia quedará limitado a la cláusula, párrafo, subpárrafo, artículo, disposición, sección, inciso o parte de la misma que así hubiere sido declarada inconstitucional.”

                             Disposiciones transitorias.

 La sec. 3 de la Ley de Junio 16, 1993, Núm. 16, dispone:

“El Consejo de Educación Superior creado por la Ley Núm. 1 de 20 de enero de 1966, según enmendada, continuará ejerciendo sus funciones y deberes asignados referentes a la Universidad de Puerto Rico hasta tanto la Junta de Síndicos de la Universidad de Puerto Rico quede constituida.”

                             Disposiciones especiales.

 La sec. 3 de la Ley de Agosto 12, 1996, Núm. 128, dispone:

“La Junta de Síndicos de la Universidad de Puerto Rico, creada en virtud de la Ley Núm. 16 de 16 de junio de 1993 [esta sección], enmendadora de la Ley Núm. 1 de 20 de enero de 1966, según enmendada, aprobará la reglamentación necesaria para la implantación de la presente ley [que enmendó esta sección], inclusive lo concerniente a los fondos requeridos por su efecto presupuestario.”

 Exclusión de derogación, véase nota bajo la sec. 601 de este título.

                             Disposiciones especiales.

 Las secciones 2 y 3 de la Ley de Abril 30, 2013, Núm.. 13, disponen:

 “Sección 2.—Efecto y transición._Una vez comience a regir esta Ley [Abril 30, 2013], quedarán terminados las funciones de los miembros de la Junta de Síndicos, con excepción del representante estudiantil y los dos (2) representantes del personal docente, quienes pasarán a formar parte de la Junta de Gobierno hasta que sus sucesores en ésta tomen posesión de sus cargos. Se faculta al Gobernador a nombrar a los primeros ocho (8) miembros de la Junta de Gobierno para que tomen posesión inmediata de sus respectivos cargos. Los primeros ocho (8) miembros de la Junta de Gobierno nombrados por el Gobernador entrarán en posesión de sus cargos inmediatamente, mientras el Senado pasa juicio sobre la confirmación de sus nombramientos.

 “Las disposiciones de esta Ley [que enmendó esta sección y añadió las secs. 602a y 602b de este título] tendrán el efecto de modificar toda disposición de ley o reglamento vigente que haga referencia a la Junta de Síndicos de la Universidad de Puerto Rico, para que, a su vez, diga y haga referencia a la Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico. “Sección 3.— Incompatibilidad._En tanto las disposiciones de esta Ley [que enmendó esta sección y añadió las secs. 602a y 602b de este título] sean incompatibles con las de alguna otra ley o reglamento, prevalecerán las disposiciones de esta Ley.”

                             Contrarreferencias.

 Código Político, dieta mínima establecida para legisladores, véase la sec. 29 del Título 2.

 Comisión Especial Permanente para estudiar sistemas de retiro de los empleados y pensionados del E.L.A., integración, véase la sec. 830a del Título 3.

 Comité de Becas y Préstamos adscrito al Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad, véase la sec. 896 de este título.

 Presidente del Consejo de Educación Superior será miembro de la Junta Estatal de Educación, véase la sec. 92 de este título.

 Registro de contratos, mantenimiento, remisión de una copia del contrato a la Oficina del Contralor, véase la sec. 97 del Título 2.

 U.P.R., considerada instrumentalidad del Gobierno a fines de expropiación forzosa de terrenos, véase la sec. 672 de este título.

 ANOTACIONES

1. En general.

 Ley anterior

                      2. —En general.

                      3. —Revisión.

4. Revisión judicial.

5. Universidades privadas.

6. Reglamentos.

7. Sistema de Retiro.

                1. En general.

 La Ley Universitaria, estatuto orgánico del Consejo de Educación Superior, no le concede expresamente la facultad al Consejo de demandar o ser demandado y, por excepción, mediante legislación especial en dos instancias muy específicas y particulares, se autoriza al mismo a comparecer a los tribunales, y no pueden tomarse como concediéndole capacidad general para demandar bajo cualquier circunstancia. C.E.S. U.P.R. v. GOBERNADOR, 137 D.P.R. 83, 1994 PR Sup. LEXIS 355 (P.R. 1994).

