MUSICUENTO

NARRADOR: “Luti, hijo de un famoso luthier de Málaga, trabajaba los fines de semana con su padre en el taller. Su trabajo lo había heredado de sus antepasados (del padre del padre de su padre).

Luti quería alcanzar la nota perfecta para llegar a la armonía más pura. Su objetivo era conseguir una melodía capaz de curar el cuerpo y el alma.

MÁLAGA

Decidió ponerse en marcha para buscar el instrumento que pudiera emitir ese sonido sanador.

Antes de emprender su viaje, pasó por el taller de su padre para despedirse. Como casi siempre, estaba tocando con algunos amigos dos preciosas malagueñas

CENACHERO

 

MÚSICA

 

PADRE: Hijo mío, esta guitarra es del siglo XIX, fue tu abuelo, el granaino, quien introdujo el toque de la guitarra al cante flamenco. Tiene mucha historia esta guitarra, y todas buenas. Así que llévatela para que te acompañe en tu viaje.

(Se abrazan los dos)

LUTI: Papá sabes que encontraré el instrumento capaz de emitir el sonido más bello del mundo.

PADRE: No lo dudo hijo, que tengas un buen viaje. ¡Y llamaaaa! (grita mientras dice adiós a Luti que ya se está marchado)

AVIÓN

NARRADOR: La primera parada de Luti fue en el país vecino Francia. Luti llega a un lugar hermoso donde se ve una bella torre llamada “Tour Eiffel” y a medida que se acercaba a ella comenzó a escuchar una bella melodía proveniente de un instrumento que no había visto nunca.

TOUR EIFFEL

LUTI: ¿Qué instrumento emitirá esa bella melodía?

NARRADOR: Luti sigue el sonido hasta encontrar a un grupo de muchachos que estaban reunidos para tocar este instrumento.

LUTI: ¡Hola! me llamo Luti, vengo de España y me gustaría saber de dónde sale esa bella melodía. Nunca he visto este instrumento pero suena genial. Voy buscando el instrumento capaz de emitir el sonido más bello del mundo.

PAUL: ¡Bonjour!, me llamo Paul y este instrumento se llama Zanfona y es una especie de violín mecánico que se desarrolló en el siglo XII. Se utilizaba en la música religiosa y en la música profana medieval. Posteriormente pasó a manos de trovadores, juglares y mendigos, aunque su época dorada llegó en el siglo XVIII, ya que se usaba en la corte de Luis XV.

LUTI: ¡Interesante! (Exclamó con fuerza)

PAUL: Era tan importante que es uno de los instrumentos citados en el “Libro del buen amor”.

MÚSICA

LUTI: Me llevaré una zanfona para componer bellas melodías que puedan salir de este y de otros instrumentos. Merci beaucoup.

PAUL: ¡A bientôt!

NARRADOR: Luti prosiguió su camino con su guitarra y su zanfona y su siguiente parada fue Inglaterra………

NARRADOR: Luti, inició de nuevo su andadura atravesando a lomos de un caballo los frondosos bosques franceses. Galopaba velozmente. Era importante para él, embarcar en un navío y surcar las aguas bravas que le separaban de su próximo destino, Inglaterra. Tras mucho esfuerzo, logró subir a un gran buque.

BARCO

CAPITÀN: Bienvenido a bordo, chaval! Qué grandes aventuras has venido a buscar, por estas tierras y mares?.

LUTI: Gracias capitán! Voy en busca de la melodía más bella y perfecta...para ello surcaré los mares, escalaré montañas y atravesaré valles, sabe usted si en Inglaterra existe el instrumento idóneo que emita el sonido maravilloso que ando buscando?.

CAPITÁN: ¡Umm!, contestó el capitán meditativo, se rumorea que a las afueras de Londres, existe una aldea donde conviven algunos trovadores que hacen las delicias del público, embaucando con su música y letras a todos los caminantes que pasean por allí.

BANDERA

LUTI: Oh! Qué interesante!....

