Protocolo ante incidencias

  1. Disponer de teléfonos actualizados (cuantos más mejor). Con indicación de horarios de los responsables, etc. El listado estará en un casillero de la Sala de Profesionales.
  2. En los listados figuran las incidencias médicas relevantes: alergias, intolerancias, etc.
  3. Quien conozca una incidencia         médica, cambio de teléfonos, direcciones,... porque la familia se lo comunique, deberá decirlo en dirección para que esos datos se incorporen al fichero general y así se actualicen los listados.
  4. Los listados deben de estar disponibles para todos los profesionales que pudieran estar en contacto con las niñas o niños: tutores, especialistas, comedor,… Se les entregarán los listados firmando el compromiso de confidencialidad y que se usarán exclusivamente para casos de emergencia. Habrá un listado en cada clase con los datos de los niños y niñas de esa tutoría (dentro de la funda del plan de emergencia, será la última hoja).
  5. Los monitores de las actividades extraescolares, los datos los recabarán directamente de las familias. La AMPA controlará que disponen de esos datos.
  6. Informar de la incidencia a la familia, al Equipo Directivo y, en su caso, al tutor o tutora de la clase.
  7. En caso de golpes, caídas, traumatismos, etc. producidos en el centro, en caso de que haya sospecha o evidencia de lesión, se acudirá a fisioterapia. En caso de necesidad se podrá aconsejar su traslado al Servicio de Urgencias. La fisioterapeuta puede realizar una aproximación al diagnóstico pero en ningún caso la hipótesis diagnóstica es el diagnóstico definitivo, para lo que tiene plena potestad el facultativo. Los casos considerados como leves son atendidos en el momento en la sala de fisioterapia, en casos graves se tomarán las medidas adecuadas a la situación (inmovilizar o poner en cabestrillo un miembro superior con posible fractura, por ejemplo).
  8. En caso de que algún alumno se queje de un dolor no comprendido dentro del apartado anterior (dolor de cabeza, malestar general, vómitos, etc) se avisará a la familia para que se haga cargo del menor.        
  9. Si no se puede contactar con la familia, algún profesional acompañará al alumno al Servicio de Urgencias llevando, cuando sea posible, el papel de “no seguro escolar” (ver Anexo I) y esperará hasta que llegue la familia.
  10. Para curar las heridas con sangre se utilizarán guantes (ver Anexo II).
  11. A considerar en el caso de una incidencia médica: lugar, hora, grupo, responsable en el momento de la incidencia, adultos que se puedan hacer cargo del accidentado o de la clase, se queda al comedor, acude a Fisioterapia, se localiza a la familia, tipo de incidencia: golpe, herida, rotura, pérdida de consciencia, ataque epiléptico,...

Actuación ante ataque epiléptico:

¿Qué no hacer?

Actuación ante un cuadro de broncoespasmo (de causa alérgica o no)

Ante estos síntomas, avisar de inmediato al 061 o llevarle al Centro de Salud cercano:

Tener en cuenta que el broncodilatador tiene como efecto secundario la sobreexcitación, taquicardia y nerviosismos del niño. Siempre tranquilizarlo.


Guía de actuación en accidentes frecuentes

                         

Dependerá de la intensidad del daño la aparición de enrojecimiento, ”moratón”, cardenal, ”chichón”, esguince si hay torcedura,…

¿QUÉ HACER?

Mantener la zona en reposo, aplicar frío, no pinchar la sangre (se reabsorbe sola). Si es más intenso pincelar con povidona yodada y elevar en caso de brazo o pierna. Vendaje si procede.

                                          

        

Hay una gran diversidad: incisas, contusas, punzantes, en colgajo, por desgarro, con pérdida de sustancia…pero todas tienen en común dolor, sangrado y separación de los bordes. En todas será fundamental evitar el riesgo de infección ya que ha desaparecido la barrera protectora de la piel y pueden entrar gérmenes.

¿QUÉ HACER?

- Antes de curar lavarnos las manos con agua y jabón. Guantes (si tenemos) pues tienen doble función: protegernos a nosotros de un contagio e igualmente proteger al niño de posibles gérmenes de nuestras manos.

