Manuel Lajo

DOCUMENTOS OFICIALES:

SENTENCIAS Y RESOLUCIONES

LA VICTORIA SOBRE LA DIFAMACIÓN Y DESPOJO ILEGAL DEL CARGO DEL CONGRESISTA (1995-2000) MANUEL LAJO LAZO POR LA ORGANIZACIÓN CRIMINAL FUJIMONTESINISTA EN DICTÁMENES, RESOLUCIONES Y  SENTENCIAS DE:

  1. Resolución n° 018-98-99-cr, 2 julio 1999, que con solo 41 votos (requería 47*) suspendió en todos sus derechos al congresista Lajo Lazo y obligó al Poder Judicial a abrirle juicio por “Concusión", y detalle de la votación publicado por el Peruano. 11 de julio 1999: con el fin de forzarlos, el oficialismo acordó publicar la votación de cada congresista. Pero solo lograron 41 de 120 votos.


  1. Pedido de nulidad de la resolución n° 018-98-99-cr (2 julio 1999) por Lourdes Flores, Jorge Donayre, Roger Cáceres, Carlos Chipoco y otros congresistas. 21 septiembre 1999*

Transcripción de los requisitos para levantar el fuero (Arts. 16 y 89) Y NOTA EXPLICATORIA DEL DEMANDANTE:

* Este pedido nunca fue respondido pero al anunciar que aplicaríamos "el silencio administrativo" la Mesa Directiva ordenó descerrajar la oficina y secuestrar toda la documentación y pertenencias del Congresista, el 30 de Octubre de 1999.


NOTA EXPLICATORIA DEL DEMANDANTE MANUEL LAJO:

El Reglamento del Congreso en 1999 dejaba muy claro en su Artículo 16 que el levantamiento del fuero para que un Congresista pudiera ser sometido a juicio penal requería VOTACIÓN CALIFICADA DE LA MITAD MÁS UNO DEL NÚMERO LEGAL DE CONGRESISTAS.

Sin embargo, en el Artículo 89 -vigente entonces para la Acusación Constitucional- aunque su aprobación implicaba el levantamiento del fuero solo se mencionaba que el Pleno debía votar para aprobar o no la acusación. No mencionaba votación calificada, aunque por un mínimo de razonabilidad debía aplicarse la votación calificada establecida en el Art. 16. Tampoco distinguía entre ANTEJUICIO POLÍTICO (cuando el alto funcionario acusado debía enfrentar una imputación solo por delitos) y JUICIO POLÍTICO (cuando debía enfrentar una imputación por infracción constitucional).

Este "resquicio" minúsculo fue aprovechado por el oficialismo que en la Acusación Constitucional contra Manuel Lajo impuso la paradoja abusiva e irrazonable de aprobar un levantamiento del fuero por mayoría simple de los presentes si se daba como parte de una Acusación Constitucional. Pero enceguecidos por la persecución política emprendida no tomaron en cuenta que al disminuir exageradamente los requisitos para aprobar una Acusación Constitucional imponían que PODÍA SUSPENDERSE, INHABILITARSE y HASTA DESTITUIRSE A UN CONGRESISTA CON VOTACIONES ÍNFIMAS -MAYORÍA SIMPLE DE LOS PRESENTES EN UN PLENO- COMO EFECTIVAMENTE SE DIO EN ESTE CASO.

Frente a estos vacíos -que permitían graves transgresiones a principios jurídicos básicos- la Sentencia del Tribunal Constitucional del 1° de Diciembre del 2003 (la acción fue interpuesta por Manuel Lajo como apoderado de 70 Congresistas) puso orden y coherencia: El Artículo 89 fue modificado desde Mayo del 2004 siguiendo el fallo vinculante de esta Sentencia del TC del 1 de Diciembre del 2003 (aunque se intentó simular que respondía a los criterios de la Comisión de Constitución y Reglamento en su Informe presentado el 27 de enero del 2004 y aprobado por el Pleno del Congreso el 28 de enero del mismo año).