 El Estado no puede intervenir con las decisiones puramente académicas que tome la Universidad relacionadas a sus cuatro libertades fundamentales: el decidir quién enseñará u ocupará cargos docentes relacionados a investigación, qué se enseñará, cómo se enseñará y quién será admitido a estudiar. C.E.S. U.P.R. v. GOBERNADOR, 137 D.P.R. 83, 1994 PR Sup. LEXIS 355 (P.R. 1994).

 La autonomía universitaria es el principio que consiste en aislar en mayor o menor grado a una universidad pública del control, reglamentación e intervención gubernamental. C.E.S. U.P.R. v. GOBERNADOR, 137 D.P.R. 83, 1994 PR Sup. LEXIS 355 (P.R. 1994).

 En el ámbito de la educación superior se aplica el principio de derecho administrativo de que las determinaciones de hechos de organismos y agencias públicas tienen a su favor una presunción de regularidad y corrección que debe ser respetada mientras la parte que las impugne no produzca suficiente evidencia para derrotarlas. Fac. C. Soc. Aplicadas, Inc. v. C.E.S., 133 D.P.R. 521 (1993).

 Las secs. 601 a 614 y 2101 a 2109 de este título, las cuales confieren al Consejo de Educación Superior el gobierno del sistema universitario público y le asignan la responsabilidad de otorgar o denegar licencias a las instituciones privadas de educación superior, no violan las cláusulas constitucionales sobre el debido proceso de ley e igual protección de las leyes. Fac. C. Soc. Aplicadas, Inc. v. C.E.S., 133 D.P.R. 521 (1993).

 La U.P.R. tiene todas las atribuciones, prerrogativas, responsabilidades y funciones propias de una entidad corporativa encargada de la educación superior, las cuales ejerce a través del Consejo de Educación Superior (C.E.S.), conforme a lo cual a la Unión Nacional de Trabajadores de la Salud se le autorizó a negociar con la Administración del Hospital Pediátrico. Op. Sec. Just. Núm. 7 de 1993.

 La intención legislativa al aprobar la sec. 602 de este título, fue delegar a la U.P.R. amplios poderes en materia de derechos y deberes de su personal. Op. Sec. Just. Núm. 1 de 1993.

 El Consejo de Educación Superior, como organismo rector de la Universidad, tiene facultad implícita para establecer una corporación sin fines de lucro, adscrita al Recinto de Ciencias Médicas para la operación y administración de facilidades docentes especializadas. Op. Sec. Just. Núm. 31 (1983).

 Los miembros del Consejo de Educación Superior que constituyen la Junta de Gobierno de la Universidad están comprendidos, sin duda ninguna, dentro del ámbito de las secs. 3077 et seq. del Título 32. Op. Sec. Just. Núm. 6 de 1980.

                 Ley anterior

                            2. —En general.

 La Junta de Retiro de la Universidad de Puerto Rico y el Consejo de Educación Superior, trustee del Sistema de Retiro de dicha institución, tienen autoridad legal suficiente para ejercer la discreción que le otorgan la ley y los reglamentos universitarios, interpretándolos en relación con las situaciones que se les planteen. Op. Sec. Just. Núm. 23 de 1975; Op. Sec. Just. Núm. 3 de 1966.

 Es función normativa de la Junta de Retiro de la Universidad de Puerto Rico la determinación de si procede incluir el pago de intereses sobre las cantidades que deben ingresar un miembro de dicho sistema de retiro y la Universidad como patrono, por concepto de contribuciones atrasadas. Op. Sec. Just. Núm. 23 de 1975.

 La cesión gratuita del uso del edificio y equipos al Centro de la Facultad de la Universidad de Puerto Rico conlleva un propósito genuinamente universitario, cual es facilitar el acercamiento e integración del personal docente y por tanto, está comprendido dentro de las facultades que concede al Consejo Superior de Enseñanza, la Ley de la Universidad de Puerto Rico. Op. Sec. Just. Núm. 34 de 1962.

 El Consejo Superior de Enseñanza de la Universidad de Puerto Rico está facultado por el art. 28 de la Ley Núm. 135 de 1942 y por el Reglamento Universitario, al igual que lo estaba la extinta Junta de Síndicos, para variar el status de un estudiante de la Universidad—de estudiante especial a estudiante regular. Rodríguez v. Gallardo, 64 D.P.R. 345, 1944 PR Sup. LEXIS 75 (P.R. 1944).

 El Presidente del Consejo Superior de Enseñanza de la Universidad de Puerto Rico puede ser compelido mediante mandamus a firmar un diploma aprobado y expedido por dicho Consejo a un graduando de la Universidad. Rodríguez v. Gallardo, 64 D.P.R. 345 (1944).