LONDRES

NARRADOR: contestó Luti, ensimismado en sus pensamientos. Tan pronto como desembarcó, se despidió amablemente del simpàtico capitán y sin tiempo que perder montó a lomos de su caballo, -¡a galope!-gritó con fuerza, -¡no tenemos tiempo que perder, mi querido Tristán!. Cuando llegaron a la aldea, el sol se escondía. Bajó de su caballo, y de repente escuchó una extraña melodía. -¿qué raro instrumento suena, el cuál no logró descifrar?- pensó Luti. De repente, tras doblar la esquina Luti, observó los aspavientos que una dulce trovadora realizaba al compás de ese  extraño acorde musical. Embelesado por la afable muchacha, no dudó en preguntarle.

MÚSICA

LUTI: ¿qué instrumento es capaz de producir tan excepcional melodía?. Voy buscando la sonoridad màs bella...pero aún no la he encontrado. Por cierto, cuál es su nombre, amable muchacha.

ANAÏS: mi nombre es Anaïs, y esta melodía que suena es emitida por un instrumento denominado "Tin Whitstle" o flauta irlandesa, compuesta por seis agujeros. Es considerada un instrumento de viento, muy popular en la música celta. Sus orígenes antiquísimos provienen de Irlanda, aunque no fue hasta el siglo XIX que se creó la flauta actual que hoy en día conocemos.

 

LUTI: magnífica descripción, sin duda, este instrumento emite una armonía mágica y singular, aunque mi instinto me dice que debo seguir explorando el mundo sonoro y continuar mi camino, en aras, de encontrar esa melodía especial que me haga vibrar.

 

ANAÏS: mucha suerte en tu búsqueda, querido Luti.

 

NARRADOR: y así fue como LUTI, emprendió de nuevo su peculiar búsqueda hacia tierras lejanas…

BARCO

Subió a un gran barco camino de un nuevo continente llamado África, fueron navegando durante días por el océano Atlántico. Durante el viaje por las noches tocaba cada uno de los instrumentos que le acompañaban. Así, que en el barco hizo grandes amigos con los que bailaba hasta el amanecer. En las noches de fiesta, todos hablaban de los grandes bailes que había en un país llamado Ghana. Tanto hablaron del tema que Luti decidió ir hacia allí.

 BANDERA GHANA

LUTI: ¡Iré a ese maravilloso país, Ghana!. (suspira de alegría e ilusión por todas las historias que le habían contado)

 

NARRADOR: Cuando llegaron a la playa, ya se oían unos tambores que   transmitían una magia especial. Tal era la fuerza y energía que vibraba en el ambiente, que Luti se dejó llevar por ese encantador sonido. Así fue caminando hacía la aldea de donde provenía la música. En su camino se quedó maravillado de un árbol, y se acercó a tocarlo. Nunca había visto un árbol parecido.

 BOABAB

KUMBAKIÉ: Es un Baobad (dijo la voz de una muchacha sentada a los pies del tronco)

 

NARRADOR: Luti, rodeó el tronco para encontrarse de frente con la muchacha. Por un instante se quedó sin voz ante su belleza.

 

LUTI: Eehhh uuuuhh,… Hola. No te había visto. Mi nombre es Luti. De donde yo vengo no hay árboles como éste.

 

KUMBAKIÉ: Mi nombre es Kumbakié. Supongo que vienes de muy lejos. ¿Qué te ha traído hasta aquí?

 

LUTI: En realidad viajo buscando el instrumento que ofrezca una melodía capaz de curar el cuerpo y el alma. Cuando he desembarcado he seguido el sonido de una música que me ha cautivado y así he llegado hasta aquí.

 

KUMBAKIÉ: Lo que has oído son los tambores de mi aldea. Su nombre es Djembé, se le conoce como el tambor curativo, promueve la amistad y el amor. ¿Quieres acompañarme a nuestra fiesta?

 

NARRADOR: Kumbakié y Luti se dirigieron hacia el poblado. Allí había una gran fiesta, donde hombres y mujeres danzaban al ritmo de los Djembés. Kumbakié se acercó a uno de los músicos, el cual le ofreció un Djembé para que se uniera a la fiesta. Luti, agradecido, comenzó a tocar con el resto de los músicos. Al principio lo hizo tímidamente, pero cuando consiguió seguir el ritmo su entusiasmo le llevó a tocar durante toda la noche.