Como resultado de esta prolongada lucha, el Artículo 89 a partir de inicios del 2004 estableció como requisito la mayoría calificada de la mitad (1/2) más uno del número legal de Congresistas para aprobar un antejuicio político (denuncia sólo por delito) y para suspender a un Congresista acusado por ello.

Y estableció que para aprobar una imputación por trasgresión constitucional (denuncia por atropello a la Constitución) y suspender por ese motivo a un Congresista o funcionario con fuero, el requisito es de 2/3 del número legal de Congresistas.

En ambos casos no votan los miembros de la Comisión Permanente, ya que este organismo actúa como acusador ante el Pleno del Congresista o Alto Funcionario denunciado.

Se transcribe los textos en el actual Reglamento (año 2014):

Inmunidades de Arresto y Proceso

Solicitud de Levantamiento del Fuero (1)

... "El levantamiento del fuero procede con los votos conformes de la mitad más uno del número legal de Congresistas”

Procedimiento de Acusación Constitucional (2)

... “i) Luego de la sustentación del informe y la formulación de la acusación constitucional por la Subcomisión Acusadora y el debate, el Pleno del Congreso vota, pronunciandose en el sentido de si hay o no lugar a la formación de causa a consecuencia de la acusación. En el primer caso, el Pleno del Congreso debate y vota, en la misma sesión, si se suspende o no al Congresista acusado en el ejercicio de sus derechos y deberes funcionales, el cual queda sujeto a juicio según ley. En el segundo caso, el expediente se archiva (3)".

(Párrafo modificado. Resolución Legislativa del Congreso 008-2007-CR, publicada el 17 de octubre de 2007)

"El acuerdo aprobatorio de una acusación constitucional, por la presunta COMISIÓN DE DELITOS en ejercicio de sus funciones, requiere la votación favorable de la mitad más uno del número de miembros del Congreso, sin participación de los miembros de la Comisión Permanente. El acuerdo aprobatorio de suspensión requiere la misma votación".

(Párrafo modificado. Resolución Legislativa del Congreso 008-2007-CR, publicada el 17 de octubre de 2007)

------------------------------------------------------------------------------

NOTA: En la Resolución Legislativa del Congreso 008-2007-CR, publicada el 17 de octubre de 2007, que modifica los párrafos primero y segundo de este literal, se incluye la siguiente Disposición Complementaria:

"Única. - Las presentes modificaciones al Reglamento del Congreso de la República no resultan de aplicación a los hechos, situaciones jurídicas o procesos relativos al Estatuto de los Congresistas, o al procedimiento de acusación constitucional, previos a su entrada en vigencia".

------------------------------------------------------------------------------

“El acuerdo aprobatorio de sanción de suspensión, inhabilitación o destitución POR INFRACCIÓN CONSTITUCIONAL, en un JUICIO POLÍTICO previsto en el primer párrafo del artículo 100 de la Constitución, se adopta con la votación favorable de los 2/3 del número de miembros del Congreso, sin participación de la Comisión Permanente, siguiendo el principio de razonabilidad señalado por la Comisión de Constitución y Reglamento en su Informe presentado el 27 de enero del 2004 y aprobado por el Pleno del Congreso el 28 de enero del mismo año. En este caso, la aplicación de la sanción impuesta por el Congreso es inmediata."

Conclusión del demandante:

En síntesis, si se acusa solo por uno o más delitos, (antejuicio político) el Congreso puede aprobar la acusación constitucional con la mitad más uno del número legal de Congresistas (sin participación de los miembros de la Comisión Permanente, que actúa como parte acusadora). Y debe votar aparte -requiriendo igual votación calificada) si suspende o no los derechos del acusado.

Si se acusa solo por infracción constitucional (juicio político) el Pleno del Congreso para sancionar no necesita enviar al denunciado al Poder Judicial. Pero para aprobar requiere 2/3 del número legal de Congresistas, sin participación de los miembros de la Comisión Permanente.