 Reconocido por la Junta de Síndicos, dentro de sus facultades, el derecho de un estudiante de la Universidad a graduarse como estudiante regular de la misma y otorgado a dicho estudiante por el Consejo Superior de Enseñanza un grado académico, el Presidente del Consejo tiene el deber ministerial de firmar el diploma aprobado y expedido por dicho Consejo. Rodríguez v. Gallardo, 64 D.P.R. 345 (1944).

                            3. —Revisión.

 Los tribunales no son los organismos apropiados para administrar el sistema educativo ni para resolver los conflictos que surjan en la operación de la Universidad estatal, a menos que se violen derechos constitucionales fundamentales o las actuaciones sean claramente arbitrarias. Henríquez v. Consejo Educación Superior, 120 D.P.R. 194 (1987).

 Cuando en apelación de una decisión del Rector de la Universidad para ante el Consejo Superior de Enseñanza se celebra vista ante un examinador, éste rinde un informe favorable a la contención del Rector y el Consejo resuelve el caso a base del récord de los procedimientos habidos ante el examinador, el informe de éste y las objeciones al mismo de la parte contraria, al revisarse judicialmente la actuación del Consejo, el caso debe determinarse a base del récord ante el mismo. Rivera v. Benítez, Rector, 73 D.P.R. 377 (1952).

 En cuanto a la revisión por las cortes de las decisiones del Consejo Superior de Enseñanza y del método y alcance de la misma, la misión de las cortes no es celebrar un juicio de novo, y sí examinar el récord administrativo para determinar si se cometió algún error de derecho, incluyendo la cuestión de si los autos contienen evidencia sustancial para basar la decisión administrativa. Rivera v. Benítez, Rector, 73 D.P.R. 377 (1952).

                4. Revisión judicial.

 Al revisar la decisión del Consejo Superior de Enseñanza bajo esta sección, los autos del procedimiento administrativo son no sólo admisibles en evidencia, sino que constituyen la única evidencia que los tribunales pueden considerar. Rivera v. Benítez, Rector, 73 D.P.R. 377 (1952).

 No existiendo una fórmula estatutaria mediante la cual el récord administrativo sea elevado debidamente al tribunal de distrito en el curso ordinario para revisar decisiones del Consejo Superior de Enseñanza, la Regla 56(e) de las de Enjuiciamiento Civil de 1943 permite el adherir a una declaración jurada una copia debidamente certificada del récord administrativo en apoyo de una moción de sentencia sumaria. Rivera v. Benítez, Rector, 73 D.P.R. 377 (1952).

 En apelación en pleito para revisar una decisión del Consejo Superior de Enseñanza, cualquier contención en cuanto a la autenticidad del récord de los procedimientos administrativos ante el Consejo ofrecido en apoyo de una moción de sentencia sumaria es tardía cuando se levanta por vez primera ante esta Corte. Rivera v. Benítez, Rector, 73 D.P.R. 377 (1952).

 En pleito como el presente para revisar judicialmente una decisión del Consejo Superior de Enseñanza sobre la base de la cuestión de derecho de si el récord ante el Consejo contiene evidencia sustancial en apoyo de su decisión de que el apelante renunció su cargo de profesor de la Universidad de Puerto Rico, se resuelve que dicho récord contiene evidencia sustancial para basar la conclusión del Consejo de que el apelante renunció su puesto por escrito, para ser efectiva su renuncia en una fecha específica futura. Rivera v. Benítez, Rector, 73 D.P.R. 377 (1952).

 Esta sección no provee revisión alguna de las decisiones del Consejo Superior de Enseñanza ni dispone que tales decisiones sean finales y obligatorias. La intención legislativa fue no impedir toda revisión judicial en casos sobre permanencia y status de profesores de la Universidad. Rivera v. Benítez, Rector, 73 D.P.R. 377 (1952).

 Si la apelación para ante el Consejo Superior de Enseñanza provista en esta sección es o no un remedio adecuado y suficiente en el caso, quaere, no existiendo en el mismo actuación o decisión alguna del Rector demandado de la cual pueda apelarse. Núñez v. Benitez, Rector, 65 D.P.R. 864, 1946 PR Sup. LEXIS 62 (P.R. 1946).