Al amanecer cansado pero sonriente, Luti siguió su camino portando el Djembé que sus nuevos amigos le habían regalado…

MÚSICA

A lo lejos divisó un grupo de hombres con túnicas y turbantes subidos en camellos , se acercó a ellos y vio que había un fotógrafo con ellos.

LUTI. ¡ Hola, ¿ a dónde vais?

FOTÓGRAFO: ¡Hola!, soy Franz, y estoy haciendo un reportaje de los hombres del desierto y de los  safari y tú ¿quién eres? ¿qué te trae por estas tierras lejanas?

LUTI: Hola, me llamo Luti,  vengo de Málaga una ciudad de España y les contó el motivo de su viaje , los países que había estado y las aventuras que había tenido, sacó todos los instrumentos que llevaba  y quedaron maravillados.

FRANZ: ¡Qué interesante!... pues yo soy de Viena, una ciudad de Austria, famosa por su amor a la música y cuna de importantes músicos; precisamente cuando termine mi reportaje voy para allá.

AUSTRIA

LUTI: ¿Puedo ir contigo?

FRANZ: ¡Claro que sí!, serás mi compañero de viaje.

AVIÓN

NARRADOR:  Así que se despidieron de los hombres de azul, les  alquilaron un camello y se pusieron en camino hasta el aeropuerto más cercano .  Luti era la primera vez que se subía en camello, y acabó un poco mareado por los vaivenes y el intenso calor que hacía, hasta que finalmente llegaron al aeropuerto y cogieron un avión rumbo a Austria.

VIENA

Una vez allí, Franz le enseñó  la ciudad de Viena, navegaron por el Danubio y le presentó a sus amigos  y amigas... una de ellas se  llamaba Emma.

LUTI: ¡Me encanta esta ciudad!,  que tiene nombre de pan!.. dijo,riendo  con la boca llena mientras se comía unos riquísimos bombones austriacos .

EMMA:  jajaja… nombre de pan.. dices, que gracioso eres.

por cierto, esta  noche he quedado con más amigos para ir a la ópera y bailar un vals, ¿quieres venir conmigo?

LUTI: ¿Un vals?

EMMA:¡Sí!!!, es uno de los bailes típicos de Viena, y te va a encantar..!

LUTI: ¡calla, calla!  pero.. ¿qué es eso que escuchan mis oídos?-

NARRADOR: Luti se quedó como una estatua… al escuchar una melodía tan armoniosa, que de pronto se acordó a su padre, y de su ciudad, se sentía como arropado por ellos y se le saltaron las lágrimas.

MÚSICA

LUTI: ¿ Qué melodía más hermosa? ¿Cómo se llama ese instrumento tan que tocas? le preguntó a una anciana que estaba sentada en la acera.

ANCIANA: Hola... jovencito, esto que tengo se llama “arpa de boca”.

LUTI:¿ ARPA DE BOCA?

ANCIANA: Sí,  es un instrumento de metal pequeñito y simple, tiene un arco con una lengüeta de acero en el medio,y se toca poniéndolo entre los dientes, haces vibrar la cuerda y eso hace que suene.

LUTI: ¡Qué casualidad!, vengo precisamente de muy lejos buscando un instrumento que sea capaz de sanar el cuerpo y el alma , y este sonido tiene algo muy especial.. es como si me hubiese transportado a otra dimensión … me ha relajado y he  recordado a mis seres queridos.

EMMA:¡ Es verdad!.. a mi me ha pasado lo mismo. he sentido  una gran alegría y paz al mismo tiempo.

ANCIANA: ¡Chicos. acercaos que os voy a contar algo...1:

- Este instrumento me lo regaló mi abuelo Alexander, que vivía en los Alpes,  cuando yo era pequeña y   me contaba que es uno de los más antiguos del mundo, que provenía de Oriente.

LUTI Y EMMA:  ¿De Oriente ?, ¿Dónde viven los Reyes Magos?

ANCIANA: ¡Ja, Jajaja!, se rió la anciana.. sí de un lugar  muy lejano… desde allí extendió , por medio de la Ruta de la Seda.. y ya Galileo Galilei lo tocaba,  cuenta la leyenda que  su sonido ¡ transmite el alma de quien lo toca.!