1.- No ha sido modificado desde 1999

2.- Fue modificado en el 2004 y en el 2007 para acatar (en parte) los fallos vinculantes de la Sentencia del Tribunal Constitucional del 1 de Diciembre del 2003 (Apoderado de 70 Congresistas: Manuel Lajo).

3.- En 1999 -y hasta Mayo 2004- el texto que permitía la "suspensión automática" de todos los derechos de un Congresista al que se le aprobara una acusación constitucional (¡y con mayoría simple de los presentes!) era el siguiente:

"Luego de la sustentación del informe y la formulación de la acusación constitucional por la Subcomisión Acusadora y el debate el Pleno del Congreso vota, pronunciandose en el sentido de si hay o no lugar a formación de causa a consecuencia de la acusación. En el primer caso, queda el acusado en suspenso en el ejercicio de sus funciones y sujeto a juicio según ley, sin perjuicio de lo señalado en el primer párrafo del Artículo 100° de la Constitución. Gracias al "Caso Lajo" el Pleno debe ahora discutir y votar si además suspende o no los derechos del Congresista. En ambos casos se requiere votación calificada. Se acabó la "suspensión automática" de la que el fujimorismo hizo uso y abuso, por simple mayoría de los presentes, sin votación calificada.


  1. FOTOGRAFÍAS DEL DESCERRAJE DE LA OFICINA DEL CONGRESISTA MANUEL LAJO

EL 30 DE OCTUBRE DE 1999 CON SECUESTRO DE DOCUMENTACIÓN Y PERTENENCIAS PERSONALES DURANTE TRES MESES*

* Por orden de la Fiscalía el Congreso tuvo que devolver la documentación secuestrada en Febrero 2000, tres meses después del descerraje.


  1. DENUNCIA  ANTE LA CIDH (COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS), WASHINGTON, DE FEBRERO A DICIEMBRE DEL 2000.



  1. DICTAMEN EXCULPATORIO DEL FISCAL SUPREMO 2 AGOSTO 2002.





  1. SENTENCIA UNÁNIME ABSOLUTORIA DE LA CORTE SUPREMA 11 SEPT. 2002.

VOTO SINGULAR AFIRMA QUE "EL MÓVIL FUE HACERLE DAÑO AL CONGRESISTA POR SU POSICIÓN CONTRARIA AL RÉGIMEN DE ALBERTO FUJIMORI". (ORIGINAL Y TRANSCRIPCIÓN)


  1. EJECUTORIAS SUPREMAS DEL 24 FEBRERO Y 14 MARZO 2003 QUE ORDENAN EL ARCHIVO DEFINITIVO DEL CASO

EJECUTORIA SUPREMA, FEBRERO 2003



EJECUTORIA SUPREMA, MARZO 2003


  1. SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL (1°DICIEMBRE 2003) ANTE LA DEMANDA DE INCONSTITUCIONALIDAD INTERPUESTA EL 11 JULIO 2003 POR 70 CONGRESISTAS (QUE NOMBRARON COMO APODERADO TITULAR A MANUEL LAJO) CONTRA EL ART. 89 DEL REGLAMENTO DEL CONGRESO QUE SE USÓ PARA COMETER EL ABUSO

VÉASE EL TEXTO COMPLETO EN LA PAG WEB DEL TC:

http://www.tc.gob.pe/jurisprudencia/2003/00006-2003-AI.html




  1. PRIMERA DE SEIS DECISIONES SOBRE EL CASO LAJO DEL COMITÉ DE DDHH DE LA UNIÓN INTERPARLAMENTARIA MUNDIAL DESDE LA AUDIENCIA PÚBLICA EN MANILA, 5 ABRIL 2005 HASTA FEBRERO 2007, EXHORTANDO AL CONGRESO PERUANO A DAR REPARACIÓN MORAL Y FINANCIERA A MANUEL LAJO.