                5. Universidades privadas.

 Nada en la Constitución de Puerto Rico ni en la política educacional de Puerto Rico ha hecho a la educación superior en una universidad privada de Puerto Rico una función pública, o ha puesto en dudas el status tradicional de los institutos y universidades privados, a pesar del argumento de que la disposición de la Constitución de Puerto Rico en el sentido de que toda persona tiene derecho a una educación, interpretada conjuntamente con la reglamentación y mantenimiento por el Estado Libre Asociado de la educación superior, lleva a la conclusión de que la educación superior es una función pública y que la universidad quedaba sujeta a las normas legales sobre funcionamiento aplicables a las instituciones públicas. Berrios v. Inter American University, 535 F.2d 1330, 1976 U.S. App. LEXIS 11235 (1st Cir. P.R. 1976); 96 S. Ct. 2665; 49 L. Ed. 2d 1180 (1976).

 La reglamentación de la universidad por el Estado Libre Asociado a través de la Junta Consultiva de Acreditación creada por la ley, no envuelve a dicha Junta en cuestiones disciplinarias al extremo de hacer que tales cuestiones queden sujetas a escrutinio a tenor con las disposiciones sobre derechos civiles, cuando la reglamentación por la Junta Consultiva no interviene con la discreción de la universidad para seguir cualquier sistema que desee, requiriendo solamente que cualquier sistema general sea notificado públicamente. Berrios v. Inter American University, 409 F. Supp. 769, 1975 U.S. Dist. LEXIS 11352 (D.P.R. 1975), aff'd, 535 F.2d 1330, 1976 U.S. App. LEXIS 11235 (1st Cir. P.R. 1976), app. dismissed, 426 U.S. 942, 96 S. Ct. 2665, 49 L. Ed. 2d 1180, 1976 U.S. LEXIS 2098 (U.S. 1976); 96 S. Ct. 2665; 49 L. Ed. 2d 1180 (1976).

                6. Reglamentos.

 Debe quedar claro, que a la luz de lo resuelto por nuestra jurisprudencia, cuando la Legislatura inviste a un organismo administrativo con poderes de reglamentación, el ejercicio válido de los mismos debe ser en forma racional que no dé base a la invalidación. Op. Sec. Just. Núm. 18 de 1978.

                7. Sistema de Retiro.

 Este Capítulo le impone al Consejo de Educación Superior la obligación indelegable de mantener un sistema de pensiones para todo el personal universitario y de aprobar un reglamento a esos fines. Bayron Toro v. Serra, 119 D.P.R. 605 (P.R. 1987).

 Dentro del vigente estado de derecho, es responsabilidad exclusiva del Sistema de Retiro de la Universidad de Puerto Rico que todo el personal universitario pueda recibir los beneficios de dicho Sistema, el cual deberá ser mantenido autosuficiente y reglamentado por el Consejo de Educación Superior a esos fines. Op. Sec. Just. Núm. 26 de 1980.

 No habiéndose modificado la doctrina jurisprudencial establecida hace más de veinte años, podemos concluir que en nuestra jurisdicción rige y prevalece la directiva de que en casos de pensiones de carácter compulsorio, éstas pueden ser modificadas mientras aún no han sido devengadas; no así en el caso en que la pensión ya hubiere sido devengada. Op. Sec. Just. Núm. 18 de 1978.

 La jurisprudencia prevaleciente en nuestra jurisdicción es que sólo cuando el pago correspondiente a determinada pensión se hubiere vencido, es que el pensionado tiene un derecho adquirido sobre el mismo; en la jurisprudencia norteamericana existen doctrinas divergentes, que sin embargo en su mayoría convergen en que el Estado bajo su poder de policía tiene, en principio, la facultad para revisar y modificar restrictivamente un plan de pensiones, tanto compulsorio como contractual, nada de lo cual excluye que la Legislatura, en vez de modificarlo, asigne fondos para salvarlo de la insolvencia. Op. Sec. Just. Núm. 18 de 1978.

 El sistema de pensiones de la Universidad de Puerto Rico no sólo participa de una naturaleza compulsoria y sin opción de exclusión para el participante, sino que éste debe funcionar sobre bases actuariales que lo hagan autosuficiente, es decir, que en principio no tuviere que depender de la ayuda legislativa cuando sus fondos no fueren suficientes para atender sus gastos; sin embargo, no hay en las secs. 601 et seq. de este título nada que le prohíba al Consejo de Educación Superior acudir a la Legislatura para solventar el referido sistema de pensiones. Op. Sec. Just. Núm. 18 de 1978.