LUTI:¡ Yupiiiii!” eso es  lo que estoy buscando, qué alegría más grande!! ¡

ANCIANA: ¡Sí!, éste instrumento tiene una función sanadora, espiritual y  dicen... que quita  las penas del corazón, cura el estrés  -  dijo la mujer, y metiendo las manos en un delantal que llevaba,  le dijo:

- Toma, te regalo estos tres instrumentos , ya que son chiquitos y caben en un bolsillo, para que los repartas por tu ciudad y así pueda sanar a mucha gente.

LUTI: Muchísimas gracias buena señora...hasta siempre.. y se despidió muy contento.

NARRADOR: Así fue como Luti, ya contaba con la zanfona, la flauta irlandesa , el  Djembé y el arpa de boca, luego se fue con Emma y siguieron disfrutando de la belleza de Viena.

Después de disfrutar y descansar, decidió seguir viajando para encontrar lo que llevaba buscando desde que partió de España.

AVIÓN/ BANDERA

Después de muchos días de viaje llegó a Jerusalén y cuando se encontraba dando un paseo por la ciudad llegó hasta sus oídos un sonido maravilloso y desconocido para él. Se paró y volvió a oirlo dos veces más, luego un sonido diferente, otras tres veces más .Se acercó al edificio de donde salía la melodía y preguntó a un señor que había en la puerta.

LUTI: Buenas tardes, me llamo Luti . ¡Podría decirme usted cómo se llama el instrumento que ha sonado hace unos minutos?

JERUSALÉN

NARRADOR:  El sonido volvió a repetirse otras tres veces . Zebedeo ( que era el nombre de aquel Señor) y Luti quedaron en silencio.

MÚSICA

ZEBEDEO: Este edificio es una sinagoga y dentro hay un grupo de personas reunidas celebrando una ceremonia religiosa judía.

LUTI: ¡Ah! y el sonido  ¿a qué instrumento pertenece?

ZEBEDEO: Es un “Shofar”. Yo no sé mucho de música, sólo sé que lo tocan antes de la oración. Pero si esperas a que termine la ceremonia, podrás hablar con el rabino, que es el encargado de la oración.

LUTI: Muchas gracias Zebedeo.

NARRADOR: Mientras esperaban, Zebedeo le indicó dónde podía ir a tomar algo antes de irse a dormir.

Terminada la oración, Luti entró en la sinagoga y se acercó al rabino .

LUTI: Buenas tardes, soy extranjero y voy buscando el instrumento que tenga el mejor sonido del mundo. ¿ Podría enseñarme el instrumento que utilizan para iniciar la oración?

RABINO: Pues quien mejor te lo puede explicar es Simón, ya que él es el que sabe sacar los mejores sonidos.

NARRADOR: El rabino llamó a Simón y éste llegó con un instrumento en la mano, que jamás había visto.

RABINO: Aqui hay alguien que quiere saber todo del instrumento que tocas.

SIMÓN: Este instrumento se llama Shofar y yo soy el Tokea ( el explosionador) el que sopla . Está hecho con un cuerno de carnero. Se fabrica vaciando el interior de los cuernos de animales como el carnero, la cabra, el antílope o la gacela, prefeririéndose los que más curvatura

posean.

LUTI: ¿ Y cuándo se toca?

SIMÓN: se utiliza en varias fiestas judías. En el Año Nuevo judío y el Día del Perdón se toca durante la ceremonia de rezo y al final del rezo, sólo una vez. Los sonidos principales son cuatro y cada uno tiene un significado.

LUTI: ¿ yo podría tocarlo?

SIMÓN:   Deberías aprender primero las diferentes maneras de soplar para sacar los diferentes sonidos. Pero para tocarlo en las ceremonias judías es requisito indispensable ser estudioso de la Torá y temeroso de Dios.

LUTI: ¡ Es asombroso que de un cuerno salgan esas notas tan preciosas!

SIMÓN: Éste suena muy bien pero mi abuelo me contó que siendo pequeño vivió en Rusia y alli fabricó uno para su padre. Lo  conserva un familiar que vive en un pueblecito ruso.

LUTI: ¡ Pues me gustaría ver ese shofar!

SIMÓN: Yo tengo ya cincuenta años y mi mayor ilusión es visitar a mis parientes rusos para conocerlos y que me enseñen el shofar de mi abuelo para poder tocarlo.