  1. ACUERDO N° 114-200S-2006/MESA-CR (19 ABRIL 2006) DE LA MESA DIRECTIVA DEL CONGRESO QUE DISPONE REPARACIÓN MORAL AL EXCONGRESISTA LAJO LAZO



  1. ACTO DE DESAGRAVIO DEL PLENO DEL CONGRESO AL EX CONGRESISTA MANUEL LAJO, 13 DE JULIO DEL 2006 (TRANSCRIPCIÓN)

PLENO DEL CONGRESO DE LA REPUBLICA DEL PERU

SEGUNDA LEGISLATURA ORDINARIA DE 2005

20ª B SESIÓN (Matinal)

JUEVES 13 DE JULIO DE 2006

PRESIDENCIA DE LOS SEÑORES MARCIAL AYAIPOMA ALVARADO,

GILBERTO DÍAZ PERALTA, FAUSTO ALVARADO DODERO Y

ALEJANDRO ORÉ MORA

SUMARIO

Se pasa lista. — Se reanuda la sesión. — Congresistas de las distintas bancadas formulan apreciaciones sobre la labor realizada durante el período legislativo 2001-2006. — El Presidente del Congreso de la República pronuncia un discurso en el que da por concluida la labor legislativa del presente período anual de sesiones y del período legislativo 2001-2006

La Presidencia dispone la lectura de documentos relativos a la reparación moral del ex congresista Manuel Lajo Lazo

La Presidencia dispone la lectura de documentos relativos a la

REPARACIÓN MORAL DEL EX CONGRESISTA MANUEL LAJO LAZO

—Reasume la Presidencia el señor Marcial Ayaipoma Alvarado.

El señor PRESIDENTE (Marcial Ayaipoma Alvarado).— El último acto que vamos a realizar es la reparación moral al ex congresista Manuel Lajo Lazo, conforme a un acuerdo de Mesa Directiva y a la propuesta del Comité de Derechos Humanos de los Parlamentarios de la Unión Interparlamentaria.

Se va a dar lectura de una resolución de la Corte Suprema y la decisión adoptada por el Comité de Derechos Humanos de los Parlamentarios de la Unión Interparlamentaria. Esto se llevará a cabo sin debate.

Puede hacer uso de la palabra la congresista Moyano Delgado, aunque, como he indicado, no habrá debate una vez leídos los documentos.

La señora MOYANO DELGADO. — (PARLAMENTARIA FUJIMORISTA)

Señor Presidente, si se lee el documento que la Mesa presenta como acto de desagravio al señor Lajo, se está asumiendo que todo el Congreso, incluidos todos los congresistas, estamos respaldando ese acto de desagravio. Por eso, si debería permitirse la intervención, porque algunos congresistas no estamos de acuerdo con el acto de desagravio al señor Lajo. En ese sentido es pertinente la intervención de los congresistas. Presidente, pero, como usted no va abrir debate, debo indicar que, además de los documentos que desagravian al señor Lajo, la Unión Interparlamentaria, con su Comité de Derechos Humanos, ha presentado reiteradas veces a este Congreso de la República documentación acerca de la acción injusta que se cometió contra la doctora Chávez, la señora Luz Salgado y la señora Carmen Lozada.

Se cometieron actos injustos, lo cual se ha demostrado porque la doctora Chávez está aquí con nosotros. El Poder Judicial la ha absuelto de todo. Un congresista que intervino —no recuerdo que congresista fue— cuando hablábamos sobre el Reglamento, dijo que este Congreso se equivocó al suspender a la doctora Chávez; pero nadie ha presentado un acto de desagravio.

Presidente, solicito que se atienda ese documento de la Unión Interparlamentaria, que ha llegado acá exhortando al Congreso para que se rectifique en los actos que se cometieron.

El acto de desagravio al señor Lajo es discriminatorio. Además, creo que él admitió públicamente su error, su delito, su falta, y aquí se presenta un acto de desagravio incorporando, bajo ese oficio o carta del Consejo Directivo o la Junta de Portavoces, a quienes no estamos de acuerdo con él.