- Limpiar la herida “a chorro” con agua y jabón o con suero fisiológico.

- Con una gasa limpiar la herida del centro hacia los bordes.

- No usar algodón pues puede perder filamentos y quedar adheridos.

- Aplicar antiséptico local (Betadine).

- No usar alcohol (puede quemar). Si lo podemos usar para nuestras manos.

- El agua oxigenada lava pero no desinfecta.

- Cubrir la herida con una gasa estéril, apósito, tirita…        

                                 

¿QUÉ HACER?

- Protegerlas y dejarlas curar.

- Si molesta, roza o es muy grande tenemos que valorar el riesgo de una infección si la rompemos. Para hacerlo correctamente desinfectaremos la piel de la misma con povidona yodada y luego la pincharemos con una aguja previamente esterilizada al fuego.

- No retirar la piel de la ampolla pues sirve de protección.

- Utilizar pomada antiséptica y tapar.

        


                

        

¿QUÉ HACER?

- Compresión manual de la nariz durante 4- 10 minutos, con la cabeza ligeramente inclinada hacia delante (disminuye la presión dentro de la arteria y evita tragar sangre).

- Taponamiento si el sangrado continúa. Por ejemplo con tira de gasa empapada en agua oxigenada.

        

Primer grado: enrojecimiento (por ejemplo la quemadura solar leve).

Segundo grado: aparecen ampollas.

Tercer grado: pérdida de la piel con aparición de escaras. La más grave.

¿QUÉ HACER?

- Refrescar la zona quemada inmediatamente, poniéndola bajo agua fría durante varios minutos (incluso 20), esto evita la aparición de ampollas y alivia el dolor.

- Mantenerlo lo más limpio posible (asepsia) pues son fáciles de infectar.

- Retirar anillos, relojes, pulseras…ya que la zona podría hincharse.

- No aplicar ningún producto farmacéutico (ni de droguería) ya que sólo producen sensación de alivio momentáneo y pueden complicar la curación.

No se deben pinchar ni romper las ampollas, son la mejor defensa de la infección. En todo caso lo harán en el centro de salud.

- Si se puede, cubrir la zona quemada con gasas estériles o paños muy limpios.

- El sanitario nos dirá qué pomada aplicar (por ejemplo silvederma).Tapar.

Quemadura solar: mantener hidratada la piel afectada aplicando varias veces al día aceite o crema. Si es muy extensa y/o intensa puede darse al niño la dosis correspondiente de un antitérmico/analgésico (ibuprofeno). No someterlo a una nueva exposición al sol y evitar que vuelva a suceder.

                                 

¿QUÉ HACER?

Lo más importante es mantener la calma realizando un lavado con agua abundante y continuado hasta acudir lo más rápido posible a un centro sanitario.


Anexo I

Impreso de “No seguro escolar”

Un Centro Público no debería concertar seguros con entidades privadas ya que todo el alumnado tiene garantizada sus prestaciones sanitarias, en las mismas condiciones y coberturas que el resto de la población, en el Sistema Sanitario español. En unos casos directamente por la Seguridad Social y, en otros, mediante Entidades Médicas privadas concertadas con el Estado.

Por todo ello, NO DISPONEMOS DE SEGURO ESCOLAR de carácter privado.

Santander, a     de                        de

Fdo:

Director/a

Anexo II

Botiquines

  1. Situación:
  1. Fisio
  2. Comedor
  3. TSS
  4. Dirección (maletín de salidas)
  1. Contenido aproximado y variable según cada botiquín:
  1. Árnica
  2. Desinfectante
  3. Gasas estériles
  4. Tiritas
  5. Tiras de aproximación
  6. Algodón
  7. Agua oxigenada
  8. Apósitos específicos y tiras de kinesiotaping (en Fisioterapia)
  9. Guantes
  10. Suero fisiológico
  11. Pomada antiinflamatoria
  12. Tratamientos para las epilepsias (asignados a cada caso)
  13. Vendas y esparadrapo