1. La estrategia de la distracción.

El gobierno utiliza esta maniobra para desviar la atención de los ciudadanos respecto a la crisis.

2. Crear problemas, después ofrecer soluciones.

La gripe A, por ejemplo, se le dio mucha más importancia de la que tenía, con lo cual, las farmacéuticas hicieron un gran negocio.

3. La estrategia de la gradualidad.

Por ejemplo, la subida de la luz, si en un año la luz sube un 12%, no la suben de repente, sino que la suben un 3% cada trimestre.

4. La estrategia de diferir.

El gobierno utiliza esta estrategia para anunciar la subida de los impuestos.

5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad.

Por ejemplo, el anuncio del detergente ‘’Dixan’’, que utiliza un zorro convertido en dibujo animado para vender el producto.

6. Utilizar el aspecto emocional más que la reflexión.

Los de la DGT utilizan esta estrategia para conseguir que la gente vaya con mucho más cuidado en la carretera y así evitar que haya tantos accidentes de tráfico.

7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad.

Las empresas que se dedican a la tecnología hacen creer a la gente que la informática es algo muy complicado y totalmente fuera de su alcance, así, si alguien tiene un problema con su ordenador, enseguida llamaran al técnico para que lo repare.

8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad.

El hecho de que se sigan emitiendo programas como Gran Hermano es un claro ejemplo de esta estrategia.

9. Reforzar la autoculpabilidad.

El gobierno intenta hacer creer a los ciudadanos que el paro es tan alto a causa de la mala preparación de los estudiantes, y no de la mala gestión gubernamental.

10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen.

Los psicólogos utilizan esta estrategia, ya que la gente sigue ciegamente las cosas que dicen los especialistas, así que ellos tienen el poder de manipular a la población, porque estos siempre les harán caso.