El señor PRESIDENTE (Marcial Ayaipoma Alvarado). — Continúe.

La señora MOYANO DELGADO. — (PARLAMENTARIA FUJIMORISTA)

Presidente, disculpe, me tengo que indignar porque se discrimina a las personas; por lo tanto, solicito —no comparo de ninguna manera al señor Lajo con la doctora Chávez y las otras parlamentarias— que se atienda ese pedido de la Unión Interparlamentaria, aunque sea a destiempo, porque es un acto de justicia.

El señor PRESIDENTE (Marcial Ayaipoma Alvarado). — Por alusión, precise, congresista Chávez Cossío; pero no vamos a abrir un debate.

La señora CHÁVEZ COSSÍO DE OCAMPO. — Presidente, agradezco a la congresista Martha Moyano la referencia a mi caso; pero yo declino pedir cualquier acto de desagravio. No soy como el ex congresista Lajo que ha estado persiguiendo a cada uno de los congresistas desde hace varios años para este tipo de gestiones. Debo hacer recordar, porque la mayoría de los señores congresistas no estuvieron en el Parlamento del período 1995 a 2000, remitiéndome a las grabaciones que en su momento ya ha debido distribuir la Oficialía Mayor. El señor Lajo admitió que se apropió indebidamente de las remuneraciones de sus trabajadores de su despacho congresal. Él quiso minimizar el caso y dijo que era poquito, que había argumentos. Se tipificó mal aquí ese delito; por eso, fue exculpado. Quiero creer que esa fue la razón.

Ese señor, cuando yo estaba sentada en el banquillo de los acusados en el juicio oral el año pasado, se permitió presentar escritos pidiendo que me condenen. La sala, felizmente, le dijo: Señor, váyase con su escrito a otro lado porque usted no es parte. Una persona que odia de ese modo y que ha venido aquí —y ustedes lo habrán visto—pidiendo el mismo, sin ninguna vergüenza, un acto de desagravio que no merece... Yo agradezco a la congresista Martha Moyano por ese pedido; pero yo declino. Es cierto que la Unión Interparlamentaria se ha pronunciado reiteradamente a mi favor; pero yo declinó hacer ese pedido porque no lo necesito. Las personas que somos inocentes, que conocemos nuestra valía y nuestro honor no necesitamos este tipo de homenajes. Pido a los señores congresistas que revisen las actas. Fue el señor Pease, fue la señora Townsend, inclusive fue el señor Olivera quienes se pronunciaron en vista de las evidencias que había contra el señor Lajo; por lo tanto, hacer un acto de desagravio aquí no solamente es injusto, sino también es agraviante para los trabajadores.

Presidente, me pide una interrupción el congresista Xavier Barrón si usted lo permite.

El señor PRESIDENTE (Marcial Ayaipoma Alvarado). — No se puede interrumpir una intervención por alusión. Congresista Chávez Cossío, usted está haciendo uso de la palabra por una alusión.

La señora CHÁVEZ COSSÍO DE OCAMPO. — Presidente, reitero que creo que el Congreso no debiera comprometerse con un acto absolutamente injusto. ¿Dónde están los trabajadores? Entre ellos creo que estaba el señor Kurt Burneo, quien después, sin embargo, no quiso formalizar ninguna denuncia; pero fueron secretarias, conserjes, asesores los que denunciaron y probaron que, cuando recibían el dinero de sus sueldos, el señor Lajo, con la amenaza de despedirlos, se los hacía regresar en gran parte. Eso está probado.

Sabiendo eso y estando eso grabado, ¿van a permitir los congresistas hacer un acto de desagravio a quien no lo merece?

Gracias, señor Presidente.

El señor PRESIDENTE (Marcial Ayaipoma Alvarado). — Congresista Chávez Sibina, puede intervenir.

