Lactancia

Por: Silvia Suescún

 

Lactancia

http://indicom.com.co/g7/images/imagen1lactancia.jpg

¿Cuáles son los beneficios de la leche materna?


El mejor alimento que existe para los bebés es la leche materna. Algunos  estudios demuestran que si alimentas a tu bebé exclusivamente con tu leche hasta que tenga por lo menos tres meses de edad, podrías prevenir que contraiga ciertas enfermedades respiratorias.

 

Y si lo haces hasta que tenga por lo menos cuatro meses, es posible que también reduzcas el riesgo de que tenga infecciones en los oídos.

La lactancia materna ofrece múltiples beneficios para el desarrollo saludable de los niños en sus primeros dos años de vida

 

La leche materna es un alimento único, que tiene la capacidad de adaptarse a las necesidades nutricionales de los niños a medida que van creciendo. Los diferentes tipos de leche que se producen en la glándula mamaria son:

         El calostro,

         La leche de transición,

         La leche madura y

         La leche de pretérmino

 

Tu leche es un alimento completo que contiene todas las sustancias nutritivas que el bebé necesita (más de 400), incluyendo hormonas y componentes para combatir enfermedades que no se encuentran en las leches artificiales, o fórmulas infantiles.

 

¿Cuándo debes empezar a amamantar a tu bebé?  

Cuando estés aún en la sala de partos, y puedas tener a tu bebé en tus brazos, ponlo en tu pecho. La primera vez tu cuerpo producirá una leche especial

llamada calostro, esta ayudará a proteger a tu bebé contra las infecciones.

 

Debes tener en cuenta que el estómago de tu bebé es muy pequeñito  y no necesitará mucha leche para estar lleno, y a medida que él valla creciendo, tu producción de leche aumentará para satisfacer sus necesidades.

 

A la hora de alimentarlo debes ponerlo de manera que todo su cuerpo esté volteado hacia tu cuerpo, luego  pon su labio superior o la mejilla con el pezón, para estimular el reflejo que le hace buscar el pezón con la boca. Cuando tu bebé tenga la boca bien abierta, aprovecha y lo acercas a tu pecho, y debes tener en cuenta que su boca no sólo debe cubrir el pezón, si no toda la areola.