LUTI: ¡Podríamos ir juntos!, ¿qué le parece?

SIMÓN: ¡ Mañana podríamos irnos! No puedo perder esta oportunidad para cumplir mi deseo.

AVIÓN/ RUSIA

NARRADOR: A la mañana siguiente, muy temprano partieron para Rusia. Tardaron en encontrar la aldea donde vivía el familiar al que buscaban. Cuando llegaron a la casa y llamaron los recibió un hombre de mediana edad que los invitó a entrar.

SIMÓN: Soy nieto de Adiv y vengo desde Jerusalén acompañado de Luti un estudioso de la música.

NARRADOR: El pariente se llamaba Adir y cuando escuchó el nombre de su tío Adiv su cara fue de emoción y alegría y lo abrazó.

PLAZA ROJA DE MOSCÚ

ADIR: No sabes cuánto he soñado con este encuentro .Sentaros y hablemos.

NARRADOR: Les ofreció un licor de chocolate y naranja  y algunos dulces, en señal de bienvenida.

LUTI: Yo soy español y ando por el mundo buscando el instrumento que dé las mejores melodías. En Jerusalén conocí a su primo Simeón que toca el shofar en la sinagoga.

SIMEÓN: Mi abuelo me habló del shofar que él fabricó y que debes tener tú.

ADIR: Si yo lo tengo y lo toco en las ceremonias de mi sinagoga. Tu abuelo lo hizo siendo muy jovencito cuando llegaron a este pueblo huyendo de Moscú. Aqui apenas había judíos y no tenían un shofar para tocar en sus fiestas.

LUTI: ¡Qué interesante!  Siga contando por favor.

SIMEÓN: Sé que lo hizo con un cuerno de carnero que encontró en el campo.

ADIR: Si . Su padre cayó enfermo y antes de que muriese quiso que pudiese escuchar el sonido del shofar. Aprendió todos los sonidos y los tocó elevando sus sonidos a Dios.

NARRADOR: Siguieron charlando y disfrutando de tan agradable compañía. Pasaron allí varias semanas y Luti aprendió de Adir y Simeón a tocar  el shofar.

Cuando se despedían para partir ..

ADIR: Simeón quiero que seas tu el que tengas el shofar de tu abuelo.

SIMEÓN: Muchas gracias. ¡Soy el hombre más feliz del mundo!

NARRADOR: Se abrazaron y partieron.

LUTI: Ha sido un honor haberte conocido y que me hayas permitido aprender a tocar el shofar y conocer la historia de tu abuelo.

Ahora debo visitar otros lugares. Adiós.

SIMEÓN: ¡ Espera!, yo quiero ser generoso contigo y regalarte mi shofar. Pero sé siempre respetuoso a la hora de usarlo por el valor religioso que tiene para nuestra cultura.  

LUTI: ¡OHH! ¡Muchas gracias!

SIMEÓN  Y LUTI:   ¡ Buen viaje!  

AVÍÓN/ BANDERA CHINA/ GRAN MURALLA CHINA

NARRADOR: Nuestro amigo prosiguió su viaje y llegó a una fortificación construida para proteger la frontera norte del Imperio chino de los ataques de Mongolia, Manchuria y los nómadas xiognu. Era la Gran Muralla China. Luti entró en una se sus almenas y observó tras sus muros un maravilloso paisaje que desprendía tranquilidad. Caminando por la muralla, llegó a la parte norte de Pekín y decidió visitar la ciudad para proseguir con su objetivo. Al amanecer y después de haber descansado un poco, llegó a un hermoso parque donde pudo ver a un grupo de personas, sobre el verde césped, realizando unos movimientos suaves y pausados, dibujando figuras y respirando hasta lo más profundo el aire puro de la naturaleza. De fondo una hermosa melodía que provenía de un extraño instrumento. Luti se acercó a las personas que tocaban aquel artilugio del que desconocía el nombre y que era la primera vez que veía y dijo:

MÚSICA

LUTI: ¡Buenos días!

XIAO CHEN: ¡Tsáo-shán jáo! (¡Buenos días! (por la mañana))

LUTI: Me llamo Luti y voy por todo el mundo buscando el instrumento capaz de emitir el sonido más bello del mundo.

XIAO CHEN: Yo me llamo Xiao Chen.