El señor CHÁVEZ SIBINA (Bancada Perú Ahora e Independientes).—Señor Presidente, hace años que estamos viendo cómo el congresista Lajo se pasea por este Congreso reclamando una retribución a la falta que este Congreso cometió con él. Han pasado ocho años desde que sus derechos de congresista fueron suspendidos y se le abrió un juicio ilegalmente.

El 1 de diciembre de 2003, el Tribunal Constitucional estableció la sentencia que respaldamos 70 congresistas. El Tribunal Constitucional reconoce los derechos del congresista Lajo; pero han transcurrido tres años, después de un juicio de cinco años, desde que fue absuelto por falta de denuncia por el fiscal y la Corte Suprema, es decir, yo no lo estoy diciendo. Él ganó limpiamente un proceso.

Obviamente, el fallo de la Corte Suprema indica explícitamente que se trató de una represalia por oponerse al régimen de Fujimori y Montesinos, y a mí me consta.

Presidente, cuando yo era alcalde en Iquitos, el congresista Lajo valientemente fue allá y se enfrentó al jefe militar de esa época cuando Iquitos se estaba incendiando. Yo debo reconocer que, en esos momentos, la presencia de Manuel Lajo fue muy importante para nosotros los loretanos, que vivíamos una de las épocas más negras de nuestra historia, porque precisamente ha sido ese régimen dictatorial y corrupto que estaba conculcándonos nuestros derechos. Obviamente, lo que sucedió ahí ya se conoce, porque todos esos procesos han dado en el Poder Judicial y esas personas están en la cárcel.

Pero a cualquiera le puede suceder, Presidente, el Congresista Lajo se enfrentó a la dictadura y ha pagado las consecuencias.

Señor Presidente, el congresista Salhuana y la congresista Hildebrandt me piden sendas interrupciones.

El señor PRESIDENTE (Marcial Ayaipoma Alvarado). — Tiene un minuto, señor Salhuana Cavides.

El señor SALHUANA CAVIDES (PERÚ POSIBLE). — Señor Presidente, quiero llamar la atención sobre la forma que se está conduciendo el debate. En este momento, no hay nada en discusión ni siquiera...

¡Usted ya no es Presidenta, tome asiento, por favor! ¡Respete al parlamentario que está haciendo uso de la palabra, doctora Hildebrandt! Por favor.

Señor Presidente, aquí se han acostumbrado a gritar, a vociferar como si estuviéramos en la década del fujimorato; que respeten a los congresistas que escuchamos con paciencia, con tranquilidad, con respeto cuando hablan las señoras.

Cuando otro parlamentario dice lo que no les gusta están murmurando o gritando. Esa época nefasta ya se acabó, que se acostumbren a vivir en democracia. Hay que saber escuchar a quien está haciendo uso de la palabra. Lo digo con absoluto respeto. Señor Presidente, primero, no hay nada en debate, no se ha leído ni siquiera la propuesta de la Mesa y ya aquí se abrió debate. Ya lo han declarado culpable nuevamente al señor Lajo.

Señor Presidente, quien determina en este país si hay responsabilidad penal es el Poder Judicial. Así como la congresista Chávez fue absuelta por el Poder Judicial y por eso ella está aquí, el congresista Lajo fue absuelto, y si se ha planteado... Continúan, señor Presidente, le pido que llame al orden a la doctora Hildebrandt.

Señor Presidente, ¿qué sucede? El Poder Judicial absuelve y si aquí se plantea una propuesta de desagravio se abrirá debate si usted lo considera pertinente. Permítame concluir.

El señor PRESIDENTE (Marcial Ayaipoma Alvarado). — Culmine.

El señor SALHUANA CAVIDES (PP).— Presidente, que se ponga a debate y que se vote; que cada uno manifieste su forma de pensar interviniendo o en la votación. Si la congresista Moyano considera pertinente el desagravio, aunque la congresista Chávez lo ha rechazado, lo planteará o no lo hará, discutiremos y votaremos; pero no podemos estar discutiendo el fondo del asunto, además refiriéndonos a una persona que no puede intervenir acá y no puede defenderse.