 La jurisprudencia establecida y el poder de reglamentación delegado por la Legislatura en el Consejo de Educación Superior permiten aducir que hay base legal para sostener que, en principio, el Consejo tiene la facultad para modificar su actual Reglamento de Retiro afectando los derechos ya establecidos para los participantes actuales del mismo, que tengan un crédito menor de 20 años de servicio, siempre que en base a justificaciones actuariales se denote la grave necesidad de tal modificación. Op. Sec. Just. Núm. 18 de 1978.

REGLAMENTO GENERAL

DE LA UNIVERSIDAD DE PUERTO RICO                 

                                                                                                           

Certificación Núm. 160 (2014-2015)

29 de junio de 2015,

según enmendado hasta el 15 de septiembre de 2014.

Artículo 8 - Enmiendas                                        

Sección 8.1 - Autoridad para hacerlas

Este Reglamento podrá enmendarse de tiempo en tiempo por la Junta de Gobierno, por iniciativa propia o por recomendación de los organismos o funcionarios universitarios.

                                        

Sección 8.3 - Procedimiento para revisión general o parcial                                        

Cuando se trate de una revisión general del Reglamento como un todo, o de uno o más capítulos, la Junta de Gobierno establecerá, mediante certificación al efecto, los mecanismos necesarios para permitir la participación efectiva de los distintos sectores de la comunidad universitaria en dicho proceso de revisión.

Sección 8.4 - Situaciones especiales

La Junta de Gobierno se reserva la autoridad para, en casos especiales que así lo justifiquen por su urgencia, considerar y aprobar enmiendas a este Reglamento sin utilizar el procedimiento de consulta establecido en las secciones precedentes. En tales casos, las enmiendas que se aprueben podrán ser objeto de nueva consideración bajo la Sección precedente.

                

Artículo 12 – Estructura 

Sección 12.3 - Creación de nuevas unidades institucionales

Al crear nuevas unidades institucionales, la Junta de Gobierno establecerá la forma de su gobierno interno y su interrelación con las demás unidades y con el gobierno central del Sistema.                         

Artículo 13 – La Junta de Gobierno

Sección 13.1 - Junta de Gobierno de la Universidad

La Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico es el Organismo en el cual el Pueblo de Puerto Rico ha delegado la autoridad para dirigir, orientar, reglamentar y gobernar el Sistema Universitario. En el ejercicio de esos poderes, y en representación del interés público, la Junta debe velar porque la Universidad responda a las necesidades de la sociedad puertorriqueña y constituya un elemento esencial en el esfuerzo de darle solución a los problemas con que se confronta nuestro pueblo. La Junta debe estimular el desarrollo de los talentos y recursos de la Universidad para convertir en realidad los valores fundamentales de nuestra sociedad.3

                                        

Sección 13.2 - Funcionamiento interno

La Junta de Gobierno ordenará por reglamento su propio funcionamiento interno.

                                        

Sección 13.3 - Nombramientos y contratación de personal

La participación de la Junta de Gobierno en el nombramiento y en la contratación de personal para la prestación de servicios a la Universidad será la que se establece en el Capítulo VI, Artículo 37 de este Reglamento.

                                        

Sección 13.4 - Trámite de asuntos provenientes de las unidades institucionales

Sección 13.4.1 - Unidades institucionales

Como norma general, los asuntos que se originen en las unidades institucionales del Sistema Universitario, que se sometan a la consideración de la Junta de Gobierno, se tramitarán, con toda la documentación pertinente a través del rector de la unidad y del Presidente de la Universidad, con la recomendación o comentarios de estos funcionarios.

                                        

Sección 13.4.2 - Trámites ante la Junta de Gobierno

Bajo circunstancias especiales y en aquellos casos que, por mandato de ley o de la propia Junta de Gobierno, deban someterse directamente a la Junta, ésta permitirá a los miembros de la comunidad universitaria someter asuntos directamente a su consideración.

                                        

Sección 13.5 - Otorgamiento de grados académico

La Junta de Gobierno otorgará todos los grados académicos que confiere la Universidad en los programas que hayan sido debidamente aprobados.4

                                        

Sección 13.6 - Apelaciones

La Junta de Gobierno entenderá en las apelaciones que se interpusieren contra las decisiones del Presidente de la Universidad o contra las resoluciones de la Junta Universitaria, y las decisiones de la Junta de Apelaciones del Personal No Docente en el Sistema Universitario, la Junta de Retiro y de la Junta de Apelaciones del Plan de Clasificación del Personal Exento No Docente

                                

Artículo 14 - El Presidente de la Universidad                         

Sección 14.9 - Estructuras administrativas en la Oficina del Presidente                         

Sección 14.9.1- Aprobación de la Junta de Gobierno

La organización y definición de funciones de las Oficinas Centrales que determine el Presidente, se someterá a la aprobación de la Junta de Gobierno. Dicha organización y definición de funciones se promulgará mediante certificación emitida por la Junta.

