El texto siguiente es lo que queríamos, lo que tuvimos y lo que esperamos conseguir en el futuro. Ahora no está vigente

Colegio Público “Cisneros” de Santander: educar en la coherencia

En 2004 comenzamos a implantar en el colegio la Agenda 21 Escolar (iniciativa de las Naciones Unidas para buscar un mundo mejor para las personas y para el medio ambiente). Supuso un punto y seguido en la trayectoria del colegio en la educación para la salud, en la sostenibilidad y todo pensando en los valores de todos los seres humanos.

Nos sentimos orgullosos de poder ofrecer la opción de adquirir, los babys escolares confeccionados por la empresa Manipulados Solidarios (http://www.manipuladossolidarios.org/), entidad que pertenece a La Cocina Económica de Santander. Dicha empresa tiene como objetivo la creación de puestos de trabajo a las personas en situación o riesgo de exclusión social.

Es el primer año que se confeccionarán los babys del aula de dos años en un 50 % con algodón ecológico (éste primer año, por falta de tiempo no hemos encontrado todos los colores en algodón ecológico). La otra mitad es 100 % algodón. El fabricante del algodón ecológico es SEKEM, ubicado en Egipto está certificado por la Fairtrade International, Comercio Justo. Crea cooperativas sociales, gestiona colegios y talleres, mantiene su propio hospital. Dicho algodón, está certificado por GLOBAL ORGANIC TEXTILE STANDARD.

MAFUANE.S.L (ORGANICS FOR LIFE) (significa “madre tierra en jeroglífico”) es la empresa española que representa a La Fundación Sekem en España y que las telas certificadas por GOTS y por Comercio Justo se fabrican allí. Su email es mafuanesl@gmail.com.

 

La Fundación Sekem (significa vitalidad en jeroglífico)

Tiene como iniciativa primordial crear desarrollo sostenible en todas sus áreas de actividad empresarial, consiguiendo que este desarrollo se realice a nivel individual, social y medioambiental. Gestiona varios colegios en el poblado ecológico, uno de ellos para niños discapacitados, un taller de formación profesional y un hospital propio donde médicos voluntarios del Cairo pasan consulta semanal, además del apoyo y los microcréditos a los agricultores.

En 2003 recibió el premio “The Right Livelihood Award” por su iniciativa en la que los negocios pueden combinar la obtención de beneficios con el respeto humano y espiritual hacia las personas y el medio ambiente en el que se trabaja. Este premio compite en Suecia con el premio Nobel.


Algodón orgánico:

El cultivo convencional de algodón requiere más pesticidas e insecticidas peligrosos que cualquier otro. En su producción  se utilizan más del 10% de los pesticidas del mundo y cerca del 25% de los insecticidas. La producción total de algodón se cultiva en nueve millones de hectáreas, en setenta países, proporcionando casi la mitad de la fibra utilizada en la producción textil mundial.  

“Según datos de la Organización Mundial de la Salud, tres de los insecticidas más peligrosos son utilizados en el cultivo de algodón”.

El cultivo de algodón orgánico es beneficioso para el medio ambiente y para nuestra salud porque crece en campos de tierra fértil y viva en la que no se usa este tipo de pesticidas, herbicidas y fertilizantes químicos sintéticos.  En la agricultura orgánica se fabrica composta natural que cura la tierra y  sus ciclos, manteniendo su equilibrio natural y preservándola  para usos futuros. Mantiene limpios el agua y el aire que beben y respiran las personas que trabajan en los campos de cultivo, pues el uso de estos productos químicos también afecta a los trabajadores  que están expuestos continuamente y pueden sufrir enfermedades graves.

Certificación GOTS: Esta certificación acredita que toda la tela, es orgánica y libre de tóxicos.

¿Por qué es importante proteger la piel de nuestros hijos?

Su piel es muy fina y vulnerable a este tipo de sustancias que pueden provocar alergias u otros problemas a corto y largo plazo. Es importante que los tejidos que tienen contacto directo o casi directo con su piel sean siempre limpios de tóxicos químicos, que también van a respirar.

El comercio justo beneficia tanto a productores como a consumidores.

A los productores o trabajadores de zonas empobrecidas, les ofrece la posibilidad de vivir dignamente de su trabajo. A los consumidores les proporciona productos de calidad y les garantiza que las empresas respetan  los derechos de los trabajadores y el medio ambiente. Es un movimiento social que se basa en unas relaciones comerciales equitativas con los países empobrecidos o en desarrollo. Además  promueve valores éticos, sociales y ecológicos.

El Colegio Público Cisneros, invita a las familias a implicarse en la búsqueda de beneficios sociales, con una gestión ética y responsable.