Presidente, me parece injusto hablar de quién no puede hacer uso de la palabra. En todo caso, que se lea el tema y abrimos el debate; entonces, intervendremos sobre el fondo del asunto.

Gracias, Presidente; gracias, congresista Chávez Sibina.

El señor PRESIDENTE (Marcial Ayaipoma Alvarado).— Congresista Hildebrandt Pérez Treviño, puede interrumpir.

La señora HILDEBRANDT PÉREZ TREVIÑO (PARLAMENTARIA FUJIMORISTA)[3]

Gracias, Presidente.

Después de oír las lecciones de urbanidad que ha pretendido darme el congresista Salhuana, le contesto que yo —que tengo once años en el Congreso— sé perfectamente lo que hago, por qué lo hago y dónde lo hago.

En primer lugar, me abstuve de secundar al congresista Solari cuando la mayoría de los congresistas casi lloran, solo faltaban los pañuelos por el congresista Llique. ¿Qué desagravio? Cuando él pide tardíamente perdón a la familia después de que el señor a quien calumnió ha muerto, y cree así saldó sus cuentas con la sociedad. Y ahora lo único que falta es que lo desagraviemos también a él. ¡No hay derecho!

Yo tengo once años en el Congreso y sé perfectamente quién es Manuel Lajo, porque me ha tocado intervenir en usurpaciones de oficinas y cosas así.

Que él haya ganado solo indica cómo está el Poder Judicial. Nosotros somos un poder independiente y no tenemos que asociarnos a las decisiones del Poder Judicial cuando el Poder Judicial se equivoca o se parcializa. Este es el Primer Poder del Estado, como han dicho siempre los apristas.

Por último, a mí nadie me da lecciones de conducta ni de urbanidad, señor Salhuana, a través de la Presidencia.

El señor PRESIDENTE (Marcial Ayaipoma Alvarado). — Voy a dar por terminado este asunto, porque el desagravio sin debate es un acuerdo de Junta de Portavoces. Además, el ex congresista Lajo no puede defenderse. Él señor está en la galería y no va a hacer uso de la palabra.

Se va a dar lectura de la parte pertinente de la resolución de la Corte Suprema y de la decisión de la Unión Interparlamentaria. Con eso, vamos a terminar este asunto porque si no, nos vamos a enfrascar en un asunto que, en verdad, no compete a este Congreso.

El RELATOR da lectura:

“Sala Penal Especial de la Corte Suprema de Justicia de la República

Resolución N.° 09-2002

Lima, once de setiembre de dos mil dos

Autos y vistos:

[...]

Declara: No haber mérito para pasar a juicio oral contra Manuel María Constantino Lajo Lazo por el delito de concusión en agravio de José Luis Grozo Benavente, Agustín Hijuela Jiménez, Isaac Hijuela Jiménez, Sofía Emilia Canales Panta, María Inés Saravia Pimentel, Jorge Raúl Pizarro Pacheco, Carmen Rosa Larraín Gutiérrez y el Estado; manda: que consentida o ejecutoriada que sea la presente se archive definitivamente lo actuado, y se anulen los antecedentes policiales y judiciales que se hayan generado como consecuencia de este proceso, de conformidad con lo dispuesto por la Ley veinticuatro mil trescientos ochentiocho, tomándose razón, notificándose a las partes procesales por secretaría”.

“Unión Interparlamentaria

Comité de Derechos Humanos de los Parlamentarios

Caso Nº PER/25 - Manuel Lajo Lazo - Perú

Decisión confidencial adoptada por el Comité en su 112ª sesión

(Ginebra, 26 - 29 de enero de 2006)

El Comité,

[...]

3. Exhorta a las autoridades parlamentarias a remediar esta situación sin más demora para poner fin así a la injusticia a que sigue sometido el sr. Lajo al no haber recibido una adecuada reparación moral”.