                                

Sección 14.12 - Deberes y funciones adicionales

Además de los deberes y funciones que le asigna expresamente la Ley de la Universidad y este Reglamento, el Presidente tendrá todas aquellas atribuciones, prerrogativas y responsabilidades que le asigne la Junta de Gobierno, en armonía con la Ley y este Reglamento.8

                                                           

Artículo 16 - Organización Interna

La Junta de Gobierno determinará la organización interna de las unidades institucionales. No se harán cambios, modificaciones o reorganizaciones internas de colegios, escuelas, facultades, departamentos u otras dependencias sin la autorización expresa de la Junta. 

                                        

Artículo 20 - Decanos y Directores de Dependencias Ubicadas Dentro de Unidades Institucionales                                        

Sección 20.1 - Consulta para el nombramiento

Sección 20.1.8 - Término para la ratificación por la Junta de Gobierno

Cada uno de los nombramientos cubiertos por el presente Artículo, excepto los cubiertos en la Sección 20.1.4, será efectivo transcurridos sesenta (60) días desde la fecha de su notificación al Presidente de la Universidad y a la Junta de Gobierno, o cuando la Junta de Gobierno lo ratifique, lo que ocurra antes; excepto que si, dentro de los sesenta (60) días de la Junta de Gobierno, después de escuchar el parecer del Presidente de la Universidad, acuerda desaprobarlo, se lo comunicará a la autoridad nominadora. En tal caso, el nombramiento quedará sin efecto.

Artículo 21 - Senados Académicos                                        

Sección 21.4 - Composición                                

Sección 21.4.8 – Senadores estudiantiles                                

La representación estudiantil estará sujeta a lo que determine la Junta de Gobierno mediante certificación.21

Sección 21.4.9 – Certificación de cada senado por la Junta de Gobierno

La composición específica y particular de cada senado académico la establecerá la Junta de Gobierno mediante certificación al efecto.

                        

Artículo 25 - Organización, Funciones y Atribuciones de los Departamentos

Sección 25.1 - Organización departamental

Las facultades mantendrán la organización departamental existente al momento de la aprobación de este Reglamento General. No se podrá crear, reorganizar o eliminar ningún departamento sin la previa autorización de la Junta de Gobierno.41

                                        

Artículo 28 - Administración de Personal

Sección 28.1- Responsabilidades del Presidente

Sección 28.1.3 - Formulación de procedimientos uniformes

El Presidente, con el asesoramiento de la Junta Universitaria y del personal técnico que estime necesario, someterá a la Junta de Gobierno, para su aprobación, los procedimientos uniformes adecuados que permitan integrar un Sistema Central de Administración del Personal Universitario, a tono con el Principio de Mérito. 

                                

Sección 32.4.10 - Suspensión temporera de los derechos reconocidos en el presente Artículo

En caso que exista peligro claro e inminente de que el ejercicio de los derechos reconocidos en el presente Artículo habrá de resultar en la interrupción, obstaculización o perturbación sustancial y material de las tareas regulares de la Universidad, o de otras actividades o funciones legítimas universitarias, efectuándose en las facilidades de la Universidad, los rectores podrán, por resolución escrita fundamentada suspender temporalmente tales derechos en sus respectivos centros educativos. Igual derecho le asistirá al Presidente de la Universidad, con relación a todo el Sistema. En caso de que se ejercite el poder aquí conferido a los funcionarios de la Universidad, esta prohibición no podrá extenderse por más de treinta (30) días, a menos que la Junta de Gobierno autorice extender la misma por un período mayor.

Artículo 37- Autoridades Nominadoras

En el Sistema Universitario, la facultad de nombrar corresponderá a la Junta de Gobierno, al Presidente de la Universidad y a los rectores según se indica en el presente capítulo.

                                        

Sección 37.1- Junta de Gobierno Sección 37.1.1- Nombramiento directo

La Junta de Gobierno nombrará directamente al Presidente de la Universidad. También nombrará a todo el personal de sus propias oficinas.