LUTI: Que hermoso nombre. ¿Qué significa?

XIAO CHEN: El amanecer.

LUTI: ¡Qué casualidad!. ¿Y cómo se llama el instrumento del que sale esta apacible melodía?

XIAO CHEN: Se llama Erhú, en occidente es más conocido como violín chino de dos cuerdas y su antigüedad es de más de mil años. Es el instrumento más conocido de la familia huqin de instrumentos de cuerda frotada.

LUTI: ¿Eso es piel de serpiente?

XIAO CHEN: Sí, pero pitón criada en cautividad. Es esta piel la que al vibrar produce el sonido característico de este instrumento. Al principio era piel de pitón salvaje, pero para proteger esta especie se prohibió y ahora se crían en granjas.

LUTI: Es curiosa la forma hexagonal que tiene la caja de resonancia. Me gusta. Es hermoso el sonido que emite muy adecuado para acompañar los movimientos de la danza que realizan estas personas.

XIAO CHEN: No es una danza es un arte marcial llamada Tai Chi. Se practica como ejercicio de relajación y meditación para mejorar la salud.

LUTI: ¿Es muy difícil tocar el Erhú?

XIAO CHEN: Como todo instrumento necesita practicar, lo más complicado es que las dos cuerdas que se encuentran muy cercanas se deben interpretar como si fueran una.

LUTI: ¿Me gustaría llevarme este instrumento conmigo?

XIAO CHEN: Los viajeros solo tienen permitido salir del país con dos. El mío está en mi familia desde hace unos 200 años y no puedo dártelo pero te daré con el que me enseñé a tocarlo, decidí practicar con otro antes de usar el de la familia.

LUTI: ¡Muchas gracias!. Debo continuar mi andadura. Ha sido un placer oirte tocar este instrumento y será un honor llevarlo conmigo.

XIAO CHEN: Zái-jián. (Adiós o hasta pronto)

NARRADOR: Tras despedirse de su amigo XIAO CHEN, Luti estaba dispuesto a emprender su marcha en busca del instrumento que emitiese el sonido más bello del mundo, cuando de repente encontró a una bella muchacha morena que apurada no encontraba el pasaporte.

LUTI: ¡Hola me llamo Luti! ¿Qué te ocurre?

ELISANGELA: Me llamo Elisangela. ¡He de viajar a mi país y no encuentro mi pasaporte!

LUTI: Tranquila, a ver, deshagamos la maleta…

NARRADOR: En esto que hurgando entre sus pertenencias, encontró el ansiado pasaporte.

ELISANGELA: (llena de alegría y dando saltos ) ¡Amigo lo he encontrado! ¡Llegaré a tiempo al carnaval! ¿A dónde te diriges tú?

LUTI: Pues en estos momentos no sé. Llevo recorridos varios países buscando el instrumento musical que emita el sonido más bello del mundo, pero aún me queda algunos por recorrer.

ELISANGELA: ¿Te quieres venir a Brasil, mi país? Allí en el carnaval la música y los ritmos de samba inundan las calles.

LUTI: ¿Samba?

BANDERA BRASIL

ELISÁNGELA: Sí, samba. Es un baile típico del carnaval  cuyos orígenes se remiten a África. Numerosas escuelas con sus magníficos trajes desfilan bailando en el Sambódromo.

LUTI: ¡Qué interesante! Me apunto, seguro que allí encontraré algún instrumento.

AVIÓN

NARRADOR: Embarcaron en el avión durante unas horas cuando de pronto el cielo azul despejado dejaba entrever por la ventanilla a un majestuoso Cristo Redentor que se alzaba con los brazos abiertos mostrando la ciudad de Rio de Janeiro. Aterrizaron entre música, ritmos, vistosos trajes… ¡Era carnaval!

ELISANGELA: ¡Amigo hemos llegado! ¡Qué te parece!

SAMBÓDROMO

NARRADOR: Luti atónito ante tal espectáculo de ritmo y color decidió unirse con su amiga a la fiesta. Allí se encontró un señor que tocaba un instrumento cuyo sonido latía en su corazón.

LUTI: Elisangela, ¿qué instrumento es ese?