El señor PRESIDENTE (Marcial Ayaipoma Alvarado). — Leídos los documentos, concluye el acto de reparación moral, como señala la Unión Interparlamentaria, al ex congresista Manuel Lajo Lazo, quien está presente en la galería. Muchas gracias por haber asistido.

Pido dispensa del trámite de aprobación del acta.

Los señores congresistas que estén a favor se servirán expresarlo levantando el brazo. Los que estén en contra, de la misma manera. Los que se abstengan, igualmente.

—Efectuada la votación, se acuerda tramitar todos los últimos asuntos tratados hasta el momento sin esperar la aprobación del acta.

El señor PRESIDENTE (Marcial Ayaipoma Alvarado). — Ha sido acordada.

Congresistas de las distintas bancadas formulan apreciaciones sobre la labor realizada durante el período legislativo 2001-2006

El señor PRESIDENTE (Marcial Ayaipoma Alvarado). — Vamos a terminar con la última sesión plenaria del Congreso de este quinquenio.

La congresista Sánchez Pinedo de Romero tiene el uso de la palabra antes de finalizar.

La señora SÁNCHEZ PINEDO DE ROMERO (Perú Posible).— Señor Presidente: Efectivamente, estamos por finalizar este quinquenio legislativo, que para quienes nos ha tocado vivir todo aquello que ha significado producir las leyes más importantes para el desarrollo sostenible de nuestro país, nos vamos con la plena convicción de que el haber decidido hacer política nacional para construir un Perú más justo, más solidario, más equitativo e inclusivo, más tolerante y democrático, nos vamos medianamente tranquilos porque, seguramente, nos han quedado muchas cosas por hacer y muchas heridas por restañar. Presidente, creo que una de las más importantes lecciones que nos da este Hemiciclo es lo que acabamos de ver, la intolerancia con que se asumen cierto tipo de actitudes, ante la inocencia de quienes alguna vez conformaron este hemiciclo, que a lo largo de los años se han demostrado a través de juicios.

(Fin de la Transcripción del Acta)

Nota: Los subrayados y énfasis en el texto son del editor 

Martha Chávez: PARLAMENTARIA FUJIMORISTA, EX PRESIDENTA DEL CONGRESO 1995-96, PROCESADA POR RECEPTACIÓN DE DINERO PÚBLICO PARA SU CAMPAÑA ELECTORAL, DE MANOS DE VLADIMIRO MONTESINOS, QUIEN VARIÓ SU VERSIÓN INCULPATORIA LOGRANDO QUE EL PODER JUDICIAL LA ABSUELVA Y REGRESE EN DIC 2005 AL CONGRESO SIENDO POSTERIORMENTE, SIN MAYOR ÉXITO, CANDIDATA FUJIMORISTA A LA PRESIDENCIA DE LA REPÚBLICA, AÑO 2006 (Nota aclaratoria de Manuel Lajo, no pertenece al Acta Oficial)

Nota de M Lajo: VÉASE LA CRONICA DE ESTA PRIMERA GESTA AMAZONICA DE 1998 EN http://www.caretas.com.pe/1998/1519/furia/furia.htm

Martha Hildebrandt: fue Presidenta del Congreso en la época de lucha final y derrumbe de la dictadura de Fujimori-Montesinos (2000-2001). Cuando se refiere a usurpación de oficinas confiesa o reconoce por primera vez ante el Pleno del Congreso que ella ordenó el descerraje de la oficina y secuestro de la documentación del Congresista Manuel Lajo el 30 de Octubre de 1999, por tres meses. A pesar de haber sido elegida en Julio 2000 Presidenta del Congreso con los votos de 20 Congresistas “tránsfugas” comprados por Montesinos y pese a que los defendió ante el Pleno, no fue acusada constitucionalmente ni se le hizo juicio ni antejuicio político, y se ha mantenido como congresista llegando a ser elegida en el 2009 como ¡Presidenta de la Comisión de Ética del Congreso actual!