                                        

Sección 37.1.2 - Nombramientos a propuesta del Presidente de la Universidad

La Junta de Gobierno nombrará a los rectores a propuesta del Presidente de la Universidad.55

                                        

Sección 37.1.3 – Nombramientos en consulta

La Junta de Gobierno nombrará al Director y al Subdirector del Sistema de Retiro de la Universidad, en consulta con la Junta de Retiro.

                                        

Sección 37.1.4 - Ratificación de nombramientos

La Junta de Gobierno deberá ratificar los nombramientos de: el Director de Finanzas de la Administración Central, tres funcionarios del Sistema Universitario para formar parte de la Junta Universitaria, los decanos, el Director del Servicio de Extensión Agrícola, y el Director de la Estación Experimental Agrícola.

                                        

Sección 37.1.5 - Servicio a voluntad de la Junta de Gobierno

El Presidente de la Universidad, así como los funcionarios enumerados en las Secciones 37.1.1 a 37.1.3, prestarán sus servicios como tales, a voluntad de la Junta de Gobierno.

                                        

Sección 37.1.6 - Evaluaciones periódicas

La Junta de Gobierno evaluará periódicamente la labor de cada uno de los funcionarios mencionados en la Sección 37.1.5, en intervalos no menores de cuatro (4) años ni mayores de seis (6) años.

                                

Sección 37.2.2 – Nombramientos sujetos a aprobación de la Junta de Gobierno

El Presidente nombrará, sujeto a la ratificación de la Junta de Gobierno, el Director de Finanzas de la Administración Central y tres funcionarios del Sistema Universitario para formar parte de la Junta Universitaria.

                                

Artículo 42 – Condiciones Necesarias para Desempeñar un Cargo Docente                 

Sección 42.2 – Reconocimiento de grados académicos o títulos equivalentes

El reconocimiento de un grado académico o título equivalente es la acción de establecer su convalidación o equivalencia por parte de la Universidad. El reconocimiento puede realizarse mediante normas de aplicación general o por la determinación de la Junta de Reconocimiento de Grados y Títulos Académicos a petición de los decanos de asuntos académicos de las unidades institucionales.

                                        

La Junta de Gobierno aprobará las Normas para el Reconocimiento de Grados y Títulos a recomendación del Presidente luego de consultar a la Junta Universitaria. Las normas que se promulguen bajo esta sección no afectarán los grados y títulos reconocidos con anterioridad a su implantación. Los grados y títulos reconocidos con anterioridad a la promulgación de las normas no obligarán reconocimientos futuros.  

                                

Artículo 50 - Disposiciones Generales Sobre Licencias y Ayudas Económicas al Personal Docente

Sección 50.1- Licencias a los principales funcionarios ejecutivos

La Junta de Gobierno decidirá, con arreglo a las disposiciones de este Reglamento, la concesión de licencias al Presidente de la Universidad, así como al Secretario Ejecutivo y al Director de Sistema de Retiro de la Junta de Gobierno. A propuesta del Presidente de la Universidad, la Junta de Gobierno concederá licencia a los rectores.

Sección 50.2 - Licencias al personal docente en general

Sección 50.2.1 - Clases de licencia serán las establecidas en el Reglamento

Las licencias disponibles al personal docente serán las que se establecen en este Reglamento: a saber: ordinaria, por enfermedad, sabática, extraordinaria con sueldo, extraordinaria sin sueldo, con ayuda económica, sin sueldo, para participar en el proceso político, por maternidad, para fines militares, para fines judiciales; y licencia en servicio. No se concederá ningún otro tipo de licencia sin el consentimiento expreso de la Junta de Gobierno.

                                

Sección 50.3 - Compromiso de servicio                                         

Sección 50.3.2 - Incumplimiento de la obligación

En caso de que no se reintegre al servicio universitario, a pesar de habérsele requerido, o no preste servicios en la entidad pública a la cual se le autorizó, la persona rembolsará el importe del sueldo o de la ayuda económica que disfrutó, o concertará un plan de pago para efectuar el reembolso, según el término establecido en el Reglamento para la Concesión de Crédito y Cobro de Deudas de la Universidad de Puerto Rico. Cualquier excepción a este término deberá recibir la previa autorización de la Junta de Gobierno. En caso de que, después de reintegrarse, la persona interrumpa sus servicios antes de cumplir su compromiso, deberá rembolsar la parte proporcional del dinero recibido, equivalente al tiempo no servido.                