ELISANGELA: Se llama AGOGÓ, es el instrumento de samba más viejo cuyos orígenes se remontan a las campanas yoruba dobles o simples del África Occidental. Quiéres probarlo?

LUTI: ¡Anda, del país de mi amiga Kumbakié! ¡Sí claro, quiero probarlo!

MÚSICA

NARRADOR: tras probar su envolvente sonido decidió llevarse uno y proseguir su marcha hacia otro país, en busca del instrumento musical que emitiese el sonido más bello del mundo.

LUTI: ¡Hasta pronto amiga, me ha encantado tu país y sus ritmos alegres!

AVIÓN/BANDERA ARGENTINA

NARRADOR:  Luti emprendió su marcha hacia un país que siempre le había llamado mucho la atención por sus bellos contrastes, Argentina, la tierra de los Andes y el río de la Plata, las llanuras de La Pampa y las cataratas del Niágara, el río Iguazú y la inmensa Patagonia….

Su avión aterrizó en la provincia del Gran Chaco y allí lo recibieron Nahuel y Melian, amigos de la familia. La alegría los inundó al encontrarse y los tres se fundieron en un gran abrazo.

PERITO MORENO

LUTI: ¡Qué alegría veros!

NAHUEL: ¡Qué bien tenerte aquí, Luti!

MELIAN: ¡Si, qué alegría! Estábamos deseando que llegaras para llevarte a conocer algo que te encantará.

LUTI: Pues venga, ¿a qué esperamos?

NARRADOR: Los tres amigos partieron hacia una aldea indígena donde encontraron hombres y mujeres sentados de rodillas con algo que parecía un tambor.

LUTI: ¿Qué instrumento llevan?

NAHUEL: Ahora lo sabrás.

NARRADOR: En ese momento, Melian hizo un gesto y aquellos indígenas comenzaron a tocar un ritmo que hechizó a Luti. De aquellos tambores salía un sonido mágico, que hacía vibrar y sentir algo inexplicable a Luti, una mezcla de bienestar y paz que antes no había conocido.

MÚSICA

MELIAN: ¿Te gusta?

LUTI: ¡Es maravilloso, Melian! Háblame de él.

MELIAN: Este instrumento se llama Repenique. Puede estar hecho de madera o metal, el parche es de plástico. Se suele usar en la batucada.

LUTI: ¡Ah, nosotros usamos unos muy parecidos en las procesiones de Semana Santa!, bueno pero más pequeños.

NAHUEL: Como sabemos cuál es el motivo de tu viaje, hemos querido traerte para que lo conocieras y tenemos un Repenique como obsequio, para que puedas llevarlo contigo.

LUTI: ¡No os imagináis lo feliz que me siento! No sólo por haberos vuelto a ver, sino también por este precioso regalo que me hacéis.

No tengo palabras suficientes para agradeceros este bonito detalle.

NARRADOR: De nuevo, los tres amigos se abrazaron y se despidieron, sabiendo que Luti tenía que continuar su viaje.

LUTI: ¡Gracias Melian, cuatro soles! Porque así te llamas. Iluminas con tu generosidad y das calor con tu luz. ¡Gracias Nahuel, tigre! Tu nombre significa fuerza y pasión. Os llevaré siempre en mi corazón.

NARRADOR: Y así fue como transcurrió la pequeña estancia de Luti en Argentina. De nuevo Luti estaba en el avión. Esta vez dirección a Málaga. Volvía a casa con la cabeza y el corazón lleno de buenas experiencias.

En este vuelo Luti reflexionaba sobre el objetivo de su viaje.

AVIÓN/ESPAÑA

LUTI: (Hablando al público)

Me he dado cuenta que la armonía no se puede encontrar en un instrumento solo, para alcanzar la belleza es necesario la cooperación de un montón de instrumentos, solo así se puede encontrar la melodía más bella. ¿Y sabéis qué? Que también en este viaje he descubierto que con las personas es igual, para ser feliz es necesario coger lo mejor de cada uno y dar lo mejor de ti a cada uno. Os recomiendo que lo probéis.

NARRADOR: Y así fue como LUTI llegó de nuevo a su casa. Renovado, y dispuesto a compartir su descubrimiento con todos.

LA  ARMONÍA Y LA FELICIDAD ESTÁ EN TODOS.

FIN.