                                        

Artículo 52 - Licencias Extraordinarias y Ayudas Económicas

Sección 52.4 - Compensación                                         

Sección 52.4.2 - En licencia extraordinaria sin sueldo con ayuda económica

La ayuda económica podrá incluir gastos de matrícula, cargos de laboratorio, de graduación y de biblioteca. También podrá incluir: gastos de transportación (un viaje de ida y vuelta) al lugar de estudios cuando los estudios se realicen fuera de Puerto Rico, asignación para compra de libros y materiales, gastos de hospedaje y subsistencia, y, una cantidad a fijarse por la Junta de Gobierno, mediante recomendación de la Junta Universitaria, para los gastos de transcripción de tesis doctorales o de maestría.

                                        

En los casos de ayuda económica para asistir a eventos internacionales, educativos o deportivos, en representación de Puerto Rico o de la Universidad, la ayuda económica podrá cubrir total o parcialmente los gastos de transportación (viaje de ida y vuelta) y los de subsistencia durante la actividad.

                                        

Todas las ayudas económicas mencionadas en esta Sección se darán conforme a los criterios aprobados por la Junta de Gobierno.

                                        

Artículo 67- Distinciones Académicas

Sección 67.1 - Autoridad para otorgarlas

La Junta de Gobierno será el único organismo que, a propuesta del Presidente de la Universidad, de un senado académico, o por iniciativa propia, creará u otorgará distinciones académicas a nombre de la Universidad.

                                        

Estas distinciones podrán consistir en profesorados o cargos de mérito, profesorados de distinción especial, grados o cargos honoríficos, certificados, diplomas, medallas de reconocimiento y cualquier otro de igual categoría.

Artículo 69 - Cátedras Especiales

Sección 69.1-Autorización

La Junta de Gobierno, a propuesta del Presidente de la Universidad, de un senado académico, o por iniciativa propia, será el único organismo que podrá autorizar la creación de cátedras especiales, para honrar en forma permanente la memoria de una persona ilustre reconocida internacionalmente, por su contribución a una o más disciplinas del saber, para promover la investigación y la creatividad y para premiar la excelencia y la productividad del personal designado para ocuparlas.

                                

Artículo 70 - Denominación de Salas, Estructuras y Edificios Universitarios                         

Sección 70.3 - Trámite de las propuestas

Las propuestas de denominación que surjan en las unidades serán sometidas a consideración del Senado Académico de la unidad correspondiente.

                                        

El Presidente de la Universidad de Puerto Rico podrá someter propuestas de denominación de salas o edificios universitarios con nombres de entidades corporativas o individuos que hayan contribuido significativamente a los programas de desarrollo institucional. El Presidente obtendrá el endoso del Senado Académico de la unidad institucional en la que radique la estructura a denominarse.

                                        

Las propuestas, con la recomendación o endoso del Senado Académico correspondiente, serán referidas a la Junta de Gobierno. La Junta dará su aprobación a la recomendación sometida, siempre que se haya observado el estricto cumplimiento con los criterios que se enumeran en las secciones precedentes.

                                        

Luego de certificada la denominación, la Junta de Gobierno notificará a la Comisión Denominadora de Estructuras y Vías Públicas, para su conocimiento.

                                        

La Junta de Gobierno podrá, por iniciativa propia, denominar salas, estructuras o edificios universitarios.

                                                           

Artículo 71 - Personal será de Confianza o de Carrera                 

Sección 71.3 – Personal de Confianza                         

Sección 71.3.2 - Cargos o puestos de confianza por designación de ley o reglamento

Los siguientes serán cargos o puestos de confianza y las personas nombradas para ocuparlos serán personal de confianza:                                                                                 

                                

Artículo 78 - Certificación y Selección

Sección 78.2 - Elegibles a ser incluidos en cada certificación                         

Sección 78.2.3 - Cambios en el número de candidatos elegibles a ser incluidos

A propuesta de la Oficina Central de Recursos Humanos, debidamente justificada por escrito, la Junta de Gobierno podrá, mediante certificación al efecto, aumentar el número de elegibles a ser incluidos en cada certificación hasta un máximo de diez (10), o reducirlo nuevamente hasta un mínimo de cinco (5). Estos cambios deberán ser notificados a la comunidad universitaria por la Oficina Central de Recursos Humanos, con más de treinta (30) días de antelación a su fecha de efectividad.

                                

Sección 120.9 - Junta

Junta de Gobierno de la Universidad de Puerto Rico.